¿Venus tiene una luna?

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Los astrónomos han estado ocupados intentando determinar el periodo de giro y composición de la luna de Venus. El 8 de diciembre de 2010 se anunciaron los resultados por parte de científicos de JPL/Caltech, liderados por Michael Hicks.

Órbita de 2002 VE68


“Espera un minuto; vuelve atrás”, te he oído preguntar: “¿Venus tiene una Luna?”.

Por supuesto que la tiene. Bueno, en cierto modo… Déjame que lo explique.

Tiene el no muy afortunado nombre de 2002 VE68. Esto se debe a que se descubrió el 11 de noviembre de 2002 por parte de LONEOS, el el Observatorio Lowell de Búsqueda de Objetos Cercanos a la Tierra. 2002 VE68 es un asteroide que cruza la órbita de la Tierra y ha sido designado como Asteroide Potencialmente Peligroso por el Centro de Planetas Menores. Por razones obvias, esto lo hace un sujeto de estudio muy interesante para los científicos del JPL.

2002 VE68 solía ser una amenaza de impacto potencial corriente, un Objeto Cercano a la Tierra. Pero hace aproximadamente 7000 años tuvo un encuentro cercano con la Tierra que lo lanzó a una nueva órbita. Ahora ocupa un lugar en órbita alrededor del Sol donde, en su momento más cercano, pasa por dentro de la órbita de Mercurio y en el más alejado, pasa justo tras la órbita de la Tierra. Ahora está en una resonancia orbital 1:1 con Venus.

Una resonancia orbital se da cuando dos cuerpos en órbita ejercen una influencia gravitatoria periódica entre sí debido a que sus periodos orbitales están relacionados en una proporción de dos números pequeños. Por ejemplo, Plutón y Neptuno están en resonancia orbital 2:3, lo que implica que por cada dos veces que Plutón da una vuelta alrededor del Sol, Neptuno da tres vueltas.

En el caso de Venus y 2002 VE68, ambos necesitan el mismo tiempo para orbitar el Sol una vez. Están en una resonancia orbital 1:1. Por lo que, por definición, 2002 VE68 está considerado un cuasi-satélite de Venus. Si observas el applet Orbital Viewer en la página de cuerpos pequeñas del JPL puedes ver esta danza celestial de los dos cuerpos orbitando el Sol y entre sí mientras que 2002 VE68 esquiva a la Tierra y Mercurio en el proceso.

A menudo estas resonancias dan como resultado una interacción inestable, en la cual los cuerpos intercambian momento y cambian sus órbitas hasta que deja de existir la resonancia. En este caso, los científicos creen que 2002 VE68 seguirá siendo un cuasi-satélite venusiano sólo durante otros 500 años aproximadamente.

Por lo que, volviendo atrás, Hicks y su equipo usaron la reciente aparición cercana de 2002 VE68 para realizar medidas fotométricas a lo largo del curso de tres noches de noviembre usando el telescopio de 0,6 metros de Table Mountain del JPL cerca de Wrightwood, California. A partir de los datos de color obtenidos, determinaron que 2002 VE68 es un asteroide de tipo X. Éste es un grupo de asteroides con espectros muy similares que potencialmente podrían tener una gran variedad de composiciones. Se dividen aún más en los tipos de la clasificación Tholen, en los tipos E, M o P. Desafortunadamente el equipo de Hicks no fue capaz de resolver la sub-clasificación con su equipo.

Fueron capaces de determinar el tamaño aproximado del asteroide en 200 metros de diámetro, basándose en su magnitud absoluta, y determinaron un ritmo de giro de 13,5 horas. La amplitud de la fluctuación en la curva de luz de 2002 VE68 podría implicar que realmente es una binaria de contacto, dos cúmulos de materia asteroidal orbitando un centro de masa en contacto entre sí.

Para más información sobre algunas de las extrañas y curiosas bestias del zoo asteroidal, visita la web de Programa de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA.


Autor: Mike Simonsen
Fecha Original: 9 de diciembre de 2010
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *