Las medicinas complementarias pueden ser peligrosas para los niños

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Medicina alternativaLas medicinas complementarias y alternativas (CAM) pueden ser peligrosas para los niños, e incluso fatales, si se sustituyen por la medicina convencional, según indica una investigación de tratamientos CAM en niños publicada on-line en Archives of Disease in Childhood.

Pero los padres, a menudo equivocadamente, creen que los tratamientos con CAM son mejores para sus hijos, ya que son “naturales” y, por tanto, menos probable que tengan efectos secundarios dañinos, dicen los autores

Basan sus conclusiones en informes mensuales de eventos adversos asociados con CAM en la Unidad de Vigilancia Pediátrica Australiana entre 2001 y 2003.

Durante este periodo, se informó de 46 instancias de eventos adversos asociados con el tratamiento con CAM – incluyendo cuatro muertes. Pero sólo se completaron 40 cuestionarios, y uno de ellos estaba duplicado, lo que deja 39 casos.

Los informes destacan varias áreas de preocupación, incluyendo: la sustitución de la medicina convencional por terapias con CAM; cambios en el régimen de medicación hechos por practicantes de CAM; y restricciones dietéticas bajo la creencia de que esto curaría los síntomas.

En casi tres cuartos de los casos (77%) los eventos adversos se consideraron como probablemente o definitivamente relacionados con la CAM, y en casi la mitad de ellos (44%) los pediatras dijeron que el niño había sufrido daños por un fallo en el uso del tratamiento convencional en favor de las terapias CAM.

Los informes incluyen niños de todas las edades, desde recién nacidos a 16 años, y variaban en severidad. Casi dos terceras partes de los casos (64%) se catalogaron como severos, de peligro para la vida, o fatales.

Los eventos adversos de los que se informó variaban desde constipados, sangrado y dolor a reacciones alérgicas, úlceras en la boca, ataques de apoplejía, vómitos, alteraciones del crecimiento, infecciones, malnutrición y muerte.

De las cuatro muertes de las que se informó, todas estaba relacionadas con la sustitución del tratamiento convencional por CAM.

Estos incluyen casos de un bebé de ocho meses admitido en el hospital con manultrición y shock séptico tras seguir un tratamiento naturopático con una dieta de leche de arroz desde la edad de tres meses para el tratamiento de un resfriado.

Una de las otras muertes implicaba a un bebé de 10 meses que desarrolló un shock séptico tras ser tratado con homeopatía y dieta restrictiva para un eccema crónico.

Dos de los otros eventos adversos estaban asociados con sobredosis de medicamentos de CAM, que según dicen los autores, los padres a menudo no tenían en cuenta dado que consideraban que los productos eran naturales e inocuos.

Los padres buscaban tratar todo, desde constipados a desórdenes de coagulación, y de diabetes a parálisis cerebral.

“Las discusiones con las familias acerca de las CAM pueden impulsarlos a hablar sobre cualquier cambio en la medicación sugerido por los practicantes de la CAM, antes de alterar o dejar el tratamiento”, sugieren los autores.

“No obstante, muchos de los efectos adversos asociados con un fallo al usar la medicina convencional, son el resultado de la creencia de la familia en la CAM, y la determinación de usarla a pesar de las advertencias médicas”, añaden.


Fecha Original: 23 de diciembre de 2010
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *