Cuándo nació el primer agujero negro

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Agujero negro supermasivoAstrónomos de la Universidad de Tel Aviv (TAU) identifican la época de los primeros agujeros negros de crecimiento rápido.

La mayor parte de galaxias del universo, incluyendo la Vía Láctea, alojan agujeros negros supermasivos que varían de masa entre un millón y 10 000 millones de veces la de nuestro Sol. Para encontrarlos, los astrónomos buscan ingentes cantidades de radiación emitida por un gas que cae en tales objetos durante la época en que los agujeros negros están “activos”, es decir, acretando materia. Este gas que cae en los agujeros negros masivos, se cree que es el medio a través del cual crecen los agujeros.

Ahora, un equipo de astrónomos de la Universidad de Tel Aviv, incluyendo al Profesor Hagai Hetzer y su estudiante investigador Benny Trakhtenbrot, han determinado que la era del primer crecimiento rápido de los agujeros negros más masivo, tuvo lugar cuando el universo sólo tenía 1200 millones de años — no de dos a cuatro mil millones de años, como anteriormente se pensaba – y crecían a un ritmo muy rápido.

Se informa de los resultados en un artículo que aparecerá pronto en la revista Astrophysical Journal.

Los más antiguos crecen más rápido

La nueva investigación se basa en observaciones con algunos de los telescopios terrestres más grandes del mundo: el Géminis Norte, en la cima de Mauna Kea en Hawai, y el Conjunto del Telescopio Muy GrandeCerro Paranal en Chile. Los datos obtenidos con la instrumentación avanzada de estos telescopios demuestran que los agujeros negros que estaban activos cuando el universo tenía 12000 millones de años eran unas diez veces más pequeños que los agujeros negros más masivos vistos en épocas posteriores. No obstante, crecían mucho más rápido. El ritmo medido de crecimiento permitió a los astrónomos estimar qué sucedía con estos objetos en épocas muy anteriores así como muy posteriores. El equipo encontró que los primeros agujeros negros, aquellos que empezaron todo el proceso de crecimiento cuando el universo apenas tenía 100 millones de años, tenían masas de apenas 100-1000 veces la del Sol. Tales agujeros negros pueden estar relacionados con las primeras estrellas del universo. También encontraron que el posterior periodo de crecimiento de las fuentes observadas, tras los primeros 1200 millones de años, apenas duró entre 100 y 200 millones de años.

El nuevo estudio es la culminación de un proyecto de siete años de duración en la Universidad de Tel Aviv diseñado para seguir la evolución de los agujeros negros más masivos y compararlos con la evolución de las galaxias en las que residen tales objetos.


Fecha Original: 27 de diciembre de 2010
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *