No se necesitan guarderías: Algunas estrellas masivas parecen nacer solas

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Comparativa estelarLas estrellas más masivas del universo, pueden formarse básicamente en cualquier parte, incluso sin otras estrellas cerca, según sugieren unas nuevas observaciones.

La escala de estas descomunales estrellas, que varían entre 20 y 150 veces la masa del Sol, generalmente se cree que viene determinada por el entorno que las rodea – normalmente un denso cúmulo de estrellas. Cuanto mayor es el cúmulo, más gas y polvo hay disponible para forjar estrellas gigantes.

Las nuevas observaciones, realizadas usando el Telescopio Espacial Hubble, apoyan la teoría contraria – que las estrellas más masivas pueden nacer de forma aleatoria por todo el universo, incluyendo lugares aislados y cúmulos muy pequeños.

La miembro del equipo de estudio, Sally Oey, evocó un recuerdo personal al debatir estos hallazgos. “Mi padre solía pescar en un pequeño estanque de la granja de mi abuela”, dice Oey, de la Universidad de Michigan en un comunicado. “Un día pescó una lubina negra gigantesca. Fue el pez más grande que capturó nunca, y había pescado en muchos grandes lagos. Lo que estamos viendo es análogo a esto. Nos estamos preguntando: ¡¿Puede un pequeño estanque producir un pez gigante? ¿El tamaño del lago determina cómo de grande es el pez?’ El lago en este caso sería el cúmulo de estrellas. Nuestros resultados demuestran que, de hecho, las grandes estrellas pueden formarse en pequeños estanques”.

Las estrellas más masivas dirigen la evolución de sus galaxias. El viento y la radiación que emiten, dan forma al gas interestelar y promueven el nacimiento de nuevas estrellas. Sus violentas explosiones de supernova crean todos los elementos pesados que son esenciales para la vida conocida. Los astrónomos aún intentan comprender cómo se forman estas estrellas – un proceso aún más complejo debido a su corto tiempo de vida y potentes vientos.

En el nuevo estudio, los astrónomos usaron el Hubble para acercarse a ocho de tales estrellas que, desde la superficie de la Tierra, parecen estar solas en el espacio. Estas estrellas en la Pequeña Nube de Magallanes, una galaxia enana que es uno de los vecinos más cercanos de la Vía Láctea.

Incluso desde el punto de vista del Hubble, cinco de las estrellas no tenían vecinas lo bastante grandes para discernirlas. Las otras tres parecían estar en diminutos cúmulos de 10 estrellas o menos, de acuerdo con el estudio, que es el más detallado hasta la fecha sobre estas estrellas masivas.

Los investigadores reconocieron la posibilidad de que algunas de las estrellas migraran desde el vecindario en el que nacieron. Dos de las estrellas examinadas se sabe que son fugitivas que fueron expulsadas de sus cúmulos de nacimiento.

Pero en varios casos, los astrónomos encontraron volutas de restos de gas cercano, reforzando la posibilidad de que las estrellas estén aún en los aislados lugares en los que se formaron.

El estudio se detalla en el ejemplar del 20 de diciembre de la revista Astrophysical Journal.


Autor: Plantilla de SPACE.com
Fecha Original: 23 de diciembre de 2010
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *