La sonda japonesa a Venus puede tener una posibilidad de redención antes de lo esperado

AkatsukiUna nave japonesa que pasó de largo sobre Venus el mes pasado, puede tener una opción de redimirse un año antes de lo que los científicos habían pensando originalmente.

La Agencia Japonesa de Exploración Aerospacial (JAXA) está considerando intentar enviar a la nave Akatsuki alrededor de Venus dentro de cinco años, según informa el periódico japonés Mainichi Daily News.

Anteriormente, los funcionarios de JAXA habían dicho que podría hacerse un segundo intento en algún momento entre diciembre de 2016 y enero de 2017, después de que Akatsuki fallara en su llegada a Venus. Un intento anterior de volver sobre su curso sería una buena noticia para la nave Akatsuki y el equipo de la misión.

Nave a Venus perdida

La nave Akatsuki, de 300 millones de dólares – cuyo nombre significa amanecer en japonés – se acercó a 550 kilómetros de Venus en la noche del 6 de diciembre, después de más de seis meses de viaje interplanetario. Empezó a encender sus impulsores en una maniobra de inserción orbital diseñada para frenar lo suficiente la nave como para permitir que la gravedad del planeta la capturase.

Los impulsores se supone que se encenderían durante 12 minutos, pero se apagaron tras sólo 2 minutos y medio, según los funcionarios de JAXA. Una inesperada caída en la línea de combustible de la nave — o posiblemente un daño en el motor de la sonda – son las causas posibles, añaden.

Como resultado, la sonda Akatsuki pasó de largo Venus, escabulléndose de su misión de estudiar el infernal clima y tiempo del planeta con un detalle sin precedentes.

JAXA había dicho que lo intentarían de nuevo en seis años, cuando Akatsuki se aproximase lo suficiente a Venus de nuevo.

Pero la agencia espacial dice ahora que, a pesar de la pérdida de potencia en el motor, puede ser posible adelantar un año el segundo intento frenando a Akatsui para permitir que Venus la capture, según informa Mainichi Daily News el 5 de enero.

Adelantar el encuentro de Venus podría ayudar a exprimir más vida científica de la sonda y sus instrumentos, dado que Akatsuki estaría expuesta a menos riesgo de daños por la radiación solar, añade el periódico.

¿Retorno a Venus?

Poco después del fallo de Akatsuki, los funcionarios de JAXA habían calculado que la sonda haría 11 órbitas alrededor del Sol por cada 10 que hace Venus, colocándola en su objetivo para una segunda inserción orbital en diciembre de 2016 o enero de 2017.

Pero la agencia está actualmente considerando frenar la nave, lo cual permitiría que Venus la capturase después de 8 órbitas solares, de acuerdo con Mainichi Daily News.

Éste puede ser un mejor plan, dado que la potencia del motor de la nave parece haber caído en un 60% — lo que significa que puede ser difícil que Akatsuki pise a fondo los frenos a tiempo dentro de seis años.

“A la velocidad a la que se estaba moviendo la nave en nuestro primer plan de reintento, probablemente habría sido imposible hacer la inserción orbital”, según cita Mainichi Daily News a un funcionario de JAXA. “Esperamos explorar cada posibilidad, y hacer de la exploración de Venus una realidad”.

Akatsuki se suponía que pasaría los próximos dos años orbitando Venus, estudiando sus nubes, atmósfera y clima.

Un objetivo principal era determinar cómo Venus – similar en muchos aspectos a la Tierra – tomó un camino tan extremo, convirtiéndose en un mundo tan poco hospitalario con gruesas nubes de ácido sulfúrico, y unas temperaturas de superficie suficientes para fundir el plomo, dicen los funcionarios de JAXA.

Akatsuki se lanzó desde el Centro Espacial Tanegashima en Japón el 20 de mayo, junto con la nave de vela solar Ikaros. Ikaros se convirtió en la nave en navegar por el espacio propulsada sólo por luz solar, y aún sigue con buena salud.

Akatsuki fue la segunda sonda robótica japonesa enviada a visitar otro planeta.

La primera misión planetaria de Japón, el orbitador Nozomi que fue enviado a Marte, también falló al entrar en órbita en 2003. Pero Japón también celebró algunos grandes éxitos espaciales en 2010. Estuvo Ikaros, por ejemplo, y la nave Hayabusa que superó graves fallos durante su misión de siete años para retornar muestras a la Tierra del asteroide Itokawa en 2010.


Autor: Mike Wall
Fecha Original: 5 de enero de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Una nave japonesa que pasó de largo sobre Venus el mes pasado, puede tener una opción de redimirse un año antes de lo que los científicos habían pensando originalmente. La Agencia Japonesa de Exploración Aerospacial (JAXA) es…..

  2. Bueno, los japoneses tienen que afinar mejor sus programas de control de vuelos aeroespaciales, porque ùltimamente como que no pegan una, estàn obteniendo demasiados herrores y eso es gravìsimo, eso se traduce en pèrdidas de dineros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *