Los agujeros negros no se ven afectados por la materia oscura

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Galaxia NGC 2998Los agujeros negros supermasivos que se sitúan en el centro de la mayor parte de las galaxias, parecen no verse afectados por la materia oscura, de acuerdo con un nuevo estudio.

En los últimos años, los astrófísicos han encontrado cada vez más pruebas de que los agujeros negros supermasivos se sitúan en el corazón de la mayoría de galaxias, y ciertamente en aquellas con abultamientos en el centro.

El que hay en el centro de nuestra galaxia tiene aproximadamente 6 horas-luz de diámetro (no años luz), más o menos el tamaño de la órbita de Neptuno, y es equivalente en masa a varios millones de soles. Podemos ver una extraordinaria estrella, conocida como S2, orbitándolo cada 15 años aproximadamente.

Lo emocionante de este vínculo entre agujeros negros y galaxias es que está empezando a parecer que los agujeros negros y las galaxias se formaran juntos. Y que la evolución de uno regula la del otro. Ésta es una inteligente y emocionante idea, pero lleva a un misterio.

Los astrónomos asumen que la gravedad mantiene unidas a las galaxias. Pueden tener una buena idea de esta fuerza midiendo la masa galáctica. Pero muchos discos galácticos rotan tan rápido que la fuerza centrípeta debería desmembrarlas.

Algo más debe estar manteniendo unidas a las galaxias. El consenso es que algún tipo de material invisible, conocido como materia oscura, es el que hace el truco. De hecho, los astrónomos creen que la mayor parte de las galaxias se sitúan en un halo de materia oscura que están estrechamente vinculado al disco galáctico.

Por supuesto, de ser cierto, es natural suponer que la materia oscura debe influir también en los agujeros negros. Por tanto los agujeros negros deben ser capaces de crecer alimentándose de materia oscura y esto tiene grandes implicaciones a cómo de grandes pueden ser, y para la evolución galáctica.

Pero aquí es donde los astrofísicos empiezan a rascarse la cabeza. Pueden ver que los agujeros negros están, a menudo, vinculados con el tamaño de los abultamientos del centro de los discos galácticos, pero no existe correlación entre el tamaño de los agujeros negros y los propios discos galácticos.

Y esto crea el misterio: ¿Cómo pueden los discos galácticos y los agujeros negros estar correlacionados con la materia oscura, pero no entre sí?

Hoy, John Kormendy y Ralf Bender del Instituto Max Planck para Física Extraterrestre en Alemania, proporcionan la respuesta.

Han estudiado seis galaxias que contienen agujeros negros, pero no tienen abultamiento, como NGC 2988 mostrada arriba. Hicieron esto, dicen, porque: “queríamos conocer si la materia oscura se relaciona con los agujeros negros en ausencia del componente que sabemos que se correlaciona con ellos”.

Su conclusión es que no lo hace: el tamaño del halo de materia oscura no tiene efecto sobre el tamaño del agujero negro que hay en el centro de la galaxia. Sus datos sugieren que los agujeros negros más grandes simplemente están en las galaxias de mayor tamaño, y que la materia oscura no tiene nada que ver.

Pero en la mejor tradición de la ciencia, esto aclara un misterio sólo para revelar otro. Si la materia oscura tiene una fuerte influencia gravitatoria, ¿por qué no forma agujeros negros?

Nadie lo sabe. Pero hay otro grupo de astrónomos que estudiará los resultados con interés. Estos chicos creen que la materia oscura en una invención innecesaria. En lugar de eso, dicen, la rotación de las galaxias puede explicarse si la fuerza de la gravedad es mayor a lo largo de estas distancias galácticas.

Por lo que, de acuerdo con ellos, hay una explicación más simple para la ausencia de un vínculo entre materia oscura y agujeros negros: la materia oscura no existe.

Huelga decir que esta idea, la Dinámica Newtoniana Modificada o MOND, no está dentro de la corriente principal. Pero como hipótesis alternativa puede aún hacer sudar sangre a la materia oscura.


Artículo de Referencia: arxiv.org/abs/1101.4650: Supermassive Black Holes Do Not Correlate With Dark Matter Halos Of Galaxies
Fecha Original: 27 de enero de 2011
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *