Raras moléculas espaciales apuntan a guarderías estelares

Los astrónomos han cartografiado un raro tipo de molécula en las nubes cósmicas que revelan secretos sobre cómo se forman las estrellas.

Las estrellas se forman en nubes de polvo y gas. Antes del nacimiento de la estrella, estas nubes son densas y extremadamente frías, provocando que la mayor parte de las moléculas gaseosas se congelen en la superficie de granos de polvo sólido, de forma similar a la condensación del vapor de agua en un espejo frío.

Rho Ophiuchi


Este proceso de condensación sucede con casi todas las moléculas de gas, dejando sólo unas pocas en forma gaseosa. Estas condiciones dejan sitio para el desarrollo de una química peculiar entre el resto de moléculas gaseosas, lo que lleva a la formación de raras especies moleculares como H2D+ and D2H+, compuestas a partir de átomos de hidrógeno (H) y su variedad más pesada, el deuterio (D).

Estas peculiares moléculas han sido el objetivo de muchas búsquedas observacionales en la última década, pero debido a que se forman en cantidades tan pequeñas, son difíciles de observar.

Ahora, un nuevo estudio del Atacama Pathfinder Experiment (APEX), observando desde una prístina posición en el desierto chileno con un instrumento especial conocido como CHAMP+, ha cartografiado la distribución de las moléculas en el núcleo de la nube Rho Ophiuchi, una región de formación estelar a unos 400 años luz de la Tierra.

Estas escasas moléculas han sido un objetivo observacional desde hace tiempo para los astrónomos.

“Esto se debe a que su emisión puede ayudar a los astrónomos a comprender las condiciones físicas extremas en los capullos estelares”, dice Bérengère Parise del Instituto Max Planck de Radioastronomía en Alemania, que es directora del grupo de investigación Emmy Noether. “Su estudio es esencial para comprender los procesos que llevan a la formación de estrellas y sus sistemas planetarios”.

La observación de estas peculiares moléculas también se ve dificultada debido a que emiten luz en una longitud de onda muy corta. La longitud de onda de la emisión, más corta de un milímetro y, por tanto, conocida como “luz submilimétrica”, está en una ventana de frecuencias en las que la atmósfera terrestre es transparente sólo bajo las mejores condiciones atmosféricas.

Estas observaciones requieren, de este modo, que los mejores telescopios submilimétricos estén situados en los mejores lugares de observación, junto con instrumentos sensibles que puedan detectar estas débiles señales.

Esto ayuda a explicar por qué la mayor parte de búsquedas observacionales de estas moléculas – especialmente la D2H+, particularmente difícil de encontrar – no han tenido éxito. Hasta la fecha, sólo ha habido una detección con otro telescopio submilimétrico, con una calibración de frecuencia incierta.

La nueva observación dio como resultado un sorprendente descubrimiento: La molécula no sólo se detectó en el centro más frío del núcleo, como se esperaba por parte del equipo de investigación, sino también en algunos de los píxeles laterales, lo que demuestra que la distribución de esta molécula es extendida, y no se confina sólo a la región más interna del núcleo.

Este hallazgo es una importante pieza de información para comprender la peculiar química que tiene lugar en los entornos extremos donde se forman las estrellas. Esto implica que la congelación de moléculas sobre los granos de polvo es extremadamente eficiente, un resultado que el equipo intentará confirmar mediante observaciones independientes en los próximos meses.

“Esta es la confirmación definitiva de la existencia de esta extraña molécula en el espacio”, dice Parise en un comunicado. “La información sobre su distribución espacial proporcionada por CHAMP+ abre la posibilidad de investigar en detalle los procesos físicos y químicos que tienen lugar durante las primeras fases de formación estelar”.


Autor: Plantilla de SPACE.com
Fecha Original: 17 de diciembre de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (4)

  1. [...] This post was mentioned on Twitter by Miquel Duran and Karla Segura Ch., Ciencia Kanija. Ciencia Kanija said: Raras moléculas espaciales apuntan a guarderías estelares http://bit.ly/eRRoR1 [...]

  2. importante el hallazgo, pero tambien refleja la importancia que tienen los telescopios en el espacio, y tambien como afectan la atmosfera, para detectar las frecuencias debiles.

    Telescopios en la luna? Gracias por la nota : )

  3. reneco

    Que bueno que se menciona mi país “Chile”, este instrumento el Atacama Pathfinder Experiment (APEX) está a una altura de 5100 metros, no espero ver a ningún astrónomo operando a esa altura, tendrían que estar con tubos de oxigeno. Esto de la astronomía submilimétrica abre una nueva visión de nuestro universo, espero que nos ayude a encontrar mucha materia no detectada debido a su baja emisión de radiación en otras partes del espectro (infrarrojos , rayos x , onda de radio, etc). el APEX está especialmente diseñado para explorar las partes frías de nuestro cosmos como son en los procesos de formación de estrellas y planetas

  4. [...] Raras moléculas espaciales apuntan a guarderías estelares. ¿Estado superfluido para la estrella de neutrones más joven de la galaxia?. Supernova SN7000bi, [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *