Los ancestros humanos tienen crisis de identidad

ArdiAlgunos miembros de la familia homínida pueden en realidad pertenecer a la de los simios.

El primate africano conocido como Ardi, y un par de otras criaturas fósiles ampliamente consideradas como los primeros miembros de la familia evolutiva humana – u homínidos, para abreviar – puede ser en realidad simios ocultos a plena vista, dicen dos antropólogos.

Los rasgos homínidos tales como una posición erguida y pequeños dientes caninos pueden haber evolucionado independientemente en algunos simios antiguos anteriormente excavados, generando la posibilidad de que los supuestos homínidos iniciales hayan sido etiquetados de forma incorrecta, dicen Bernard Wood de la Universidad George Washington en Washington, D.C., y Terry Harrison de la Universidad de Nueva York.

Los investigadores han asignado fósiles africanos datados entre hace 4 y 7 millones de años a tres grupos de homínidos iniciales – Ardipithecus, Orrorin y Sahelanthropus – y han sugerido que estos linajes evolucionaron en homínidos posteriores. Pero cualquiera de los fósiles usados para construir este argumento podría igual de fácilmente representar simios extintos u homínidos de linajes muertos, según concluyen los investigadores en el ejemplar del 17 de febrero de Nature. Los buscadores de fósiles han fallado en gran parte en reconocer este obstáculo de clasificación, afirman.

Las recomendaciones de Wood y Harrison retan las prácticas estándar de los excavadores de asignar una única identidad evolutiva a los nuevos hallazgos, basándose en comparaciones con fósiles y criaturas vivas, sin citar otras posibilidades.

El actual debate no desafía de ninguna manera la idea ampliamente aceptada de que tanto los primeros homínidos como los ancestros de los chimpancés evolucionaron de un ancestro simio común. Pero las opiniones científicas varían mucho en el punto de qué a qué ancestro debía parecerse.

“Los investigadores deben dejar de publicar artículos que digan, básicamente, ‘Este fósil es un homínido inicial, así que trágatelo y acéptalo’”, dice Wood. “Nature y Science podrían cambiar esta práctica de la noche a la mañana si quisieran”.

El antropólogo Tim White de la Universidad de California en Berkeley, responde que, al menos para Ardi, los estudios comparativos en 2009 descartan la posibilidad de que fuese un simio. White lideró el equipo que excavó y analizó el esqueleto parcial de Ardi de 4,4 millones de años (SN: 1/16/10, p. 22).

Los restos de Ardi muestran muchas similitudes con los siguientes homínidos de África Oriental, añade White (SN: 4/15/06, p. 227). Propone agrupar todos los homínidos iniciales propuestos en un género Ardipithecus que evolucionó en el género Australopithecus hace 4,1 millones de años. Por contra, Wood y Harrison sospechan que los homínidos iniciales – sean cuales sean sus identidades – se ramificaron en muchas direcciones evolutivas diferentes.

“Sin nuevos datos, nuevas ideas, nuevos métodos, nuevas hipótesis, nuevos experimentos, nuevos fósiles, ni siquiera nueva clasificación, este artículo llevará a todo el mundo a preguntarse qué ha pasado con el proceso de revisión por pares de Nature”, dice White.

Otros dan la bienvenida a la advertencia de Wood y Harrison. Una posición erguida y otras características consideradas en un tiempo como signos homínidos, evolucionaron independientemente en muchos primates antiguos, resalta la antropóloga Tracy Kivell del Instituto Max Planck para Antropología Evolutiva en Leipzig, Alemania.

La evolución paralela de estos rasgos hace que el estado evolutivo propuesto de los homínidos iniciales propuestos sea “más incierto de lo que se describe originalmente”, dice Kivell.

Los científicos actualmente no tienen una buena forma, ya sea con huesos o genes, de poner a prueba la hipótesis propuesta de que los homínidos iniciales son ancestros como se advierte, señala el antropólogo John Hawks de la Universidad de Wisconsin–Madison.

Wood y Harrison debaten dos vías provisionales de clasificación de homínidos que se fueron de las manos. En un caso de hace más de 30 años, los científicos pensaron que unos fósiles asiáticos de 12 millones de años procedentes de una criatura llamada Ramapithecus pertenecían a los homínidos, hasta que posteriores investigaciones lo fijaron como un ancestro del orangután.

Un segundo caso es el del Oreopithecus, de hace 7-8 millones de años, designado como homínido hace 50 años. Esta criatura andaba erguida con un modo de andar arrastrando los pies y mostraba otras características homínidas. Pero en la década de 1990, el Oreopithecus fue desenmascarado como un simio que evolucionó algunos rasgos inusuales en las islas mediterráneas.


Autor: Bruce Bower
Fecha Original: 16 de febrero de 2011
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (6)

  1. [...] This post was mentioned on Twitter by María Sánchez, astronautalan, yosmarherrera, Omar Audicio, Ciencia Kanija and others. Ciencia Kanija said: Los ancestros humanos tienen crisis de identidad http://bit.ly/gr5ObP [...]

  2. jurl

    Que llamen a Päabo que enseguida pone orden en el zoo. Untermenschen por un lado y Obermenschen por el otro xD. Por cierto, lo de andar arrastrando los pies me ha llegado al alma, si es que la Evolución tiene cada cosa…

    Parece que lo está entrando en crisis más bien es lo de la revisión por pares, vista la cantidad de morralla que se está colando últimamente (cátedras de homeopatía incluidas).

  3. Bueeeeeeeeeeennnnnnoooooooooo, esto no se sabe en que pararà, porque no es dando golpes a tontas y locas que se van a clasificar verdaderamente los homìnidos, hay que tener criterios cientìficos verdaderos y serios.

  4. Hola

    Felicidades por tu blog! lo voy a leer con mucho detalle.

    Me presento: Soy un músico de Barcelona, aficionado a la Prehistoria y he grabado un disco conceptual sobre Hominización que se llama “THE NEANDERTHAL PHYLETIC PROBLEM”.

    Puedes echar un vistazo en: http://www.reekohl.com

    Saludos!

  5. Carlus

    Cuando voy cansado, que es bastante habitual, aveces también arrastro los pies, y no me considero el eslabón perdido, ni de los homínidos ni de los simios, aunqué de estos últimos, ¡vete tu a saber!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *