Tecnología de luz de la NASA reduce con éxito dolorosos efectos secundarios de la radio y quimioterapia en pacientes de cáncer

Una tecnología de la NASA originalmente desarrollada para experimentos sobre cultivo de plantas en misiones de lanzaderas espaciales ha reducido con éxito los dolorosos efectos secundarios resultantes del tratamiento de radio y quimioterapia en pacientes con trasplantes de médula ósea y células madre.

En un ensayo clínico de dos años, a los pacientes de cáncer que pasaban por trasplantes de médula ósea o células madre se les daba un tratamiento con LED de infrarrojo cercano/lejano conocido como HEALS (High Emissivity Aluminiferous Luminescent Substrate – Sustrato Luminiscente Aluminífero de Alta Emisividad), para tratar la mucositis oral – un común y extremadamente doloroso efecto secundario del tratamiento con radio y quimioterapia. El ensayo concluyó que hay un 96% de probabilidad de mejora del dolor en el grupo de pacientes de alto riesgo, que fue resultado del tratamiento con HEALS.

Dispositivo HEALS


“Usar esta tecnología como agente sanitario es algo fenomenal”, dice la Dra. Donna Salzman, investigadora principal del ensayo clínico y directora de los servicios clínico y educativos de la Unidad de Trasplante de Médula Ósea y Terapia Celular de la Universidad de Alabama, en el Hospital Birmingham. “El dispositivo HEALS fue bien tolerado, sin efectos adversos para nuestros pacientes de trasplante de células madre y médula ósea”.

El dispositivo HEALS, conocido como sistema de transporte de luz WARP 75, puede proporcionar una terapia de bajo coste dado que el propio dispositivo es más barato que un día en un hospital y una terapia proactiva para los síntomas de la mucositis que actualmente son difíciles de tratar sin adicionales efectos secundarios negativos.

El dispositivo podría ofrecer a los pacientes varios beneficios: Una mejor nutrición, dado que comer puede ser difícil con las dolorosas llagas de la boca y garganta; menos uso de narcóticos para paliar el dolor de boca y garganta; y una mejor moral del paciente – todo lo cual puede ayudar a que tenga una estancia más corta en el hospital y menos potencial para infecciones, añade Salzman.

Los LEDs son fuentes de luz que liberan energía en forma de fotones. Liberan longitudes de onda larga de luz que estimulan a las células a que ayuden en la curación. La tecnología HEALS permite que los chips LED funcionen a una irradiancia máxima sin emitir calor. La NASA está interesada en usar la tecnología de HEALS para usos médicos y mejorar la curación en el espacio para vuelos espaciales humanos de largo plazo.

Ron Ignatius, fundador y presidente de Quantum Devices Inc., Barneveld Wis., desarrolló el sistema de transporte de luz WARP 75 para su uso en ensayos. El dispositivo usa la tecnología HEALS para proporciona una intensa energía luminosa: El equivalente en energía luminosa a 12 soles en cada uno de los 288 chips LED – con un tamaño de un grano de sal cada uno. Es uno de los muchos dispositivos que usan la tecnología HEALS, desarrollada en colaboración con la NASA.

A principios de la década de 1990, Quantum se unió al Centro Wisconsin de Automatización Espacial y Robótica – un centro de investigación patrocinado por la NASA en la Universidad de Wisconsin-Madison – para desarrollar el Astroculture 3, una cámara de cultivo de plantas que usaba la tecnología HEALS de infrarrojo cercano para experimentos de cultivo de plantas en misiones de lanzadera. Con el paso de los años, Quantum ha llevado el desarrollo de la tecnología HEALS a su uso en el campo de la medicina, específicamente en tumores cerebrales pediátricos y heridas de difícil curación como las úlceras en la piel producidas por la diabetes y la mucositis oral.

“Con la ayuda del Programa de Asociación Innovadora de la NASA, Quantum Devices y sus socios médicos han sido capaces de tomar una tecnología espacial y adaptarla para una aplicación totalmente distinta y ayudar significativamente a la gente aquí en la Tierra”, dice Glenn Ignatius, presidente de Quantum Devices. “Esta colaboración entre la NASA y las compañías comerciales ha espoleado una innovación que está afectando – para mejor -  a millones de vidas en la Tierra”.

El ensayo clínico estuvo patrocinado por el Programa de Asociación Innovadora en el Centro de Vuelo Espacial Marshall en Huntsville, Alabama. Incluyó a 20 pacientes de cáncer del Hospital Infantil de Wisconsin y 60 pacientes de cáncer de la Universidad de Alabama en el Hospital Birmingham y el Hospital Infantil de Alabama, también en Birmingham. El ensayo fue idea de Brian Hodgson, dentista pediátrico en la Universidad de Marquette y el Hospital Infantil de Wisconsin – ambos en Milwaukee, Wisconsin. El Dr. Harry T. Whelan, Profesor Bleser de Neurología en la Facultad de Medicina de Wisconsin, trabajó como investigador principal en el ensayo clínico del Colegio Médico de Wisconsin y el Hospital Infantil de Wisconsin.

Los pacientes participaron en un estudio de investigación en múltiples centros de doble ciego controlado con placebo – una forma de comprobar las terapias médicas en las que algunos grupos reciben un tratamiento y otros un tratamiento placebo diseñado para que no tenga efectos reales. Los participantes se colocaron aleatoriamente en uno de los cuatro grupos de estudio: Pacientes de riesgo alto y bajo recibieron la terapia experimental con luz a través del dispositivo WARP 75, y otros pacientes de riesgo alto y bajo recibieron luz a través de un dispositivo similar sin efectos terapéuticos. Los pacientes de bajo riesgo eran aquellos con tratamientos de quimio o radioterapia que tendían a no causar mucositis o a provocar una leve, mientras que los pacientes de alto riesgo eran aquellos cuya terapia tendía a causar casos severos de mucositis.

Los pacientes recibieron una terapia con luz mediante una enfermera que sostenía el dispositivo WARP 75 – de aproximadamente el tamaño de una mano de un humano adulto – en la proximidad de la zona exterior de las mejillas izquierda y derecha del paciente, así como el área del cuello, durante 88 segundos diariamente durante 14 días al inicio del trasplante de médula ósea o células madre. Durante ese tiempo, los profesionales sanitarios evaluaron la boca de los pacientes, y los pacientes completaron un simple formulario en el que indicaban su nivel de dolor.

“La NASA está orgullosa de ser parte de los avances médicos de la tecnología HEALS que están mejorando la vida de los pacientes de cáncer y proporcionando aplicaciones médicas nuevas e innovadoras”, dice Helen Stinson, monitora técnica del contrato de HEALS con la NASA. “Es emocionante ver los productos derivados de las iniciativas científicas y tecnológicas de la NASA mejorando continuamente la calidad de vida de la gente aquí en la Tierra”.

El dispositivo WARP 75 está actualmente pasando por la aprobación previa a la comercialización de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).


Autor: Steve Roy
Fecha Original: 3 de marzo de 2011
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (4)

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Una tecnología de la NASA originalmente desarrollada para experimentos sobre cultivo de plantas en misiones de lanzaderas espaciales ha reducido con éxito los dolorosos efectos secundarios resultantes del tratamiento de rad……

  2. jose_carmona

    Interesante! Mi hija, Marta, está ahora mismo recibiendo quimioterapia + autotransplante de médula y estaría en el grupo de alto riesgo de mucositis. Ya ha sufrido varias mucositis en previas quimios y os aseguro que no es nada, nada agradable. Lo que no veo es como la luz puede ayudar reducir la mucositis.

  3. Oscar

    Yo echo de menos alguna explicación más detallada de su funcionamiento. No sé, cómo funciona.

  4. edgar

    Me uno a los dos ¿como funciona a nivel celular la luz? esto se parece mucho a los postulados de la creencia de la “medicind” cuantica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *