MESSENGER empieza su histórica órbita alrededor de Mercurio

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Artículo publicado por Dwayne Brown y Paulette Campbell el 17 de marzo de 2011 en la web de NASA.

La nave MESSENGER de la NASA logró entrar con éxito en la órbita de Mercurio a aproximadamente las 9 p.m. EDT del jueves. Esto marca la primera vez que una nave logra este hito de ingeniería y ciencia en el planeta más interno de nuestro Sistema Solar.

“Esta misión continuará revolucionando nuestra comprensión de Mercurio durante el próximo año”, dice el Administrador de la NASA Charles Bolden, que estuvo en el control de la misión de MESSENGER en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins en Laurel, Maryland, cuando los ingenieros recibieron los datos de telemetría confirmando la inserción en órbita. “La ciencia de la NASA está re-escribiendo los libros de texto. MESSENGER es un gran ejemplo de cómo innovan nuestros científicos para empujar los límites del conocimiento humano”.

Messenger en Mercurio


A las 9:10 p.m EDT, los ingenieros del Centro de Operaciones recibieron señales radiométricas anticipadas confirmando el apagado del impulso nominal y la inserción con éxito de la sonda MESSENGER en órbita alrededor del planeta Mercurio. La sonda MESSENGER de la NASA, giró de cara hacia la Tierra a las 9:45 p.m EDT, y empezó a transmitir datos. Tras la revisión de los mismos, los equipos de operaciones e ingeniería confirmaron que el impulso se ejecutó nominalmente con todos los subsistemas informando de un impulso limpio y sin registro de errores.

El impulsor principal de MESSENGER funcionó durante aproximadamente 15 minutos a las 8:45 p.m., reduciendo la velocidad de la nave a 3100 kilómetros por hora y facilitando su entrada planificada en la órbita de Mercurio. El encuentro tuvo lugar a 155 millones de kilómetros de la Tierra.

“Lograr la órbita de Mercurio fue, de largo, el mayor hito de MESSENGER desde que se lanzó hace más de seis años y medio”, dice Peter Bedini, director del proyecto MESSENGER en el Laboratorio de Física Aplicada (APL). “Este logro es fruto de una tremenda cantidad de trabajo por parte de los equipos de navegación, guía y control y operaciones de la misión, que guiaron a la nave a través de un viaje de casi 8000 millones de kilómetros”.

Durante las próximas semanas, los ingenieros de APL se centrarán en asegurar que los sistemas de la nave están funcionando bien en el hostil entorno térmico de Mercurio. Empezando el 23 de marzo, los instrumentos se encenderán y comprobarán progresivamente, y empezarán la fase científica primaria de la misión el 4 de abril.

“A pesar de su proximidad a la Tierra, el planeta Mercurio ha estado inexplorado, comparativamente, durante décadas”, dice Sean Solomon, investigador principal de MESSENGER de la Institución Carnegie en Washington. “Por primera vez en la historia, un observatorio científico está en órbita alrededor del planeta más interno del Sistema Solar. Los secretos de Mercurio y las implicaciones que tienen para la formación y evolución de planetas similares a la Tierra están por revelarse”.

El APL diseñó y construyó la nave. El laboratorio dirige y gestiona la Junta de Misión Científica de NASA en Washington.


Autor: Dwayne Brown / Paulette Campbell
Fecha Original: 17 de marzo de 2011
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *