Exoplaneta puede tener una atmósfera rica en metales

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Artículo original publicado por Jon Voisey el 15 de marzo de 2011 en el blog Universe Today.

A primera vista, GJ 1214b es sólo otro más del creciente número de exoplanetas del tipo súper-Tierra. Descubierto por el Proyecto MEarth en 2009, orbita una estrella enana M en Ophiuchus en una órbita cerrada, orbitando al planeta cada 1,6 días. A finales del año pasado, GJ 1214b se convirtió en la primera súper-Tierra en tener un componente en su atmósfera detectado cuando los astrónomos compararon su espectro con modelos, encontrando un amplio acuerdo de que había presente vapor de agua. Un nuevo trabajo, realizado por el mismo equipo, refina aún más las características potenciales de la atmósfera.

Anteriormente, el equipo sugirió que las observaciones podrían encajar, potencialmente, con dos modelos hipotéticos de planeta. En el primero, el planeta podría estar cubierto de hidrógeno y helio, pero la carencia de características de absorción en los espectros de la atmósfera sugerían que este no era el caso, a menos que esta capa estuviese oculta por gruesas nubes. Sin embargo, a partir de los datos disponibles, no pudieron descartar de manera concluyente esta posibilidad.

Exoplanetas


Combinando sus viejas observaciones con algunas más recientes del Observatorio MEarth, el equipo informa ahora de que han sido capaces de descartar este escenario con una confianza de 4.5 σ (aproximadamente el 99,99 por ciento). El resultado de esto es que queda un modelo, el cual contiene mayores cantidades de “metales” (en astronomía, significa todos los elementos con números atómicos mayores que el helio). El equipo también continúa apoyando su anterior conclusión de que la atmósfera casi con toda probabilidad tiene, al menos, un 10% de vapor de agua en volumen, afirmándolo con una certeza de 3 σ (o 99,7%) basándose en las nuevas observaciones. Aunque el vapor de agua puede dar la impresión de ser un lugar hospitalario para una jungla tropical, el equipo predice que el planeta de órbita cercana estaría a unos abrasadores 280º C.

Aunque estos hallazgos son historias interesantes de la atmósfera, la predominancia de elementos tan pesados puede dar también información relativa a la estructura e historia del propio planeta. Los modelos de atmósfera planetaria sugieren que, para planetas de la masa y temperatura esperadas para GJ 1214b, hay dos escenarios principales de formación. En el primero, la atmósfera es directamente acretada durante la formación del planeta. Sin embargo, esto indicaría una atmósfera rica en hidrógeno, y esto es lo que se ha descartado. El segundo es que el planeta se formó muy lejos, más allá de la “línea de nieve”, como un cuerpo helado, pero se movió hacia dentro tras su formación, creando la atmósfera a partir de hielo sublimado.

Aunque fuera del ámbito de su investigación atmosférica, el equipo también usó la sincronización de los tránsitos para buscar bamboleos en la órbita que pudiesen estar provocados por planetas adicionales del sistema. Finalmente, no se descubrió ninguno.


Autor: Jon Voisey
Fecha Original: 15 de marzo de 2011
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *