Enana marrón difumina la línea entre estrella y planeta

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Artículo original escrito por Patrick Morgan el 10 de marzo de 2011 en el blog 80 Beats.

Planetar. Subestrella. Estrella fallida. Objeto subestelar. Los astrónomos han colocado cada uno de estos apodos sobre las enanas marrones, una categoría que siempre ha dejado perplejos a los científicos debido a que genera preguntas sobre qué significa ser una estrella o planeta. Y por si eso no fuese suficiente, ahora hemos descubierto la enana marrón más fría hasta el momento, difuminando aún más la línea entre estrella y planeta.

Clasificación de objetos sub-estelares


Su nombre es CFBDSIR J1458+1013B, y puede ser más fría que el punto de ebullición del agua (a la presión de la atmósfera de la Tierra). Este extraño cuerpo está aproximadamente a 75 años luz de nosotros, donde orbita a su compañera binaria, otra enana marrón. Usando las capacidades infrarrojas del Telescopio de 10 metros Keck-II en Mauna Kea, el investigador de la Universidad de Hawai Michael Liu y su equipo, estimaron la temperatura de la enana marrón, y tienen un rango aproximado para su masa: Entre 6 y 15 veces la masa de Júpiter.

Es especial debido a que puede ser una enana de clase Y (temperatura de menos de 225 grados Celsius), un tipo de objeto cuya existencia habían predicho los astrónomos, pero que nunca se había encontrado. Antes de que apareciera esta candidata, la enana marrón más fría conocida estaba en la clase espectral T; aunque hubo anteriormente algunas candidatas a clase Y, los científicos han logrado mejores datos de la temperatura de esta: 97 grados Celsius, más o menos 40 grados.

Otra cosa interesante sobre esta enana marrón en concreto, es su masa. Un objeto de menos de 13 veces la masa de Júpiter es demasiado ligero para fusionar átomos de deuterio, un isótopo pesado del hidrógeno; los objetos por encima de dicha masa pueden fusionar deuterio. La incertidumbre sobre la masa de CFBDSIR — estimada entre 6 y 15 veces la de Júpiter – podría ponerla a cualquier lado de esa línea. Y para rematarlo, puede estar tan fría que los gases podrían formar nubes, algo que la asemeja mucho a los planetas.

Por lo que aún queda mucho por saber sobre esta enana marrón en particular, y sobre las enanas marrones en general, pero una cosa está clara, al menos por ahora: Es la más fría jamás observada, y puede ayudarnos a aclarar este vago y complejo misterio sobre la borrosa línea entre estrellas y planetas.


Autor: Patrick Morgan
Fecha Original: 10 de marzo de 2011
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *