Como Europa, Titán puede tener un gran océano bajo su superficie

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Artículo publicado el 18 de abril de 2011 en The Physics ArXiv Blog.

La órbita y tasa de rotación de Titán indican que puede tener un enorme océano bajo su superficie.

En los siete años que Cassini ha pasado orbitando Saturno, la nave ha enviado montañas de datos que han cambiado nuestra visión del planeta anillado y sus lunas. La mayor luna de Saturno, Titán, ha sido un foco de atención en particular debido a su densa y compleja atmósfera, su clima y sus lagos y océanos.

Titán por Cassini


Ahora parece que Titán es incluso más extraño. Las pruebas proceden de cuidadosas observaciones de la órbita y rotación de Titán. Esto indica que Titán tiene una órbita similar a nuestra Luna: Siempre presenta la misma cara hacia Saturno y su eje de rotación se inclina aproximadamente 0,3 grados.

Juntos, estos datos permiten a los astrónomos calcular el momento de inercia de Titán y esto desvela algo interesante. Los números indican que el momento de inercia de Titán sólo puede explicarse si es un cuerpo sólido más denso cerca de la superficie que en su centro.

Esto es muy extraño –en realidad impensable, dado que sabemos cómo se forman los planetas y lunas–.

Pero hay otra explicación, no obstante: que Titán no sea sólido.

Hoy, Rose-Marie Baland y sus colegas del Observatorio Real de Bélgica en Bruselas, hacen algunos cálculos para ver si un modelo líquido es compatible con el momento de inercia medido. “Asumimos la presencia de un océano de agua líquida bajo una capa de hielo y consideramos las fuerzas de presión y gravitatorias que surgen entre las distintas capas del satélite”, dicen.

Su conclusión es que el momento de inercia de Titán puede explicarse perfectamente por la presencia de un océano líquido bajo la capa helada.

La química del océano es un factor importante al calcular su profundidad y cómo de gruesa puede ser la cobertura de hielo. Baland y compañía asumen que debe ser de agua. Esta parece una suposición curiosa dado que la atmósfera de Titán está llena de metano y otros hidrocarburos.

Los astrónomos han sabido desde hace mucho que el metano se rompe con facilidad con la luz solar. Por lo que debería haber desaparecido hace mucho de Titán…a menos que esté siendo rellenado desde una reserva interna. ¿Un enorme océano subterráneo de metano, tal vez?

Un océano de metano requeriría que Baland y compañía echasen un nuevo vistazo a sus cálculos para ver qué relación mecánica y termodinámica habría entre el metano helado y líquido. Por lo que podría haber algunos cálculos interesantes por delante.

También merece la pena señalar que hay otra explicación para el extraño momento de inercia de Titán. Los cálculos asumen que la órbita de la luna está en un estado estacionario pero también es posible que la órbita de Titán cambie, tal vez debido a que ha sufrido un desplazamiento reciente debido al paso de un gran objeto como un cometa o asteroide, por ejemplo.

Por lo que aunque el análisis de Baland y compañía es una buena prueba de que Titán tiene un océano bajo su superficie, no es en realidad un golpe definitivo. Aún queda mucho por ver en este problema.


Fecha Original: 18 de abril de 2011
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *