Nuevos datos sobre la naturaleza de las manchas solares

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Artículo publicado el 2 de junio de 2011 en la web del IAC

El hallazgo, publicado en Science, se ha realizado gracias a observaciones en el telescopio solar SST, ubicado en el observatorio del IAC del Roque de los Muchachos.

Durante siglos, la naturaleza de las manchas solares ha intrigado a los astrónomos. Ahora, un trabajo dirigido por el investigador de la Real Academia Sueca de las Ciencias Göran Scharmer contribuye a explicar su estructura a través de las observaciones realizadas en el Telescopio Solar Sueco de 1-metro (SST, en su acrónimo inglés), ubicado en el Observatorio del Roque de los Muchachos (La Palma). La investigación, que aparece publicada en el último número de la revista Science.

Flujos internos del Sol


El estudio, que cuenta con la participación del investigador español Jaime de la Cruz, que trabaja en la Universidad de Oslo, se centra en una de las partes de toda mancha solar: la penumbra. Esta zona, de apariencia filamentosa, rodea a la umbra, la parte central, más oscura. La astronomía demostró hace años que la diferencia de color en ambas zonas respecto del resto de la superficie solar, denominada fotosfera, se debía a que su temperatura era inferior. La umbra se encuentra a unos 3700 grados centígrados, mientras que la penumbra –menos oscura por ser más caliente- es sólo unos cientos de grados más fría que la granulación fotosférica. Ésta, a su vez, suele permanecer por encima de los 5700 grados centrados.

La investigación desvela la naturaleza de los filamentos que componen la penumbra. Según el estudio, tanto su estructura como el transporte energético se deben a un fenómeno llamado flujo convectivo: el movimiento de gas caliente desde el interior del Sol hacia la superficie, donde el gas se enfría y vuelve a hundirse en las capas profundas de la estrella. Utilizando los datos obtenidos a través de las observaciones en el SST, los astrónomos fueron capaces de buscar señales de esos flujos de gas.

El hallazgo de estos movimientos, a velocidades de en torno al kilómetro por segundo, no sólo evidencia lo que se intuía en modelos matemáticos previos, sino que también apoya la teoría del movimiento horizontal del flujo entre umbra y penumbra, el llamado efecto Evershed observado hace 100 años, es consecuencia de la convección solar.

El mayor telescopio solar de Europa

El SST es el telescopio solar más grande del continente europeo y el número uno mundial en el campo de la alta resolución espacial. Está emplazado en la isla de la Palma, dentro del observatorio del Roque de los Muchachos que gestiona el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC). La calidad del cielo de la isla de La Palma, unido a la alta calidad óptica y la tecnología de reconstrucción de imágenes que incorpora, han permitido que el SST alcance el límite soñado de los telescopios solares: una resolución de 0,1 segundos de arco en el espectro azul, que corresponde a unos 70 kilómetros en la superficie solar.

El SST pertenece al Instituto de Física Solar de la Real Academia Sueca de las Ciencias.


Fecha Original: 2 de junio de 2011
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *