Una nueva fuerza dirige la tectónica de placas de la Tierra

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Artículo publicado el 6 de julio de 2011 en la web de Universidad de California

Trayendo una nueva visión a un viejo debate sobre cómo las potentes fuerzas geológicas dan forma al planeta, desde fracturas por terremotos a formaciones montañosas, científicos de la Institución Scripps de Oceanografía en la UC San Diego han identificado un nuevo mecanismo que dirige la masiva tectónica de placas de la Tierra.

Plumas en el manto terrestre


Los científicos que estudian los movimientos tectónicos saben desde hace décadas que los actuales movimientos de “tirar” y “empujar” de las placas son los responsables de esculpir las características continentales por todo el planeta. Los volcanes, por ejemplo, normalmente se sitúan en áreas donde las placas se separan o acercan. Los científicos de Scripps Steve Cande y Dave Stegman han descubierto ahora una nueva fuerza que dirige la tectónica de placas: Las plumas de magma caliente que ascienden desde las profundidades de la Tierra. Su investigación se publica en el ejemplar del jueves 7 de julio de la revista Nature.

Usando métodos analíticos para rastrear los movimientos de placas a través de la historia de la Tierra, la investigación de Cande y Stegman proporciona pruebas de que tales “puntos calientes” de plumas del manto, que pueden durar decenas de millones de años y están activos actualmente en lugares como Hawái, Islandia y las Galápagos, pueden funcionar como motor adicional de la tectónica, junto con las fuerzas de empuje y arrastre.

Sus nuevos resultados describen una clara conexión entre la llegada de una potente pluma del manto hace alrededor de 70 millones de años y el rápido movimiento de la placa Índica que fue empujada como consecuencia del solapamiento de la posición de la pluma. La llegada de la pluma también creó inmensas formaciones de roca volcánica, ahora conocidas como “inundaciones de basalto de Deccan” en India occidental, que estallaron justo antes de la extinción masiva de los dinosaurios. El continente indio desde entonces ha derivado hacia el norte y colisionó con Asia, pero la posición original de la llegada de la pluma se ha mantenido volcánicamente activa hasta la fecha, habiendo formado más recientemente la Isla Reunión cerca de Madagascar.

El equipo también reconoció que esta fuerza de “empuje de pluma” actuó sobre otras placas tectónicas, y empujó también sobre África en la dirección opuesta.

“Antes de la llegada de las plumas, la placa africana estaba derivando lentamente, pero entonces se detuvo por completo, a la vez que la india aceleraba”, explica Stegman, profesor asistente de geofísica en el Instituto Cecil H. e Ida M. Green de Geofísica y Física Planetaria de Scripps. “Quedó claro que el movimiento de las placas índica y africana estaban sincronizados y que el punto caliente de Reunión era el vínculo común”.

Después de que decayese la fuerza de la pluma, el movimiento de la placa africana gradualmente volvió a su velocidad anterior, mientras que la índica frenó.

“Hay un frenado drástico en el movimiento hacia el norte de la placa índica hace alrededor de 50 millones de años, lo que se había atribuido a la colisión inicial de India con la placa Eurasiática”, dice Cande, profesor de geofísica marina en la División de Investigación de Geociencias de Scripps. “Una implicación de nuestro estudio es que el frenado podría simplemente reflejar la pérdida de fuerza de la pluma del manto – la colisión real podría haber ocurrido un poco más tarde”.

El patrocinio para la investigación lo proporcionó la Fundación Nacional de Ciencia.


Fecha Original: 6 de julio de 2011
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *