NASA publica un nuevo análisis de la anomalía Pioneer

Artículo publicado el 20 de julio de 2011 en The Physics ArXiv Blog

La misteriosa fuerza que actúa sobra las naves Pioneer parece estar bajando exponencialmente. Ésta es una gran pista de que el calor de a bordo es el culpable, dice la NASA.

A principios de la década de 1970, NASA envió dos naves en una montaña rusa hacia el Sistema Solar exterior. Pioneer 10 y 11 viajaron más allá de Júpiter (y Saturno en el caso de Pioneer 11) y ahora se dirigen hacia el espacio interestelar.

Pioneer 10 / 11, reconstruidas a tamaño natural © by cliff1066


Pero en 2002, los físicos del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, notaron un desconcertante fenómeno. La nave estaba frenando. Nadie sabía por qué, pero NASA analizó 11 años de datos de seguimiento de Pioneer 10 y 3 años de Pioneer 11 para demostrarlo.

Esta deceleración, la anomalía Pioneer, se ha convertido en uno de los mayores problemas de la astrofísica. Una idea es que la gravedad es diferente en esas distancias (Pioneer 10 y 11 está ahora a 30 y 70 UA). Ésta sería la conclusión más apasionante.

Pero antes de que los astrofísicos acepten esto, deben descartarse otras explicaciones más mundanas. La principal entre ellas es la posibilidad de que la deceleración esté provocada por el calor procedente de las baterías radiactivas de la nave, que pueden irradiar más calor en una dirección que en otra.

El pasado marzo, físicos europeos afirmaron que un nuevo modelo por ordenador de la emisión de calor procedente de la nave había finalmente dado con el problema.

NASA, que tenía su propio equipo revisando este tema, se ha mantenido en silencio sobre este resulta doy hoy podemos ver por qué. Slava Turyshev del JPL y algunos colegas dicen que han filtrando los registros del JPL buscando más datos. Y los han encontrado.

Estos chicos dicen que han sido capaces de duplicar los conjuntos de datos para ambas naves. Esto incrementa los datos de seguimiento de Pioneer 10 a 23 años y de Pioneer 11 a 11 años. Esto es un salto de 20 055 a 41 054 puntos de datos para Pioneer 10 y de 10 616 a 81 537 para Pioneer 11.

Pero, ¿qué demuestra esto? Primero, los nuevos datos confirman que existe la deceleración anómala.

Pero también arroja algo interesante. Turyshev y compañía dicen que parece haber una bajada exponencial con el tiempo en este frenado anómalo. No es fácil de ver en los datos con seguridad, pero ciertamente hay signos de que está ahí.

Ésta es una pista importante. Pioneer 10 y 11 están alimentadas por el decaimiento radiactivo del plutonio 238, el cual, por supuesto, decae exponencialmente.

NASA está actualmente realizando su propia simulación por ordenador de la forma en que se emite el calor desde la nave para ver si puede explicar el nuevo conjunto de datos.

Todas las pistas señalan a la idea de que el calor puede explicar la anomalía Pioneer. Como dicen Turyshev y sus colegas: “La causa más probable de la anomalía Pioneer es la emisión anisotrópica del calor de a bordo”.

Por lo que parece que NASA está de acuerdo con la conclusión europea y que los astrónomos pronto podrán dejar descansar este misterio de una vez por todas.


Artículo de Referencia: arxiv.org/abs/1107.2886: Support For Temporally Varying Behavior Of The Pioneer Anomaly From The Extended Pioneer 10 and 11 Doppler Data Sets
Fecha Original: 20 de julio de 2011

Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (3)

  1. Julio_sao

    Mmm se me ocurre que si eso es cierto, para optimizar la propursion de una nave se podría diseñar de forma que el calor escape sólo por el lado que nos interese, no creo que fuera un gran empuje, pero sería un empuje casi gratuito… Y como cada kilo de combustible cuesta una barbaridad subirlo allá arriba a lo mismo hasta se ahorraba dinero… al igual que al hacer un coche aerodinamico ahorramos gasolina al hacer una nave ¿termodinamica? ahorrariamos combustible!

    • Karlo

      En teoría si, pero es una aceleración tan pequeña que al comienzo incluso hubo dudas de que realmente existiera.

  2. Fandila

    ¿En tal incidente, no se han considerado las TRAYECTORIAS DE BAJA ENERGÍA?.
    Las trayectorias de baja energía (Edward Belbruno) son “caminos” proyectados por zonas “ingrávidas” confluencias de los campos gravitacionales del cosmos.
    Pudiera ser que el Pioneer que no circula que se sepa por esas autopistas rápidas, haya entrado por azar a una de ellas. De ahí su aumento de velocidad. Al salir de la zona rápida la tal aceleración quedaría sin efecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *