Archaeopteryx deja de ser el primer pájaro

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Artículo publicado por Matt Kaplan el 27 de julio de 2011 en Nature News

Se acumulan las pruebas que demuestran que el famoso fósil está más estrechamente relacionado con el Velociraptor.

Un análisis de los rasgos del fósil sugiere que Archaeopteryx no es un pájaro después de todo. El último descubrimiento de un fósil que traza la línea entre pájaros y dinosaurios no aviares está llevando a los paleontólogos a re-evaluar la criatura que se ha considerado como eslabón evolutivo entre ambos.

archaeopteryx © by denn


Archaeopteryx se ha colocado desde hace tiempo en la base del árbol evolutivo de los pájaros. Tiene rasgos que han ayudado a definir qué hay que tener para ser un pájaro, tales como largos y robustos miembros superiores. Aunque en los últimos años, los descubrimientos de numerosos dinosaurios pequeños con plumas han creado un problema para los paleontólogos, generando preguntas sobre qué animales son los ancestros de los pájaros modernos y cuáles son simplemente primos estrechamente relacionados.

El fósil que está llevando a la última evaluación de Archaeopteryx se conoce como Xiaotingia zhengi, y se describe en el ejemplar de Nature1 de hoy por Xing Xu, paleontólogo del Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología de Pekín, y sus colegas. Se encontró en Liaoning occidental, China, en rocas que datan de la época del Jurásico Final, hace entre 161-145 millones de años. Como muchos fósiles similares, está rodeado por impresiones de plumas en la roca, pero tiene garras en el extremo de sus miembros superiores, y dientes afilados.

Estos rasgos por sí mismos ayudan poco a colocar el fósil en la transición dinosaurio-pájaro, pero Xu informa de que también tiene unos huesos extremadamente largos de los dedos corazón y meñique, y un espolón en forma de L en un extremo. Estas características, defiende Xu, identifican a Xiaotingia como un pariente estrechamente relacionado con Archaeopteryx y otro pariente emplumado, Anchiornis.

Tras analizar los rasgos presentes en Xiaotingia y sus relaciones, Xu y sus colegas sugieren que la criatura guarda una mayor semejanza con los dinosaurios Velociraptor y Microraptor que con los primeros pájaros, y por tanto pertenece al grupo Deinonychosauria en lugar de al grupo de los pájaros, Avialae. Muchas características llevaron al equipo a esta decisión, pero la más inmediatamente perceptible es que XiaotingiaArchaeopteryx Anchiornis tienen morros planos y regiones expandidas tras la cuenca de los ojos. Microraptor tiene unos rasgos similares, pero los primeros pájaros en Avialae tienen cráneos muy distintos.

Fuera del primer lugar

El primer espécimen de Archaeopteryx se descubrió en 1861, apenas unos años después de la publicación de “El Origen de las Especies” de Charles Darwin. Su combinación de característica de reptil y ave lo hacían un ‘eslabón perdido’ ideal con el que demostrar la evolución de dinosaurios no aviares a pájaros. Pero la última ordenación lo saca de su posición como el primer pájaro. “Creo que la posición de Archaeopteryx fue el resultado de la historia y un muestreo relativamente pobre de la transición dinosaurio-pájaro”, explica Xu.

Incluso así, reconoce que el movimiento es importante. “Dado que ha ostentado la posición del pájaro más primitivo durante tanto tiempo, me siento un poco nervioso al presentar este resultado”, dice Xu. Pero respuestas inmediatas de otros miembros de su campo sugieren que la decisión será bien acogida.

Archaeopteryx era un pájaro porque tenía plumas, y nadie más las tenía. Pero luego empezaron a encontrarse otros animales que tenían espolones, manos de tres dedos y plumas. Demonios, incluso el T. rex tenía un espolón. Por lo que uno a uno hemos aprendido que los rasgos aviares distintivos de Archaeopteryx no eran tan únicos. Tenía los días contados”, dice Lawrence Witmer, paleontólogo de la Universidad de Ohio en Athens.

Si este cambio será permanente depende de qué otros animales se descubran en el futuro, dice Thomas Holtz, paleontólogo de la Universidad de Maryland en College Park. “No creo que vaya a ser la última palabra sobre este tema. Si sacas esta nueva especie china de la mezcla el argumento se deshace, Por lo que la nueva colocación es precaria como poco, hasta que se encuentren nuevas pruebas”.


Referencia:
1,. Xu, X., You, H. & Han, F. Nature 475, 465-470 (2011).

Autor: Matt Kaplan
Fecha Original: 27 de julio de 2011
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *