Experimentos demuestran que la gravedad no es un fenómeno emergente

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Artículo publicado el 24 de agosto de 2011 en The Physics ArXiv Blog

La forma en que la gravedad afecta a las partículas cuánticas demuestra que no puede ser un fenómeno emergente.

Una de las ideas más interesantes de la física moderna es que la gravedad no es una fuerza tradicional, al igual que las fuerzas electromagnéticas o nucleares. Por el contrario, es un fenómeno emergente que simplemente tiene el aspecto de una fuerza tradicional.

Spacetime Continuum © Crédito: Kevin Krejci


Este enfoque ha sido defendido por Erik Verlinde de la Universidad de Amsterdam, quien propuso la idea en 2010. Sugirió que la gravedad no es más que una manifestación de la entropía en el universo, la cual siempre aumenta de acuerdo con la segunda ley de la termodinámica. Esto provoca que la materia se distribuya de una manera que maximice la entropía. Y el efecto de esta redistribución se parece a una fuerza, a la que llamamos gravedad.

Gran parte del entusiasmo por la idea Verlinde es que proporciona una manera de reconciliar las contradicciones entre la gravedad, que trabaja a gran escala, y la mecánica cuántica, que trabaja a una escala minúscula.

La idea clave es que la gravedad es, esencialmente, un efecto estadístico. Siempre y cuando cada partícula se vea influenciada por un número estadísticamente grande de otras partículas, surge la gravedad. Es por eso que se trata de un fenómeno a gran escala.

Pero hoy, Archil Kobakhidze de la Universidad de Melbourne en Australia señala un serio problema de este enfoque. Como es natural, se pregunta cómo puede influir la gravedad en las partículas cuánticas.

Kobakhidze defiende que, dado que cada partícula cuántica tiene que describirse mediante un gran número de otras partículas, esto lleva a una ecuación particular que describe el efecto de la gravedad.

Pero aquí está el tema: la visión convencional de la gravedad conduce a una ecuación diferente.

En otras palabras, los puntos de vista tradicionales y emergentes de la gravedad hacen diferentes predicciones sobre la fuerza gravitatoria que debería experimentar una partícula cuántica. Y esto abre el camino para una prueba experimental.

Resulta que  los físicos han estado midiendo la fuerza de la gravedad sobre neutrones desde hace unos diez años aproximadamente. Y.. espera el redoble de tambores … los resultados coinciden exactamente con las predicciones de la teoría de la gravedad tradicional, dice Kobakhidze.

“Los experimentos sobre estados ligados gravitatorios de los neutrones descartan sin ambigüedades el origen entrópico de la gravitación”, dice.

Ésta es una impresionante obra de física. Será interesante ver cómo responden Verlinde y sus partidarios.


Artículo de Referencia: arxiv.org/abs/1108.4161: Once More: Gravity Is Not An Entropic Force

Fecha Original: 28 de agosto de 2011
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *