LRO ofrece las vistas más nítidas de los lugares de alunizaje de Apollo

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Artículo publicado el 6 de septiembre de 2011 en la web de NASA

El Orbitador de Reconocimiento Lunar (Lunar Reconnaissance Orbiter – LRO) capturó las imágenes más nítidas jamás tomadas desde el espacio de los lugares de alunizaje de Apollo XII, XIV y XVII. Las imágenes muestran las vueltas y revueltas de los caminos que se formaron cuando los astronautas exploraron la superficie lunar.

En el sitio del Apollo XVII, los caminos dejados por el róver lunar son claramente visibles, junto con los últimos caminos a pie dejados en la Luna. Las imágenes también muestran dónde colocaron los astronautas algunos de los instrumentos científicos que proporcionaron una primera visión del entorno y el interior de la Luna.

Lugar de alunizaje de Apollo por LRO © Crédito NASA


“Podemos volver sobre los pasos de los astronautas con mayor claridad para ver dónde se tomaron muestras lunares”, dijo Noah Petro, geólogo lunar del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, quien es miembro del equipo científico del proyecto LRO.

Las tres imágenes muestran los distintivos caminos dejados en el fino suelo de la Luna, cuando los astronautas salieron de los módulos lunares y exploraron a pie. En la imagen del Apollo XVII, los senderos hechos a pie, incluyendo la última ruta hecha en la Luna por los humanos, se distinguen fácilmente de las vías dobles dejadas por el róver lunar, que se mantiene estacionado al este del módulo de aterrizaje.

“Las nuevas imágenes de baja altitud de la Cámara de Pequeño Angular agudizan nuestra visión de la superficie de la Luna”, dijo el investigador de la Universidad Estatal de Arizona Mark Robinson, investigador principal de la Cámara del Orbitador de Reconocimiento Lunar (LROC). “Un gran ejemplo es la nitidez de las huellas del róver en el sitio del Apollo XVII. En las imágenes anteriores las huellas del róver eran visibles, pero ahora son líneas paralelas definidas en la superficie”.

En cada sitio, también se extienden senderos hacia el oeste de los módulos de aterrizaje, donde los astronautas colocaron el Conjunto de Experimentos de Superficie Lunar de Apollo (ALSEP) para monitorizar el entorno e interior de la Luna. Este equipamiento fue una parte clave de cada misión Apollo.

Proporcionó las primeras vistas de la estructura interna de la Luna, medidas de la presión en la superficie lunar y la composición de su atmósfera. Apollo XI llevó a una versión más simple del paquete científico.

Uno de los detalles que se muestran en la imagen de Apollo XII, es una brillante forma de L. Marca la ubicación de los cables que van desde la estación central ALSEP a dos de sus instrumentos. A pesar de que los cables son demasiado pequeños para su visión directa, aparecen debido a que reflejan la luz muy bien.

La mayor resolución de estas imágenes es posible debido a los ajustes realizados en la órbita del LRO, que es ligeramente ovalada o elíptica. “Sin cambiar la altitud media, hicimos la órbita más elíptica, por lo que la parte más baja de la órbita está en el lado iluminado de la Luna”, dijo John Keller de Goddard, segundo científico del proyecto LRO. “Esto pone a LRO en una posición perfecta para tomar estas nuevas imágenes de la superficie”.

La maniobra bajó a LRO de su altura habitual de aproximadamente 50 kilómetros a una altitud que llegó hasta los 21 kilómetros al pasar sobre la superficie lunar. La nave espacial se ha mantenido en esta órbita durante 28 días, tiempo suficiente para que la luna rote por completo. Esto permite una cobertura total de la superficie por parte de la Cámara de Gran Angular de LROC. El ciclo termina hoy, cuando la nave espacial retornará a su órbita de 50 kilómetros.

“Estas imágenes nos recuerdan nuestra fantástica historia de Apollo y nos llaman a seguir avanzando en la exploración de nuestro Sistema Solar”, dijo Jim Green, director de la División de Ciencias Planetarias de la NASA en las Oficinas Centrales de Washington.

LRO fue construido y administrado por Goddard. La investigación inicial estuvo financiada por la Dirección de Misiones de Sistemas de Exploración de la NASA. En septiembre de 2010, tras un año de exitosa misión de exploración, la misión pasó a centrar su atención de los objetivos de la exploración a la investigación científica en la Dirección de Misiones Científicas de la NASA.

Para obtener más información acerca de LRO, visite: http://www.nasa.gov/lro


Fecha Original: 6 de septiembre de 2011
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *