Cómo filtra SETI@Home los candidatos a ET

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Artículo publicado el 13 de septiembre de 2011 en The Physics ArXiv Blog

Los voluntarios de SETI@Home han encontrado 4200 millones de señales interesantes, desde que el proyecto comenzó en 1999. ¿Qué pasa con ellas?

SETI@Home es una iniciativa de computación distribuida que analiza señales de radio para detectar señales de inteligencia extraterrestre. Depende de voluntarios que utilizan sus propios ordenadores para descargar y la analizar datos del Radiotelescopio de Arecibo en Puerto Rico usando el software a medida disponible en el sitio web de SETI@Home.

BOINC ejecutando SETI@Home © Crédito: Keng Susumpow


El desafío principal del proyecto es detectar una verdadera señal de ET en un contexto de ruido e interferencias. El software busca cinco tipos distintos de patrones que es improbable que sean producidos por el ruido, cosas como tres picos potentes consecutivos y pulsos que podrían representar señales digitales.

Utilizando estos criterios, los voluntarios de SETI@Home han identificado unas 4200 millones de señales de interés potencial. Ésa es una cifra significativa. Pero incluso aunque estas señales han sido filtradas por el software de SETI@Home, la mayoría, si no todas, es probable que sean el resultado de ruido o interferencia.

Así que hoy, Eric Korpela en la UC Berkeley y algunos compañeros describen cómo se analizan estas candidatas. Una tarea importante es identificar las fuentes comunes de interferencia que producen señales similares a las inteligentes. “De largo, la fuente más común de interferencia en los datos de SETI@home son las estaciones de radar en la isla de Puerto Rico”, dicen Korpela y sus colegas.

La mayor parte de estos y otros tipos de interferencia puede identificarse y eliminarse automáticamente. Sin embargo, el equipo espera distribuir el análisis de las señales que pasan el filtro, usando un software que enseña a los voluntarios a inspeccionar visualmente las señales e identificar aquellas que son el resultado de la interferencia.

Un criterio importante para las señales de ET es que deben ser persistentes en el tiempo y la frecuencia. En otras palabras, una señal de interés debe ser visible en la misma zona del cielo en una fecha posterior. Para monitorizar esto, Korpela y sus colegas han diseñado un programa denominado Comprobador de Persistencia de Tiempo Cercano o NTPCkr que crea una especie de mapa de calor de las señales interesantes en el cielo.

Cuando aparece un candidato interesante, un área determinada del cielo se vuelve “caliente”. Si la señal continúa, esa zona del cielo permanece caliente, de lo contrario se enfría con el tiempo. Cualquier cosa que se mantenga caliente durante un período de tiempo decente vale la pena examinarla en más detalle.

Entonces, ¿qué ha encontrado SETI@Home? En realidad, nada. El candidato más importante es una fuente de radio llamada SHGb02 +14 a que el equipo reveló en 2004. Pero incluso éste es un candidato poco convincente. En el área del cielo en el que se encuentra, no hay estrellas a menos de 1000 años luz de la Tierra y la mayoría de los comentaristas piensan que la señal se debe probablemente a una variación aleatoria.

Sin embargo, la búsqueda continúa.


Artículo de Referencia: arxiv.org/abs/1109.1595: Candidate Identification and Interference Removal in SETI@home

Fecha Original: 13 de septiembre de 2011
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *