El GTC contribuye a resolver el enigma de la densidad de las galaxias en los orígenes del universo

Artículo publicado el 10 de octubre de 2011 en la web del IAC

Un equipo internacional, con la colaboración del IAC, descubre que las galaxias del universo temprano, ubicadas a 8000 millones de años luz, no son tan densas como se pensaba hasta el momento.

La investigación aporta nuevos datos para esclarecer el misterio de cómo las galaxias que nacen densas y pequeñas en su juventud alcanzan luego tamaños grandes como la Vía Láctea.

GranTeCan © by Alberto Perdomo


¿Por qué las galaxias en el universo temprano – el más alejado respecto de la Tierra – son más densas y pequeñas que otras galaxias más cercanas, como la propia Via Láctea? ¿Cómo evolucionan de pequeña a gigante? El enigma, objeto de diversas hipótesis en la comunidad científica, está más cerca de resolverse gracias a observaciones realizadas en el Gran Telescopio Canarias (GTC), el mayor telescopio óptico del mundo. Y aunque aún queda camino por andar el trabajo, que cuenta con la participación del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), deja patente que instrumentos tan potentes como este telescopio, ubicado en el Observatorio del Roque de los Muchachos (La Palma), permiten que los científicos continúen cuestionándose sus propias teorías para avanzar en el conocimiento de los lugares más lejanos del Universo.

El trabajo, que aparece publicado en la revista Astrophysical Journal Letters, ha sido dirigido por los investigadores de la Universidad de Florida, Jesús Martínez y Rafael Guzmán y ha contado con la colaboración de investigadores del IAC y la Universidad Complutense de Madrid. El equipo observó cuatro jóvenes galaxias, ubicadas a ocho mil millones de años luz de La Tierra, y comprobó en sus espectros que eran, en promedio, seis veces menos densas de lo que se creía. Para ello, se han servido del espectrógrafo OSIRIS, instalado en el GTC.

El dato rebaja parcialmente la espectacularidad que se suponía a las galaxias más jóvenes, hasta el momento descritas como objetos extremadamente compactos que albergaban masas miles de millones de veces superiores a la del Sol en un tamaño de cinco a diez veces menor al de sus compañeras observadas en el universo maduro. De ser así, las estrellas estarían tan próximas unas de otras que el cielo nocturno sería completamente brillante.

A juzgar por las conclusiones de la investigación, es probable que esos cielos no brillen tanto ni que la masa de las galaxias jóvenes sea tan pesada. Y puede que su evolución a galaxias de gran tamaño no sea tan drástica como se estimaba. Eso sí, los datos del la investigación parecen avalar la teoría que explica su crecimiento por su unión con satélites menores.

El estudio se ha nutrido de trabajos previos realizados por los investigadores del IAC Nacho Trujillo, Mercedes Prieto, Angela Hempel y Marc Balcells, uno de los grupos que mejor conocen las galaxias estudiadas. Los científicos también ayudaron a sus colegas en la preparación de las observaciones y a analizar e interpretar los datos.

Un viaje en el tiempo con el GTC

La luz precisa de mucho tiempo para atravesar el universo. Considerando las grandes distancias que necesita cubrir para alcanzar La Tierra, la única manera de obtener datos sobre lo que ocurre en el universo temprano es a través de telescopios de las características del GTC, que no sólo permite a la comunidad científica observar a mayores distancias, sino retroceder en el tiempo. En el caso de este estudio, ocho mil millones de años atrás.

Instrumentos como este refuerzan la idea de que los científicos siempre deben cuestionar lo descubierto. Gracias al GTC y otros, se aviva ese sano escepticismo científico que contribuye a avanzar en el conocimiento.


Fecha Original: 10 de octubre de 2011
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (7)

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Artículo publicado el 10 de octubre de 2011 en la web del IAC Un equipo internacional, con la colaboración del IAC, descubre que las galaxias del universo temprano, ubicadas a 8000 millones de años luz, no son tan densas c……

  2. [...] El GTC contribuye a resolver el enigma de la densidad de las galaxias en los orígenes del universo http://www.cienciakanija.com/2011/10/10/el-gtc-contribuye-a-reso…  por guachindango hace nada [...]

  3. Amadeu Canals

    No sin cierta vergüenza me atrevo a exponer aquí mi propia teoría sobre el fenómeno expuesto en el anterior artículo: Es lógico que a medida que las primitivas galaxias se alejan, se expandan por perder paulatinamente la fuerza de atracción con el resto de “nuestro” Universo, siguiendo al pie de la letra las leyes de Newton. De buen seguro que igualmente se expanden en idéntica proporción todos los átomos de que están compuestos planetas y estrellas. El que nuestro Universo se expanda aceleradamente, quiero atribuirlo a que es atraido por universos colindantes, fuera del alcance de nuestra percepción, procedentes de lejanos big-bangs en un Universo Infinito en constante e infinita actividad. Me parece de un egocentrismo petulante pensar que TODO empezó hace solo unos miles de millones de años con ‘nuestro’ particular Big-Bang.

    • Nacho

      Amadeu, el artículo dice justo lo contrario: las galaxias antiguas son más densas y pequeñas que las actuales. El GTC ha observado que no eran TAN densas como previamente se pensaba pero más densas que las actuales al fin y al cabo. Primero aprende a entender lo que lees, estudia un poquito y luego, sin vergüenza pero con humildad, expones tus hipótesis.

      • Amadeu Canals

        Acepto humildemente tu reprimenda, Nacho. Ya sé que he cogido ‘el rábano por las hojas’ al basar el contexto de mi observación sólo en lo de “el GTC ha observado que no eran tan densas…” Sin embargo mantengo todo lo escrito por ser fruto de mi ‘desbocada imaginación’ que, utópica o no, equivocada o no, científicamente demostrable o no, sólo es fruto de mi pensamiento, el pensamiento de un octogenario sin más bagage científico que mi todavía intacta curiosidad. Siento haber herido los fundamentos de tu intelectualidad y en lo sucesivo procuraré ser más comedido en mis intervenciones. Un respetuoso saludo.

  4. Puede que tengas razòn, y que la asceleraciòn de la expanciòn del universo tambien estè provocando este proceso, produciendo el que la formaciòn de estructuras estelares no sea un algo tan estable como se cree y hayan composiciones y recomposiciones por estas causas.

  5. Tom Wood

    Apenas estoy entendiendo mi modelo de la interacción Luz-Luz; que trato de desarrollar, porque vislumbro un agotamiento de las teorías vigentes. Pero según lo que me esta dando; la masa inercial y gravitatoria difiere en ordenes mayores y esto es demostrable experimentalmente. Esto trae como consecuencia que muchos experimentos finos, como los del corrimiento al rojo, nos estén dando resultados exagerados al analizar el espaciotiempo lejano. Todo donde este implicado la relatividad y la luz, y sea de alta precisión, tendría que ser ajustado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *