Las críticas se centran en los neutrinos rápidos

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Artículo publicado por Devin Powell el 19 de octubre de 2011 en Science News

La falta de un rastro de energía sugiere que hubo en error de cálculo en el hallazgo.

Un nuevo estudio echa el freno a los neutrinos más rápidos que la luz.

En septiembre, un grupo del experimento OPERA de Italia, supuestamente registró unos neutrinos que viajaron los 730 kilómetros entre el CERN de Suiza y el Laboratorio Nacional del Gran Sasso de Italia, cerca de 60 nanosegundos más rápido de lo que la luz hubiese cubierto esa distancia en el vacío (SN: 10/22/11, p. 18).Pero, si esto fuera cierto, la mayoría de los neutrinos se hubiesen despojado de energía durante su viaje, según sugiere un nuevo análisis realizado por físicos de la Universidad de Boston.

Detector de neutrinos Super Kamiokande © by Ethan Hein


OPERA debería haber detectado esta radiación, dicen los físicos, si son ciertas sus afirmaciones. No lo hizo.

“Yo estaría extasiado de ver algún tipo de nueva física procedente de este experimento”, dice Andrew Cohen, físico teórico que, junto al ganador del Premio Nobel, Sheldon Glashow, informa del nuevo hallazgo en un próximo ejemplar de la revista Physical Review Letters.  “Es difícil de acomodarlo, dada esta [falta de] radiación”.

Para continuar con esta idea, un segundo experimento de neutrinos en el Gran Sasso, llamado ICARUS, buscó señales de esta radiación y no las encontró, según informa otro grupo el 17 de octubre en arXiv.org.

Se ha estudiado un tipo similar de pérdida de energía en el agua y otros materiales en los que la luz viaja más lento de lo que lo hace en el espacio vacío. Las partículas que viajan más rápido que la luz en estas sustancias emiten destellos de energía que se conocen como radiación de Cherenkov. Los detectores Cherenkov aprovechan este efecto para detectar tales partículas, incluyendo las creadas por los rayos cósmicos.

Pero el artículo de Cohen y Glashow es el primero en extender esta idea a los supuestos neutrinos que superan a la luz en un vacío. El modelo estándar de la física de partículas establece que ellos también tienen que renunciar a energía, emitiendo pares de electrones y positrones, dice Cohen.

Existen teorías exóticas que permiten que los neutrinos más rápidos que la luz se aferren a su energía. Pero la falta de esta firma da más apoyo a la opinión predominante de que el equipo de OPERA ha cometido algún error debido a alguna incertidumbre no contabilizada en sus mediciones.

“Estamos bastante convencidos de que el experimento está mal”, dice Glashow. “Pero no creo que nadie haya identificado el error, si es que lo hay, hasta el momento”.

Gilles Henri, astrofísico teórico en el Instituto de Ciencias Planetarias y Astrofísica de Grenoble, Francia, se pregunta si las fluctuaciones en el haz de neutrinos podrían ser la causa. En un artículo publicado el 2 de octubre en arXiv.org, sugiere que algunos neutrinos de la multitud que viajaron a Italia, pueden haber comenzado su viaje antes de lo pensado, rompiendo la velocidad media calculada para el grupo.

También se han analizado los dos relojes atómicos utilizados por el equipo de OPERA para medir el tiempo de viaje de sus neutrinos. Carlo Contaldi, físico teórico del Imperial College de Londres, sugiere que la Teoría de la Relatividad General Einstein podría haber provocado que los relojes marcasen a un ritmo diferente – gracias a que la gravedad tira más fuerte del reloj situado en el inicio del viaje de los neutrinos en Suiza, que en su socio, en las profundidades de Italia. Para comprobar su idea, Contaldi está esperando que el equipo de OPERA explique los detalles de su experimento con más profundidad.

No es el único.

“Hasta que no se ofrezcan más detalles en cuanto a cómo hicieron las diversas partes de su experimento”, dice Contaldi, “no estará claro cómo proceder.”


Autor: Devin Powell
Fecha Original: 19 de octubre de 2011
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *