Fermi encuentra el pulsar de milisegundos más joven, y supera los 100 pulsares hasta la fecha

Artículo publicado el 3 de noviembre de 2011 en la web de NASA

Un equipo internacional de científicos, usando el Telescopio Espacial de Rayos Gamma Fermi, ha descubierto un púlsar de milisegundos sorprendentemente potente que desafía a las teorías actuales sobre cómo se forman estos objetos.

A la vez, otro equipo ha localizado nueve nuevos púlsares de rayos gamma en los datos de Fermi, usando técnicas de análisis mejoradas.

Un pulsar, es un tipo de estrella de neutrones que emite energía electromagnética en intervalos periódicos. Una estrella de neutrones es lo más cercano a un agujero negro que pueden observar directamente los astrónomos, compactando medio millón de veces más masa que la Tierra en una esfera no mayor que una ciudad. Esta materia está tan comprimida que una cucharada pesaría tanto como el Monte Everest.

Pulsar del Cangrejo © by gnews pics


“Con este nuevo lote de pulsares, Fermi ya ha detectado más de 100, lo que es un emocionante hito cuando se tiene en cuenta que, antes del lanzamiento de Fermi en 2008, sólo se conocían siete que emitiesen rayos gamma”, dice Pablo Sanz Parkinson, astrofísico en el Instituto Santa Cruz para Física de Partículas en la Universidad de California en Santa Cruz, y coautor de dos artículos que detallan los hallazgos.

Un grupo de pulsares combina una increíble densidad con una rotación extrema. El más rápido de los conocidos como pulsares de milisegundos, rota a 43 000 revoluciones por minuto.

Los pulsares de milisegundos se cree que logran tales velocidades debido a que están ligados gravitatoriamente a estrellas normales en sistemas binarios. Durante parte de sus vidas estelares, el gas fluye de la estrella normal al pulsar. Con el tiempo, el impacto de este gas incidente aumenta gradualmente la velocidad de rotación del pulsar.

Los fuertes campos magnéticos y la rápida rotación de los pulsares provoca que emitan potentes haces de energía, desde ondas de radio a rayos gamma. Debido a que la estrella transfiere energía rotacional al pulsar, el giro de éste desacelera después de que se complete la transferencia.

Normalmente, los pulsares de milisegundos tienen alrededor de mil millones de años de antigüedad. Sin embargo, en el ejemplar del 3 de noviembre de la revista Science, el equipo de Fermi revela un brillante y energético pulsar de milisegundos de apenas 25 millones de años de edad.

El objeto, conocido como PSR J1823−3021A, está en NGC 6624, un conjunto esférico de antiguas estrellas que se conoce como cúmulo globular, uno de los aproximadamente 160 objetos similares que orbitan nuestra galaxia. El cúmulo tiene aproximadamente 10 mil millones de años de antigüedad, y se encuentra a unos 27 000 años luz de distancia, en dirección a la constelación de Sagitario.

El Telescopio de Gran Área (LAT) de Fermi mostró once cúmulos globulares que emiten rayos gamma, la emisión acumulada de docenas de pulsares de milisegundos demasiado tenues para que, incluso Fermi, los detecte individualmente. Pero ése no es el caso de NGC 6624.

“Es asombroso que todos los rayos gamma que vemos procedentes de este cúmulo, lleguen desde un único objeto. Debe haberse formado recientemente, basándonos en lo rápidamente que emite energía. Es similar a encontrar un bebé llorando en una tranquila residencia de ancianos”, dice Paulo Freire, autor principal del estudio en el Instituto Max Planck para Radioastronomía en Bonn, Alemania.

J1823−3021A anteriormente se identificó como un pulsar por su emisión de radio, aunque de los nueve nuevos pulsares, ninguno son pulsares de milisegundos, y sólo uno se encontró más tarde que emitía ondas de radio.

A pesar de su sensibilidad, el LAT de Fermi sólo puede detectar un rayo gamma por cada 100 000 giros de algunos de estos débiles pulsares. Aun así, las nuevas técnicas de análisis aplicadas a la posición exacta y tiempo de llegada de los fotones recopilados por LAT desde 2008, fueron capaces de identificarlos.

“Adaptamos métodos originalmente pensados para el estudio de ondas gravitatorias al problema de encontrar pulsares de rayos gamma, y rápidamente obtuvimos la recompensa”, dice Bruce Allen, director del Instituto Max Planck para Física Gravitatoria en Hannover, Alemania. Allen es coautor de un artículo sobre los descubrimientos que se publica on-line en The Astrophysical Journal.

También dirige el proyecto Einstein@Home, un trabajo de computación distribuida que usa el tiempo de inactividad de los ordenadores de los voluntarios para procesar datos astronómicos. En julio, el proyecto amplió la búsqueda de pulsares de rayos gamma al público general, incluyendo datos del LAT de Fermi en el trabajo procesado por los usuarios de Einstein@Home.

El Telescopio Espacial de Rayos Gamma Fermi de la NASA es una asociación de astrofísicos y físicos de partículas. Está dirigido por el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland. Se desarrolló en colaboración con el Departamento de Energía de los Estados Unidos, con importantes contribuciones de instituciones académicas y socios de Francia, Alemania, Italia, Japón, Suecia y E.E.U.U.


Fecha Original: 3 de noviembre de 2011
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comment (1)

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Artículo publicado el 3 de noviembre de 2011 en la web de NASA Un equipo internacional de científicos, usando el Telescopio Espacial de Rayos Gamma Fermi, ha descubierto un púlsar de milisegundos sorprendentemente potente que…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *