La población de planetas es abundante

Artículo publicado el 11 de enero de 2012 en la web de ESO

Un equipo internacional, que incluye a tres astrónomos del Observatorio Europeo Austral (ESO), ha utilizado la técnica de microlentes gravitacionales para calcular hasta qué punto son comunes los planetas en la Vía Láctea. Tras seis años de búsquedas, en los que se cartografiaron millones de estrellas, el equipo concluyó que la existencia de planetas alrededor de estrellas es la norma, más que la excepción. Los resultados aparecerán en la revista Nature del 12 de enero de 2012.

A lo largo de los últimos dieciséis años, los astrónomos han detectado más de 700 exoplanetas confirmados y han iniciado el estudio de los espectros y las atmósferas de esos mundos. Pese a que estudiar las propiedades individuales de los exoplanetas es de un valor innegable, permanece una interrogante mucho más básica: ¿hasta qué punto es común la existencia de planetas en la Vía Láctea?

Planetas por todos sitios © by Kanijoman


La mayor parte de los exoplanetas conocidos actualmente fue detectada tanto por la técnica del efecto gravitacional del planeta sobre su estrella anfitriona (que genera un leve bamboleo en la misma) como al capturar su presencia al pasar por delante de su estrella y oscurecerla ligeramente. Ambas técnicas son adecuadas para la detección de planetas masivos o de aquellos que están cerca de su estrella (o ambas circunstancias juntas), lo que implica que son muchos los planetas que no se detectan.

Un equipo internacional de astrónomos ha buscado exoplanetas usando un método totalmente diferente — microlentes gravitacionales — que puede detectar planetas con un amplio rango de masas y que además pueden estar bastante más lejos de sus estrellas.

Arnaud Cassan (del Instituto de Astrofísica de París), que lidera este artículo de Nature, explica: “Hemos buscado evidencia de la existencia de exoplanetas durante seis años observando con la técnica de microlentes gravitacionales. Sorprendentemente, estos datos muestran que los planetas son más comunes que las estrellas en nuestra galaxia. También encontramos que los planetas más ligeros, como las súper-Tierras o los Neptunos fríos, deben ser más comunes que los planetas pesados”.

Los astrónomos utilizaron observaciones proporcionadas por los programas PLANET y OGLE, en los que se detectan exoplanetas por el modo en que el campo gravitacional de su estrella anfitriona, combinado con el de los posibles planetas, actúa como una lente, magnificando la luz de la estrella de fondo. Si la estrella que actúa como una lente tiene un planeta en su órbita, el planeta puede contribuir a la hora de detectar el efecto de iluminación de la estrella de fondo.

Jean-Philippe Beaulieu (del Instituto de Astrofísica de París), que lidera la colaboración PLANET, añade: “La colaboración PLANET se creó para hacer el seguimiento de eventos de  microlente prometedores con una red mundial de telescopios ubicados en el hemisferio sur, desde Australia y África del sur, hasta Chile. Los telescopios de ESO han contribuido de forma muy importante a estos cartografiados”.

Las microlentes son herramientas muy poderosas, con el potencial de detectar exoplanetas que, de otra manera, podrían no haber sido descubiertos jamás. Pero, para utilizar la técnica de microlente y ver algo, se requiere de un alineamiento poco común entre una estrella de fondo y otra que haga de lente. Y, para detector un planeta durante el acontecimiento, también se necesita una coincidencia adicional de alineamiento de la órbita del propio planeta.

Pese a que, por todos estos motivos, sea una tarea difícil encontrar un planeta utilizando esta técnica de microlentes, los datos de estos seis años utilizados en los análisis han permitido la detección de tres exoplanetas en las búsquedas de los programas PLANET y OGLE: una súper-Tierra, y planetas con masas comparables a las de Neptuno y Júpiter. Teniendo en cuanta los estándares de la técnica de microlentes, se trata de un impresionante botín. Al detectar estos tres planetas, o los astrónomos fueron sumamente afortunados y les ha tocado la lotería (pese a lo extraño que parezca) o, sencillamente, los planetas son tan abundantes en la Vía Láctea que era algo prácticamente inevitable.

Posteriormente, los astrónomos combinaron la información relacionada con estas tres detecciones positivas de exoplanetas con otras siete detecciones llevadas a cabo anteriormente, así como con un gran número de no-detecciones en los valiosos datos obtenidos durante seis años — las no-detecciones son igualmente importantes para el análisis estadístico y son mucho más numerosas. La conclusión fue que una de cada seis estrellas estudiadas aloja un planeta de masa similar a la de Júpiter, la mitad tienen planetas de masa similar a la de Neptuno y dos tercios tienen súper-Tierras. El cartografiado era sensible a la detección de planetas que estuvieran a una distancia de su estrella de entre 75 millones de kilómetros y 1500 millones de kilómetros (en el Sistema Solar este rango incluye todos los planetas desde Venus a Saturno) y con rangos de masas que van de cinco veces la masa de la Tierra hasta diez veces la de Júpiter.

La combinación de los resultados sugiere firmemente que el porcentaje de planetas alrededor de estrellas es mayor que uno. Más que la excepción, son la norma.

“Antes creíamos que la Tierra podría ser única en nuestra galaxia. Pero ahora parece que, literalmente, hay miles de millones de planetas con masas similares a la de la Tierra orbitando estrellas en la Vía Láctea,” concluye Daniel Kubas, co-autor de este artículo.


Fecha Original: 11 de enero de 2012
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (6)

  1. Crítico experto

    Será cuestión de tiempo para descubrir vida fuera de la tierra (si es que no nos lo esconden los gobiernos), lo que es peor aun, en nuestra propia galaxia. Cuando eso suceda entonces como dicen por ahí el hombre se encontrará con su 4º humillación…
    No somos el centro del universo, No venimos de un Dios omnipotente, no somos dueños de nuestros actos… y es más que evidente que NO estamos solos. Lo mas interesante aun, si sacamos cuentas con los centenares de millones de galaxias que hay (y las que quedan por descubrir), el universo estaría atestado de vida.

    La paradoja de Fermi es una gran falacia, además que existen un gran numero de argumentos para rebatirla; una de las que creo yo más fuertes es que cuando miramos al espacio estamos mirando al pasado, hasta ahora el exoplaneta mas cercano se encuentra a 60 años luz, eso quiere decir que suponiendo que si la civilización extraterrestre mas cercana mirara hacia la tierra (considerando que tienen una tecnología similar a la nuestra), nos situarían a comienzos del siglo pasado, donde no había aun satélites, tampoco estaban las grandes metrópolis de hoy en dia que están iluminadas dia y noche etc… nosotros tampoco existiríamos para ellos.

    Ahora sin embargo, estamos haciendo mucho “ruido”, y comparto lo que dice el respetable cientifico Stephen Hawking, deberíamos de ir preparando un plan de contacto para un eminente primer contacto con vida Alienigena, porque si seguimos las leyes de la evolución, no creo que nos encontremos con E.T.

    • Crítico inexperto y furibundo

      Más que falacia, yo diría que es una arrogancia del señor Fermi (o sea, una estupidez) xD.

      Lo único que discrepo en todo lo que dices es que SI somos dueños de nuestros actos (otra cosa es que hagamos más caso a nuestra sinrazón que a nuestra razón, que diría Cervantes), con todas las puntualizaciones que le quieras poner, y NO estamos solos, somos muchos y siempre hay alguien al lado xD. ¿Conoces la novela de Lem “La voz de su amo”? Eso sí va a ser una humillación, y no encontrar vida biológica.

      Ah, los exoplanetas más próximos conocidos están en ε Eridani, a sólo 10 años-luz.

      • Crítico experto

        Sigmund Freud postuló que los comportamientos humanos conscientes son el reflejo de nuestro inconsciente, antes de que percates tu entorno el cerebro ya ha analizado toda la información, y todo aquello que sale “a flote” en tus pensamientos, deducciones y corazonadas ya ha sido evaluado, nosotros creemos tomar las decisiones cuando ya han sido tomados con anterioridad, de ahi que en la actualidad los expertos recomienden seguir la intuición y el instinto, pues son facultades menospreciadas pero que están tomando protagonismo con los nuevos avances en neurociencias.

        Es bien sabido que el hombre solo domina el 10% de sus capacidades cerebrales, y con los ultimos descubrimientos se ha puesto en duda “el libre albedrio” ( http://www.tendencias21.net/La-libertad-es-una-ficcion-cerebral_a2785.html ), al igual que la astronomia, la neurociencia esta ganando bastante terrenos en avances e investigación.

        He buscando lo de la novela de Lem, muy interesante…me anoto lo del planeta extrasolar Eridani.

        Un saludo

        • Es bien sabido que el hombre solo domina el 10% de sus capacidades cerebrales
          Pero, de verdad, ¿aún queda gente que sigue con este cuento?

          • awefwaef

            Te acaba de soltar un contrargumento usando a Freud y que asegura tener pruebas de la no existencia de dios… ¿que te puedes esperar?

        • Crítico delirando

          Bueno, lo de tendencias21 me ha llegado al alma. Hace tiempo que no la leo, porque me echaba unas risas de cojones (además le han puesto a la web un nombre de trapichuelos de moda), y, eso de que el ser humano sólo utiliza el 10% de sus capacidades mentales, pues no sé, el actual presidente del bobierno yo creo que ni el 0,00024% (ni puta falta que le hace: vive como Dios y todo le suda la polla, y le sobran corifeos que le aplaudan), pero si me lo dices en serio, pues va a ser que es un meme-memo gratuito.

          El libre albedrío es un problema filosófico, además, a mí siempre me ha llamado la atención de que, en clara lógica, el libre albedrío es totalmente incompatible con la existencia de un Dios (tal y como lo definen las principales religiones). Hablando más en plata, la consciencia humana tiene sus límites, evidentemente, pero el hecho es que tenemos capacidad de elección, dentro de nuestros límites (como lo tienen muchos animales, esto sí está probado), un sentido de la justicia (también probado, incluso con perros, simios y no sé qué otros bichos), y eso, si me fuerzas a reducir, se parece más al libre albedrío que a cualquier otro artefacto filosófico.

          Freud le pegaba a la farlopa que no veas, de hecho, era tan hooligan de la harina que se la ofreció a un amigo suyo, una cantidad pequeñita, unos tiritos de nada, y va y se lo carga (fulminante parada cardiorrespiratoria y posiblemente derrame cerebral, que conste que el dr.Sigmund quedó muy afectado, sin coñas), cosas que pasaban en el siglo XIX, a fin de cuentas el porcentaje de alcohólicos en Occidente era casi del 100% (fue la ciencia la que permitió disponer de agua potable para beber, evitando así que la gente tuviese que consumir alcohol como única bebida con garantía sanitaria), el porcentaje de opiómanos no me arriesgo a darlo, pero cuando cierta hoy multinacional alemana por aquellas épocas sacó al mercado la heroína, derivado sintético de la morfina (y la sacó como medicamento para desengancharse de la morfina, naturalmente que sí que desengancha de la primera xD, para enganchar con más fuerza a la segunda), el porcentaje de gente adicta también era bastante escalofriante (y es normal: los médicos no podían curar casi nada comparados con hoy). Es conveniente tener en cuenta todas estas cosas cuando uno habla del pasado xD. Quiero decir, sin mala fe, que si el Freud se metía unos tiritos capaces de enviar al camposanto a un señor adulto de perfecta salud, no sé hasta qué punto habría que evaluar muchas de sus ideas a la luz de esto. Ah, me pongo la venda antes de la herida: los nazis que tanto lo calumniaron también le pegaban a la harina, de hecho el Führer tenía un alzheimer y una especie de párkinson (brutal) bastante sospechoso, pero él nada, coca va coca viene. Suerte que tuvimos.

          ¡A ver si la gente confunde la intoxicación mental con la filosofía! xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *