Fomalhaut b puede no ser un planeta después de todo

Artículo publicado por Paul Scott Anderson el 26 de enero de 2012 en Universe Today

Cuando el Telescopio Espacial Hubble fotografió el aparente exoplaneta Fomalhaut b en 2008, se reconoció como la primera imagen en luz visible obtenida de un planeta que orbita otra estrella. El descubrimiento fue anunciado por un equipo de investigación liderado por Paul Kalas, de la Universidad de California en Berkeley. Se estimaba que el planeta era de aproximadamente el tamaño de Saturno, pero con no más de tres veces la masa de Júpiter, o tal vez menor que Saturno de acuerdo con otros estudios, e incluso podría tener anillos. Reside dentro de un anillo de escombros el cual rodea a la estrella Fomalhaut, a unos 25 años luz de distancia.

Otro equipo de Princeton, no obstante, acaba de anunciar que creen que los hallazgos originales son erróneos, y que el planeta es en realidad una nube de polvo, basándose en nuevas observaciones realizadas con el Telescopio Espacial Spitzer. Su artículo acaba de aceptarse para su publicación en la revista Astrophysical Journal.

Fomalhaut b © by thebadastronomer


De acuerdo con el resumen:

La cercana estrella Fomalhaut, de tipo A4, aloja un cinturón de escombros en forma de anillo excéntrico, el cual se cree que está provocado por la influencia gravitatoria de un planeta gigante compañero. En 2008, se informó de la detección de una fuente puntual dentro del borde interno del anillo y se interpretó como la imagen directa del planeta, conocido como Fomalhaut b. La detección se realizó a ~600–800 nm, pero no se encontraron las señales correspondientes en el rango del infrarrojo cercano, donde se esperarían las emisiones de tal planeta. Aquí presentamos observaciones profundas de Fomalhaut realizadas con Spitzer/IRAC en 4.5 µm, usando una novedosa técnica de sustracción PSF basada en ADI y LOCI, para mejorar sustancialmente el contraste de Spitzer en pequeñas separaciones. Los resultados proporcionan más de un orden de magnitud de mejora en el límite del flujo superior de Fomalhaut b, y excluye la posibilidad de que cualquier flujo procedente de la superficie de un planeta gigante contribuya al flujo observado en longitudes de onda visibles. Esto hace que cualquier conexión directa entre la luz observada y el planeta gigante dinámicamente deducido sea altamente improbable. Discutimos varias posibles interpretaciones del cuerpo total de observaciones del sistema de Fomalhaut, y encontramos que la interpretación que encaja mejor con los datos disponibles para la fuente observada es la luz dispersada por una nube de polvo en tránsito o semi-tránsito.

Kalas ha respondido al nuevo estudio diciendo que han considerado la posibilidad de la nube de polvo, pero la descartaron por varias razones. Por una parte, Spitzer carece de la sensibilidad luminosa para detectar un planeta del tamaño de Saturno, y los anillos brillantes también podrían explicar las características ópticas observadas. Comenta que: “Damos la bienvenida a los nuevos datos de Spitzer, pero realmente no estamos de acuerdo con esta interpretación”.

El equipo de Princeton,es importante señalarlo, cree que puede haber un planeta real orbitando a Fomalhaut, pero aún oculto a la detección. Del artículo:

En particular, encontramos que casi con toda certeza no hay un flujo directo desde un planeta que contribuya a la firma en luz visible. Esto, en combinación con el cuerpo existente de datos del sistema Fomalhaut, implica de manera sólida que el planeta gigante compañero deducido dinámicamente y la fuente puntual de luz visible no están físicamente relacionados. Esto, a su vez, implica que el “verdadero” Fomalhaut b aún está oculto en el sistema. Aunque hemos encontrado una fuente puntual provisional en nuestras imágenes que, en principio, podría corresponder a este objeto, su significado es demasiado bajo para distinguir si el real o no actualmente.

La resolución del debate puede llegar gracias al Telescopio Espacial James Webb, previsto para su lanzamiento en 2018.

Por supuesto, sería muy decepcionante que Fomalhaut b resulte no ser un planeta después de todo, pero no olvidemos que se están confirmando y descubriendo miles de planetas nuevos. Puede que en ocasiones haya falsos positivos, pero hasta el momento la búsqueda planetaria ha sido todo un éxito…


Artículos de Referencia:

http://arxiv.org/pdf/1201.4388v1.pdf

Autor: Paul Scott Anderson
Fecha Original: 26 de enero de 2012
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: No hay resumen disponible para esta anotación…

  2. Es la clàsica soluciòn a la situaciòn de interpretaciòn apresurada de las informaciones que nos llegan del espacio profundo, queremos dar el palo, nos apresuramos, pero en la mayorìa de los herramos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *