El motor warp puede tener un inconveniente letal

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Artículo publicado por Jason Major el 29 de febrero de 2012 en Universe Today

¿Planeando un viajecito espacial con algunos amigos a Kepler 22b? ¿Pensando en probar tu recién instalado Motor Warp de Alcubierre FTL3000 para llegar en un instante? Mejor que no hagas una visita sorpresa – tu llegada puede terminar desintegrando a cualquiera que haya allí cuando aparezcas.

La tecnología “warp” y el viaje espacial superlumínico han sido componentes básicos de la ciencia ficción desde hace décadas. Las distancias espaciales son tan vastas, y los sistemas planetarios – incluso dentro de la misma galaxia – están tan alejados, que se necesita de tal idea para hacer factible una exploración humana casual (y que encaje también con la comodidad que imagina la gente… ¡nadie quiere pensar en Kirk y Spock yendo osadamente a algún planeta alienígena mientras todos aquellos que conocieron mueren de viejos!

Velocidad warp © by Jaako


Aunque muchos de los factores que envuelven al viaje espacial son puramente teóricos – y muchos permanecerán en el dominio de la imaginación durante mucho tiempo, si no para siempre – existen algunas ideas que pueden funcionar bien con la física actualmente aceptada.

El motor warp de Alcubierre es una de esas ideas.

Propuesto por el físico teórico mexicano Miguel Alcubierre en 1994, el motor impulsaría una nave a velocidades superlumínicas creando una burbuja de energía negativa a su alrededor, expandiendo el espacio (y el tiempo) detrás de la nave mientras que los comprime delante de la misma. De la misma forma que un surfero cabalga sobre una ola, la burbuja de espacio que contiene a la nave y sus pasajeros se vería empujada hacia su destino a velocidades no limitadas por la velocidad de la luz.

Por supuesto, cuando la nave alcanza su destino, tiene que pararse. Y aquí es donde todo se va al traste.

Investigadores de la Universidad de Sídney han realizado algunos avances calculando los efectos del viaje espacial superlumínico mediante un motor de Alcubierre, teniendo en consideración los muchos tipos de partículas cósmicas que se encontrarían por el camino. El espacio no es sólo un gran vacío entre el punto A y el punto B… está lleno de partículas con masa (así como de otras sin masa). Lo que el equipo de investigación – liderado por Brendan McMonigal, Geraint Lewis, y Philip O’Byrne — ha encontrado es que estas partículas pueden ser “barridas” hacia la burbuja warp y centrarse en regiones por delante y detrás de la nave, así como dentro de la propia burbuja.

Cuando la nave con motor de Alcubierre frena desde una velocidad superlumínica, las partículas que ha recopilado la burbuja se liberan en un energético estallido. En el caso de las partículas delanteras, el estallido puede ser muy energético – suficiente para destruir a cualquiera que esté en el destino directamente frente a la nave.

“Cualquier persona que esté en el destino”, concluye el artículo del equipo, “sería arrasado por rayos gamma y partículas altamente energéticas debido al extremo desplazamiento al azul de las partículas de la región [delantera]”.

En otras palabras, no esperes una fiesta de bienvenida.

Otra cosa que encontró el equipo es que la cantidad de energía liberada depende de la longitud del viaje superlumínico, pero potencialmente no hay límite a su intensidad.

“Es interesante apuntar que, el estallido de energía liberado en la llegada al destino, no tiene un límite superior”, dice McMonigal a Universe Today en un correo electrónico. “Simplemente puedes seguir viajando distancias cada vez más grandes e incrementar la energía que se liberará tanto como quieras, uno de los extraños efectos de la Relatividad General. Por desgracia, incluso para viajes muy cortos, la energía liberada es tan grande que arrasarías por completo cualquier cosa que esté frente a ti”.

Entonces, ¿cómo evitar la desintegración de tu puerto de destino? Puede ser tan simple como orientar tu nave un poco hacia un lado… o puede que no. La investigación se centra sólo en el espacio plano delante y detrás de la burbuja warp; ¡los letales haces de partículas postwarp podrían terminar saliendo disparados en todas direcciones!

Por fortuna para los habitantes de Vulcano, Tatooine y cualquier conocido de Kepler 22b, el motor warp aún es teórico en gran parte. Aunque la mecánica funciona con la Teoría de la Relatividad General de Einstein, la creación de densidades de energía negativa es una tecnología aún desconocida – y puede que imposible.

Lo cual podría ser algo muy bueno para nosotros, ¡alguien podría estar planeando una visita sorpresa!

Lee más sobre motores warp de Alcubierre aquí, y puedes descargar el artículo de investigación de la Universidad de Sídney aquí.


Autor: Jason Major
Fecha Original: 29 de febrero de 2012
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *