Los productos naturales, ¡vaya timo! por J. M. Mulet

Los productos naturales, ¡vaya timo!

Los productos naturales, ¡vaya timo!

Ficha Técnica:
Título: Los productos naturales, ¡vaya timo!
Autor: J. M. Mulet
Editorial: Laetoli
Páginas: 151 páginas (142 + Bibliografía y otros)
ISBN: 978-84-92422-28-9
Precio: 16 €

La colección ¡vaya timo! es ya un clásico del blog. Esta colección, dirigida por Javier Armentia, nos acerca a algunos de los bulos, timos y engaños más comunes en nuestra sociedad, dándonos herramientas para pensar críticamente sobre los mismos. Como siempre, una breve presentación del autor y la sinopsis del libro.

J. M. Mulet (Denia, 1973), es licenciado en Química por la Universidad de Valencia (1996) y doctor en la especialidad de Bioquímica y Biología Molecular (2001). De 2003 a 2006 trabajó en el Biozentrum de la Universidad de Basilea (Suiza). Desde 2008 es profesor de Biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y dirige el laboratorio de crecimiento celular y estrés abiótico del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas, centro mixto del CSIC y de la UPV. Ha publicado diversos artículos tanto de investigación en revistas científicas como de divulgación. Mientras que escribía este libro, decidió crear un blog del mismo nombre donde ir vertiendo algunas ideas, y con el tiempo, ha llegado a convertirse en uno de los blogs de referencia de divulgación en español.

Sinopsis: ”Este libro —escribe el autor— se centra en analizar los productos ‘naturales’ o ‘ecológicos’ que nos ofrecen en diferentes aspectos de la vida cotidiana (alimentación, salud, hogar y energía), y valorar si realmente son tan efectivos como prometen o si contribuyen a cuidar nuestro planeta. Todo esto sin olvidar si el problema que pretenden solucionar es realmente tan grave como lo pintan, o si la mejora que ofrecen frente a un producto convencional justifica el aumento de precio, a veces desmesurado. Los productos naturales ¡vaya timo! está pensado para aportar argumentos para que, como consumidores, no nos tomen el pelo, es decir, no nos timen”.

El libro está dividido en 7 capítulos aunque, personalmente, lo dividiría en 3 áreas. La primera, que ocupa la mitad del libro y los 2 primeros capítulos, es la que me ha resultado más interesante. Debido a la formación y actual campo de estudio de Mulet, esta primera parte dedicada a alimentación natural y transgénicos es la que más información ofrece. Está llena de apuntes sobre cultivos ecológicos, transgénicos, sus posibles amenazas y virtudes, así como una visión menos idealizada y más real de lo que supone y qué significa realmente la agricultura ecológica. Simplemente por esta primera mitad ya merece la pena leer el libro.

La segunda parte, dedicada a medicina y farmacopea natural, así como la tercera, dedicada a productos del hogar y energía, me han parecido demasiado superficiales.

Sé que la colección ¡vaya timo! no trata de profundizar en cada uno de los temas que trata y hacer una revisión exhaustiva, sino que es una primera visión general, amena y resumida, una especie de punto de partida para los que quieren informarse sobre algún área, o bien para los que simplemente necesitan una visión general  y no quieren leer infinidad de textos o largos y sesudos ensayos. No obstante, me parece un desperdicio, y en cierto modo, contraproducente, hablar de homeopatía, iridología, acupuntura, flores de Bach, osteopatía, quiropráctica, magnetoterapia y un largo etc. de terapias alternativas en apenas 50 páginas.

De la misma forma, se despacha el tema de productos “milagro” para el hogar o energías naturales en apenas 20 páginas. El problema viene de la debilidad de los argumentos. Tratar de despachar una docena de pseudoterapias y productos en un puñado de páginas, obligan a explicar muy superficialmente de qué tratan y por qué no funcionan, pero sin entrar en ningún detalle sobre las mismas, lo que puede dar la impresión al lector ocasional de que el autor no tiene mucha idea de lo que está hablando.

Personalmente creo que el libro hubiese tenido mucho más jugo si, en lugar de dedicarlo a los productos naturales, se hubiese centrado en el área de especialización del autor, los transgénicos (o la agricultura ecológica, por extensión), alargando y ahondando un poco más en la primera parte, y eliminando la segunda y tercera, que merecerían por sí mismas un libro (algunas incluso un libro por cada pseudoterapia).

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (10)

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Los productos naturales, ¡vaya timo! Ficha Técnica: Título: Los productos naturales, ¡vaya timo! Autor: J. M. Mulet Editorial: Laetoli Páginas: 151 páginas (142 Bibliografía y otros) ISBN: 978-84-92422-28-9 Precio: 16……

  2. Antonio Altamira de Asis

    Manuel, aunque no me he leído el libro, estoy de acuerdo contigo. El autor se tendría que haberse ceñido a hablar sobre su área de especialización.
    Respecto a las terapias alternativas, he de puntualizar que la OMS, en su sitio web, rescata como válidas tanto a la acupuntura como a los masajes. (Comprobadlo si queréis).
    Saludos,
    Antonio.

    • La OMS recibió, y sigue recibiendo, numerosos palos por aquel lamentable informe sobre acupuntura. De hecho, tuvieron que batirse en retirada y comentar que:

      “Nuestro propósito era mejorar los enfoques de investigación y los estudios clínicos apropiados”. Y también que:
      “Sólo las autoridades sanitarias nacionales pueden determinar las enfermedades y condiciones para las que puede recomendarse el tratamiento con acupuntura”.

      http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(05)67159-0/fulltext

      Pero claro, la idea que caló (que era lo que pretendían los creadores del informe) es que la OMS apoya la acupuntura. Sobre los masajes, nada que decir, no entiendo muy bien a qué viene.

      Un saludo

  3. [...] 2:19 pm y archivada en Libros. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio web. [...]

  4. Esteban

    Un debate que seguro ayuda a poner sobre la mesa los dos puntos de vista.

    http://www.ivoox.com/dl-79-debate-son-timo-productos-audios-mp3_rf_1088246_1.html

  5. MWinterwolf

    “se hubiese centrado en el área de especialización del autor, los transgénicos (o la agricultura ecológica, por extensión)” … jajajajaj si se hubiera centrado en esas areas, DUDO que hubiera escrito un libro llamado “¡Vaya timo!…
    Mas timadores que Mon$anto y compañia no existe.

  6. Prenhendere

    No he leído el libro, pero si he leído a muchos otros autores que han indagado sobre el tema. La mayoría de los que tratan de desprestigiar los productos ecológicos, lo hacen basándose en que dichos productos no ofrecen ningún valor añadido (mayor aporte de vitaminas, etc.) que los productos no ecológicos.

    Pues bien, es cierto que la producción ecológica no hace que la fruta, por ejemplo, te aporte más vitaminas. Sin embargo, a dichos autores, se les olvida a menudo que no es eso lo que la agricultura ecológica promete.

    La ventaja de la agricultura ecológica no es que aporte mayores ventajas, es que no tiene los inconvenientes (productos químicos, en su mayoría) que tienen los productos no ecológicos. Y eso, señores, es indiscutible científicamente.

    Me alegro que los productores no ecológicos quieran desviar la atención, pero…

  7. [...] de los que disponemos. He de reconocer que me duele que sitios de internet que frecuento como cienciakanija den promoción a sus ideas. Hay pocos canales para la divulgación y los pocos que hay, usted los [...]

  8. […] de los que disponemos. He de reconocer que me duele que sitios de internet que frecuento como cienciakanija den promoción a sus ideas. Hay pocos canales para la divulgación y los pocos que hay, usted los […]

  9. […] de los que disponemos. He de reconocer que me duele que sitios de internet que frecuento como cienciakanija den promoción a sus ideas. Hay pocos canales para la divulgación y los pocos que hay, usted los […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *