Misteriosos fósiles humanos ponen el foco sobre China

Artículo publicado el 15 de marzo de 2012 en la Universidad de Nueva Gales del Sur

Fósiles procedentes de dos cuevas del suroeste de China han revelado una población anteriormente desconocida de la Edad de Piedra, y da una rara visión de una reciente etapa de la evolución humana con asombrosas implicaciones para los primeros pobladores de Asia.

Los fósiles son de una población con una mezcla muy inusual de características anatómicas modernas y arcaicas y son los más jóvenes de su tipo jamás encontrados en la zona continental del este de Asia.

Población de la Cueva del Ciervo Rojo

Población de la Cueva del Ciervo Rojo Crédito: Peter Schouten


Datadas en apenas 14 500 a 11 500 años de antigüedad, estas poblaciones habrían compartido el terreno con poblaciones de aspecto moderno en una época en la que se iniciaban las primeras culturas agrícolas de China, dice un equipo internacional de científicos dirigido por el Profesor Asociado Darren Curnoe, de la Universidad de Nueva Gales del Sur, y el Profesor Ji Xueping del Instituto Yunnan de Reliquias Culturales y Arqueología.

Los detalles del descubrimiento se publican en la revista PLoS One. El equipo ha sido cauteloso sobre la clasificación de los fósiles debido a su inusual mosaico de características.

“Estos nuevos fósiles podrían ser una especie anteriormente desconocida, una que sobrevivió hasta el final de la Edad de Hielo, hace alrededor de 11 000 años”, dice el Profesor Curnoe.

“Alternativamente, podrían representar una migración muy temprana y desconocida de humanos modernos fuera de África, una población que puede no haber contribuido genéticamente a las poblaciones vivas actualmente”.

Los restos de al menos tres individuos fueron hallados por arqueólogos chinos en Maludong (o Cueva del Ciervo Rojo), cerca de la ciudad de Mengzi en la provincia de Yunnan durante 1989. Permanecieron sin ser estudiados hasta que se inició la investigación en 2008, implicando a científicos de seis instituciones chinas y cinco australianas.

Un geólogo chino encontró un cuarto esqueleto parcial en 1979 en una gruta cerca de la villa de Longlin, cerca de la región autónoma de Guangxi Zhuang. Permaneció encajado en un bloque de roca hasta 2009, cuando el equipo internacional lo sacó y reconstruyó los fósiles.

Los cráneos y dientes de Maludong y Longlin son muy similares entre sí y mostraban una inusual mezcla de características arcaicas y modernas, así como algunas características no observadas anteriormente.

Aunque Asia contiene actualmente más de la mitad de la población mundial, los científicos saben aún muy poco sobre cómo evolucionaron los humanos modernos allí después de que nuestros ancestros se asentaran en Eurasia hace unos 70 000 años, señala en Profesor Curnoe.

Los científicos los llaman la “población de la Cueva del Ciervo Rojo” debido a que cazaban en extinto ciervo rojo y lo cocinaban en la cueva de Maludong.

Asia continental es muy extensa y la atención científica en los orígenes humanos se ha centrado en gran medida en Europa y África: los esfuerzos de investigación se han visto dificultados por una carencia de fósiles en Asia y una pobre comprensión de la edad de aquellos ya encontrados.

Hasta ahora, no se habían encontrado fósiles de menos de 100 000 años en Asia Oriental continental que recordasen a ninguna especie que no fuese la nuestra (Homo sapiens). Esto indica que la región había estado vacía de primos evolutivos cuando aparecieron los primeros humanos modernos. El nuevo descubrimiento sugiere que éste podría no ser el caso, después de todo, y coloca el foco una vez más sobre Asia.

“Debido a la diversidad geográfica provocada por la meseta Qinghai-Tibet, el suroeste de China es famoso por un punto caliente de biodiversidad y por su gran diversidad cultural. Esta diversidad se extiende muy atrás en el tiempo”, dice el Profesor Ji.

En la última década, Asia ha producido el enigmático indonesio de 17 000 años de antigüedad Homo floresiensis (“El Hobbit”) y pruebas de que los humanos modernos procrearon con los antiguos denisovanos de Siberia.

“El descubrimiento de la población del ciervo rojo abre un nuevo capítulo en la historia evolutiva humana –el capítulo asiático – y es una historia que apenas está empezando a contarse”, comenta el Profesor Curnoe.


Fecha Original: 15 de marzo de 2012
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (11)

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Artículo publicado el 15 de marzo de 2012 en la Universidad de Nueva Gales del Sur Fósiles procedentes de dos cuevas del suroeste de China han revelado una población anteriormente desconocida de la Edad de Piedra, y da una……

  2. Oscar

    Igual digo una chorrada, pero a bote pronto el del dibujo se parece un poco a Darwin, no…

  3. Sha

    A mí me recuerda a otra persona. Me lo imagino diciendo: “Noos llena de orgullo y satisfacción…”

  4. [...] Ciencias de la Tierra. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio web. [...]

  5. Hola, amigos.

    Una cosa es sorprendente: ¿11.000 años? Si eso es cierto, podemos llegar a la conclusión de que, efectivamente, nos queda mucho por saber. Np es nada fácil tener una noción clara del recorrido que los humanos hemos realizado hasta llegar aquí.

    Lo cierto es que, la reconstrucción del individuo que arriba podemos contemplar, seguramente será fidedigna y nos muestra una aproximación de lo que fue, y, desde luego, si lo afeitamos y le ponemos un buen traje…¿quién diría la edad que tiene?

    Está claro que el registro fósil de la ascendencia humana tiene aún, algunas regiones inexploradas y es, notablemente incompleto. Claro que los restos de los esqueletos hallados en África y en Asia no hacen más que confirmarlo.

    Una cosa tengo clara: los humanos no descendemos de los chimpancés, sino que “ambos” huamnos y chimpancés, divergieron a partir de un antepasado común que no era ni Homo ni Pan.

    ¡Nos queda tanto por descubrir!

  6. El Papa

    Oriente está por excavar, amigos.

  7. reneco

    A veces se toma a la evolución como formada por ramas o lineas, pero eso no tiene que ser así, las variaciones son aleatorias y hay una “fuerza” que conserva las que tienen mejor armonía con el medio en el que se desarrollan, encontrando así un equilibrio entre organismo y medio

    • Sí, sin duda alguna. El medio ambiente tiene que estar en simbiosis perfecta con los organismos vivos que están en el planeta, cuando no resulta ser así, mal irán las cosas.

      Siempre ha sido problema de adaptación al medio.

      un saludo.

  8. Wilson A Peguero

    Importante, si les interesa preste atención a este comentario, la biblia registra que en el libro de 1 de corintios 15,40-49 aquí el Apóstol Pablo nos habla muy claramente de lo que es el reino animal (seres humanos), y del reino Espiritual, el dice que lo espiritual no es primero, sino que lo animal es primero, lo significa que primero Dios hizo al hombre, el cual debe pasar por el proceso del cuerpo carnal, para una ves agotada la vida terrenal mediante la muerte, entonces estaría ya en condiciones de recibir el cuerpo Espiritual, por eso en lo particular entiendo que a la luz de las escrituras Dios a puesto cuatro creaciones sobre la tierra, y cinco con la nuestra, por eso vemos que de las cuatro creaciones han salido cuatro jerarquías Espirituales, en el reino de las tinieblas tenemos, los principados, las potestades, los gobernadores de este siglo, y las huestes Espirituales de maldad, y en el reino celestial vemos los Serafines, los Querubines, los Alcangeles, y los Ángeles; esto quiere decir que de cada creación unos se preservan por la obediencia a Dios para salvación y otros van a las tinieblas por la desobediencia a Dios, si se entendiende oportuno el comentario estoy en la mayor disposición para continuar abundando mas a la luz de la palabra y corroborando con los hallazgos científicos.

    • Estimado amigo:

      Creo que, para hablar de la Biblia, se deberían escoger otros lugares que, alejados de este en el que prevalece la Ciencia, no parece que aquí tenga la religión espacio.

      El Filósofo Kal Popper añadió el rerquisito de la “refutación”. La Ciencia es refutable; la religión no es. Una teoría o una ley científica munca pueden ser demostradas de una manera absoluta; de ahí que sea posible refutarlas.

      Por ejemplo, Newton dijo que la fuerza es igual al producto de la masa por la aceleración ( F= ma). No podemos demostrar que todos los objetos de todas las galaxias obedecen esta ley o que todos los objetos obedecerán siempre esta ley. Sin embargo, para demostrar la falsedad de esta ley bastaría un sólo experimento. (Albert Einstein y algunos expertos en física cuántica han demostrado que algunos de los conceptos de Newton son erróneos).

      Por lo tanto, los científicos deben proponer sólo teorías que puedan ser refutadas, tal como afirmó Popper. Estas teorías han de ser comprobables. No existe tal requisito en el caso de la religión.

      Hablemos de Ciencia y, dejemos la Biblia para las Iglesias y otros ámbitos donde es la religión el tema a tratar, aquí, como antes decía, es la Ciencia la que debe prevalecer.

      Salvo mejor parecer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *