Planetas fósiles

Artículo publicado el 29 de marzo de 2012 en el Instituto Max Planck

Los astrónomos descubren un sistema solar de los primeros días del universo.

El sistema planetario recientemente descubierto consta de la estrella HIP 11952 y dos planetas, los cuales tienen periodos orbitales de 290 y 7 días respectivamente. En sí mismo esto no sería particularmente notable dado que el descubrimiento de exoplanetas se ha convertido en algo bastante normal en el mundo de la astronomía. Pero HIP 11952 es diferente: la estrella tiene unos 13 000 millones de años de antigüedad y contiene muy pocos elementos aparte del hidrógeno y el helio. Normalmente los planetas se forman dentro de nubes que incluyen elementos químicos más pesados. El sistema podría, por tanto, arrojar luz sobre la formación de planetas en los inicios del universo – bajo condiciones bastante diferentes a las de sistemas planetarios posteriores, como el nuestro.

Sistema HIP 11952 © by Timotheos Samartzidis


Está ampliamente aceptado que los planetas se forman en discos de polvo y gas que giran alrededor de jóvenes estrellas. Pero al mirar en detalle quedan muchas preguntas abiertas – incluyendo la pregunta de qué se necesita realmente para crear un planeta. Con una muestra, por ahora, de más de 750 planetas confirmados orbitando estrellas aparte del Sol, los astrónomos tienen alguna idea de la diversidad entre los sistemas planetarios.

Pero también han surgido ciertas tendencias: Estadísticamente, una estrella que contiene más “metales” – en la jerga astronómica, el término incluye a todos los elementos químicos aparte del hidrógeno y el helio – es más probable que tenga planetas.

Originalmente, el universo casi no contenía elementos químicos aparte del hidrógeno y el helio. Casi todos los elementos pesados se han producido con el paso del tiempo en el interior de las estrellas, y luego volaron hacia el espacio cuando las estrellas masivas terminaron sus vidas en gigantescas explosiones (supernovas).

Eso genera nuevas preguntas: ¿qué hay de la formación de planetas bajo condiciones como las del inicio del universo, digamos hace 13 000 millones de años? Si las estrellas ricas en metales es más probable que formen planetas, visto desde el otro extremo, ¿hay estrellas con un contenido metálico tan bajo que no puedan formar planetas? Si la respuesta es sí, entonces ¿cuándo, a lo largo de la historia cósmica, deberíamos esperar ver la formación de los primeros planetas?

Ahora, un grupo de astrónomos, incluyendo a investigadores del Instituto Max Planck para Astronomía en Heidelberg, Alemania, ha descubierto un sistema planetario que podría proporcionar respuestas a esas preguntas. Como parte de un estudio que se centra especialmente en las estrellas pobres en metales, identificaron dos planetas gigantes alrededor de una estrella conocida por su número de catálogo como HIP 11952, una estrella en la constelación de Cetus (“la Ballena”, o “el monstruo marino”) a una distancia de unos 375 años luz de la Tierra. Por sí mismos, los planetas HIP 11952b y HIP 11952c, no son inusuales. Lo que es inusual es el hecho de que orbiten a una estrella extremadamente pobre en metales y, en particular, a una estrella tan vieja.

Para los modelos clásicos de formación planetaria, que favorecen a las estrellas ricas en metales cuando se trata de formar planetas, los planetas alrededor de esta estrella deberían ser extremadamente raros. Veronica Roccatagliata (Observatorio de la Universidad de Múnich), investigadora principal del estudio de planetas alrededor de estrellas pobres en metales que dirigió el descubrimiento, explica: “En 2010 encontramos los primeros ejemplos del sistema pobre en metales HIP 13044. Entonces pensamos que sería un caso único; ahora vemos que podría haber más planetas de lo esperado alrededor de estrellas de baja metalicidad”.

HIP 13044 se hizo famoso como el “exoplaneta de otra galaxia” – la estrella muy probablemente fuese parte de lo que se conoce como flujo estelar, el remanente de otra galaxia absorbida por las nuestra hace miles de millones de años.

En comparación con otros sistemas planetarios, HIP 11952 no sólo es uno extremadamente pobre en metales, sino que tiene una edad estimada de 12 800 millones de años, también uno de los sistemas más antiguos conocidos hasta el momento. “Este es un hallazgo arqueológico en nuestro patio trasero”, añade Johny Setiawan del Instituto Max Planck para Astronomía, que lideró el estudio de HIP 11952: “Estos planetas probablemente se formaron cuando nuestra propia galaxia era un bebé”.

“Nos gustaría descubrir y estudiar más sistemas planetarios de este tipo. Nos permitiría refinar nuestras teorías de la formación planetaria. El descubrimiento de planetas en HIP 11952 demuestra que los planetas se han estado formando a lo largo de toda la vida del universo”, añade Anna Pasquali del Centro para Astronomía en la Universidad de Heidelberg (ZAH), coautora del artículo.


Artículo de Referencia: http://www.aanda.org/articles/aa/pdf/forth/aa17826-11.pdf
Fecha Original: 29 de marzo de 2012
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (8)

  1. [...] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Planetas fósiles http://www.cienciakanija.com/2012/04/04/planetas-fosiles/  por disconubes hace [...]

  2. JimmyMurdok

    Tengo una pregunta, ¿que pasa con los gigantes gaseosos? Si estos dos planetas fueran de helio y hidrógeno no debería ser tan espectacular el descubrimiento ¿no? aunque quizás no se pueden formar gaseosos tan cerca de la estrella…

  3. Apodemus

    ¿Una estrella tan antigua, 13.000 millones de años está a tan sólo 375 años luz de la Tierra? ¿Se formó en otra galaxia, que posteriormente fue absorbida por la nuestra? Porque, ¿qué edad tiene la Via Láctea?

  4. [...] pm y archivada en Astronomía. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio web. [...]

  5. Fabian

    ¿Y si en lugar de estar ahí esos planetas desde hace 13.000 años, estos migrasen mas recientemente para formar parte del sistema?

  6. Esta parece ser la respuesta a tu pregunta, ya que no se explica el hecho de estructuras de esa edad (13,000 millonesde años) se encuentren otras màs jòvenes.

  7. Toni

    Para mi esto lo que deja bastante claro es que realmente NO TENEMOS NI IDEA ni de como es el Universo realmente, ni la edad real de este, ni como se forman los planetas y por supuesto, como evolucionan los astros realmente. Todo son teorias, aparentemente muy logicas y creibles pero, solo son teorias al fin y al cabo.

    Por ejemplo, según la teoria, ESOS PLANETAS NO DEBERIAN DE ESTAR ALLI, pero mirar, ahí están, orbitando su estrella de modo análogo a los nuestros al Sol. Se nos dice que hace 13000 millones de años, aparte de Hidrógeno y Helio poca cosa mas habia pero, ¿realmente es así?… Mucho me temo que no, que elementos pesados por todos conocidos siempre han estado allí y por tanto quizás al mirar al cielo de un arcáico planeta habitable análogo al nuestro lo que veríamos no seria apreciablemente distinto al presente.

    Quizás nos tengamos que replantear casi todo a medida que podemos ver mas y mas a fondo nuestro entorno.

  8. Amigos míos, creo que los planetas no se forman de la misma manera que las estrellas a partir de nubes de gas y polvo. El proceso (creo), es que se forma primero la protoestrella y de ella, en sus violentos giros, se desprenden grandes trozos de esa materia protoestelar que son eyectados de forma violenta y, según sus masas, quedan a más o menos distancias y, cuando se van enfriando quedan orbitando a la estrella que los generó.

    Bueno, es lo que creo.

    En cuanto a lo demás, pienso como el compañero de más arriba ¿Tenemos tanto que aprender! ¡Sabemos tan poco! El universo nos tiene guardadas muchas sorpresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *