Nueva medida de un isótopo puede alterar la historia de los inicios del Sistema Solar

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Artículo publicado por Louise Lerner el 2 de abril de 2012 en Argonne

Los inicios de nuestro Sistema Solar podrían ser un tanto diferentes a lo que anteriormente se pensaba, de acuerdo con una investigación del Laboratorio Nacional Argonne del Departamento de Energía de los Estados Unidos publicada en Science. El estudio usó instrumentos más sensibles para encontrar una vida media distinta del samario-146, uno de los isótopos usados para cartografiar la evolución del Sistema Solar.

“Disminuye la cronología de los eventos iniciales en el Sistema Solar, como la formación de planetas, a un lapso de tiempo más corto”, dice el físico de Argonne Michael Paul. “Esto también significa que algunas de las rocas más antiguas de la Tierra se habrían formado incluso antes – hasta 120 millones de años después de la formación del Sistema Solar, en un caso de rocas de Groenlandia”.

Sistema solar © by Almudena Fndez


De acuerdo con la teoría actual, todo lo que hay en nuestro Sistema Solar se formó a partir de polvo estelar hace varios miles de millones de años. Parte de este polvo se creó en gigantescas explosiones de supernovas que suministraron la mayor parte de nuestros elementos pesados. Uno de estos es el isótopo samario-146.

El samario-146, o Sm-146, es inestable y ocasionalmente emite partículas, que cambian el átomo a un elemento distinto. Usando la misma técnica que en la datación por radiocarbono, los científicos pueden calcular cuánto tiempo ha pasado desde que se creó el Sm-146. Dado que el Sm-146 se desintegra de forma extremadamente lenta – del orden de millones de años – muchos modelos lo usan para ayudar en la determinación de la edad del Sistema Solar.

El número de años que se necesita para que un isótopo baje a la mitad de su cantidad es lo que se conoce como vida media. Dado que el Sm-146 emite partículas muy raramente, se necesita un instrumento muy sofisticado para medir su vida media.

El sistema ATLAS es una instalación nacional de usuario del Departamento de Energía para el estudio de la estructura nuclear y astrofísica, y sólo es un instrumento. “Es fácil para ATLAS, usado como espectrómetro de masas, captar uno de los átomos de Sm-146 entre decenas de miles de millones de átomos”, dice el físico Richard Pardo, que dirige la instalación y participó en el estudio.

Recontando los átomos de Sm-146 con ATLAS y rastreando las partículas que emite la muestra, el equipo llegó a un nuevo cálculo de su vida media: apenas 68 millones de años.

Esto es significativamente menor que el valor anteriormente usado de 103 millones de años.

El nuevo valor tapa algunos huecos en el conocimiento actual, de acuerdo con Paul. “La nueva escala temporal ahora encaja con una precisa y reciente datación realizada sobre una roca lunar, y concuerda mejor con las fechas obtenidas con otros cronómetros”, apunta Paul.

El estudio, “A Shorter 146Sm Half-Life Measured and Implications for146Sm-142Nd Chronology in the Solar System”, se publica en Science. Los científicos de Argonne Catherine Deibel, Brad DiGiovine, John Greene, Dale Henderson, Cheng-Lie Jiang, Scott Marley, K. Ernst Rehm, Robert Scott, y Richard Vondrasek también participaron en el mismo.


Autor: Louise Lerner
Fecha Original: 2 de abril de 2012
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *