La teoría que podría explicar el surgimiento, organización y origen de la vida

Artículo publicado el 7 de mayo de 2012 en The Physics ArXiv Blog

Los bioquímicos han imaginado desde hace mucho que los conjuntos autocatalíticos pueden explicar el origen de la vida. Ahora, un nuevo enfoque matemático a estos conjuntos puede tener unas implicaciones incluso mayores.

Una de las cuestiones más desconcertantes sobre el origen de la vida es lo rico que era el paisaje químico que hizo posible que apareciese la vida.

vida © by olga.palma


Este paisaje habría consistido, entre otras cosas, en aminoácidos, proteínas y moléculas complejas de ARN. Es más, estas moléculas deben haber sido parte de una rica red de reacciones químicas interrelacionadas que las generaron de una manera sencilla.

Claramente, todo esto debe haber pasado antes de que surgiese la vida. ¿Pero cómo?

Una idea es que los grupos de moléculas pueden formar conjuntos autocatalíticos. Estos son fábricas químicas autosostenibles, en las que el producto de una reacción es la materia prima para otra. El resultado es un ciclo autocontenido de reacciones químicas.

Hoy, Stuart Kauffman de la Universidad de Vermont en Burlington y un par de colegas echaron un vistazo a las más amplias propiedades matemáticas de los conjuntos autocatalíticos. Al examinar esta descripción más extensa, llegaron a la asombrosa conclusión de que podría tener notables consecuencias para nuestra comprensión de la complejidad, evolución y el fenómeno de la emergencia.

Empiezan derivando algunas propiedades matemáticas generales de los conjuntos autocatalíticos, demostrando que tales conjuntos pueden crearse a partir de subconjuntos autocatalíticos de distintos tipos, algunos de los cuales pueden solaparse.

En otras palabras, los conjuntos autocatalíticos pueden tener una estructura compleja por sí mismos.

Pasan a demostrar cómo la evolución puede trabajar sobre un único conjunto autocatalítico, produciendo nuevos subconjuntos dentro de los que son mutuamente dependientes entre sí.  Este proceso configura un entorno en el que pueden evolucionar los nuevos subconjuntos.

“En otras palabras, las estructuras autosostenibles funcionalmente cerradas pueden surgir a un nivel mayor (un conjunto autocatalítico de conjuntos autocatalíticos), es decir, verdadera emergencia”, comentan.

Este es un interesante punto de vista sobre la emergencia y ciertamente parece una aproximación sensata al problema del origen de la vida. No es difícil imaginar a un grupo de moléculas que funcionan juntas de esta forma. Y, es más, los bioquímicos recientemente han descubierto conjuntos autocatalíticos simples que se comportan exactamente de esta forma.

Pero lo que hace que este enfoque sea tan potente es que las matemáticas no dependen de la naturaleza de la química – es independiente del sustrato. Por lo que los bloques básicos de un conjunto autocatalítico no tienen por qué ser siquiera moléculas sino que pueden ser unidades que puedan manipular otras unidades de la forma requerida.

Estas unidades pueden ser entidades complejas por sí mismas. “Tal vez no es demasiado aventurado pensar, por ejemplo, en el conjunto de especies bacterianas de tu intestino (varios cientos de ellas) como un gran conjunto autocatalítico”, dicen Kauffman y sus colegas.

Y van incluso más lejos. Señalan que la economía es básicamente el proceso de transformar materia prima en productos tales como martillos y palas que a su vez facilitan una posterior transformación de materia prima, y así sucesivamente. “Tal vez podemos ver también la economía como un conjunto autocatalítico (emergente), que muestra algún tipo de cierre funcional”, especulan.

¿Podría ser que la misma idea – la teoría general de conjuntos autocatalíticos – explique el origen de la vida, la naturaleza de la emergencia y proporcione unas bases matemáticas para la organización de la economía?

Tal y como Kauffman y sus colegas comentan modestamente: “Creemos que merece la pena trabajar en estas ideas y desarrollarlas más”.

Estamos ansiosos por seguir los progresos en este trabajo.


Artículo de Referencia: arxiv.org/abs/1205.0584: The Structure of Autocatalytic Sets: Evolvability, Enablement, and Emergence

Fecha Original: 7 de mayo de 2012
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (29)

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Artículo publicado el 7 de mayo de 2012 en The Physics ArXiv Blog Los bioquímicos han imaginado desde hace mucho que los conjuntos autocatalíticos pueden explicar el origen de la vida. Ahora, un nuevo enfoque matemático a……

  2. Una interesante vía de trabajo a la que auguro un gran horizonte. Saludos:
    Alejandro Álvarez

  3. [...] Matemáticas, Quí­mica. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio web. [...]

  4. La vida, seguramente, fue el resultado de los mismos procesos químicos y físicos que formaron los océanos y la corteza continental de nuestro planeta. Sin embargo, la vida es distinta porque puede experimentar evolución darwiniana. La selección natural ha desempeñado un pepel fundamental en la evolución de plantas y animales durante los primeros tiempos de la historia de nuestro planeta, pero también dirigió la evolución química que hizo posible la propia vida. A grandes rasgos entendemos cómo pueden haber evolucionado las moléculas a partir de precursores simples presentes en la Tierra joven. Sin embargo, sigue siendo un misterio cómo las proteínas, los ácidos nucleicos y las membranas llegaron a interaccionar de forma tan compleja.

    Según todos los indicios, en los primeros años del planeta, los continentes que hoy conocemos estaban todos unidos formando la denominada Pangea. El movimiento de las placas tectónicas terrestres logró que estos se separaran y, con el transcurso de millones de años, llegaron a adquirir la moderna forma que hoy conocemos. En todo ese transcurrir y, mientras tanto, una serie de condiciones nuevas aparecieron para hacer posible el surgir de la vida.

    En la Ciencia, todas las respuestas sugieren nuevas preguntas, así que no es de extrañar que al resolver dos de los grandes enigmas de la biología, Darwin y Pasteur pusieran al descubierto un misterio un misterio aún más profundo. Quizá la vida haya surgido siempre de la vida durante los últimos cuatro mil millones de años, pero en elgún momento, en algún sitio, en aquellos primeros tiempos de nuestro planeta, nuestros primeros antepasados tuvieron que surgir de alguna otra cosa.

    Durante el proterozoico se produjo la expansión de cianobacterias los estromatolitos alcanzaron su mayor abundancia y variedad. Una vez que se produjo la acumulación de oxigeno libre se originaron las células eucariotas y pluricelulares. Durante este tiempo se produjo la simbiosis entre los proto-eucariotas y mitocondrias (eucariotas) y cloroplastos (plantas y algunos protistas).

    Los estromatolitos son estructuras estratificadas en diversas formas, formadas por la fijacion de particulas carbonatadas de las cianobaceria, en aguas de poca profundidad que en la fotosintesis liberan oxigeno y retiran de la atmosfera grandes cantidades de dioxido de carbono. Su espesor no es mas que algunos milimetros y su forma es plana a hemisferica y columnar, presenta poros. Las mas antiguas encontrados es el de Australia (Warrawoona), que datan 3500 millones de años.

    A partir de todos los fragmentos que la ciencia ha podido ir acumulando, ¿qué tipo de planeta podemos recomponer y qué porcesos tuvieron que darse para que, la vida, tal como la conocemos pudiera surgir? Sin temor a equivocarnos podemos afirmar que, hace unos 4.000 millones de años la Tierra ya era un planeta biológico. Además, las mediciones de isótopos de carbono indican que ya podía haber comenzado la gran liberación ecológica de la fotosíntesis.

    No podemos tener la certeza si entre los microorganismos de aquel entonces había cianobacterias reproductoras de oxígeno, pero la presencia de cualquier tipo de organismo fotosintético en el océano de Warrawoona es de por sí muy informativa, pues nos permite colocar un punto de calibración en el árbol de la vida.

    Los estudios que se llevan a cabo en múltiples Laboratorios repartidos por todo el mundo y que están centrados en la evolución molecular, microbiana, la extremofilia e incluso sobre la bioinformática y unidades de secuencia genómica, nos están llevando hacia nuevos conocimientos que confirman la evolución en el pasado.

    En la nueva concepción de la evolución microbiana que simboliza el árbol, los organismos fotosintéticos aparecen relativamente tarde y se diversifican mucho después del origen de la vida y de la divergencia de los principales dominios de la biología. Si la materia orgánica de Warrawoona es producto de la fotosíntesis, hay que concluir que para entonces la evolución de la vida ya debía llevar en marcha un buen tiempo.

    Sin embargo hoy, la actividad humana está causando estragos. De pronto una parcela del mar se queda prácticamente sin vida. Son las llamadas zonas muertas, y en ellas la supervivencia está casi enteramente reservada a algunos arcaicos y privilegiados microorganismos, fósiles vivientes de la Tierra primigenia.

    Los científicos llevan observando este fenómeno cerca de un siglo. Pero lo que era un problema esporádico se ha ido convirtiendo en una plaga: desde los años 60, el número de zonas muertas crece exponencialmente.

    “No existe otra variable de tanta importancia ecológica para los ecosistemas marinos costeros que haya cambiado tan drásticamente y en tan poco tiempo como el oxígeno disuelto”. Para estos científicos, la hipoxia en el mar, es decir, la caída de los niveles de oxígeno disuelto, es “uno de los mayores problemas ambientales de hoy”.

    Este problema me lleva apensar que las observaciones geológicas indican que hace tres mil quinientos millones de años la atmósfera de la Tierra contenía nitrógeno, dióxido de carbono y vapor de agua, pero muy poco oxígeno libre. La mayoría de las inferencias acerca de ambientes antiguos se realizan a partir de pistas sutiles que nos proporcionan la geoquímica; la signatura sedimentaria del oxígeno, sin embargo, es muy llamativa: bandas de color rojo vivo en rocas con silex ricos en hermatita (Fe2 O3), un mineral de óxido de hierro.

    Cuando entramos a estudiar sobre el origen de la vida, cómo pudo surgir y que parámetros estaban presentes para que ello se hicera posioble…las respuestas son vagas. Todavía los expertos de la NASA, se preguntan como pudieron hallar múltiples formas de vida en estas aguas de Rio Tinto, cargadas de elementos pesados con un PH imposible para la vida, y, sin embargo, ahí están. Ricqamente instalados en un entorno imposible que nada le tiene que envidiar a cualquier paraje de Marte.

    En la actualidad, nuestros conocimientos de la vida y ambientes arcaicos son a un tiempo frustrantes y emocionantes: frustrantes por las pocas certezas que tenemos y, sólo muchas hipótesis a partir de los datos dispersos que se van obteniendo, emocionante porque sabemos algo, por poco que esto pueda ser, es estimulante contar con un punto de partida que nos permita continuar en el estudio y la observación, seguir experimentando para que, algún día, sepamos a ciencia cierta, de donde pudo venir la vida.

    Es verdad que las rocas más antiguas que podemos identificar nos indican la presencia de organismos complejos ¿qué clase de células vivían en aquellos tiempos aún más lejanos? En última instancia, ¿cuál será el verdadero origen de la vida?

    Por todas estas razones, estudios como el que aquí comentamos, son tan importantes y necesarios para ir avanzando en el conocimiento de la vida y los verdaderos orígenes de la misma y en qué condiciones se pudo producir tal maravilla.

  5. misterT

    Pero si eso es la “autopoiesis” de los Chilenos Maturana y Varela… en sus experimentos de los años 70 llegaron a algo parecido… aplicable no solo a la autoorganización en sistemas dinámicos discretos sino también a sistemas mayores y mas complejos tanto como sociedades o grupos, etc…

    Vaya que mala memoria tiene la gente.

    • OzzyBulla

      No es mala memoria, es ese prejuicio que hace que rara vez se da la importancia que corresponde a los científicos que no estén en los grandes centros culturales del mundo. Etnocentrismo mas que mala memoria.

  6. reneco

    Que bueno que alguien se acuerde de estos maravillosos conceptos en que Humberto Maturana habla del concepto de organismo viviente como un sistema cerrado y auto organizado en cuanto a su manera de operar, teniendo en cuenta que el organismo modifica su ambiente y su ambiente lo modifica a él, a través de un concepto de sistema llamado acoplamiento estructural, esto nos lleva a una recursividad que nos invita a pensar “que fue primero el huevo o la gallina”

  7. yomismo

    Primero siempre fue el huevo. Piensa que la Gallina evoluciona muy probablemente de una especie de Dinosaurio y estos ya ponían huevos. Por lo tanto una gallina salió de uno de estos huevos y no al revés (un huevo salió de una de aquellas gallinas, ya que en aquella época no había gallinas pero sí había huevos)…

    Con esto quiero decir que el acoplamiento estructural al que nombras para definir cómo el organismo modifica a su ambiente y viceversa, no dejando de ser cierto, no equivale a decir que no existió una primera parte que actuara sobre la otra.

    Yo pienso que el entorno creó inicialmente al organismo (que no es correcto llamarlo así, ya que el organismo evolucionó a partir de un ser primitivo y no de un entorno, más bien debería decir que “el entorno creó inicialmente al ser primitivo”) y posteriormente sí, ya podemos hablar de el llamado acoplamiento estructural.

    Es una reflexión propia, gracias.

    Un saludo.

    • reneco

      Esa es una manera de pensar lineal de causalidad y efecto, si miramos la definición de vida que da wikipedia “la estructura molecular autoorganizada capaz de intercambiar energía y materia con el entorno con la finalidad de automantenerse, renovarse y finalmente reproducirse”, bastaría que existiera un sistema complejo al principio para que expresara el fenómeno de emergencia que produciría la vida, creo que la vida ya está escrita en el corazón de la Mecánica Cuántica y es solo cosa de esperar las condiciones adecuadas para observar este fenómeno, la recursividad en el pensar (causalidad y efecto se entrelazan) es algo que cuesta aceptarlo a priori

  8. josé

    excelente comentario de Emilio Silvera quisiera preguntarle a Emilio Silvera cual es su impresión acerca de la teoría de Panspermia porque cada día que pasa se van acumulándo más evidencias de que la vida no surgió en la tierra sino en los cometas y meteoritos (inclusive en parte de su comentario usted lo sugiere cuando dice “Si la materia orgánica de Warrawoona es producto de la fotosíntesis, hay que concluir que para entonces la evolución de la vida ya debía llevar en marcha un buen tiempo.” ) la última evidencia como dije anteriormente es un estudio hecho por una universidad alemana que indica que la proporción de sodio a potasio existente en los oceános en los tiempos en los cuales se cree que se originó la vida en la tierra no es la adecuada por lo tanto el estudio sugiere como lugar para el inicio de la vida las charcas superficiales de la tierra alimentadas por energía volcánica parecidas a la existentes en el parque Yellowstone en USA pero existe un problema con esta teoría y es que en aquella época hace 4000 mil millones de años no existía la capa protectora de ozono por lo tanto cualquier forma de vida que surgiese en la superficie sería aniquilada por la radiación ultravioleta del sol es por ello que los cometas y meteoritos surgen como una alternativa más viable para el origen de la vida ya que en ellos (sobre todo en los cometas) se ha detectado agua en forma liquida(como lo muestran los datos de la sonda Deep Impact que estudio al cometa Temple1) tambien sodio y potasio tal vez en las concentraciones adecuadas para que surga la vida además de metano y como si fuera poco tambien las bases nitrogenadas constituyentes del ADN se cree que de originarse la vida en los cometas recurriría a un mecanismo anaeróbico más antiguo que la fotosíntesis(inclusive se cree que este mecanismo le dió origen a esta) es la llamada thermosyntesis la cual utiliza el gradiente de temperatura para realizar los procesos energéticos relacionados con la vida , según mi opinión es solo cuestión de tiempo para que se admita por parte de la ciencia a los cometas y meteoritos como los sitios precursores de la vida lo cual tendría sus repercuciones ya que nos diría de que muy probablemente exista vida en otros sitios del sistema solar y tambien señalaría que el universo esta repleto de vida por todas partes con sus implicaciones en contra del principio antrópico y la existencia de un creador(dios).

    • Sí, hace unos 4.550 millones de años que nació la Tierra. Se condensó, junto con otros planetas del Sistema Solar, en un disco de gas y polvo que giraba alrededor de una joven estrella que iba a convertirse en nuestro Sol. Fenómenos de violencia extrema, incompatible con el mantenimiento de ningún tipo de vida, rodearon este nacimiento. Durante el menos quinientos millones de años, cometas y asteroides sacudieron la Tierra en formación, con lo que la hicieron incapaz de albergar vida durante todo este tiempo. Algunos impactos pudieron haber sido incluso suficientemente violentos como para producir la pérdida de toda el agua terrestre por vaporización, después de lo cual, los océanos se habrían vuelto a llenar con agua aportada por los cometas y la que, dentro de las rocas y las profundidades de una Tieera caliente, se vaporizó primero para caer después en forma de lluvia torrencial. Según esta versión de los acontecimientos, los océanos actuales se remontarían a las últimas oleadas de bombardeos cometarios más intensos que los expertos creen que tuvo lugar hace unos cuatro mil millones de años. Existen señales de que había vida en la Tierra poco después de que dichos cataclismos llegaran a su fin.

      ¿llegaría la vida del Espacio Exterior?

      La teoría de que la vida es de origen extraterrestre ha tenido ilustres defensores. Entre ellos, el químico sueco Svante Arrhenius, ganador del Premio Nobel de química de 1903 y recordado hoy por su concepción profética del efecto invernadero, acuñó el término “panspermia” para su teoría de que hay gérmenes de vida que existen en todo el Cosmos y caen continuamente sobre la Tierra. Más recientemente, un célebre astrónomo inglés, Sir Fred Hoyle, quien murió en 2001, afirmó junto con un colega de Sri Lanka, Chandra Wickramasinghe, haber detectado pruebas espectroscópicas de la presencia de organismos vivos en cometas.

      Quedan todas esas observaciones, claramente innegables, que demuestran que los constituyentes elementales de la vida existen en cometas y otros objetos celestes. Pero, ¿estas sustancias son producto de la vida, como creen los defensores de la panspermia? ¿O bien son, por el contrario, el fruto de reacciones químicas espontáneas? Es posible que sea esta segunda explicación la más plausible. Sin embargo, nadie puede negar ni afirmar que, el Universo, no tenga un plan predeterminado. Nadie puede negar que el Cosmos es un enorme Laboratorio de Química orgánica.

      Hoy la astronomía ha dejado de ser esa ciencia que antiguamente se dedicaba a buscar y contar estrellitas en nuestro cielo nocturno, a buena hora, hoy diríamos que astronomía es una ciencia dedicada a la búsqueda de vida fuera de nuestro planeta y también de escudriñar en los mas recónditos lugares del cosmos buscando los secretos que nuestro universo aun no nos quiere develar.

      Para ello, es que hoy, muchas ciencias se han unido a este casi legado Galileano. Ya cada día se nos hace mas común escuchar hablar de astrobiólogos, exoquimicos, geofísicos y muchos otros, y la verdad es que todos apuntan a un solo pistilo, la vida.

      Pero si bien hoy existen sondas espaciales visitando planetas y lunas, telescopios dentro y fuera de nuestra tierra, cual gigantescos ojos observando y estudiando nuestros vecinos desde el mas cercano hasta los mas de afuera del vecindario. Es precisamente aquí, en nuestro planeta donde se desarrollan los mayores estudios y experimentos de cómo y que tipo de vida podría haber allí afuera.

      ¿Qué podemos decir de las Bacterias, Arqueas y Protozoos?

      Woese en 1977 agrupa los seres vivos en seis Reinos: Eubacterias, Arqueobacterias, Protista, Fungi, Vegetal y Animal. A través de sus investigaciones llega a la conclusión de que las arqueobacterias son procariotas pero no bacterias. En 1990 propone tres Dominios: Bacterias, Arqueas y Eucariotas. El Dominio es de categoría taxonómica superior al Reino.

      Lynn Margulis y Karlene Schwartz revisan la propuesta de Wittaker y en 1997 establecen Cinco Reinos: Monera, Protoctista, Fungi (en el que incluyen Líquenes), Vegetal, Animal.

      Cavalier-Smith en 1998 divide los seres vivos en dos Imperios y seis Reinos: Bacterias, Protozoos, Cromistas, Fungi, Vegetal, Animal.

      Estas clasificaciones han ido variando al aparecer nuevas formas de estudiar su historia evolutiva, como por ejemplo, las técnicas que permiten comparar el ADN de las especies. Y no siempre han sido aceptadas por toda la comunidad científica, todo lo contrario, en algún caso han sido (y siguen siendo) muy discutidas. Así es el proceso de construcción de la Ciencia.

      Una célula es la unidad morfológica y funcional de todo ser vivo. De hecho, la célula es el elemento de menor tamaño que puede considerarse vivo.De este modo, puede clasificarse a los organismos vivos según el número de células que posean: si sólo tienen una, se les denomina unicelulares (como pueden ser los protozoos o las bacterias, organismos microscópicos); si poseen más, se les llama pluricelulares. En estos últimos el número de células es variable: de unos pocos cientos, como en algunos nematodos, a cientos de billones, como en el caso del ser humano. Las células suelen poseer un tamaño de 10 µm y una masa de 1 ng, si bien existen células mucho mayores.

      Aquella primera célula que supo replicarse lo comenzó todo, allí empezó la aventura de la vida que nos ha traído hasta aquí. La aparición del primer organismo vivo sobre la Tierra suele asociarse al nacimiento de la primera célula. Si bien existen muchas hipótesis que especulan cómo ocurrió, usualmente se describe que el proceso se inició gracias a la transformación de moléculas inorgánicas en orgánicas bajo unas condiciones ambientales adecuadas; tras esto, dichas biomoléculas se asociaron dando lugar a entes complejos capaces de autorreplicarse. Existen posibles evidencias fósiles de estructuras celulares en rocas datadas en torno a 4 o 3,5 miles de millones de años.

      Existen dos grandes tipos celulares: las procariotas (que comprenden las células de arqueas y bacterias) y las eucariotas (divididas tradicionalmente en animales y vegetales, si bien se incluyen además hongos y protista, que también tienen células con propiedades características).

      Es maravilloso poder comprobar la proliferación de la vida en cualquier lugar y entorno de nuestro planeta que, hasta en lugares que parecen imposibles para albergar la vida, allí está presente, se adapta al medio díscolo y, a veces imposible, testaruda sigue adelante, imparable, las ganas de vivir es más fuerte que la precariedad y el medio de condiciones imposibles.

      Las fosas pueden ser más productivas que muchos lugares en las zonas abisales o hadales, pero los verdaderos oasis en el mar profundo son las fuentes hidrotermales y las emanaciones de metano. La quimiosíntesis entrega la energía a estas comunidades únicas, cuya biomasa es comúnmente dominada por especies grandes que tiene relaciones mutualistas con microbios simbiontes, oxidadores de azufre. Compuestos reducidos, tales como sulfuros y metano, sirven como fuente de energía química para bacterias y arqueas, permitiendo que la productividad en estos ambientes del fondo marino compita con aquella que vemos en sistemas marinos menos profundos.

      Las comunidades de fuentes hidrotermales no han sido encontradas en el margen chileno hasta ahora, pero su existencia ha sido predicha por el hecho de que suelen ser encontradas en centros de expansión, como es la dorsal mesoceánica Chilena, la cual es subducida por debajo de Chile continental. El agua expulsada desde las fuentes hidrotermales puede variar entre los 20 y 400ºC y es rica en compuestos reducidos como sulfuros y metano. El sustrato rígido esta formado por basalto enfriado, la precipitación de sulfuros metálicos y organismos como gusanos tubulares y bivalvos.

      El tema del origen de la Vida es tan complejo que, lo único que podemos hacer es seguir observando, no dejar las investigaciones, procurar buscar (de una vez por todas) la vida fuera de la Tierra para tranquilizarnos sabiendo no estamos solos en tan vasto Universo y, desde luego, tratar de conocer, lo que realmente la vida es. Hasta el momento, nadie ha sabido dar una definición autoxonsistemte de lo que es la vida y muchas otras cuestiones como, por ejemplo el Tiempo, la masa, el vacío…¡Nos queda mucho porm saber!

      Claro que, como dejó grabado Hilbert en su tumba:

      “Tenemos que saber, sabremos”

  9. Bueno, pero Emilio parece que lo asevera, o sea la Panspermia, porque lo explica entre lìnea y es que el planeta es un ente viviente, naciò vivo y a la vez fue inoculado de microorganismos por los cometas que acumularon los materiales orgànicos de las supernovas, buen artìculo y buena entrada de Emilio. Nos seguimos leyendo.

  10. Krim

    Es muy similar al postulado de Maturana, les recomiendo leer “el árbol del conocimiento” y “de maquinas y seres vivos”. trabajos con más de 20 años de antigüedad

    http://es.wikipedia.org/wiki/Humberto_Maturana

    http://es.wikipedia.org/wiki/Autopoiesis

    • reneco

      Actualmente se pueden encontrar las ideas de Humberto Maturana en “matriztica.org” que han derivado en lo humano, es curioso que la autopoiesis implique una negación de una realidad objetiva independiente del observador y que toda percepción y conocimiento son procesos internos al organismo viviente gatillados por estímulos externos, además la ciencia se hace construyendo explicaciones de experiencias en base a experiencias, no hay una realidad ultima que la podamos tomar como referencia. Otra cosa, para los seres vivientes no existe pasado ni futuro, el pasado es una explicación de nuestro presente y el futuro nos entrega expectativas de cambio

  11. misterT

    Para mi la vida no es mas que una manisfestación compleja de la materia y energía y nada mas… pero el ser humano es tan egocéntrico que le anda buscando la trascendentalidad a cada cosa…

    Por cierto Krim yo si me acorde de Maturana (y Varela) si lees mas arriba… de hecho en la Universidad tuve que reproducir uno de sus experimentos (que ello hicieron en lenguaje cobol si mal no recuerdo… yo tuve la ventaja de poder hacerlo en NetLogo ;) que suerte! )

  12. “Para mi la vida no es mas que una manisfestación compleja de la materia y energía y nada mas…” ¡Y, nada menos! añadiría yo. Pero, por otra parte, el hecho de que la vida esté aquí en la Tierra (según todos los indicios) desde unos 500 millones de años después de que ésta se formara, nos lleva a la pregunta de: ¿Cómo pudo surgir la vidqa en la Tierra tan temprano?

    Es cierto que podríamos aceptar esa definición de que la vida es la materia evolucionada que, en algunos casos, puede llegar a ser consciente de SER. Sin embargo, la vida creo, es algo más, mucho más que esa simple definición que no escenifica la complejidad que subyace en todo ese entramado que la vida es.

    ¡La Vida!

    Los pájaros que vuelan en las alturas, los peces que nadan en los mares y océanos, los animales de diversas especies que, con nosotros, los humanos, ocupamos las parcelas de la Tierra y, sin olvidarnos de los “seres” más numerosos que, conforman dos reinos y tres dominios en los que, aunque no lo veámos, inciden de una manera muy cierta en todos los demás e incluso, en el propio planeta, hablo de las bacterias que predominan en ese rico conjunto, la vida siempre está adaptada al medio en el que habita y desarrolla, con la ayuda del tiempo, su evolución y sus mutaciones que la van mejorando en cada etapa o ciclo. Y, no olvidemos el reino de las plantas.

    Algunos clasificaron la Vida en sólo dos apartados: Los animales y las plantas aconsejado por el hecho cierto de que unos, como nosotros se miovían y otros, siempre residían en el mismo lugar desde su nacimiento.

    De la diversidad, ¿qué podemos decir? simplemente hay que pensar en que existen seres tan dispares como jilgueros o pulpos, humanos y mariposas, hongos y elefantes…Si miramos las diferencias, la única cosa que podemos hacer aparte de asombrarnos, es maravillarnos de lo sabia que la Naturaleza es al dar a cada ser, la conformación que ralmente necesita para habitar en el medio que le dieron y, sobre todo, para poder desarrollar “su destino” pues, no tenemos que olvidar que cada uno de los seres vivos del planeta, desde que nace hasta que muere, desarrolla “una misión” diferente de las que otros desarrollan.

    Y, como habeis mencionado, la evolución y las mutaciones han jugado un papel muy esencial para que todas las especies alcanzaran el lugar y el nivel actual que ocupan. Claro que, para que ello fuera posible, tuvieron que pasar muchos millones de años durante los que se fueron deslizando las Eras (Cenozoico, Mesozoico, Oaleozoico y Precámbrico) que recogían los Períodos (Cuaternario, Neógeno, Paleógeno, Cretácico, Jurásico, Triásico, Pérmico, Carbonífero, Devónico, Silúrico Ordovícico y Cámbrico) con las Épocas (Holoceno, Pleistoceno, Plioceno, Mioceno, Oligoceno, Eoceno, y Paleoceno) cada una de ellas ha tenido su tiempo, es decir que desde el comienzo en 0,01 hasta la actualidad en 4.600 millones de años, han pasado todas esas etapas mediantes las que la vida, surgió y desapareció, volvió a surgir y pervivió, se mutó y alcanzó la estabilidad aceptable que hoy podemos ver a nuestro alrededor.

    No se debe perder de vista el hecho cierto de que, desde poco tiempo después de que el planeta comenzara a enfriarse, la vida está con él en la única manera que podía estar, es decir, en la forma más rudimentaria surgida de esa especie de plasma o mejor, protoplasma vivo que la pudo traer, o, también existe esa posibilidad que apuntais de que, ya estuviera aquí venida de fuera y floreciera al ritmo que l planeta le permitió. De todas las maneras, en nuestro planeta han estado ¡tantísimas criaturas! que hoy, sólo el 1% de todas ellas, están presentes y, ya sabeis ese uno por ciento cuantas especies son:

    Empezando por las Bacterias y Arqueas, ese dominio de los procariotas y no olvidando el feudo del núcleo o dominio de Eucarya (los eucariotas), junto a nosotros están los mohos, setas y líquenes y también las anémonas, corales, medusas y p`lumas de mar, almejas y berberechos, caracoles y babosas, pulpos y calamares. También langostas y cangrejos, o, gambas y percebes…No digamos del mundo de los insectos: arañas, escorpiones, ácaros, euriptéridos, cangrejos de las Molucas y arañas de mar pero, también estrellas de mar y ofiuras, erizos de mar y lirios de mar, o, margaritas de mar y cohombros de mar. A todo esto, no olvidemos a los tiburones y a las rayas, ni tampoco a las quimeras, los peces de aletas con radio y los de aletas lobuladas y tetrápodos. El ámbito de los reptiles y de los mamíferos tampoco se queda corto: Lémures, loríes, tarseros, monos y simios, también los seres Humanos. Las aves tienen una lista interminable y, no digamos las plantas comunes y las que tienen flor y fruto…De otras muchas, ni tenemos idea que puedan existir.

    Claro que toda esa larga lista, es simplemente un folleto de sencillas dimensiones si lo comparamos con todasm las especies que existieron antes y que, por uno u otro motivo, ya no están aquí. Las especies de todos los tipos que han podido estar aquí en la Tierra en los últimos 3.500 millones de años, teniendo en cuenta que la mayoría habría sido de pequeño tamaño, con tiempos de generación que podrían medirse en horas, podrían superar el inventario actual al menos en 10.000, es decir, el número de especies que han vivido en la Tierra desde el origen de la vida puede situarse alrededor de unas 400 millones de veces 10.000 que es 4 millones de millones: Unas 1.000 especies por cada año que ha existido vida en la Tierra y, todo esto es, demasiado vasto para la comprensión de una mente humana.

    Y, si todo eso es así (que lo es), ¿Cuántas formas de vida y especies no estarán proliferando por esos mundos que pueblan el ingente “universo” de las galaxias en el contexto total del Universo? Y, ¿De dónde partío la Vida, cual es su verdadero origen?

    Ante todo esto, uno no tiene más remedio que pensar que, la Vida, está impiicita en el Universo y en su dinámica evolutiva que hace posible que la materia se transmute y llegue al estado bioquímico que posibilita el surgir de esa maravilla que llamamos Vida y que, hasta el momento, nadie ha sabido explicar, toda vez que, la complejidad que subyace nos es desconocida y sobrepasa nuestro intelecto.

    Claro que, finalmente, la vida son Quarks y Leptones que han evolucionado hasta conformar entes conscientes que se mueven y piensan en un medio-ambiente que les acoge y en el que desarrollan ideas (los inteligentes) que, entre otras cosas, van a la búsqueda del origen de su SER.

    Claro que, el problema es, como nos decía Planck, que nosotros somos parte del problema que tratamos de desvelar.

  13. sargentopez

    La vida no es materia muy evolucionada, es que lo que llamamos materia es vida poco evolucionada.

  14. Si, es una manera de verlo: “…materia es vida poco evolucionada.” un depósito de energía congelada que, en cuanto se le presente las condiciones necesarias, se mutará hasta convertirse en eso que llamamos vida, lo que antes era el anima (el Alma) y que, de momento, nadie ha sabido definir con precisión.

    Cada vez que abordamos estos temas nos dejamos algunos aspectos importantes por detrás y, uno de ellos, uno de esos aspectos, quizás el principal, sea la diversidad metabólica de los microorganismos procariotas, un aspecto clave para explorar la historia de la vida promigenia.

    En la actualidad se acepta que los procariotas fueron los precursores de los organismos eucariotas. Sin embargo hay grandes diferencias entre esos dos grupos celulares. Una de esas diferencias reside en la organización génica y en los mecanismos de sintetizar el ARN mensajero. Un trabajo publicado en PLoS Biology afirma que los eucariotas podrían proceder de cianobacterias termófilas ya que su organización génica recuerda rudimentariamente a la de los eucariotas

    No somos conscientes de que: Las vías metabólicas de los Procariotas son las que sustentan los ciclos bioquímicos que hacen posible el mantener la Tierra en su condición de planeta habitable. Fijémonos, por ejemplo en el dióxido de carbono.

    Los Volcanes aportan CO2 a los océanos y a la atmósfera, pero la fotosíntesis lo sustrae a un ritmo aún más rápido. Tan rápido, de hecho, que los organismos fotosintéticos podrían desproveer de CO2 a la atmósfera actual en poco menos de una década. Naturalmente no ocurre así, y ello se debe sobre todo a que esencialmente la respiración realiza la reacción fotosintética en sentido inverso.

    Mientras que los organismos fotosintéticos hacen reaccionar CO2 con agua para producir azícares y oxígeno, los seres vivos que respiran (entre los que nos incluímos todos nosotros) hacen reaccionar azúcar con oxígeno y en el proceso liberamos agua y dióxido de carbono. Conjuntamente, la fotosíntesis y la respiración reciclan el carbono en la biosfera y sostiene así la vida y su ambiente a lo largo del tiempo.

    No es difícil imaginar un ciclo del Carbono simple en el cual las cianobacterias fijen CO2 en forma de materia orgánica y suministren oxígeno al medio mientras que las bacterias no fotosintéticas hacen lo contrario, al respirar oxígeno y generar el CO2. Las plantas y las algas pueden realizar la misma función que las cianobacterias, y los protozoos, los hongos y los animales pueden sustituir a las bacterias respiradoras (en ese sentido los procariotas y los eucariotas son funcionalmente equivalentes). Pero dejemos que algunas células caigan hasta el fondo del océano y queden enterradas en sedimentos desprovistos de oxígeno. Aquí las limitaciones del metabolismo eucariota resultan evidentes, pues se necesitan reacciones que no consuman oxígeno (reacciones anaeróbicas) para poder completar el ciclo del carbono.

    Está claro que hablar de todo esto en profundidad, nos exige mucho más tiempo y espacio, toda vez que, el “universo” de las cianobacterias y demás congéneres que, con nosotros ocupan el planeta Tierra, tiene tanta importancia en el devenir de la vida que, un pequeño resumen de algunas de sus características simplemente nos aclaran algún que otro extremo aislado pero que, al menos, trata de que seámos conscientes de que, sin ellas, nosotros difícilmente podríamos estar aquí, ya que, entre otras cosas, son las responsables directas de que el planeta tenga el sistema ecológico necesario para sustentar la vida.

    Y, por otra parte, serán también, estos “personajes” microscópicos los que primero se dejarán “ver” en esos planetas lejanos de otros sistemas solares, e, incluso, estarán presentes en otros planetas de nuestro propio entorno y, ¿por qué no? en las muchas lunas que los orbitan.

    Parece que Marte es un candidato ideal para que, en él, podamos descubrir inmensas colonias de estos “animáculos” infinitesimales que, podrían estar cómodamente instalados en el subsuelo del planeta donde, el pasado volcánico ha dejado idóneas condiciones para ello: más humedad y calor, posible agua líquida, ambiente preservado de radiaciones masivas…bacterias, líquines y hongos podrían haber formado ecosistemas ideales para la vida.

    Y, por otra parte, ¿A qué se debe ese foco de metano (CH4), detectado por la NASA? El “universo de la vida” es complejo pero, como todo en el Universo, está sometido al ritmo y a las leyes que el Universo impone y, como estas leyes son las mismas en todas partes pués, esperémos que, la vida, también esté presente en otros muchos mucndos que, como el nuestro, reúna las condiciones para ello y que, necesariamente, no tienen porque ser las mismas que las nuestras.

    Ya sabeis, la vida se abre paso…en los lugares más inesperados.

  15. Una complicada geométria mental, elevada y pensante, creadora de ideas y pensamientos, descubrirá algún día (lejano aún en el futuro) que, todo aquello que buscamos había estado siempre delante de nosotros.

    Y, ¡la Vida! es una de las cosas que buscamos desesperadamente…en otros mundos pero, la respuesto, amigos míos, está aquí.

  16. pritam

    Don emilio, Ud. es un ser muy sensato y de mucho conocimiento…yo soy un buscador de la relación ciencia – consciencia… ex científico, hoy yogi….quería preguntarle si conoce (y que piensa de ella) la teoría de los campos morfogenéticos de Rupert Sheldrake …. biólogo que trató de explicar las formas y comportamientos de los seres vivos a partir de campos que están más allá de la materia, mezcla interesante de ciencia evolutiva y filosofía vedantina de la India …. equivalencia en biología de lo que David Bohm hizo al tratar de explicar el origen de la materia y su comportamiento a partir de su órden implicado …. tal vez dos intentos de describir a un “Principio Cósmico Inteligente Originario” …. que responde a las profundas preguntas de siempre ….. ¿como en tan solo 13.500.000 de años la evolución ha llegado al ser tan sofisticado y maravilloso que somos que es capaz de preguntarse esta misma pregunta, capaz de crear eta computadora …y un cuadro de Leonardo da Vinci?.

    • Estimado amigo:

      No creo estar capacitado, intelectualmente hablando, para poder dar una explicación autoconsistente de los Campos Mórficos que nos llevan a un largo viaje por los complejos dominios de la Metafísica, esa rama del saber humano que, en realidad pocos dominan y de la que todos hablan.

      Rupert Sheldrake, como todos los buenos pensadores, nos trajo ideas nuevas y profundizó en caminos que no todos llegaron a comprender, él, posiblemente, quería llegar más allá de lo que la norma científica, o, el estamento institucional permitía y, traspasó puertas cerradas en cuyo interior (según nos contaba), existían cuestiones que, seguramente, no estábamos preparados para comprender.

      Él postulaba que existían campos que sólo llevan información y no energía y, que una vez creados, perduraban para siempre sin deterioro alguno. Es decir, no eran susceptibles de ser atacados por la entropía.

      De todas las maneras, el tema sería otro debate distinto del que aquí nos ocupa, aunque no por ello, menos interesante.

      Un saludo cordial.

  17. pritam

    Muchas gracias por tu atenta respuesta.

    En física, ¿cada campo debe portar información y energía?, pregunto porque en vedanta todo se crea con una interacción entre consciencia (información) y energía – materia y coincidiría con esto.

    Estaría de acuerdo contigo en que los campos mórficos no pueden ser eternos, nada puede serlo en este universo, pero ¿podrían ir cambiando de forma auto-poyética (evolucionando a través de la experiencia) y representar la información que origina el ordenamiento de los seres vivos; que parece ir en contra de la entropía (principio que si existe en lo no-vivo).

    Puedo preguntarte ¿eres físico?, ¿biólogo?, porque apareces en varios temas super interesantes de esta página web.

    • Amigo mío:

      Algo llevamos estudiado en distintos campos pero, aunque soy mienbro de la RSEF y estoy adscrito a los Gruposm Especializados de Física Teórica y Astrofísica, lo cierto es que, soy un enamorado de la Física que nunca deja de asombrarse ante las maravillas de la naturaleza y, la Ciencia en genral y la Física, Astronomía y Biología en particular, son mi pasión.

      Humildemente presido una Asociación cultural “Amigos de la Física” y, como entretenimiento para seguir matando el gusanillo, tengo mi Blog en el que desahogo mis ideas y paso los pocos ratos libres que mi Profesión me deja.

      Soy, como muchos, un curioso con la palabra “por qué” a flor de labios, ya que, son muchas las cosas que no sabemos, y, como dice un amigo mío: “Siempre seremos aprendices”. ¡Cuánta razón lleva el puñetero!

      Un saludo amigo.

  18. pritam

    Estimado
    Ya entré en tu página y la voy a disfrutar enormemente ya que yo también soy enamorado de la maravilla de la naturaleza y de los porqués profundos del cosmos y la vida …. necesito actualizarme eso si ya que solo de vez en cuando me conecto con el mundo de la ciencia … soy maestro de kundalini yoga, una rama original y bien profunda de esta disciplina y siempre enseño haciendo un puente entre la ciencia y la consciencia. A la gente le gusta porque lo sentido tiene que también ser compensado por lo pensado …
    Ya le estaré molestando con unas cuantas conjeturas no convencionales
    Afectuosos saludos

  19. Hablando de esto de la vida y cómo pudo surgir aquí en la Tierra y los caminos que ha tenido que recorrer, en sus distintas formas, nos damos cuenta de que, hace mucho tiempo ya que, los humanos hemos pensado en todas estas cuestiones que dieron lugar a ideas diversas y múltiples pensamientos.

    Claro que la idea, no es nada nuevo. Hace ya más de 2000 años, Lucrecio, el poeta filósofo romano, razonaba que el nuestro no puede ser el único mundo habitado. “Debo confesaros”, escribió en su De Rerum Natura, “que existen otros mundos en otras regiones del cielo, y diferentes tribus de hombres y tipos de bestias salvajes”. Por estar de acuerdo con Lucrecio, el padre dominico Giordano Bruno pagó con su vida en 1600, pues fue quemado en la hoguera en una piazza romana por orden de la Inquisición.

    Las Civilizaciones extraterrestres hicieron una espectacular entrada en la Ciencia en 1877 cuando el astrónomo italiano Giovanni Schiaparelli le habló al mundo de los Canales de Marte (que había descubierto su colega Ángelo Secchi) diciéndoles que eran artificiales, es decir, hechos por la mano de seres inteligentes. Aquello pico la curiosidad de un adinerado astrónomo americano, Percival Lowell que, construyó un Observatorio especial en Flagstaff, Arizona, con el único propósito de estudiar Marte. Cartografío muchos de los supuestos canales y conjeturó de qué manera los marcianos los habían excavado para irrigar la superficie del desierto planeta con agua extraída de los polos. Esta idea, a su vez, atrajo la imaginación del escritor inglés Herbert George Well, que hizo que los marcianos invadieran la Tierra con War os the Words (1898) con el resultado conocido por todos en la emisión radiofónica que, cuarenta años después, habiendo sido adaptada paras la radio por el director americano Orson Welles, causó el pánico generalizado cuando se emitió el programa por primera vez, el 30 de Octubre de 1938.

    Exactamente veintitrés años después del pánico de 1938, la víspera de Todos los Santos de 1961, un pequeño grupo distinguido de científicos, entre ellos el Químico Americano Melvin Calvin, que acababa de recibir el premio Nobel de Química por su trabajo sobre la fotosíntesis, y el carismático científico americano y personaje de la televisión Carl Sagan se reunieron en el Laboratorio Nacional de Radioastronomía, en Green Bank, Virginia occidental, invitados por un joven astrónomo americano, Frank Drake. El tema a tratar era el de ver la manera de poder detectar señales de radio que pudieran haber emitido algunas Civilizaciones extraterrestres. Aquello desembocó en el considerable proyecto que se conoce por SETI que, habiendo pasado por mil vicisitudes, dejó de ser financiado por la NASA pero, continúa con el apoyo de Instituciones privadas. Todo aquello generó expectativas y creó un ambiente positivo que generó la creación de nuevas disciplinas como la exobiología, bioastronomía o astrobiología, con sus propios institutos, reuniones y publicaciones.

    La falta de peuebas no son, en este caso, pruebas de ausencia. Simplemente es que, no hemos buscado en la forma adecuada, o, -quizás lo más probable- no tenemos los medios necesarios para buscar en la debida y adedcuadamanera que nos lleve a encontrar la respuesta tan largamente buscada. SETI es el fruto de un artículo escrito por Giuseppe Cocconi y Philip Morrison, lo titularon Searching for Interstellar Communication, y fue publicado en Nature en el año 1959. Allí, fueron recordadas las ideas de Percival Lowell que habló de la vida en Marte y que dio lugar a que todos se preguntaran: ¿Estamos solos en el inmenso Universo?

    El sumun de todo este largo historial, vino a plasmarse cuando el 7 de agosto de 1996, se alcanzó su punto culminante. El Administrador de la NASA Daniel Goldin convocó en Washington una conferencia de prensa especial, televisada, presentada por el propio Presidente Clinton, para anunciar al mundo que un grupo de investigadores americanos, dirigidos por el geólogo de la NASA David Mackay, había detectado pruebas de vida pasada en Marte. Ya sabéis, el famoso proyectil fortuito –fragmento de roca- de 1,8 kg que fue descubierto en la Antártida y se pudo saber que, lo más probable, el meteorito, tenía su origen en Marte y su edad era de dieciséis millones de años. Clasificado como ALH 84001, dio tanto que hablar que, aún hoy, de vez en cuando surge alguna noticia sobre tan misterioso visitante.

    Claro que, la presencia de vida fosilizada en aquel pedrusco, no convenció a muchos expertos y la cosa se quedó en la incógnita de que podría ser… Claro que, el entusiasmo de la vida en Marte y en otros lugares del Universo, sigue intacta. Si se hiciera una encuesta entre 200 científicos sobre la existencia de vida en otros planetas, el resultado a favor…sería sorprendente.

    Claro que, hablamos y hablamos de “vida” en otros mundos y, la mayoría de las veces, lo que tenemos en la mente, es la vida tal como aquí, en la Tierra, la conocemos. Sin embargo, no es ese el camino y, debemos de partir de la base de que, cualquier forma de vida que podamos pensar, por muy extraña que esta nos pudiera parecer, ahí fuera podría estar y, desde luego, tampoco se puede descartar la vida que, como la nuestra o muy parecida, esté en planetas similares al nuestro. Antes de seguir, podríamos hacer una simple reflexión sobre esos procesos que nos llevan a la vida.

    Durante el proceso de evolución de nuestro planeta, en las aguas del Océano más primitivo, surgieron sustancias orgánicas complejas y de gran variedad, similares a las integradoras de los actuales organismos vivos. Pero entre estos últimos y la simple solución acuosa de sustancias orgánicas se produce un salto abismal.

    Muchas veces hemos podido leer que sobre la existencia de formas de vida constituidas con componentes moleculares distintos de las proteínas, los ácidos nucleicos y otros constituyentes biológicos típicos, o incluso constituida de otros átomos distintos, como, por ejemplo, con el carbono sustituido por el silicio, su pariente más cercano en la tabla periódica de elementos. Claro que, base válida para tales especulaciones…No la hay, ya que, lo que es capaz de hacer el Carbono, no lo puede hacer el Silicio y, sin embargo, tal verdad, no debería condicionarnos para negar la posibilidad de otras formas de vida que, siendo diferentes a las nuestras, también estén basadas en otros elementos diferentes.

    Si nos fijamos en dos vecinos cercanos: Venus y Marte, podemos ver que, el primero se halla más cerca del Sol que la Tierra, y Marte, que se halla más lejos de aquel, ocupan los limites externos de lo que a veces se denomina la zona habitable. De los dos, Venus, con una temperatura superficial cercana a los 500ºC, parece demasiado caliente para albergar la vida (sólo lo parece). Y, no se descarta que lo pudiera haber sido en los primeros tiempos de su formación pero, ¿lo sabremos alguna vez?

    Marte, por el contrario, con una baja temperatura superficial que se ha comprobado es, de -53ºC, parece demasiado frío para albergar vida (sólo lo parece), al menos en la superficie. Su atmósfera es tenue, constituida principalmente por dióxido de carbono, parte de la cual se hiela cada invierno para cubrir los polos con un casquete blanco, que primero se creyó que estaba constituido por hielo de agua pero que ahora se ha identificado como lo que denominamos hielo seco, la sustancias expulsada de los extintores de incendio. Sin embargo, hay agua abundante en Marte ; existe en forma de hielo permanente bajo el casquete polar Norte de Hielo Seco en el suelo en la forma de permafrost, como el que se encuentra en alguna parte de Siberia, por ejemplo.

    Pero, ¿qué pasa en el subsuelo de aquel planeta que, oradado por su pasada actividad volcánica tiene inmensos conductos y grutas interiores que podrían, sin temor a equivocarnos, mantener algunas formas de vida primigenia?

    Esto de la vida es tan complejo que…¡Nos falta mucho por descubrir!

  20. Crítico experto

    Muy interesantes las aportaciones de Sr. Emilio Silvera; quiero a aportar que, podemos hallar más respuestas acerca de la vida, si nos enfocáramos en la evolución misma, pues creo que las 2 están ligadas a un mismo fenómeno. Desde que éramos solo bacterias hasta ahora que somos homo sapiens sapiens, no hemos dejado de seguir adaptándonos al medio, hablar del surgimiento de la vida es hablar de la evolución, y es que sin esta la existencia fuera imposible.

    SI realmente el universo existe para dar cabida a la vida, entonces podríamos afirmar, que la materia lleva programada en su esencia el adquirir la información a través de ensayo-error, y así ir poco a poco adaptándose al entorno y buscar la salida de surgir, transformase en organismos más complejos y a su vez mejorar. ¿Hacia dónde vamos? ¿Tiene la evolución un fin? ¿Es un proceso azaroso surgido por las condiciones primigenias de la tierra o es un sistema integrado en la naturaleza para que la vida halle el camino de germinar y luego sobrevivir?

    La vida tal y cual la conocemos en la tierra, desde los virus hasta nosotros se mueve por el instinto de supervivencia, la vida no es del todo tan poética como he leído anteriormente, porque eso nos convierte en criaturas movidas por la depredación, expansión y reproducción, los males del hombre que vemos hoy y en su historia solo es un reflejo de la esencia del hombre surgida de la naturaleza misma. Tal vez y solo atraves de la conciencia podremos desligarnos de nuestro pasado animal y evolucionar tal vez a un estado ¿mas espiritual?

    El ser humano sufre de crisis existencial, nos sentimos solos y abandonados (por ahora) en la mitad del infinito, que el destino nos haya dotado de conciencia solo se puede concluir que haya sido una mala pasada de la suerte o que la conciencia juegue un papel importante en todo este gran plan del Universo. Podemos tal vez afirmar que la vida es un milagro, sea casual o común, pero no podemos ignorar que como seres pensantes que somos que estamos rodeados de muchas calamidades e injusticias, hechos que ante los ojos de la naturaleza sean acontecimientos del día a día así como un León devora un venado.

    Dicho esto, podría afirmar que la naturaleza es ajena a la ética, el hombre por ser una criatura sensible producto de la conciencia sus actos, está lejos de comprender cuál es el fin de la vida y de realmente mirarla a ella directamente con objetividad ¿Es que acaso el universo concibió a la mariposa para que apreciemos su artístico aleteo en su fugaz existencia? suena muy poético, producto de una mente emotiva. El hombre peca de sentimentalismo, antes creíamos ser hijos preferidos de un Omnipotente creador, ahora que se tambalea el concepto de dios buscamos tener compañeros ahí afuera… Si lo miramos desde otro punto de vista, si la naturaleza decidiera mañana acabar con nosotros por medio de la explosión de una supernova, un agujero negro o el mismo sol nos quemara, es cuando nos daríamos cuenta que no hacemos parte de ningún plan, no somos ni preferidos ni especiales y siempre hemos estado a su merced.

    Concluyo diciendo que el universo trabaja atraves de la casualidad, lo vemos en el día a día, hay gente con mala suerte y con buena,no hay ningun plan para nadie, pues seria muy cruel pensar ello cuando vemos tantas cosas inexplicables, dejemos la poesia para las artes, y miremos a la naturaleza de forma fria y calculadora pues asi ella nos comtempla a nosotros. Dudo de que el universo sea un ente determinado para hacer que aparezca el edén por doquier,y creo más que esta regido por unas leyes, donde nosotros somos el resultado de un factor estadistico danda las cantidades de condiciones que se pueden dar en cada ricon del este inmenso cosmos, lugares especiales en momentos fortuitos puede hacer que la vida prolifere, e ironicamente a esta la naturaleza la preparará para enfrentarse a ella misma.

    • Só, en lo esencial estamos de acuerdo. Sin embargo, ese punto en el que nos dice:

      “Concluyo diciendo que el universo trabaja atraves de la casualidad, lo vemos en el día a día, hay gente con mala suerte y con buena,no hay ningun plan para nadie, pues seria muy cruel pensar ello cuando vemos tantas cosas inexplicables, dejemos la poesia para las artes, y miremos a la naturaleza de forma fria y calculadora pues asi ella nos comtempla a nosotros.”

      Sin negar que el Azar está ahí presente, hay que dejar bien claro que, aparte de la casualidad, es la causalidad la que determinan los hechos. El sabio decía que el presente es la consecuencia del pasado y, el futuro, estará cargado de nuestro presente. Ello nos lleva al convencimiento físico de que todo lo que ocurre es la consecuencia de lo que antes pasó.

      Nosotros mismos, haciendo uso del libre albedrío (en lo que podemos), tomamos decisiones que, más tarde traerán consecuencias y, el futuro, dependerá de lo que en ese momento decidimos. De la misma manera, la Naturaleza utiliza las leyes fundamentales y las constantes para que, nuestro universo sea tal como lo podemos ver a nuestro alrededor.

      Cada cual, en lo esencial, se ha buscado lo que tiene, y, sin importar cómo fue su punto de partida (que algunos iniciaron con mucha ventaja sobre otros), la realidad es que, aquel que trabaja bien, que se esfuerza, que toma buenas decisiones y escoge los caminos correctos a seguir, finalmente, obtiene su recompensa.

      eso es la causalidad. Claro que, si vamos por el campo y nos cae un rayo…será la mala suerte, la casualidad de que, sin tener en cuenta el mal tiempo nos diéramos un paseito por el campo, lo cual, fue una mala decisión que trajo sus consecuencias y, si fue así, tendríamos que quitar la casualidad para poner la causalidad en su lugar.

      En fin amigo, las cosas, muchas veces, no son lo que parecen ser.

      Un saludo cordial

  21. david

    He llegado a la conclusión de que el mundo que conocemos, e incluso los seres vivos que habitamos hoy la Tierra, somos el resultado de sucesos aleatorios, que han tenido lugar de forma encadenada, por tanto, unos dependen de los anteriores, y se van haciendo más pequeños el número de variables o salidas que los siguientes pueden dar, por que los anteriores van estableciendo límites o condiciones, sobre los que producirse los siguientes .Hasta llegar al último, que podrían tener unas pocas salidas o variables, p. ej. 4 u 8 de ellas.

    En neo fronteras, explicaban una vez, en uno de sus artículos, que si pudiéramos rebobinar la cinta de la vida, y ponerla nuevamente en marcha, aparecerían animales muy diferentes a los que conocemos hoy. Conocer esto es, cuanto menos interesante, que parece ir en esta línea.

    También hay un artículo, que explicaba que es posible crear orden a partir del desorden: http://darwin.50webs.com/Espanol/Articu00144.htm

    Por tanto, es posible que no necesariamente, todos los seres vivos que habitamos hoy la tierra (y la habitaron antes), seamos el resultado de la acción o el trabajo de una Energía Inteligente Universal, como defienden los modernos teístas.

  22. Respecto al tema recomiendo la lectura del último artículo publicado en el Blog Simbiotica. Saludos:
    Alejandro Álvarez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *