Se ha exagerado el papel de las neuronas espejo

Artículo publicado por Nicola Rowe el 11 de mayo de 2012 en Cosmos Magazine

El debate alrededor del desarrollo del sistema de neuronas espejo se reavivó el mes pasado cuando se publicó un artículo en contra de la teoría popular que propone que las neuronas espejo, asociadas con el desarrollo cognitivo humano, evolucionan a través de la experiencia individual y no es un conjunto heredado innato de rasgos maduros.

El artículo de opinión de Richard Cook de la Universidad de la Ciudad de Londres aparece en Biology Letters. Cita una reciente investigación llevada a cabo en macacos que evaluaba la actividad de las neuronas espejo en tareas que requerían el uso de herramientas y audiovisuales para concluir que el término “neuronas espejo” es un nombre que lleva a engaño.

neuronas © by zaxl4

Menos de un tercio de las neuronas estudiadas en los monos realmente “hacían de espejo” del comportamiento observado. La investigación desacredita la teoría popular que dice que nacemos con un conjunto de neuronas espejo maduras que han sido perfeccionadas hasta su forma actual por nuestros ancestros cuando las propiedades ayudaban a su supervivencia.

Las neuronas espejo desempeñan un papel en el desarrollo humano

Esta teoría predominante sobre un conjunto de comportamientos heredados, aceptada actualmente por un número de psicólogos y neurocientíficos cognitivos, propone que un sistema de neuronas espejo proporciona los mecanismos fisiológicos necesarios para el comportamiento básico sensoriomotor.

Cook comenta que: “La conceptualización de las neuronas espejo como enlaces fijos entre la descripción de acciones observadas y los ‘programas motores’ requeridos para producir esas acciones, hace que sean muy útiles para las teorías”.

Esta misma teoría también acredita, controvertidamente, al sistema de neuronas espejo la contribución a nuestra comprensión de las acciones de otros, el aprendizaje de nuevas habilidades por imitación, y la empatía.

El papel de las neuronas espejo puede haberse exagerado en gran medida

En su forma más hipotética, el sistema de neuronas espejo, tal y como lo describió un eminente neurocientífico es ‘la fuerza motora tras el gran avance de la evolución humana’, desempeñando un papel importante en la capacidad del lenguaje y, en un mal funcionamiento, como factor subyacente en los desórdenes cognitivos, tales como el autismo.

“Muchos autores usaron las neuronas espejo para explicar cómo resuelven nuestros cerebros ciertos problemas, como el de la comprensión y predicción de las acciones de otros. No obstante, que estos enlaces sean habitualmente imperfectos, no encajen y aparentemente se adquieran a través de la experiencia, supone un desafío para los psicólogos y neurocientíficos que buscan comprender cómo contribuyen las neuronas espejo a la cognición humana”, señala Cook.

“En muchos casos, las neuronas espejo que normalmente surgen a través de la experiencia cotidiana pueden ser incapaces de realizar las funciones que supuestamente se les atribuyen”. De acuerdo con la investigación citada por Cook, el papel de las neuronas espejo puede haberse exagerado en gran medida.

Estudiar una función neuronal aislada en el cerebro humano es una ciencia inexacta, dado que se ha llegado a la gran mayoría de hipótesis utilizando datos indirectos. La mayor parte de experimentos se llevan a cabo en monos; animales con circuitos fronto-parietales similares a los humanos.

Los datos en bruto mostrados en ensayos con monos se extienden, si bien teóricamente, a los sistemas humanos de neuronas espejo. Atribuir a las neuronas espejo rasgos del comportamiento, cuando su misma existencia y papel en los humanos aún es tema de debate, complica las cosas para las teorías en pugna.

Cook apoya la investigación recopilada por Cecilia Heyes de la Universidad de Oxford, quien rechaza la teoría de la ‘fuerza impulsora’ de los sistemas de neuronas espejo. Sus datos sugieren que el sistema de neuronas espejos de los individuos es “adquirido durante el curso de la vida de la persona como producto de una experiencia correlacionada de acciones de observación y estimulación”.

Las neuronas espejo de “uso de herramientas” en los monos se ve que se disparan tanto cuando observan una acción que se está llevando a cabo con herramientas como cuando realizan la acción independientemente. Las neuronas espejo ‘audiovisuales’ también se activaban cuando se escuchaba, observaba o realizaba un sonido como el impacto de un metal.

¿Las neuronas espejo vienen de serie?

“Dado que los ancestros de los monos no podían haber estado expuestos a estas imágenes y sonidos, estos informes están en contra de la idea de que las neuronas espejo vienen de serie con nuestro cerebro; que la evolución las ha puesto ahí porque ayudó a nuestros ancestros a sobrevivir. Parece que las propiedades de las neuronas espejo están determinadas por la experiencia”.

Naznin Virji-Babul de la Universidad de British Columbia publicó recientemente sus hallazgos en Brain and Behaviour donde buscaba discernir qué hipótesis contrarias podían observarse en niños humanos. Citando la investigación en curso, comenta: “El origen del sistema de neuronas espejo sensoriomotor, ya sea innato o adquirido a través de la experiencia, es uno de los problemas neurocientíficos más importantes”.

“Ambas perspectivas tienen que tenerse en cuenta”

“La discusión de Cook sobre el tema es importante y llega en el momento adecuado… [y su] hipótesis sobre que el sistema de neuronas espejo se desarrolla en respuesta a la experiencia es intrigante. Estoy particularmente interesado en determinar si la hipótesis es compatible con los nuevos resultados”.

La reciente investigación de Virij-Babul sugiere que, literalmente: “puede haber un sistema básico de neuronas espejo optimizado para detectar el movimiento coherente que ya esté presente en recién nacidos y niños pequeños. El que estos estudios también hayan demostrado que experiencias anteriores de movimiento mejoren el sistema básico sugiere que ambas perspectivas tienen que tenerse en cuenta”.

Seguro que la presencia de un sistema de neuronas espejo inarticulado y subdesarrollado en niños para armarlos mejor para la supervivencia tendrá un avivado debate, el cual continuará durante un tiempo. El apoyo de Cook a la teoría de Heyes, rebatiendo la presencia de un sistema maduro presente desde el nacimiento, se enfrenta a la afirmación de Virij-Babul de que ambas perspectivas siguen siendo relevantes, con la conclusión de Cook de que “la selección natural puede haber refinado nuestra capacidad de aprendizaje asociativo – nuestra capacidad para conectar o enlazar eventos que suceden a la vez habitualmente – en lugar de asociarlos a un sistema de neuronas espejo”.


Autor: Nicola Rowe
Fecha Original: 11 de mayo de 2012
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (5)

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Artículo publicado por Nicola Rowe el 11 de mayo de 2012 en Cosmos Magazine El debate alrededor del desarrollo del sistema de neuronas espejo se reavivó el mes pasado cuando se publicó un artículo en contra de la teoría ……

  2. [...] en Medicina, Psicología. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio web. [...]

  3. [...] traducido y posteado en Ciencia Kanija, el original se publicó en COSMOS, su autor es Nicola Rowe. [...]

  4. reneco

    Una cosa está clara, el funcionamiento del cerebro no puede ser analizado por observación aislada de partes de sus componentes sino que tiene que ser estudiado como parte de un todo con interacción con ese todo autoorganizado

    • Cesar

      Como en el clima o en la economía, demasiadas variables entran en conflicto con la arrogancia del ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *