Antiguos textos dan pistas sobre un misterioso pico de radiación

Artículo publicado por Richard A. Lovett el 27 de junio de 2012 en Nature News

Un pico durante el siglo VIII en los niveles de carbono-14 encontrados en los árboles podría explicarse mediante la supernova del “crucifijo rojo”.

Un sobrecogedor “crucifijo rojo” visto en el cielo nocturno de Gran Bretaña en  el año 774 d.C puede ser una explosión de supernova no conocida anteriormente — y podría explicar un misterioso pico en los niveles de carbono-14 en los anillos de crecimiento de esos años en cedros japoneses. El vínculo se sugiere hoy en una Correspondencia en la revista Nature de un estudiante estadounidense con un amplio trasfondo interdisciplinar y una mente inquisitiva1.

Hace unas semanas, Jonathon Allen, estudiante de bioquímica en la Universidad de California en Santa Cruz, estaba escuchando el podcast de Nature cuando escuchó que un equipo de investigadores de Japón había encontrado un pico en los niveles de carbono-14 en anillos de árboles. El pico probablemente procedía de un estallido de radiación de alta energía que impactó en la atmósfera superior, aumentando la tasa a la que se forma el carbono-14.

Crónicas Anglo-Sajonas


Pero había un problema: las únicas causas conocidas para tales niveles de radiación son las explosiones de supernova o las llamaradas solares gigantes, y los investigadores no tenían conocimiento de que hubiese tenido lugar alguno de estos eventos en los años 774 ó 775 d.C, las fechas indicadas por los anillos de los árboles.

Intrigado, Allen buscó en Internet. “Simplemente hice una búsqueda rápida en Google”, comenta.

Su interés por la historia fue de ayuda, apunta. “Sabía que cuando te remontas tanto en el tiempo, hay muy poca historia escrita”, dice. “Lo único que he visto u oído eran textos religiosos y ‘crónicas’ que listaban reyes y reinas, guerras y cosas de ese tipo”.

Su búsqueda encontró entradas del siglo VIII en la Crónica Anglo-Sajona en el Proyecto Avalon, una biblioteca en línea de documentos legales e históricos alojada en la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut. Bajando hasta el año 774 d.C, Allen encontró una referencia a un “crucifijo rojo” que apareció en los cielos “tras la puesta del Sol.

Oculto en los cielos

“Esto me hizo pensar en algún tipo de evento estelar”, comenta  Allen. Además, señala, el color rojizo podría indicar que la fuente estaba oculta tras una densa nube de polvo que dispersara toda la luz salvo una pequeña cantidad de luz roja. Tal nube podría también evitar que los restos de la supernova propuesta sean observados por los astrónomos modernos.

Los científicos del campo están impresionados. Geza Gyuk, astrónomo del Planetario Adler de Chicago en Illinois, que ha usado la Crónica Anglo-Sajona para investigar eventos astronómicos del pasado, dice que Allen podría haber dado con algo. “El texto sugiere que el objeto se observó en los cielos occidentales poco después de la puesta de Sol”, dice. “Esto implicaría que tendría que haberse movido por detrás del Sol [donde no podría observarse] conforme la Tierra orbita a nuestra estrella. Esto, junto con lo tenue de la ‘nueva estrella’ debido al polvo sería una buena explicación a por qué nadie habría visto o registrado el evento”.

No obstante, dice Donald Olson, físico con interés en la astronomía histórica de la Universidad Estatal de Texas en San Marcos: “Las crónicas antiguas son difíciles de interpretar de forma inequívoca”.

Ya en 1870, dice, John Jeremiah publicó un artículo en Nature en referencia al mismo texto de las Crónicas Anglo-Sajonas. Jeremiah propuso que podría ser una primera descripción de las Luces del Norte2.

“Otra posible explicación podría ser un espectáculo de cristales de hielo”, añade Olson, señalando que el “crucifijo” rojo podría haberse formado al iluminar la luz del Sol poniendo partículas de hielo a gran altitud, en bandas tanto horizontales como verticales.

Pero podría también haber sido una supernova no reconocida con anterioridad. Muchas de las supernovas que ahora conocen los astrónomos “simplemente faltan” en los registros históricos, dice Gyuk. “El cielo es un lugar muy grande y los registros históricos no son muy buenos”.


Nature doi:10.1038/nature.2012.10898

Artículos de Referencia:

1.- Allen, J. Nature 486, 473 (2012).

2.- Jeremiah, J. Nature 3, 174–175 (1870)

Autor: Richard A. Lovett
Fecha Original: 27 de junio de 2012
Artículo Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (17)

  1. ¡Qué interesante! Quizás esto explique algunas otras apariciones extrañas en los cielos. Nunca me había planteado que la aparición de cruces y signos celestes pudiera estar relacionada con supernovas.

    • jaime

      Por ejemplo, la batalla de Clavijo, con la aparici’on de Santiago con su espada flamigera…

      • Dr. Jones

        El problema es que la susodicha es ahistórica, literalmente legendaria, sin ninguna prueba (ni documental, ni paleográfica, ni arquelógica, ni nel del pastel) ni indicio de que haya tenido lugar nunca jamás (vamos, que es inventada 100%), con lo cual todo el resto de la historia queda sumida en la misma incoherencia xD.

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Artículo publicado por Richard A. Lovett el 27 de junio de 2012 en Nature News Un pico durante el siglo VIII en los niveles de carbono-14 encontrados en los árboles podría explicarse mediante la supernova del “crucifijo ……

  3. [...] en Astronomía, Historia. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio web. [...]

  4. Interesante noticia y, desde luego, se debería ahondar más en esta clase de estudios que nos podrían facilitar conocimientos de mucho interés. Las explosiones de Supernovas son algo corriente en nuestro Universo y, en nuestro entorno tenemos algunas estrellas supermasivas (Betelgeuse, Eta Carinae…y otras) que, aunque estén situadas a miles de años-luz de nosotros, si la explosión se produce, no sabemos que consecuencias podría tener para la Tierra y los seres que la habitamos.

    En el Universo, estas distancias que para nosotros son descomunales, resultan totalmente normales y, yo diría que hasta pequelas (algunos miles de años-luz) en comparación con las distancias existentes hasta llegar al Universo profundo.

    La sensación algunas veces es que, no somos realmente conscientes de los peligros que nos acechan y que nos pueden llegar del espacio exterior, en cualquier momento, sin que lo podamos evitar ni esquivar.

    Nuestra especie, aunque tengamos la sensación de seguridad y estabilidad, lo cierto es que, no es así, somos frágiles y estamos a merced de fuerzas inmensas, la Naturaleza tiene una dinámica que no podemos (en muchos casos) predecir de manera exacta y, sólo podemos suponer o lanzar conjeturas de lo que pasará pero, no cuándo.

    Siendo así (que lo es), estudios de este tipo que profundicen en lo que pasó como consecuencia de esos sucesos, siempre serán buenos para aprender y saber y, posiblemente, en algunos casos, prevenir.

    ¡Sabemos tan poco de tántas cosas!

  5. LOKI

    No sabemos qué provocó el Big-Bang pero yo estoy seguro de que alguien lo sabe.

    • Amigo LOKI:

      Si te enteras de quién es esa persona, nos lo comunica, sería la única en el mundo con esa información que, por otra parte, ya trataron los científicos de obtener sin resultado alguno.

      Sabes que hemos podido llegar a conocer lo que pasó hasta llegar, justo, al Tiempo de Planck, esa es la barrera de nuestra teoría (Modelo del Universo), las matemáticas, se niegan a llegar más allá de dicho lómite.

      Así que, no sabemos que pasó en aquella primera fracción de segundo, todo está a oscuras y nadie, hasta el momento, ha sido capaz de acercar una linterna para alumbrar esa penumbra que se traduce àra nosotros, en ignorancia.

      Claro que, así debe ser. ¿Te imaginas lo que sería de nosotros si supiéramos todas las respuestas? Bueno lo cierto es que, no sabemos ni plantear algunas preguntas por el simple hecho de que no tenemos los conocimientos necesarios para hacela. Cuando conseguimos nuevos conocimientos, nos sirve para hacer nuevas preguntas.

      Como somos curiosos e imaginativos, cuando no sabemos comenzamos a especular y lanzar hipótesis para ver si alguna, resulta ser “buena”: Teoría de cuerdas, materia oscura, el Bosón de Higgs…y muchas más que están por comprobar como la de los universos paralelos, la teoría Luz-Luz, etc.

      Un saludo.

      • Amadeu Canals

        Admirado D. Emilio Silvera, es seguro que nuestro amigo LOKY tenga razón, puesto que donde no llega la ciencia llega la imaginación, la cual nos puede dar soluciones sin ningún rigor científico pero que, si más no, puede proporcionarnos algo en qué pensar.
        Mi imaginación (la loca de la casa,) me dice que el masivo y enorme conglomerado de materia, reducida a sus más elementales partículas y sometido a una creciente compresión a medida que atraía nueva materia procedente de universos circundantes, alcanzó la masa crítica que le hizo explosionar para así formar “nuestro” Universo cuyos límites aún no conocemos.
        Sin embargo sabemos que todavía se está expandiendo aceleradamente… ¿Por qué…? ¿No podría estar siendo atraída la materia más externa de “nuestro” universo, cada vez más disperso, casi carente ya de “cohesión gravitacional”, por universos circundantes en fase de implosión…? ¿Podrían irse formando nuevos (y enormes,) conglomerados masivos, esperando alcanzar la masa crítica necesaria para crear nuevos y astronómicamente lejanos ‘big-bangs’…?
        Para que ésto fuera así, deberíamos imaginar un Universo Infinito en el espacio y en el tiempo… Al fin y al cabo, la materia ni se crea ni se destruye, sólo se transforma… Un Universo Infinito con infinitos Big-Bang. Un Universo en contínua evolución.
        El concepto “infinito” no es problema para mi imaginación… Puedo concebir fácilmente diversos modelos de ‘infinitud’… Creo haber leido que los Matemáticos tropiezan, a la hora de demostrar la Teoría de Cuerdas, que deshechan sus ecuaciones porque todas ellas ‘tienden al infinito’, lo cual les obliga a sacarse de la manga nuevas “dimensiones” (hasta 21, creo…) Quizas sería razonable ‘imaginar’ nuevos derroteros…
        Le ruego D. Emilio que sepa disculpar las elocubraciones de este viejo que expone aquí sin rubor el fruto de sus cansadas pero todavía inquietas neuronas.
        Un afectuoso saludo.

  6. Kimiká

    Desde luego la noticia es muy curiosa, sobre todo porque la relación entre los conocimientos astronómicos e históricos no suele darse en las mismas personas, lo que impide llegar a este tipo de suposiciones con facilidad.

    Un saludo muy especial a mi querido Emilio, tus aportes siempre son estupendos. Y gracias a nuestro Kanijo por seguir con esta maravillosa página, con la que se aprende y se disfruta tanto.

  7. reneco

    Esto podría causar errores en la datación por radiocarbono

    • ¡Hola, querida amiga!

      Es grato que nos encontremos en lugares que, como este, son centros de cultura en los que se tratan temas de ciencia que nos llevan hacia el futuro del saber del mundo. Y, es cierto que, sitios como este deben ser mimados y, a los promotores, todos les debemos agradecimiento y, sobre todo, el reconocimiento de un esfuerzo y un trabajo bien hecho que, la mayoría de las veces, la satisfacción es moral y nunca económica, cosa que no todos, en este mundo de hoy, estarían dispuestos a ofrecer.

      Un abrazo amiga.

  8. MR

    Son varios los reportes de novas (estrellas nuevas) en la literatura antigua. Estos avistamientos encendían polémicas acaloradas entre astrónomos y aficionados a la ciencia. La mejora de los instrumentos de paralaje permitió precisar qué era un cometa, qué una estrella, qué una nova.

    http://dynnamico.blogspot.com.es/

    • Dr. Taliban

      Si bien la lamentable RAE ya recoge “reporte” en su pleno barbarismo del inglés (report), la verdad es que es totalmente innecesario: informe, registro, noticia, crónica, ¡reportaje!, parte, memoria/memorial, documentación (documentar), bla-bla-bla. La verdad que no sé como “report” ha venido a dar en inglés ese significado (que además es, literalmente, “informar con detalles”, no se aplica a un comentario sin más o una información carente de detalles específicos), porque en latín “reportare” era, naturalmente (re-portare), traer de vuelta (llevándolo encima), y en castellano “reportar” más bien es “moderarse”, “traer como consecuencia” o “retribuir”.

      El latín es una lengua muy cachonda, hace con sus verbos como el inglés con sus phrasals: ap(/d)-portare (hacia), com-portare (con), de-portare (desde), ex-portare (hacia fuera), im-portare (hacia dentro), re-portare (otra vez), sup(/b)-portare (debajo), trans-portare (a través), al estilo de carry on, carry in, carry out, carry over, carry through, carry about, carry along, carry around, carry away, carry off…

      Es como todo el uso, si el uso lo cambia, pues cambiado que queda, pero puestos a opinar, en mi opinión es un anglicismo absolutamente innecesario (porque crea confusión con los usos históricos de “reportar”, porque existen palabras a punta pala con el mismo significado, y porque cuando se haga el calco mental de vuelta al inglés nos vamos a encontrar que se está usando mal en castellano).

      • MR

        Lamento ponerte de mal humor, pensé que éste es un foro de ciencias y no una reunión de gramáticos. La palabra reporte es de uso extendido en el ámbito hispano y refiere a noticia, registro, etc. En cualquier caso, tienes razón, será mejor usar una palabra más adecuada.

        http://dynnamico.blogspot.com.es/

        • Dr. Taliban

          No, de mal humor no (en serio), perdona tú si del ladrillo que puse te ha molestado algo (seguramente).

          La gramática es una ciencia (empírica) también, ¿eh? Por lo menos desde Chomsky xD. Aunque este debate más bien es de semántica. Vale, no me gusta la palabra reporte (sí, ya sé que se usa a punta pala en muchísimos medios), así que como soy un P. Tardo pues lo digo, tampoco es para tanto. Si quieres seguir usándola, estás en tu pleno derecho, faltaría más, además las lenguas las hacen quienes las hablan, no organismos ni grupos de personas.

          Pero me sigo cagando en la palabra “reporte”. Probablemente los dioses me castigarán y veré como se usa más y más en el futuro xD

          Por cierto, felicitaciones por tu blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *