Las mareas de Titán apuntan a un océano oculto

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Artículo publicado el 28 de junio de 2012 en ESA

No se ha visto nada igual anteriormente más allá de nuestro planeta: se han observado grandes mareas en Titán, la luna de Saturno, que apuntan a un océano líquido – muy probablemente de agua – girando bajo la superficie.

En la Tierra estamos acostumbrados a que los efectos gravitatorios combinados de la Luna y el Sol creen dos veces al día la subida y bajada de nuestros océanos. Menos obvias son las mareas de unas decenas de centímetros en la corteza de nuestro planeta y el manto subyacente, que flota sobre un núcleo líquido.

Purple Haze – Titan 12-22-05 © by FlyingSinger


Pero ahora, la misión internacional Cassini a Saturno ha descubierto que Titán experimenta grandes mareas en su superficie.

“La verdadera implicación de las grandes mareas es que hay una capa muy deformable dentro de Titán, muy probablemente agua, capaz de distorsionar la superficie de la luna más de 10 metros”, dice Luciano Iess de la Universidad de La Sapienza en Roma, autor principal del artículo publicado en la revista Science.

Si la luna fuese completamente rígida, se esperarían unas mareas de apenas un metro.

Las mareas se descubrieron siguiendo en detalle el camino de Cassini cuando la sonda realizaba seis sobrevuelos sobre la mayor luna de Saturno entre 2006 y 2011.

Titán orbita a Saturno en un recorrido elíptico cada 16 días, cambiando de forma conforme varía el tirón de la gravedad de su planeta madre – en su máximo acercamiento, se estira en forma de pelota de rugby.

El tirón gravitatorio de Titán sobre Cassini y el cambio de forma de la luna afecta a su trayectoria de forma ligeramente distinta en cada visita, lo que se muestra mediante minúsculas diferencias en la frecuencia de las señales de radio recibidas en la Tierra procedentes de la nave.

“Sabemos gracias a otros instrumentos de Cassini que la superficie de Titán está hecha de hielo de agua en gran parte cubierta con una capa de moléculas orgánicas – el océano de agua puede también estar dopado con otros ingredientes, incluyendo amoníaco o sulfato de amonio”, destaca el Dr. Iess.

“Aunque nuestras medidas no nos dicen nada sobre la profundidad del océano, los modelos sugieren que puede extenderse 250 km bajo la superficie de una capa de hielo de 50 km de grosor”.

Esto también explica en parte el misterio de por qué Titán tiene tanto metano en su atmósfera, que dado su corto tiempo de vida natural debe reponer de alguna forma.

“Sabemos que las reservas de metano en los lagos de hidrocarburos de la superficie de Titán no son suficientes para explicar las grandes cantidades de la atmósfera, pero un océano podría actuar como reserva en las profundidades”, explica el Dr. Iess.

“Esta es la primera vez que Cassini ha demostrado la presencia de un océano bajo la superficie de Titán, proporcionando una pista importante sobre cómo ‘funciona’ Titán, mientras que también aporta otro lugar en el Sistema Solar donde hay abundante agua líquida”, dice Nicolas Altobelli, científico del proyecto Cassini de la ESA.


Fecha Original: 28 de junio de 2012
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *