Cadena de memes: Libros

Hace unos días, mi buen amigo Sergio Palacios incluía en su blog un post muy interesante. Se trata de realizar una breve lista de al menos 10 libros que hayas leído catalogados bajo ciertos epígrafes. Creo que es una forma tan buena como cualquier otra de dar a conocer libros que nos han marcado de una forma u otra, y de conocer los de otros así que me pongo a ello.

Un libro que cambió mi vida

Ya hablé en su momento de Parque Jurásico y cómo cambió mi vida, llevándome de nuevo al camino de la lectura tras algunos años de abandono. Como decía allí no es un libro especialmente destacable, pero significó para mí abrir de nuevo una puerta cerrada, una puerta a mundos que nunca hubiese conocido de otra manera.

Un libro que tuve que leer más de una vez

No soy muy amigo de releer libros, normalmente porque la pila de libros pendientes es tan abrumadora que ni se me ocurriría coger de la estantería uno que ya he leído anteriormente. Sin embargo, sí que hay algún libro que he vuelto a visitar, y varias veces, con el paso de los años. Hará unos 18 años que leí por primera vez El Señor de los Anillos y, desde entonces, lo habré leído unas 3 ó 4 veces. De todos es conocido el debate sobre si es una obra maestra o un ladrillo infumable del que no puedes superar la página 50. Personalmente pienso que no es un libro fácil de leer, y entiendo que no guste a todo el mundo. A mí me encanta y me gusta volver a él cada cierto tiempo.

Un libro que me llevaría a una isla desierta

Aquí, en mi caso, repetimos. Las características que tiene que tener un libro así serían: que sea largo, para que haya un espacio de tiempo razonable entre cada vez que vuelva a empezarlo y que sea un libro que permita estudiarlo y disfrutarlo desde distintos ángulos. De nuevo, El Señor de los Anillos permite una larga y pausada lectura y, sobre todo, permite pasar una vida analizando los distintos aspectos del universo que creó Tolkien. Geografía, lenguas, historia, mitología y un largo etc. de aspectos y matices en los que puedes centrarte en cada lectura y que dan para una vida de estudio en campos muy diversos.

 Un libro que me hizo reír

Sin lugar a dudas, el libro más desternillante que he leído ha sido Sin noticias de Gurb, de Eduardo Mendoza. Dos extraterrestres aterrizan en la Barcelona pre-olímpica, el narrador de la historia, contada a modo de diario de a bordo, y Gurb, que desaparece al poco tiempo. Libro extremadamente ágil y divertido, que se lee de una sentada. Quizá para los más jóvenes (o extranjeros) que no vivieron esa época tenga algunos guiños que no se capten, pero merece la pena igualmente.

Un libro que me hizo llorar

Sinceramente, no recuerdo haber llorado nunca por un libro, aunque debo decir que tampoco he leído algunos “dramones” clásicos como El diario de Ana Frank del que muchos comentan su crudeza.

Un libro que me hubiera gustado escribir

Aquí no tengo muchas dudas. The Demon-Haunted World (El mundo y sus demonios) de Carl Sagan es lo que siempre quise decir y que alguien ya dijo antes y mucho mejor. Un libro que debería ser de obligada lectura en el colegio, no sólo por lo que supone como divulgación de la ciencia, sino por las lecciones que nos ofrece de cómo usar el método científico y el pensamiento racional en nuestra vida cotidiana.

Un libro que aborrezco

Hay libros que he empezado a leer y no he pasado del primer capítulo. Hay libros que me han decepcionado, o que no me han gustado. Pero no creo que llegase a tanto como para decir que aborrezco un libro. Por no dejar este apartado vacío, y por usar alguno que haya leído, digamos Apocalipsis de Stephen King. Con el señor King tuve una especie de relación sado-maso en la que pasé varios años leyendo sus libros, pese a que cada uno que leía me decepcionaba más que el otro.  Me gusta su forma de escribir, me gusta cómo se desarrollan sus historias y sus personajes, pero definitivamente, no sabe cómo terminarlas. Leer durante días o semanas esos “ladrillos” de mil y muchas páginas para que luego todo se desenvuelva en una especie de final lostiano porque el autor no sabe muy bien cómo desentrañar la madeja que ha tejido, resulta bastante frustrante.

Un libro que me decepcionó

Los Pilares de la Tierra, de Ken Follet. Me lo regaló una antigua pareja y, en su momento, era lo más de lo más. Todo el mundo hablaba maravillas y había que leerlo sí o sí. Me resultó, por momentos, tremendamente aburrido y le sobra fácilemente un 40% de paja que el autor mete sin saber muy bien a cuento de qué. Parece que le paguen el libro al peso.

Un libro que estoy leyendo ahora

Gracias (entre otras cosas) a este meme, empecé a leer hace un par de días Frankenstein. Considerado por algunos como la primera obra de ciencia ficción, es casi de obligada lectura para los amantes del género. Como todos los libros encuadrados en este tipo de novela gótica, sufren el paso del tiempo y actualmente se hace difícil su lectura por el tipo de lenguaje utilizado. Ayer comentaba precisamente el esfuerzo que me supuso la lectura (en inglés) de Drácula o de El retrato de Dorian Gray, no por lo que cuentan, sino por cómo lo cuentan. Sin embargo, yendo más allá del lenguaje formal y barroco de esta época, la historia es de un atractivo innegable.

Un libro que pretendo leer

Precisamente ayer fui a comprar mi próxima lectura. El legado de Prometeo, de mi buen amigo Miguel Santander, que estará en las próximas semanas reseñado en esta web.

Si queréis ver las recomendaciones de otros blogs, podéis echar un vistazo a Sense of Wonder y, por supuesto, os animo a enviarme vuestras recopilaciones ya sea en los comentarios o en vuestros propios blogs.

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (18)

  1. Roberto

    Hola. Me gustan tus explicaciones. Los míos:

    1. Vacante.
    2. “El Señor de los Anillos”. Por razones parecidas a las tuyas.
    3. Ídem e ídem.
    4. “Cien años de soledad” de García Márquez. No es el que más me ha hecho reír, pero me causó un ataque de risa de unos cinco minutos el saber que Aureliano Buendía fabricaba pescaditos de oro para venderlos por monedas que transformaba en pescaditos.
    5. “Flores para Algernon” de Samuel Keyes. Creo que todo el tiempo se sabe lo que va a pasar, pero no deja ser muy triste.
    6. Demasiados, pero si hay que nombrar uno, “Mapudungun. El habla mapuche”, de Fernando Zúñiga. Es una descripción muy completa del idioma de los mapuches, pero al igual que este blog, logra explicar cosas bastante “densas” sin dejar de ser legible para cualquiera con un poco de interés.
    7. “El proceso” de Kafka. Me resultó tan agobiante que no logré completar el primer tercio. No lo odio por mal escrito, sino por bien escrito: no puedo evitar odiar la atmósfera de opresión y sinsentido que transmite.
    8. “El código Da Vinci” de Dan Brown. Medio mundo hablaba de él y resultó ser un bodrio, que además era un bodrio aburrido. Alguien dijo que la trama entera es literalmente una nota al pie comentando una línea de “El péndulo de Foucault”.
    9. “La novela de Genji” de Murasaki Shikibu. Escrito a fines del s. X por una mujer de la corte Heian, es considerado por algunos la primera novela. Y para mí, es una de las mejores, por lo bien construido de los personajes. Además, la ironía de la autora puede hacer reír a alguien a 1000 años de distancia en una cultura totalmente distinta y pocos novelistas de cualquier época consiguen algo así.
    10. “Crítica de la razón pura” de Kant, pero seguramente no lo haré. Así que mejor pongo “Las uvas de la ira” de Steinbeck.

    Saludos.

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Hace unos días, mi buen amigo Sergio Palacios incluía en su blog un post muy interesante. Se trata de realizar una breve lista de al menos 10 libros que hayas leído catalogados bajo ciertos epígrafes. Creo que es una form……

  3. [...] 9:35 am y archivada en Libros. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio web. [...]

  4. MR

    Hola Kanijo, pues escribes muy bien, lo haces con mucha soltura, seguro que no te faltarán lectores si un día te animas a publicar un libro. Yo me considero un lector libre, leo todo lo que me apetece pero más ensayo que novela. No me ato a los cánones ni a los best sellers, y si me llevo una decepción es por mi causa. En el género del relato acabo de terminar “La conquista del aire” de Belén Lopegui, que recomiendo. Divulgadores científicos hay varios y buenos, pero siento predilección por Michio Kaku, y también me gustan las colecciones de divulgación científica de las editoriales RBA y Nivola. Rayuela, de Cortázar, es una obra que me apetece leer por segunda vez. Pendientes de lectura tengo una obra de Charles Darwin y un manual de escritura académica coordinado por Estrella Montolío y editado por Ariel. Saludos.

  5. Michael Madison

    A mí me gusta leer los grafitis de los baños públicos. Confieso que soy un iletrado incorregible.

  6. Y ahora, acabo de terminar de leerlo. Fue más o menos por la página 200 cuando me empecé a dar cuenta. Y la sospecha se fue reafirmando página a página y así hasta el final, después de ser testigo de innumerables prodigios: ¡EL SEÑOR DE LOS ANILLOS es el mejor libro que he leído JAMAS. Es un prodigio, un portento, es el libro de libros!

  7. Dr. Bookworm

    Esto es injusto y dentro de unos años la lista será distinta (como lo era hace algunos), pero ahí va la mía:

    1.Libro-shock: “La vida maravillosa” de Stephen Jay Gould
    2.Libro-ultradenso: “El nombre de la rosa” de Umberto Eco
    3.Libro-isla desierta: alguno de Robert Graves. “El vellocino de oro”, o “La hija de Homero”. 4.Libro-mearse de risa: “Vacío perfecto”, de Stanisław Lem. Es que casi me meo de risa, literalmente. Hombre, que el mayordomo celoso imaginario de Robinson Crusoe le monte un pollo a su señor (Crusoe) porque éste le lava las bragas a otra criada imaginaria tiene lo suyo de surrealista.
    5.Libro-dramón: “La enciclopedia de los muertos”, de Danilo Kiš. Alguno de los capítulos podrían ir en el apartado anterior, otros realmente conmueven por la sencillez que narran hechos atroces (la historia del panfleto “los protocolos de los sabios de Sión”, por ejemplo).
    6.Libro-quod scripsi: Pues alguno de Gerald Durrell, son muy en el estilo de lo que me gustaría hacer xD. Por ejemplo, “Mi familia y otros animales”.
    7.Libro-actual: “El mar de las Sirtes” de Julien Gracq
    8.Libro-planeado: buf… Uno que le tengo ganas es “¿Qué caballos son aquellos que dan sombra en el mar?” (no está traducido aún, creo) de Lobo Antunes.

  8. el libro de mi infancia: el prisionero de Zenda
    el de mi iniciación a la ciencia: Visado para el Futuro (http://labellateoria.blogspot.com.es/2007/08/visado-para-el-futuro-y-el-profesor.html)
    el de mi juventud: que el cielo la juzgue
    el de mi madurez: Madame Bovary
    En los ’90 tuve mis primeros escarceos con la literatura digital, y ahora leo poco libro y mucho blog.

  9. Si se habla de libros, tal y como se hace, y no de novelas faltan un montón de ellos. Porque libros son también aquellos que tratan sobre religión, política o filosofía.Trabajo asalariado y Capital de Karl Marx es una pedazo de obra que merece estar entre las 100 mejores (consideraciones políticas aparte) o el Tractatus logico-philosophicus de Wittgenstein es superior a muchas novelas contenidas en esa lista.Obviamente todos son opiniones y bla bla bla, pero mi lista sin duda contendría no tantas novelas porque la lectura no solo es entretenimiento (Cumbres Borrascosas por ejemplo es muy buen libro pero no pasa de eso, de ser un entretenimiento) sino también estudio y aprendizaje.

  10. [...] CienciaKanija en CienciaKanija [...]

  11. Nuria

    Suelo leer el blog, aunque no comente nunca, así que espero que perdonen mi atrevimiento. Aquí va mi lista:

    Un libro que cambió mi vida

    Juan de Mairena, de Antonio Machado. Tenía 13 años. Debería ser de lectura obligatoria a esa edad si no fuera porque la lectura obligatoria aleja a los lectores, sobre todo a esa edad.

    Un libro que tuve que leer más de una vez

    El primer libro que me releí del tirón fue La verdad sobre el caso Savolta, de Eduardo Mendoza. Había releído antes y he releído después, pero ése fue el primero que releí nada más acabar la última palabra. Tuve que volver a la primera inmediatamente, como si me fuera imprescindible para seguir respirando. Cualquier obra de teatro del Siglo de Oro. He llegado a saberme muchos trozos de memoria, aunque con la edad se van olvidando. Cien años de Soledad, El señor de los anillos, El Quijote, La trilogía “Nuestros antepasados” de Italo Calvino, cualquiera de poesía, muchos. He dejado sin leer muchos libros por el tiempo que he dedicado a volver a disfrutar de los leídos que me gustaban.

    Un libro que me llevaría a una isla desierta

    El imaginario popular dice que “una isla desierta” es del tipo de la que padece Tom Hanks en Náufrago. Así que me llevaría uno gordo relleno de aquello necesario para escapar de la isla: un globo plegado, una balsa, algo así, o uno de construcción de barcos. No veo motivo alguno para no dedicar todo el tiempo libre a intentar escapar de una isla desierta lo más rápidamente posible. No por desierta sino por isla. Si por lo menos fuera una llanura desierta, una buena loma de montaña desierta, un glaciar desierto, un desierto desierto, pero ¿una isla?

    Un libro que me hizo reír

    Diarios de las estrellas de Stanislav Lem . Ese astronauta que se encuentra con varias versiones de sí mismo por culpa de un bucle temporal en el espacio exterior y se lleva fatal…consigo mismo, por ejemplo, o esas buenas gentes extraterrestres que en su infinita bondad dan al misionero el trato que tanto ansía como hombre religioso…
    Cualquiera de la trilogía de Corfú de Gerald Durrell.

    Un libro que me hizo llorar

    Azabache , de Anna Sewell. Vaya panzá a llorar. No recuerdo si el libro era bueno o malo, pero en su momento me impactó. Me lo regaló una tía una vez que estuve enferma, yo tendría unos 8 años. Después he llorado con muchos otros, pero ese fue el primero. El más reciente ha sido La voz dormida de Dulce Chacón.

    Un libro que me hubiera gustado escribir

    El señor de los anillos. Como niña aficionada a dibujar mapas de mundos inexistentes, con sus historias, sus alfabetos y sus lenguas sin tener ni idea de lingüística, enterarme de la existencia de la obra de Tolkien fue un mazazo y una maravilla, todo junto.

    Un libro que aborrezco

    Cualquiera de la temática “paso de inocente niñito a adulto a través de un viaje de conocimiento y desilusión”, especialmente La isla del tesoro. No sólo por lo falaz del planteamiento: adolescente iluso y tirando a tonto que hace chorradas y se cree importante por ello, sino porque suelen ser un tremendo peñazo. Sólo salvo a la picaresca española, quizá porque no empieza por la boba idea de la “inocencia” infantil y a Shanti Andía, que es el único Baroja que soporto. Los anglosajones, en este campo, no han escrito más que basura. Quizá sea una cuestión de sexo. Normalmente, a los 12 años cualquier chica que no viva en Babia ha trabajado más y ha pasado más miedo yendo por la calle que cualquiera de estos supuestos aventureros en sus chorra-viajes de iniciación.
    Estos que menciono al menos los terminé, pero el que no pude acabar fue Obabakoak. Lo cerré a las pocas páginas, así que no sé si me habría gustado de seguir leyendo. El cerrado universo de psicópatas que reflejaba me pareció tan absolutamente insoportable que lo tuve que dejar.

    Un libro que me decepcionó

    Vuelvo a lo anterior: El guardián entre el centeno. Te pasas media vida oyendo hablar de un libro trasgresor e iniciático y resulta que va de un adolescente memo que hace memeces en un día de novillos. Pues vaya.

    Un libro que estoy leyendo ahora

    Dos: La plata de Britania, de Lindsey Davies. Un poco tonto, pero entretenido. Es curioso lo absolutamente anglosajón que puede llegar a ser un romano, pero venía con una revista que me compré para una espera en un hospital. Out of Our Minds, de Ken Robinson. Un poquito elemental, pero consolador.

    Un libro que pretendo leer

    Unos cuantos. Desde que me compré la Trilogía de Auschwitz lo tengo en el estante más visible. Tengo que meterme con él, me apetece, pero siempre que me encuentro en un periodo “entre libros” empiezo otro que sé más amable. Cobardía. La batalla del Ebro, de Jorge M. Reverte. Lo veo tan gordo que me da miedo. Cobardía otra vez. Estoy vaga y voy al disfrute.

  12. Muchas gracias a todos por vuestras respuestas :)

    @silver account: No se han reseñado sólo novelas, por ejemplo, The Demon-Haunted World no lo es. Tampoco esto es un “top” de libros, simplemente algunos reseñables por ciertas características. Tampoco hay poesía, ni teatro, ni tantos otros géneros. como bien dices, simplemente es cuestión de gusto.

    @nuria: Ya he leído en varios memes la decepción con “El guardían entre el centeno”. No estaba en mi lista de pendientes, pero siempre me había dado curiosidad. Creo que va a bajar mucho en la lista de futuribles :)

    Un saludo

  13. Nuria

    Gracias por contestar. Contesté sinceramente mi opinión personal, pero no me hagas caso, que yo soy muy visceral para estas cosas. Hay millones de personas que opinan lo contrario, quizá con mejor criterio.

  14. MR

    La isla desierta del ejemplo, suponiendo que sea más o menos idílica, es un relato en sí misma. Por el día de pesca y cogiendo frutas de los árboles, de noche mirando para las estrellas y hablando solo. Yo no me llevaría un libro sino un cuento: el Aleph de J.L. Borges, que en mi opinión es uno de los relatos más sutiles que se han escrito.

  15. Me he reído al leer tu opinión sobre los Pilares de la Tierra porque es lo mismo que llevo defendiendo a capa y espada durante mucho tiempo, aunque para gustos…

  16. Nuria

    Como a Joaquín, también me hace gracia lo de Los pilares de la tierra. No sólo es insufrible, para cualquiera que sepa un pelín de historia es hasta insultante.

  17. Cadena de memes: Libros…

    Si, 2012 y existen las cadenas de memes. Está me pareció muy interesante, la vi en Ciencia Kanija (hace ya unos días y tuve el post en borrador) y me gustó la idea Un libro que cambió mi vida Es difícil decir que libro me cambió la vida, porque quizás …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *