SETI no encuentra señales de extraterrestres cercanos

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Artículo publicado el 31 de mayo de 2012 en The Physics ArXiv Blog

Los astrónomos han completado la primera búsqueda de inteligencia extraterrestre en exoplanetas cercanos usando interferometría de línea base muy larga.

La resolución angular de un telescopio es su capacidad para distinguir pequeños detalles de un objeto lejano. El telescopio espacial Hubble, por ejemplo, tiene una resolución angular de unos 100 miliarcosegundos.

Planetas del sistema Gliese 581 © by NASAblueshift


Esta cifra es muy buena, pero ni de lejos la mejor. De hecho, los telescopios con las mayores resoluciones angulares son los radiotelescopios interferométricos, formados por varios platos dispersos a lo largo de miles de kilómetros.

Conocidos como interferómetros de línea base muy larga (VLBIs), el mayor de ellos presume de una resolución angular dos órdenes de magnitud mejor que el Hubble.

Pero, ¿dónde apuntar con ellos? Hoy, Hayden Rampadarath y sus colegas del Centro Internacional para Investigación en Radioastronomía en la Universidad Curtin en Australia, dicen haber apuntando el radiotelescopio interferométrico hacia Gliese 581, una estrella enana roja a unos 20 años luz de aquí.

Lo que hace que Gliese 581 sea interesante son sus planetas, que incluyen dos super-Tierras que probablemente se sitúen en su zona habitable.

Esto los hace buenos candidatos para la vida. Y si esta vida es parecida a la nuestra, puede que ya estén emitiendo en frecuencias de radio que podamos sintonizar.

Aunque el VLBI tiene una extraordinaria resolución angular, nunca se ha usado para buscar señales de inteligencia extraterrestre. Por tanto este es un paso importante como prueba de principio.

El instrumento australiano, conocido como Australian Long Baseline Array, consta de tres radiotelescopios separados unos cientos de kilómetros, lo que les da una resolución angular que es aproximadamente la misma que la del Hubble.

Rampadarath y sus colegas apuntaron a Gliese 581 durante un total de 8 horas en junio de 2007, sintonizando frecuencias cercanas a los 1500 megahertz. No dicen por qué han esperado tanto para publicar sus resultados, pero el artículo ha sido aceptado para su publicación en la revista The Astronomical Journal.

Lo que han encontrado es interesante. Las técnicas VLBI resultaron ser útiles para las búsquedas SETI debido a que excluyen automáticamente muchas fuentes terrestres de interferencia que, de otro modo, podrían aparentar ser señales SETI. Esto se debe a que todas las señales tienen aparecer en todos los telescopios separados cientos de kilómetros.

En total, Rampadarath y sus colegas encontraron 222 señales candidatas a SETI. No obstante, pudieron excluirlas todas de una forma relativamente fácil usando técnicas de análisis automatizado, que se han sofisticado mucho en los últimos años. (Esto se debe, en parte, a proyectos como SETI@Home que ha encontrado miles de millones de señales interesantes, y todas han resultado ser falsas alarmas).

LAs falsas alarmas captadas por el Australian Long Baseline Array probablemente procedían de satélites terrestres en órbita, dice el equipo.

Desde luego, esto no excluye la posibilidad de vida inteligente en el sistema Giese 581; ni siquiera excluye la posibilidad de que estos extraterrestres estén usando señales de radio para comunicarse.

En su lugar, coloca límites a la fuerza de las señales y no unas particularmente estrictas. Rampadarath y sus colegas dicen que su instrumento habría captado una emisión con una potencia de emisión de al menos 7 megawatts por hertz.

Para contextualizar, en la remota posibilidad de que los habitantes de Gliese hubiesen estado emitiendo directamente hacia la Tierra usando un plato similar al de Arecibo, un radiotelescopio de 300 metros en Puerto Rico, Rampadarath y compañía habrían captado la señal fácilmente.

Por otra parte, las transmisiones comunes de radio, como las que emitimos continuamente hacia el espacio, serían demasiado débiles para hacer sido captadas por el equipo australiano.

Esto no significa que en el futuro no sea posible una observación de este tipo. El conjunto australiano no es el más sensible de los instrumentos disponibles actualmente.

Es más, los astrónomos están planeando un nuevo telescopio VLBI conocido como Square Kilometre Array que tendrá una sensibilidad que le permitirá captar unos pocos kilowatts por hertz a 20 años luz de distancia.

No hay escasez de objetivos. En el último recuento, los astrónomos encontraron varios exoplaneta que se sitúan en sus zonas habitables, lo cual significa que están lo bastante cálidos para tener agua líquida en su superficie. Estos lugares son de un gran interés.

El tiempo en los telescopios VLBI es precioso y difícil de obtener. Pero el premio es de un valor casi incalculable –el descubrimiento de vida inteligente más allá del Sistema Solar.

Por lo que no sería una completa sorpresa si los radioastrónomos encontrasen formas de buscar más a menudo emisiones de radio de nuevos y emocionantes exoplanetas.


Artículo de Referencia: arxiv.org/abs/1205.6466 :The First Very Long Baseline Interferometric SETI Experiment

Fecha Original: 31 de mayo de 2012
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *