Las razones científicas para un retorno a la Luna

Artículo publicado el 7 de junio de 2012 en The Physics ArXiv Blog

El último aterrizaje controlado sobre la Luna fue en 1976. Ya es hora de volver, y las razones son más convincentes que nunca, defienden los científicos espaciales.

Han pasado 40 años desde que los últimos humanos visitaron la superficie lunar durante la misión Apollo XVII en diciembre de 1972.

De hecho, el último aterrizaje controlado sobre la Luna fue apenas cuatro años más tarde, cuando la misión soviética de retorno de muestras, Luna XXIV, alunizó en julio de 1976.

Apollo 11 Patch © by gregw66


Desde entonces, nada (aunque en los últimos años tanto Estados Unidos como la India han estrellado sondas sobre la superficie lunar).

Por lo que ha pasado demasiado tiempo desde la última vez que fuimos a la superficie lunar, dicen Ian Crawford del Birkbeck College en Londres y algunos colegas. Hoy esbozan las razones sobre por qué deberíamos volver y dicen que son más convincentes que nunca.

Para empezar, la Luna es un buen lugar donde aprender sobre la Tierra. A lo largo de su historia, nuestra planeta ha sufrido el impacto de una multitud de asteroides y cometas que expulsaron incontables miles de millones de rocas terrestres al espacio. Parte de este material habrá aterrizado en la Luna, donde casi con toda seguridad aún estará todavía, prístino e intacto.

Según algunas estimaciones podría haber hasta 200 kilogramos de la Tierra por kilómetro cuadrado lunar. Esto significa que es el mejor lugar para estudiar las rocas de la joven Tierra, su composición química y, tal vez, incluso el cóctel prebiótico que llevó al origen de la vida aún esté sobre la superficie de la Luna.

Luego está el argumento de que la Luna es el único lugar donde es posible realizar ciertas observaciones astronómicas. Los astrónomos han estudiado el universo en todo el espectro electromagnético, pero hay un pequeño rincón del arco iris que aún es inaccesible a los instrumentos situados en la Tierra – las ondas de radio de frecuencia ultra-baja.

Por debajo de aproximadamente los 30 MHz, la ionosfera hace un buen trabajo de absorción o reflexión de más o menos todo lo que el universo nos envía. Por consiguiente, el cosmos está esencialmente sin cartografiar a esas frecuencias.

El lado oculto de la Luna, por otra parte, es el lugar perfecto sin ondas de radio para observarlas. Crawford y compañía sugieren empezar con unas pocas antenas y, lentamente, añadir más al conjunto para crear un radiotelescopio de cientos o miles de kilómetros de diámetro.

Y debería haber muchas cosas por ver. Estas frecuencias estudian la edad oscura – el periodo de varios millones de años tras el Big Bang pero anterior a la formación de las primeras estrellas y galaxias. “Básicamente sólo pueden observarse a través de las emisiones de radio del hidrógeno atómico desplazado al rojo varias decenas de Mhz”, dicen Crawford y compañía.

Además de estos objetivos, están los conocidos argumentos sobre una mejor comprensión de la propia Luna y de los recursos que puede tener para exploraciones futuras, tales como agua u otros elementos volátiles.

Sin embargo, Crawford y sus colegas se mueven en un terreno menos firme cuando defienden una renovada presencia humana. Dicen que el estudio humano de la Luna daría una importante visión sobre los efectos de la baja gravedad en la salud humana.

Tal vez. Un argumento similar se ofrece a menudo sobre los humanos en la Estación Espacial Internacional pero este trabajo ha generado poco, si es que algo, de beneficio para el resto de nosotros. (De hecho, la presencia de humanos es lo que hace de la Estación Espacial Internacional un lugar muy poco adecuado para los experimentos de microgravedad y observaciones astronómicas).

Crawford y compañía también defienden que la presencia de humanos aceleraría los procesos de toma de decisiones, permitiendo actividades de investigación que serían imposibles de llevar a cabo de otro modo.

Esto parece improbable. Los gastos adicionales operativos y burocráticos que requiere la presencia humana harían que casi cualquier actividad fuese algo increíblemente complejo, imposible de gestionar y muy caro.

Crawford y sus colegas parecen no tener en cuenta que el extraordinario progreso hecho en robótica hará que el trabajo automatizado en la superficie de la Luna, y en cualquier otro lugar, sea órdenes de magnitud más productivo y rentable que el esfuerzo humano.

Habiendo dicho todo esto, la cuestión es cuándo puede retornar una misión robótica. La respuesta es que no será pronto. Hay numerosas propuestas en perspectiva e incluso una Estrategia de Exploración Global que firmaron las agencias espaciales de todo el mundo en 2007.

Sin embargo, los planes firmes son pocos y remotos. Con Europa en crisis económica, la NASA deslizándose hacia la oscuridad y la agencia espacial rusa lamiendo sus heridas después de su reciente pérdida de una misión a Marte, no es difícil imaginar que pasarán otros 40 años hasta que volvamos a la superficie lunar.

A menos, desde luego, que alguna de los países emergentes o empresas privadas decidan abordar esta tarea. ¿Richard Branson contra Elon Musk contra China en una carrera a la Luna? Sólo es una idea.


Artículo de Referencia: arxiv.org/abs/1206.0749: Back to the Moon: The Scientific Rationale for Resuming Lunar Surface Exploration
Fecha Original: 7 de junio de 2012
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (16)

  1. Todo lo que sea investigar nuevas cuestiones, bienvenidas sean pero, en la Luna, las perspectivas son limitadas y, de no ser una Base lunar con todas las de la Ley para instalar algún telescopio y enviar naves a otros lugares (entre otras cosas), no creo que volver de nuevo a recoger unas pìedras nos pueda compensar del esfuerzo material y humano que habrá que realizar.

    De tener que salir fuera con naves tripuladas, sería preferible (aunque con tiempo suficiente y con vista a unos diez años en el futuro), ir a Marte o a Europa que, esas sí serían misiones de cierta importancia para poder encontrar respuestas largamente esperadas.

    Claro que, al día de hoy, viajar a esos lugares son ilusiones que, en realidad, no podemos plasmar en realidad, no estamos preparados para garantizar la seguridad de los viajeros espaciales que, se verían abocados a riesgos de difícil superación. Ni trajes espaciales adecuados tenemos para resguardarnos de la temible radiación y, por otra parte, la vida en el espacio, el ambiente hostíl que tendríamos que superar en esos lugares…nos sobrepasa.

    Elegir la Luna es por ser la de más fácil acceso y, si de camino se puede obtener alguna cosa…puers bien está.

    ¡Hay que mirar más lejos! La Luna, es cosa del pasado y poco nos puede decir ya.

  2. joseca

    El problema es que no estan facil, por ejemplo ahce poco ley que el regolitio tienen unas particulas tan finas que pones en peligro a los astronautas que entren en contacto con ellas, de hecho los astronautas de las misisones apolo que aterrizaron tuvieron problemas medicos a causa de ellos parecido a la asbestosis.

    El problema no es solo llegar.

  3. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Artículo publicado el 7 de junio de 2012 en The Physics ArXiv Blog El último aterrizaje controlado sobre la Luna fue en 1976. Ya es hora de volver, y las razones son más convincentes que nunca, defienden los científicos e……

  4. [...] Las razones científicas para un retorno a la Luna [...]

  5. Fusma0

    Nos pongamos como nos pongamos la exploración del espacio esta muy lejos de nuestro nivel de voluntad, llevan cuarenta años que saben que desde la superficie terrestre es increíblemente costoso y peligroso.
    Tenemos la tecnología, “muy primitiva”… los astronautas aun se cagan en el traje espacial…. tardan una media de dos horas en ponerse dicho traje, y las naves son poco mas que latas de aluminio.
    Le echamos mas huevos que cabeza, todo por que estamos emperrados en usar el despegue vertical, el problema para que la luna, o una estación orbital, nos sirva de trampolín a otros sitios es: el combustible, el aire (no solo respiramos oxigeno) y el agua, todo se resume en peso, lo tenemos que llevar desde casa, si la luna contiene agua nos serviría para solucionar parte de esos problemas, pero antes de llegar a eso aun hay un problema, sacar todo ese material de la gravedad de la Tierra, en definitiva demasiado peso (y dinero), para despegar con cohetes desde la superficie terrestre, en definitiva con nuestra tecnología actual me centraría en construir el primer “puerto espacial” ideal si fuera sin presencia humana por ejemplo con robots dirigidos a distancia, el mejor sitio es la luna pues tiene agua (o eso se cree) en ese supuesto puerto podríamos montar la nave que nos lleve a donde se quiera o se pueda, pero seguimos con el coste de todo esto, incrementado sin sentido por usar cohetes de despegue vertical.
    A la nasa no le dejan desarrollar la catapulta magnética, pero para el ejercito estadounidense si les vale para hacer despegar aviones de los portaaviones, o construir armamento, pero no para reducir costes en la investigación espacial.
    Serviría para mandar suministros en naves no tripuladas, sin tener que gastar millones en un cohete que se quemara en la re-entrada o que se tenga que reciclar lo poco que sobrevive.
    No se como pero siempre que hablo sobre el progreso humano me encuentro que puedo culpar con pruebas a Bush hijo, el aprobó ocho recortes a la nasa (uno por año de mandato), también aprobó que abandonasen el desarrollo de la segunda versión del programa de los transbordadores, sustitullendolo por una copia del programa apolo… sip cuarenta años después se pusieron a diseñar desde cero un cohete con las mismas especificaciones, un modulo de alunizaje creo recordar un poco mas grande pero poco mas, y como objetivo traer un par de piedras más de la luna….
    Es una pena que no dejasen a la nasa hacer lo que querían con los transbordadores, estaban llamados a fabricar un puerto en órbita para montar desde allí una nave que nos llevase a donde podamos ir, en vez de eso lo usaban para que el resto del mundo (empresas de desarrollo tecnológicoy paises) lo usase como un taxi a precios de locura, y para eso ya esta una tecnología con cuarenta años de antigüedad, mas fiable y mas barato que la nasa, se llama Souyuz, si la situación geopolitica se mantiene mas o menos igual en la próxima década veremos a los chinos en la Luna, y ellos si están lo suficientemente locos y aun tienen el orgullo patrio como para mandar una tripulación sin garantías de vuelta, es lo que mas nos frena en la investigación espacial.

  6. Masgüel

    Lo que parece evidente es que al menos durante las próximas décadas, la exploración del sistema solar será robótica. Casi cualquier experimento científico puede automatizarse. Y aunque la distancia disminuye la posibilidad de corregir errores, en modo alguno compensa el enorme costo añadido que supone una misión tripulada. Además, a pesar de la maldición que parecen tener los rusos con Marte, las sondas robóticas de exploración han dado hasta la fecha unos resultados impresionantes y cada vez las hacen mejores y más baratas.

    Con el tiempo es posible que lleguemos a dominar tecnologías que nos permitan fabricar hábitats seguros en el espacio o en distintas lunas de nuestro sistema. Y una forma más barata de subir el pozo gravitatorio terrestre. Me temo que yo eso no lo voy a ver, aunque no pongo la mano en el fuego. La aceleración de la evolución de nuestra tecnología da vértigo.

    Hoy por hoy, costear una misión tripulada solo para plantar una banderita, no tiene sentido.

    • Konstantín Tsiolkovski

      Pues para la NASA parecería ser exactamente lo contrario, pues en sus presupuestos de los ultimos años no han hecho mas que reducir las partidas destinadas a las misiones no tripuladas y aumentar el de las tripuladas (principalmente el de la nave Orion y el SLS, y en menor medida a la industria privada), tal es así que han tenido que retirarse del proyecto conjunto con Europa Exomars. Yo personalmente estoy de acuerdo con esa postura, realmente prefiero que sea lento pero con humanos que rápido y autonomo, mi visión con respecto a la exploración espacial es el de la conolozación a largo plazo, el resto me parece de menor importancia.

      • Masgüel

        Pues eso. A largo plazo. Y si se puede (aún estamos muy lejos de conocer la red de interdependencias de la biosfera como para saber si es posible hacer hábitats artificiales sostenibles a largo plazo). De momento es cuestión de costes. O debería, porque ya sabemos que si un político puede salir en la foto, pone un caballo en órbita, si hace falta. Las sondas robóticas son mucho más baratas y dan resultados más allá de lo esperado.

        Estamos en vísperas de una revolución en la ciencia de los materiales. Quizá a no mucho tardar dispongamos de inflables hinchables con tejidos capaces de parar micrometeoritos y vete a saber qué otras maravillas nos traiga el grafeno. Lo bueno del asunto es que cada nuevo avance nos deja más asombrados que el anterior. Lo que nadie se espera ya siempre está a la vuelta de la esquina.

        Pero, repito, mientras tanto, lanzar personas al espacio con todo lo que necesitan es un despilfarro de recursos que están mejor aprovechados recopilando datos de esos sitios gélidos que tantas ganas tienes de colonizar. Además, es que el desarrollo de la exploración robótica permitirá la forma más segura de colonización humana de nuestro sistema solar. Mandar personas si llega a resultar económico, pero no antes de que los robots hayan terminado de montar la tienda, servir la cena y poner un caramelo en la alnohada.

        • Aparte de todas esas consideraciones que son, desde luego, muy acertadas, están aquellas otras de la Seguridad que, hoy por hoy, tampoco podemos garantizar a las personas que mandamos a ese tipo de misiones. ¿Os imaginais una misión a Marte en este momento? No sería el coste (aunque también) lo más importante, otros temas serían de crucial importancia como el de evitar la radiación y otros que, no podemos evitar.

          No estamos preparados para esos Proyectos y se habla de 30 años que, seguramente, serán también aplazados. El problema es de vital importancia para los habitantes de la Tierra. No podemos pensar en estar siempre aquí confinados y, algún día, debemos salir a poblar nuevos mundos.

          ¡Es un sueño! De momento imposible de plasmar en realidad y, lo único que nos queda para suplir nuestras deficiencias de todo tipo, es, enviar al espacio misiones espaciales robotizadas que, si nos fijamos en la Cassini-Huygens y otras muchas, veremos que el rendimiento ha sido grande.

          Claro que, tratar de descubrir posibles formas de vida en Marte con robots…¡es muy improbable! Si allí existe alguna clase de vida, ésta deberá estar en habitats subterráneos, en grutas profundas dejadas por la pasada actividad volcánica, lugares en los que, las temperaturas sean más benignas y el agua fluya líquida, dónde hongos y líquenes, así como alguna clase de bacteria, no tengan problemas en proliferar.

          El espacio, de momento, está vedado a los Humanos que, físicamente, no reúnen condiciones para tal medio y, en lo tecnológico, a pesar de estar avanzados, tampoco estamos a la altura.

          ¡Paciencia! Con tiempo por delante…

  7. Averroes

    Destinar presupuesto para alunizar significa restar presupuesto para lo que de verdad interesa, amartizar.

    Saludos.

  8. [...] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Las razones científicas para un retorno a la Luna http://www.cienciakanija.com/2012/07/25/las-razones-cientificas-…  por ProfessorFranz hace [...]

  9. Zephyros

    Micro-robots

    Para mi esa es la clave de la colonización espacial. Hacer llegar millones y millones de micro-robots que te cambien las condiciones atmosféricas de un planeta para hacerlo habitable. Enviar sondas cargadas de estas maquinitas y hacerlas estrellar (eso se nos da bien) sobre la superficie del astro que se desee colonizar de tal forma que el impacto libere la plaga.

    Luego ya iríamos nosotros de camping o a disfrutar de una segunda vivienda :-)

    La luna creo que como lanzadera estaría bien, y puesto de observación también, pero poco más.

    • El amigo Zephyros, aunque con tono irónico, nos deja un pensamiento que está más cerca de la realidad de lo que, en un principio, nos pueda parecer. Creo que ahí está el camino a seguir.

      Además, mediante ese sistema, se evitarían muchas muertes innecesarias que, en empresas de este tipo, serían inevitables.

  10. Jorge

    Decir que lo interesante en la exploracion espacial es esto o lo otro no tiene mucho sentido, ya que lo interesante y lo que desconocemos es practicamente todo. Y tan valido es un objetivo como otro. Es cierto que a la luna ya hemos ido, pero no la hemos explorado, lo mismo que si un alien llegara en una apollo al desierto del sahara, y tras pasar 4 dias en el el se fuera dando un informe completo sobre el planeta. Decir que no hay nada interesante en la luna carece de sentido ya que si no sabemos lo que hay, tampoco podemos calificarlo. Ademas, que por recursos, por cercania, y por ir paso a paso, la luna es el siguiente tramo. Hasta que no veamos una base lunar operativa, dudo mucho que la veamos en marte, pero si lo que se busca es ir a marte, al sahara marciano, sacarse la foto y volver, pues no habremos aprendido nada. Hay que ir para quedarse haya donde se vaya, sino solo habra sido una demostracion carisima del poder humano.

  11. [...] Desde Ciencia Kanija: Un interesantísimo artículo que nos ofrece las razones que actualmente existen para volver a aterrizar en la Luna. [...]

  12. Dr. Balboa

    La NASA irá cada vez a menos, como el país que la sostiene, que va a afrontar gravísimos problemas internos en las próximas décadas y no va a estar para nada. La ESA dependerá de si acabamos como el Rosario de la Aurora o no. Los rusos a ver. Los chinos pasito a pasito, la India igual. Latinoamérica unida podría desempeñar un papel similar a la India o Rusia, pero aún es prematuro. Digamos que en los próximos 10 años, salvo una muy poco probable colaboración internacional, la exploración espacial estará bajo mínimos, pero no obstante, seguirá y de forma lenta pero segura. El problema claro son las expectativas creadas, todo el mundo pensaba que en 1990 iba a haber bases en la Luna y poco menos que casinos en Marte en 2020, evidentemente no va a ser así.

    También se podría decir que la mayor parte de la exploración espacial hasta la fecha se ha hecho mal, realmente sólo se han optimizado correctamente las misiones de espacio profundo (Voyager, Galileo, Cassini), las misiones internas han estado sujetas a mucho pasteleo y demasiada política cortoplacista, y muchas de las investigaciones han sido literalmente tirar el dinero por una falta de previsión medio criminal (y los pesebres de la industria contratista). En el futuro esto no será así, y cada misión será multitarea, el efecto propagandístico asociado a la investigación espacial no es que desaparezca, es que se va a incrementar: no basta mandar robotijos a Marte, los robotijos tienen que rendir mucho más, porque la industria tras ellos tendrá unos objetivos diferentes a los actuales.

    La exploración de la Luna puede y debe ser automática en su mayor parte. Está lo bastante cerca como para que incluso el control remoto sea la primera opción (mecanismos semiautomáticos pero pueden pedir fácilmente confirmación a Tierra en todo momento, dado que la demora es de apenas 2,5 segundos).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *