La vida extraterrestre quizá no lo es tanto – Si existe

Artículo publicado por Jason Major el 9 de mayo de 2012 en Universe Today

¿Somos demasiado optimistas en nuestra búsqueda de vida extraterrestre? A pesar del recuento de exoplanetas, super-Tierras y zonas de habitabilidad, la probabilidad de la existencia de vida en cualquier otro lugar del Universo se encuentra todavía en tela de juicio. Hasta la fecha, solo tenemos un ejemplo de la misma. Pero incluso si, de algún modo, existe vida en algún lugar fuera de la Tierra, ¿sería realmente tan diferente?

En un reciente estudio titulado “Bit by Bit: the Darwinian Basis for Life” (“Paso a Paso: la Base Darwiniana de la Vida”) de Gerald Joyce, Profesor de Biología Molecular y Bioquímica en el Instituto de Investigación Scripps en La Jolla (California), debate la naturaleza de la vida tal como la conocemos en relación a los bloques básicos que la constituyen, ADN y ARN,  y cómo su capacidad de transmitir información de su estructura permite separar la simple química de la verdadera biología.

Nebulosa con forma de ADN

Nebulosa con forma de ADN

“La evolución no es nada más que Química más Historia”, afirmó Joyce en un podcast de la Biblioteca Pública de Ciencias.

Las estructuras de ADN que evolucionaron aquí en la Tierra, el único lugar en el Universo en el que sabemos con certeza que la vida puede prosperar, han demostrado tener mucho éxito (obviamente). ¿Y qué decir, entonces, si la vida en cualquier otro lugar no estuviera basada en los mismos bloques básicos? ¿Y si lo estuviera, sería realmente una nueva forma de vida?

“Una ‘vida nueva realmente alternativa’ sería una vida con una biología diferente”, defiende Joyce. “No contendría la misma información que forma parte de la herencia de nuestra forma de vida”.

En primer lugar, para poder surgir, según Joyce, la nueva forma de vida podría tomar dos rutas alternativas: o bien empieza con una serie de enlaces químicos que van aumentando en complejidad hasta que consiguen llegar mantener memoria en su estructura patrón, y modificarla finalmente a patrones de torsión (conocidas como mutaciones), que desembocan en nuevas estructuras que pueden tener éxito o no; o bien empieza desde una posición inicial más “privilegiada” como una variante de la vida anterior, llevando a los patrones estructurales a una orientación totalmente nueva e inmediatamente exitosa.

Con esos dos posibles escenarios, en ningún lugar aparte de la Tierra “se muestra hasta el momento ninguna de las dos alternativas”.

Eso no quiere decir que no haya vida en alguna otra parte del Universo…  solo que todavía tenemos que identificar alguna prueba de la misma. Y sin evidencias, cualquier debate sobre su probabilidad es todavía una mera conjetura.

“Para poder calcular probabilidades necesitamos hechos”, dice Joyce. “El problema es que solo se conoce una forma de vida. Es por ello que no es posible estimar la probabilidad de la existencia de vida fuera de la Tierra cuando solo dispones de un ejemplo”.

A pesar de que se están encontrando exoplanetas con una frecuencia casi diaria y que solo es cuestión de tiempo el encontrar un mundo rocoso similar a la Tierra, con agua líquida en su superificie, orbitando otra estrella, eso no es garantía de la presencia de vida extraterrestre, a pesar de las conclusiones a las que seguramente llegarán los titulares.

Podría haber mil millones de planetas habitables en nuestra galaxia. Pero, “¿cuál es la relación entre habitable y habitado?”, pregunta Joyce. “No lo sabemos”.

Aun así, seguiremos buscando vida fuera de nuestro planeta, ya sea un verdadero extraterrestre en toda su naturaleza… o algo ligeramente más familiar. ¿Por qué?

“Creo que los humanos nos sentimos solos”, dice Joyce. “Creo que los humanos somos como Geppetto, queremos tener un ‘niño de verdad’ ahí fuera al que poder señalar, queremos encontrar un ‘Pinocho’ que viva en algún planeta extrasolar… y entonces, de alguna manera, dejaremos de ser una forma de vida tan solitaria”.

Y quién sabe… si hay extraterrestres ahí fuera que realmente son muy parecidos a nosotros, ellos quizá también estén buscando de forma natural la pruebas de nuestra existencia. Aunque solo sea para no sentirse tan solos.


Autor: Jason Major
Fecha Original: 9 de mayo de 2012
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (91)

  1. “Para poder calcular probabilidades necesitamos hechos”, dice Joyce. “El problema es que solo se conoce una forma de vida. Es por ello que no es posible estimar la probabilidad de la existencia de vida fuera de la Tierra cuando solo dispones de un ejemplo”.

    Bueno, al menos aquí discrepo abiertamente con Joyce, ya que, los hechos los tenemos y podemos, tranquila y científicamente, calcular esas preobabilidades aún en ausencia de pruebas de vida en otros mundos. El caso es que, las probabilidades están, precisamente en un hecho cierto:

    El Universo, hasta donde sabemos, es igual en todas partes y, en cualquier región del universo por muy lejos que esté, ocurrirán las mismas cosas que ocurren aquí en nuestro entorno, dado que las leyes que rigen la Naturaleza funcionan de la misma manera en todas partes y, de igual forma, se comportan las constantes universales.

    Si eso es así (que lo es), tenemos un punto de partido bastante firme para poder hacer los cálculos de probabilidades de la presencia de vida en otros mundos si hacemos unos simples números de las galaxcias, de los mundos que orbitan estrellas como la nuestra y de otros parámetros que posibilitan la presencia de la vida.

    En tan vasto universo, pensar que la vida sólo ha surgido aquí, en el planeta Tierra, es tan ilógico como pensar que los seres extremófilos encontrados en nuestro planeta no pululan por todo el universo. La posibilidad de que eso ocurre es tan pequeña que, yo diría que es imposible.

    El hecho de que no tengamos la prueba de vida en otros mundos, de ninguna manera es prueba de ausencia, sino que, en realidad, es la prueba de nuestras limitaciones actuales para poder localizar, en otros mundos, esa vida que presentimos.

    “Podría haber mil millones de planetas habitables en nuestra galaxia. Pero, “¿cuál es la relación entre habitable y habitado?”, pregunta Joyce. “No lo sabemos”.

    Bueno, para la primera suposición: pero sí lo presentimos. Para la pregunta: La única respuesta es…¡Tiempo!

    Locierto es que, como nos decía aquel famoso científico contestando a una pregunta de un periodista: “Mire usted, si encontramos vida en otros mundos no sería ningún milagro, el milagro sería que no la encontráramos.”

    ¡Tantos mundos vacíos y sin vida! Qué desperdicio de espacio.

    Un saludo.

    • Francisco

      Siento discrepar con su punto de vista. El universo no es igual en todas partes. La teoría dice que el universo visto desde cualquier punto -parece- uniforme, pero eso no quiere decir que sea igual, y no tenemos más que mirar a las estrellas de nuestro alrededor para ver que todas son distintas. Es más, a nivel cuántico no hay dos acciones iguales en el universo.

      Partiendo de ese punto, lo único que sabemos es que en la tierra hay vida. Ni si quiera estamos cerca de crear vida en un laboratorio, pues todo lo creado parte de una célula ya viva. No sabemos cuán dificil es hacer surgir la vida con un solo dato, de la misma forma que usted no puede saber la intención de voto de una población preguntándole solo a una persona, por mucho que la población también parezca uniforme.

      Por ponerle un contraejemplo, el aire que respiramos es uniforme en todos los puntos del planeta, pero la concentración de uranio 235 en el mismo seguramente tenga muchos decimales antes de poder llegar a un dígito distinto de cero. Lo mismo puede ocurrir con la vida, pues aunque el universo aparente ser uniforme, la densidad de vida puede ser tan baja que no encontremos otro planeta con vida en nuestro propio grupo local de galaxias.

      Aventurarse a dar una cifra si quiera aproximada es cometer un error, y no puede ir más allá de una creencia.

      Y como usted bien ha dicho en otro comentario, la vida puede ser encontada cerca, pues tenemos varios satélites que pueden cumplir las condiciones aún desconocidas para la formación de vida. Pero no se olvide de que cuanto menos vida se encuentre en estos sitios, más extremas serán las condiciones para que surja la vida. Por el momento ya sabemos que en marte hay agua, y que aun así no hay vida, por lo que podemos concluir que hace falta algo más que agua para que surja la vida.

      Cuantos más planetas encontremos sin vida, menores serán esas posibilidades. Cuanto más nos cueste encontrar la fórmula de la vida en laboratorios, más dificil será que la vida aparezca en un entorno descontrolado y aleatorio, por grande que sea el universo.

      • Fandila

        Creo que Francisco enfoca lo de que “todo es igual en cualquier punto del universo” de forma literal. Más bien se refiere a que las leyes son las mismas y la probabililidad de econtrar “duplicados” es bastante grande. No duplicados idénticos, pues la identidad no es posible ni siquiera entre dos partículas “iguales”.

        Saludos

      • Bueno, cuando he visto su comentario, ya estaba contestado (como lo hubiera hecho yo) por Fandila. Esa era mi intención al decir que el Universo era igual en todas partes, ya que, no me refería a particularidades presentes en según que regiones o cuestiones así.

        Por lo demás…conforme.

        Un saludo cordial

    • Lomikovsky

      Lo que apunta Joyce en todo caso es que no podemos afirmar la existencia de vida extraterrestre hasta que no la encontremos. Está en lo cierto. Independientemente de las creencias individuales (yo particularmente sí creo que haya vida más allá del planeta), un cálculo de probabilidades se basa en sucesos que pueden ocurrir como premisa inicial. Ahí está precisamente el quid de la cuestión, cuando confirmemos realmente que nuestra existencia no es única y abramos las puertas a un nuevo suceso (la existencia de vida extraterrestre) entonces podremos estimar las probabilidades de su presencia en otros lugares del Universo basándonos en unos parámetros iniciales de los sistemas y planetas (Presencia de agua, presencia de atmósfera, rango de temperaturas, etc.). Mientras no lo consigamos y de verdad que deseo profundamente que esto suceda cuanto antes, la existencia de la vida seguirá siendo una creencia individual (independientemente de que para algunos de nosotros la intuición y también la esperanza, nos diga que así debe ser). Ahora bien, cuando lo logremos, y ya veremos si encontramos algo muy parecido a nosotros o nos llevamos alguna sorpresa, se abrirá sin duda una nueva Era para la humanidad.

    • Fandila

      Asi es. Es ese el punto de vista más lógico y con mayor probabilidad que ocurra, también en mi opinión.
      Si todo ocurre de igual forma en iguales circunstancias, las mismas leyes harán que los resultados se repitan, si no de forma idéntica, similar.
      La vida que pueda surgir en esas cicunstancias favorables tambien habrá de adoptar formas parecidas, aun en su progresiva evolución.
      Seguramente no sea posible encontrar un humanoide idéntico a nosotros pero sí aalguien que siga nuestras pautas, y cuya formalidad (Aspecto funcional) sea parecido, lo que también pudiera ocurrir con cualquier variación biológica terraquea, como para el inteligente delfin, pongamos por caso.
      Pudieramos pensar que lejos de la Tierra no existan otros humanoides pero haberlos es probable que los haya. Si no, de qué las estructuras se repetirían de la formas que lo hacen. Y no por ser muy complejas dejan de hacerlo.

      Saludos.

  2. Si lo normal es que, cada estrella esté acompañada de algunos planetas formando sistemas planetarios como el nuestro. Si entre la pléyade de planetas y lunas de esos sistemas, todo se comporta como ordenan las leyes de la Naturaleza. Si como es de esperar, algún que otro planeta o, incluso luna, pueden estar situados en la zona habitable. Si todo eso es posible (que lo es), ¿qué puede impedir que la vida prolifere por todo el Univero?

    El astrónomo estadounidense Frank Drake apuntó en 1960 un telescopio en el condado de Pocahontas hacia las estrellas Tau Ceti y Épsilon Eridani en busca de señales de radio de otros mundos. ¡Era tanta la ilusión volcada en aquel proyecto! y, sin embargo, nada se pudo aclarar…aunque, el ániomo no decayó nunca.

    Tau Ceti, en la Constelación de la Ballena (Cetus), es una estrella muy parecida a nuestro Sol. Tiene una clase espectral G8 -la del Sol es G2- y un tamaño ligeramente inferior. Después de Alfa Centauri A es una de las estrellas que más se parecen al Sol y, algunos, como Carl Sagan y Shklovskii, abogaban por el hecho de que albergaban planetas con las condiciones aptas para la vida. Si tiene algún planeta situado a la distancia adecuada, como lo está la Tierra del Sol, pudiera haberse desarrollado un escenario natural propicio para la existencia de seres vivos.

    Desde luego, Tau Ceti y Epsilon Eridani son dos de las estrellas favoritas de los más grandes expertos en la búsqueda de vida extraterrestre, una investigación que desde finales de los años cincuenta se viene desarrollando por métodos que nada tienen que ver con los famosos platillos volantes tan en boga por aquel entonces.

    En 1960, Tau Ceti fue objeto del Proyecto OZMA, dirigido por el radioastrónomo norteamericano Frank Drake. Este fascinante proyecto, pionero en el mundo en la búsqueda de la vida inteligente más allá de la Tierra, surgió ante la evidente conclusión de que si existen en la Vía Láctea, nuestra Galaxia, otras civilizaciones avanzadas, su actividad también tendría que ser suficiente para detectar desde aquí las ondas electromagnéticas que produce.

    Hemos estado muy ocupados en la búsqueda de inteligencia extraterrestre, En el esfuerzo denominado SETI que comenzó hace 50 años con un análisis de las ondas de radio extraterrestre provenientes de Tau Ceti y Epsilon Eridani. No se han tenido noticias positivas desde aquellas regiones del espacio que, en verdad, dieron muichas esperanzas.

    En el Observatorio de Green Bank, en el Estado norteamericano de Virginia, Drake orientó el radiotelescopio hacia Tau Ceti, pero no captó ninguna señal que pudiera entenderse como una emisión artificial. Sin embargo, él eligió después a Epsilon Eridani y hubo sorpresa, aunque duró muy poco tiempo. Se recibieron unas extrañas señales de radio que mostraban un misterioso intervalo: se producín cada 10 días; después silencio. Pero enseguida se comprobó que las emisiones radiofónicas no llegaban de Epsilon Eridani, sino desde la Tierra, puesto que se trataba de una interferencia.

    Desde que Drake abordó, en 1960, el Proyecto OZMA, se han realizado decenas de proyectos para escuchar las señales de radio de potenciales civilizaciones instaladas en plaentas que orbitan otras estrellas. Incluso el propio Drake y Sagan utilizaron el gigantesco radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico, para estudiar varias galaxias.

    Es cierto que, la simple observación del firmamento desmiente de manera natural la hipótesis de que el hombre sea un caso aislado en el cosmos. Existen en la Vía Láctea entre 150 000 y 200 000 millones de estrellas, y hay, a su vez, miles de millones de galaxias además de la nuestra. Creer que sólo la Tierra alberga la vida es la mejor invitación al error y a la decepción que pudiera cometer la Ciencia, a pesar de que aún no tengamos pruebas de su existencia en otros lugares del Universo.

    Es muy posible que los científicos no hayan aprendido todavía a buscar correctamente, o que no tengamos los instrumentos tecnológicos adecuados, o, que no sepamos interpretar las eñales de radio que nos envían. O también puede haber ocurrido que las eñales que nos enviarón hace mil o quince millones de años no hayan llegado todavía hasta nosotros, puesto que las ondas electromagnéticas se desplazan, como la luz, a velocidades próximas a los 300 000 km/s.

    Aunque ese valor vertiginoso nos parezca una velocidad asombrosamente grande, en realidad, si estamos tratando con distancias astronómicas, la cosda requiere mucho, mucho tiempo. La hipotética señal enviada por una civilización situada en Alfa Centauri no se recibiría antes de 4 años, el sistema estelar más cercano, y, de la misma manera, las señales que nosotros hemos lanzado al espacio tratándo de comunicarnos con esas posibles civilizaciones, llevan andado el camino que sería la distancia que la luz, podría recorrer en menos de cien años que es el tiempo en que fueron enviadas.

    Si hay alguien escuchando en un planeta cerca de Polaris, la estrella polar del norte, aún tendrá que esperar más de cincuenta años, y en Canopus, la estrella más brillante de Carina (la Quilla del Navío) a 1 100 a.l. de nosotros, aún tardaría un milenio. En cambio, las pruebas de nuestra existencia en forma de radiación electromagnética todavía tardarán 2,3 millones de años en llegar a la Galaxia Andrómeda (M 31), la más próxima a nosotros. Cuando lleguen hasta allí quizá seámos muy diferentes, o tal vez hayamos evolucionado lo necesario para llegar antes allá, por algún atajo ahora desconocido que sea capaz de burlar el muro de la velocidad de la luz.

    Lo cierto es que, ¡sabemos tan poco!

    • Fandila

      Tampoco el estado de evolución de posibles extraterrestres a nuestro alcance ha de ser similar al nuestro. Puede que su tecnología sea ninguna, o que sus medios de comunicación por al contrario, sean de una naturaleza muy distinta. Si por un casual nos hubiesen detectado a lo peor no les interesa.
      Desde luego que en tal caso, para vida “superior”, no parece que nuestro sistema solar pueda complacernos.
      La búsqueda ha de extenderse en proporciones suprahumanas.
      Existen al menos dos inconvenientes a la detección y constatación de vida asimilable a la nestra:
      Las insalvables distancias y el grado de evolución “civilizadora” y el sentido que tenga.

  3. Me ha gustado mucho mucho el final. Una cuestión interesante; parece que todos los días hay más pruebas de que hay vida extraterrestre más cerca, pero no hay ni una sola evidencia fuerte. Yo veo la vida como imperativo cósmico, como algo inherente a la estructura de la materia. Y ése es el problema, que tendemos a humanizar hasta lo menos humanizable.
    Muy interesante, un saludo.

    • Podría ser que la vida, fuera del planeta Tierra, esté más cerca de lo que todos pensamos. Pensemos por un momento en la luna Europa de Júpiter que, con el océano que se le presiente (según todos los indicios) y que contiene más agua que todos los de la Tierra juntos, estuviera plagado de vida.

      Si eso fuera así, como podríamos haber contactado con ella y, como esos posibles seres vivos de Europa podr´çian haberlo hecho con nosotros.

      Las posibilidades que impiden el contacto son…ilimitadas.

      Sin embargo, ¡La Vida está ahí fuera!

  4. “La idea de que la vida en el Universo sólo existe en la Tierra es básicamente precopernicana. La experiencia nos ha enseñado de forma repetida que este tipo de pensamiento es probablemente erróneo. ¿Por qué nuestro pequeñísimo asentamiento debe ser único? Al igual que ningún país ha sido el centro de la Tierra, tampoco la Tierra es el centro del Universo.”

    Así se expresaba Fred Hoyle.

  5. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Artículo publicado por Jason Major el 9 de mayo de 2012 en Universe Today ¿Somos demasiado optimistas en nuestra búsqueda de vida extraterrestre? A pesar del recuento de exoplanetas, super-Tierras y zonas de habitabilidad,……

  6. Crítico experto

    El problema del debate de la vida más allá de la tierra es el concepto de la vida misma, aun no sabemos que es ella en sí. ¿Qué somos? ¿Es la vida un fenómeno accidental o determinado? Sin duda alguna decir que somos la única especie inteligente en el universo es una afirmación de egocentrismo ante la inmensidad del espacio, pero por mucho que queramos hallar algún “amigo” allí afuera para no sentirnos tan solo, hay que basarse en los hechos, porque por mucho que deseemos que el universo fuera a nuestra manera y parezca mostrarnos algo claro, viene y nos sorprende y nos da de bofetadas en la cara.

    Hay solo un modelo de vida que conocemos, que es el que hay en nuestra tierra, y esta misma parece ser el hábitat perfecto para que ella florezca y evolucione. Pero como dice el artículo, eso no indica que por cada planeta habitable surja la vida. Hay que tener en mente que las leyes deterministas que rigen el macrouniverso no tienen efecto al parecer en el brotar de la vida, entonces no podemos aplicar la lógica de al afirmar que por cada planera habitable en algún momento dado surgirá la vida. El origen de la vida es una materia que aun tenemos pendiente y que nuestros conocimientos son casi nulos. Basándonos en la vida como la conocemos aquí en la tierra, una vez aparecida toma papel la evolución, y hoy somos lo que somos por de millones de años de proceso selectivo, pero de cuál fue la chispa que prendió todo es un misterio.

    Muchas han sido los intentos de emular esas condiciones idóneas para el surgimiento de la vida pero frustrantes han sido los resultados, a pesar del avance tecnológico y científico. Es difícil pensar que hallemos vida por lo menos como nosotros en otras partes del universo, nosotros somos únicos e irrepetibles así como lo fueron los dinosaurios, nosotros así como la inteligencia somos productos de la selección genética, todo ello condicionado por muchos factores a través de la historia. La vida surgió de forma azarosa de unas condiciones momentáneas en un momento idóneo. Se ha comprobado que si hacemos una sopa con los elementos básicos de la vida (agua, carbono, etc…) no aparecerán ni en un día de mas allá de la edad que tiene el universo, la estructura más básica de organismo.

    No creo el diseño inteligente ni en un creador, pero tampoco en huracanes divinos que hacen un Boeing en una chatarrería.

    • Fandila

      Muchas pueden ser las casualidades que concurran para el inicio de la vida. Pero dentro de esa posible aleatoriedad, el universo es tan grande, y para qué decir si existen ilimitados, que matemáticamente el número de combinaciónes sería altisimo, y según, hasta ilimitado.
      ¿Dónde se produciría esa coincidencia o “casi” coincidencia necesaria para el origen de vida? Matemáticamente, en cualquier lugar dentro de la distribución, cuya base sea proclive para el evento. Pero ahora, ve a saber dónde.
      Pero hay signos de que no tuviera porque ser así: derivados complejos del carbono en el espacio(No nos referimos a lo grafenos) e incluso rastros de microorganismos vivos en algún que otro meteorito. De ser cierto indicaría que las casualidades para el origen de la vida no lo serían tanto, y su localización, dentro sus condiciones, habría de ser más universalista.
      Definir la vida, o mejor dicho sus parámetros de inicio, aunque de manera no concluyente se ha hecho en más de una ocasion. Seguramente la falta de rigor, por sus dificultades lógicas, no permiten sistematizar leyes y condiciones como no sea “a bulto”.

  7. MR

    Siempre que se plantea el asunto de la vida extraterrestre me acuerdo del chiste del astrónomo y su amigo. Éste le pregunta al astrónomo si después de haber empleado muchos años de su vida escudriñando el cielo ha visto algún platillo volante tripulado por alienígenas. El astrónomo le responde que ha estado tan ocupado mirando el cielo que no ha visto los platillos.

    El término extraterrestre aplicado a este contexto apenas aclara nada, desde la perspectiva de otro planeta con vida humana los extraterrestres somos nosotros. La palabra en cuestión se columpia en una ambigüedad notoria. Si el principio antrópico es consistente tiene que haber vida humana a lo largo y ancho del cosmos. Esto ya lo dijo Bruno hace siglos y fue una de las razones que lo llevaron a la hoguera.

    Si el principio antrópico no es consistente no debe llevarnos a la idea de que somos las únicas criaturas humanas del universo, esto me parece de una puerilidad notable. Creo que el universo alberga vida inteligente pese a que no podamos demostrarlo, el cosmos es tan grande que reducir toda la vida inteligente a los terrícolas es una contradicción equivalente a negar la teoría heliocéntrica.

    Otro aspecto a considerar es el sello tridimensional característico de nuestra época, tendemos a pensar que la inteligencia biológica se desarrolla en el plano de tres dimensiones. Es posible que formas de vida más evolucionadas que nosotros habiten en espacios con más de tres dimensiones. No conocemos las características de un espacio con cuatro dimensiones y todavía estamos sujetos al principio de causalidad, en realidad estamos en pañales.

    • Fandila

      Ahora en broma: ¿hay alguna forma mejor para el ser inteligente que la del humano?

      Locomoción bipeda. La que menos energia consume.
      Dos brazos, y solo dos, para poder coger dejando libres las piernas. La solución más efectiva con el mínimo de mienbros.
      Dos ojos y solo dos para una visión binocular que permite la visión en relieve y el cálculo de distancias. Dos oídos por lo mismo.
      Un cerebro único, y solo uno, para evitar intromisiones de posibles duplicados.

      Para qué seguir, que el resto ya se imagina.
      Hay quién dé más… Tal vez, un par de alas… Pero, ¿cuándo estaríamos con los pies en el suelo?

      • Dr. Gould

        ¿Lo dices de coña irónica, no? xD.

        El diseño anatómico del ser humano es una chapuza contingente total. Y su equipamiento sensorial, bastante defectuoso, como todo lo que hace la evolución, equipa con lo mínimo imprescindible para dar probabilidades de reproducción, nada más. Ni siquiera las manos tienen un diseño espectacular.

        No tienes más que ver los diseños de sondas espaciales, calibradas para desempeñar óptimamente las funciones calculadas. Los seres vivos es lo mismo.

        No existe ningún “diseño óptimo” “generalista” de nada. Si quieres dotar a una especie de un olftato impresionante, tendrás que desvestir otro santo: los perros ven fatal. Si les das un oído acojonante capaz de ecolocalizar en FM, serán virtualmente ciegos (murciélagos) porque el cerebro tiene una capacidad limitada y no puedes equipar un bicho con una cabeza de 75 kg y su correspondiente mantenimiento.

        Los recursos son siempre liimitados, y aunque no lo fueran, nunca tiene sentido crear necesidades que no van a ser usadas y pueden suplirse con otras.

        El ser humano tiene un diseño accidental limitado por los condicionamentes de plan corporal del taxón a que pertenece. Básicamente simetría bilateral. Es como un coche, viene limitado a tener cuatro ruedas, si le quieres poner una oruga ya no es un coche (y tanto una cosa como otra tienen ventajas e incovenientes).

        Ya puestos, el ser humano es una pena que perdiera la cola xD. Sería divertido tener una cola larga y poder usarla como los platirrinos. Pero me temo que no puede ser, que el cerebro ya tiene carga de sobra como para ocuparse de otra extremidad más.

        • Fandila

          Lo digo mitad en serio mitad en broma.
          Es lo que hay. ¿Podría existir mayor perfección? Tal como la leyes de la Física se manifiestan ningún organismo tipo vida o inanimado, como no sea en la evolución posterior podría alcanzar unos niveles de perfección mayores.
          Pensemos si no, cual estructura, que se sepa, alcanza unos grados de “complitud” equiparable en nuestra dimensión.
          Pero razonemos la respuesta.

          saludos.

          • existe una forma radicalmente diferente de ve las cosas, esa es la teoria del todo de valdeandemagico… todo es puro diseño, hay inteligencia en todas las partes del universo. el universo es inteligente, se transmite la informacin por lad autopistas de la informacion del espacio. el vacio realmente es un i-campo, por ahi se propagan los i-fotones, y el aparato tecnologico que lo explica todo son los regeneradores cuanticos… http://valdeandemagico.blogspot.com

          • Dr. Gould

            No existe la perfección. Es otro concepto humano (probablemente animal) que no tiene sentido en el mundo real. Además, incluso para el concepto humano, la perfección es contraproducente (suele basarse en una mezcla extraña de criterios estéticos y prejuicios normalmente peligrosos). Por ejemplo, para la monarquía hispánica imperial, la perfección era la homogeneidad social religiosa (como para la Alemania nazi étnica), eso de la pureza y la pefección depurada sólo recuerdo que nos haya llevado a desastres uno detrás de otro.

            Por lo demás, todo diseño anatómico que no pueda adaptarse a su nicho biológico es eliminado (se extingue). Si el nicho cambia demasiado deprisa para la capacidad de adaptación de este, pues lo mismo.

            Dicho todo lo cual, el diseño anatómico del ser humano es una porquería. Está muy mal hecho, y hace muchas cosas y todas de forma mediocre. Probablemente es precisamente esa falta de optimización en todo junto con alguna forma de inteligencia novedosa que no acabamos de precisar, la combinación que le ha dado su éxito estrictamente biológico (entendido como capacidad de supervivencia, nada más).

            Una vez leí en alguna parte, en una biblioteca y no recuerdo en dónde, un artículo muy bien razonado y documentado sobre todos los fallos de diseño del cuerpo humano, que son alucinantemente altos. Los autores querían hacer hincapié en que si la evolución pasó por alto (por decirlo de alguna manera) semejantes lastres, alguno gravísimo (como por ejemplo el canal de parto, único en la naturaleza, somos el único mamífero con gravísimos problemas y riesgos para dar a luz), otros simplemente flipantes (como el pésimo diseño de los oídos, la mala ubicación de la nariz y la forma totalmente “pesimizada” de las mandíbulas y todo el tracto respiratorio-digestivo de cuello y cabeza, etc.), es porque todos estos fallos de diseño eran irrelevantes con respecto a otras ventajas evolutivas.

            En otras palabras: la grandeza del ser humano estriba precisamente en que es un diseño de mierda. Y esto abre un debate sobre si la inteligencia, sea lo que sea (que ni siquiera lo sabemos), inteligencia en el sentido de “esas capacidades que nos diferencian de otros animales”, sea una propiedad emergente con suficiente importancia como para que los fallos de diseño biológico pasen a ser secundarios, cuando en toda la historia de la evolución pasen a ser lo principal.

            Dicho de otra manera: otro fallo que consiste en no tener pelo cubriéndonos el cuerpo, lo hemos resuelto matando y arrancando pieles de otros animales que sí lo tienen, por ejemplo. Con ello el cuerpo se ahorra el gasto metabólico de tener pelo.

            Así que eso de la perfección… como decía Goya, los sueños de la razón que crean monstruos.

          • Dr. Gould

            Ah, te apunto que me quedó en el tintero. Una característica fundamental del diseño del cuerpo humano es un fenómeno que no recuerdo ahora el nombre, que consiste en que el ejemplar adulto en vez de tomar la anatomía “normal” que debería, se queda como infantilizado. Es decir, en los primates, un ser humano adulto debería tener la anatomía más o menos de un gorila o un chimpancé (que además le evitaría muchos problemas que se producen por lo que voy a explicar), no obstante, sin saberse muy bien por qué, un ser humano adulto no desarrolla esas características de adulto de su rama primatesca y se queda en una especie de anatomía infantil desfigurada. De ahí nuestra espalda recta y andar erguido, la forma tan extraña del cráneo (mandíbulas incluídas) y otros detalles menores.

            Un infante de chimpancé y uno de humano anatómicamente se parecen una barbaridad. El chimpancé adulto cambia a su forma “normal” pero el humano se queda más o menos “infantilizado”. No es un tema de raquitismo ni enanismo, es que la anatomía se hace “grande” (en tamaño) manteniendo los esquemas infantiles.

            Se cree que esto es algo muy importante, pero no se sabe aún bien de qué va el tema.

            Una de las esperanzas de los análisis genéticos de homínidos estaba en precisar precisamente este asunto, pero parece que les importan más otras chorradas. Por ahora.

            • Dr. Gould

              Neotenia.

              http://en.wikipedia.org/wiki/Neoteny

              Así que ya ves, no sólo mal hecho y chapucero, sino que encima semiabortado xD

            • Fandila

              Hablas del ser humano como un mal diseño, como una chapuza, supongo que también lo hagas del resto de los organismos y animales. Dices que la perfección no existe, pero mides al hombre y supongo que al resto de los organismos por un cierto canon de perfección, al calificarlos como una chapuza.

              No sé a qué viene mezclar aquí el comportamiento humano (Dominaciones, guerras o políticas) que no es perfecto, y el grado de validez evolutivo como resultas de la física del universo. Es lo que diferencia a la vida como un complejo que es de la “rudimentaria vida” de un elemento, su autonomia y autogobierno.
              El ser vivo viene a constituir un pequeño universo indefectiblemente ligado al mayor con unas leyes o subleyes propias.
              Lo que dices del infantilismo humano con relación a nuestros ancestros, en mi opinión no es nada negativo sino todo lo contrario, implica una mente abierta contraria a su fosilización. Cuánto mas complejosea de mas tiempo se requiere en su “elaboración” e incluso más frágil es el resultado. Pero creo que no te refieres a eso sino a lo que se llaman regresiónes. Aparición de rabo o de un tupido pelo en la totalidad de la piel. Eso son accidentes genéticos por lo que los que afloran ciertas caracteristicas ya eclipsadas por la evolución posterior.
              La vida no es un reglamento es una improvisación continua.

              Pero nos hemos ido de la cuestión que yo planteaba: ¿La posible vida extrarrestre ha de ser necesariamente tan distinta a la nuestra? ¿Existirán condiciones más favorables que las nuestras en otros lugares? ¿En base a qué? Si damos algún crédito a Gaia como organismovivo, el conjuntode nuestra Tierra, las condiciones de vida se van estableciendo poco apoco a partir de un planeta incandescente. Es posible que hubiera una aportación exterior, que seguramente se originara en un caldo de cultivo equivalente.
              Mucho se ha escrito y se escribe al respecto, pero la conclusión, como dice el amigo Emilio, es siempre la misma:”Sabemos tan poco de casi todo…”
              Se expecula con otras biologías basadas en elementos similares al carbono, pero éstas habrían de presentar unos signos y unas formas no comparables con la nuestra. Se dice de inteligencias “incorporeas” en inmensas estructuras físicas complejas más parecidas a lo que pueda ser un cerebro. Se dice que en los avistamientos OVNI, las máquinas pudieran ir pilotadas por seres ya casi fuera de nuestra dimensión.

              No podemos calificar al ser humano o a los animales por sus “destrozos” o su poca “destreza biológica” sino por sus logros en el sentido de avance y no de retroceso o torpeza. La autonomía biológica implica cierta libertad.

              • Dr. Gould

                Creo que tergiversas un poco. Lo que hago es ironía, eres tú el que hablas de perfección y yo me limito a criticarla.

                Otros animales tienen un diseño óptimamente adaptado a su nicho ecológico. De hecho, prácticamente todos. Es el ejemplo que te ponía arriba, la forma y el diseño de una sonda espacial depende exclusivamente de las funciones que vaya a desempeñar y dónde lo haga. Un submarino tiene una forma óptima como compromiso de varios intereses (por ejemplo, la forma de los submarinos difiere según se piense el porcentaje de tiempo que van a navegar sumergidos o en superficie, donde los factores hidrodinámicos cambian, claro está), como lo tiene un avión. No existe un “diseño perfecto de submarino”, ni nada parecido, porque depende de un montón de factores.

                No obstante, si tú vieras un submarino que claramente no es hidrodinámico para ninguno de los escenarios que pueda navegar, que le entra agua, que tiene errores de diseño que crean tensiones en la estructura que eventualmente acabarán rompiéndolo, pues dirías, “este submarino ha sido diseñado con el culo”.

                Vale, pues eso es el cuerpo humano. Tiene un montón de fallos que en otros animales no se dan por las razones expuestas: porque la evolución los elimina. En el caso de los seres humanos, como intento explicar, los factores inteligentes se sobreponen a todos esos fallos de diseño, y una cosa compensa la otra.

                Respecto a la forma en sí misma del cuerpo humano, simetría bilateral, dos extremidades, etc., tampoco es muy útil. Como bípedo está mal estructurado, anda mal, corre peor, es un diseño pulido evolutivamente para andar por el suelo y saltar por los árboles mal reconvertido, puedes mirar por ejemplo muchos dinosaurios bípedos que tenían un diseño mucho más estable (dentro del mal diseño que es). Obviamente que las cosas se den en pares es una limitación evolutiva que no se puede saltar, no se sabe la razón (se intuyen varias), pero evidentemente sería mejor tener un campo de visión de 360º que de 200º y no tener que girar la cabeza, mejor aún, con visión por arriba y abajo, por decir algo.

                Lo que quiero decir es lo que digo: que el cuerpo humano para los estándares evolutivos está mal diseñado y con demasiados fallos. Probablemente la extinción de otros primates se debió básicamente a esto. Nosotros somos los peor fabricados de todos pero al mismo tiempo los más enclenques, lo que significa que necesitamos una dieta calórica mucho menor para sobrevivir, que eso probablemente extinguió a los neandertales (de lejos mejor hechos que nosotros para un diseño exactamente igual).

                La neotenia no es precisamente un “avance evolutivo”. Todo lo contrario, es un retroceso.

                Vamos, que la perfección es precisamente la imperfeccion xD.

              • Dr. Gould

                Ah… la idea del “avance”, del “preogreso”, es completamente falsa. Es otro fantasma humano. Las cosas cambian, pero como siempre, eso de “avanzar” o “progresar” es subjetivo y totalmente humano. Es de perogrullo decir que lo que beneficia a alguien (y para él es un avance) perjudica a otro (y para él es un regreso). La evolución no ha “avanzado” nada, de heccho a nivel metabólico no ha avanzado pero absolutamente nada. Simplemente han aparecido formas y planes corporales nuevos que no son ni mejores, ni peores, ni más avanzados ni más atrasados, sólo diferentes, adaptados a la contingencia de cada momento.

                La idea de avance suele venir de extrapolar el concepto de bienestar individual, y en el sentido de que las clases oprimidas en algunas partes del mundo han mejorado sus niveles de vida (porque las clases favorecidas siempre han vivido como Dios), se dice así más o menos que ha habido un “avance”. En general creo que hemos retrocedido si quieres verlo desde esa óptica, porque entre la superpoblación y la degradación (y saqueo) del planeta yo no veo el avance por ninguna parte. La entropía SIEMPRE pasa factura.

                Sabemos más, la ciencia en ese aspecto ha “avanzado” (más correcto sería decir que se ha expandido), pero es lo único en toda la historia de la humanidad que se podría vagamente decir que ha ido a mejor de forma más o menos general.

                • Fandila

                  No vale la pena insistir, sólo se trata de dos puntos de vista. Salirse de la cuestión concreta llevará a derivaciones nada objetivas con respecto a ella.

                  Muy agradecido.

                  • Fandila

                    Una última consideración:
                    Hablas (Mejor, escribes) de la mayor perfección de los animales porque la naturaleza elimina a los más ineptos o peor dotados.
                    Sin embargo para el humano o cualquier animal en que esa “criba” no existiese perdurarían las mejores, las peores y las medianas cualidades caracteristicas, según las leyes de la herencia. No todos, en tal caso podrían ser hombres “de tópica perfección” y de aquí el gran error del nazismo. Sin embargo los porcentajes puros (No degenerados, no regresivos), seguirán existiendo.

                    La decadencia o regresión tambien obedece a otras circunstancias, que son evitables. Y tampoco está claro cuales son las circunstancia que hacen que una especie degenere. La eliminación genética del animal va en razón inversa a su adaptabilidad y los recursos de sus habitat.

                    Pero no nos metamos muy hondo, que la cuestión no va por ahí como he repetido. Al menos yo no soy un experto ni en antropologia ni en sistemas vivos.

                    • Dr. Gould

                      No, no hablo de perfección de animales porque insisto que tal cosa no existe. La naturaleza no elimina los ineptos o peor dotados, sino los peor adaptados. Un tiburón está cojonudamente adaptado a vivir en el mar, si le pones unas ruedas y lo paseas por una carretera, me temo que va a palmarla (mayormente por asfixia). Eso no quiere decir que sea inepto o mal dotado, quiere decir que no está adaptado a su nuevo entorno.

                      Lo que sí afirmo es que un ser vivo debe estar adaptado mínimamente al entorno donde vive para sobrevivir. Eso no tiene nada que ver son ser “mejor” o “peor” o “inútil” o “cojonudo”. Una cosa que no sirve en un caso es lo mejor en otro, y es mediocre en uno intermedio. Es todo demasiado complicado como para hablar de “perfecciones” o “imperfecciones”. Obviamente, estar adaptado no quiere decir ser perfecto: un tiburón puede tener diarreas que le dejen el ojete en carne viva, es claramente un punto en contra, pero si eso no afecta críticamente a su supervivencia, me da que el escualo va a tener una existencia jodida, pero no va a palmar por eso. Desde un punto de vista “personal del escualo”, estaría mejor si pudiese vivir sin diarreas sangrantes, pero como a la naturaleza le importa un cojón de cóndor todo lo que no afecte a la supervivencia, pues diarrea para parar un tren. No sé si el escatológico ejemplo te sirve de ayuda.

                      El ser humano está muy mal hecho y peor diseñado, sucede que en el balance global de la adaptación por la supervivencia, pesan otros factores que no son los estrictamente anatómicos y morfológicos, por tanto, como la diarrea del tiburón, vivimos con ellos y a joderse. En el ejemplo que te ponía antes, si nosotros no supiésemos agenciarnos unas pieles de otros animales para paliar nuestra pérdida de pelo corporal, en ese caso moriríamos de frío en gran cantidad de ecosistemas y los homínidos apenas podrían vivir fuera de zonas restringidas del planeta. Y el día que el clima de esas zonas cambiase, y no encontrásemos en las proximidades otras parecidas, nos extinguiríamos.

                      Sobre el ser humano, naturalmente, sigue actuando la presión evolutiva. Lo que citaba antes de la superpoblación, o le ponemos remedio nosotros disminuyendo drásticamente la población de forma planificada y ordenada (con un severo control de natalidad), o si seguimos con este sistema que necesita de carne fresca para obtener beneficio económico, no tengas la menor duda, ni por un momento, que será la naturaleza la que solucione esa papeleta.

                      Y de una forma marca de la casa: muy traumática y de extrema crueldad.

                      Así que ya ves que eso de “progreso” y “regreso” va en función de las opiniones (subjetivas), ideologías, y demás porquería que acumulamos en nuestras cabezas.

                      Que debe ser otro fallo evolutivo xD.

  8. [...] Biologí­a, Quí­mica. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio web. [...]

  9. [...] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos La vida extraterrestre quizá no lo es tanto – Si existe http://www.cienciakanija.com/2012/08/31/la-vida-extraterrestre-q…  por piton hace 5 [...]

    • Fandila

      Me gustaría que alguien aclarase que son estos comentarios o llamadas como las anteriores: 8 y 9, pues no sé a qué se refieren.

      Gracias.

  10. milton2011

    Aquí lanzo una reflexión sobre la que he pensado varias veces.
    ¿qué pasaría si se descubriera vida inteligente? ¿si se detectaran extraterrestres con sus “platillos volantes” y todo eso? claramente sería una revolución para el mundo y seguramente cambiaría tal y como lo conocemos. Quizá unos extraterrestres avanzados sepan también este tipo de consecuencias que tendrían en nosotros y tomaran precauciones. Escondan sus “platillos” los hagan indetectables e incluso hagan lo mismo con las señales electromagnéticas que llegan a la tierra provenientes de sus mundos. Por eso me pregunto, si alguna vez se ha intentado detectar señales exteriores fuera del ámbito terrestre. Si el proyecto SETI ha considerado leer señales fuera de la tierra y analizar los resultados. Quizá eso descartaría algunas posibilidades.

  11. emilio silvera

    Amigo mío, el Proyecto SETI ha llegado muy lejos en ámbitos lejanos, fuera del reducido local ámbito de la Tierra. Sin embargo, como el Universo es muy grande, esas distancias en realidad, son muy cortas en ese contexto y, nos queda mucho por explorar pero…¡Todo llegará!

    Y, cuando aparezcan los primeros seres vivos fuera de la Tierra, será el acontecimiento del siglo y, a partir de ahí, todo, para nosotros, habrá cambiado.

    Entonces será cuando, de verdad, comience nuestro futuro.

  12. El_tonto_del_pueblo

    Aplaudo la aportación del Dr. Gould. Creo que Fandila chochea ;)
    Por cierto, vale la pena leerse este texto de Nietzsche “sobre verdad y mentira en sentido extramoral”, que va sobre la inteligencia humana y como el hombre elabora la ciencia o sea, el conocimniento. Va al pego con el post y con lo que algunos habéis comentado; saludos.

    http://ebookbrowse.com/sobre-verdad-y-mentira-en-sentido-extramoral-pdf-d203001283

    • Fandila

      Lo que significa que ninguno de los dos ha entendido una palabra de que dije.
      Ni de chocho ni de tonto, que mejor que cada uno se mire su ombligo. Imagino que entiendes que quiero decir.

      • Fandila

        Señor “tonto del pueblo”, modestamente, he leído lo más granado de Nietzsche. Aquí no se trata de moral, de religión… ni de otros tantos coceptos que con toda la razón el filófofo pone patas arriba. Yo hablo con más propiedad de Física, que dentro de lo que cabe, es lo que creo dominar mejor.

        La verdadera sinrazón por mi parte es, la de por qué doy pábulo a unos comentarios que de archisabidos no creo aporten nada nuevo.

        • El tonto del pueblo

          Bueno Fandila, cuando dices “¿hay alguna forma mejor para el ser inteligente que la del humano?…” Estás chocheando ;)

          Además, si no entiendes que la ciencia sin la ética carece de sentido es que: o no sabes qué es la ciencia o la ética, o ninguna de las dos. Hay que tener presente que la distinción entre verdad (ciencia) y mentira (superstición o mera opinión) siempre ha sido un fundamento ético.

          Por otra parte, hay un problema cuando se habla de inteligencia (y no lo digo por lo que escribe Fandila); es este: se suele considerar la inteligencia una facultad especial y casi divina capaz de penetrar el seno mismo de la realidad hasta llegar a conocerla por sí misma. de aquí la convicción de que si existieren otros seres inteligentes, ellos también conocerían lo que conocemos nosotros. Nos encontramos ante una antigua creencia TEOLÓGICA, y ciertamente ha fundamentado a las ciencias modernas -Pues la ciencia moderna se sustenta sobre una teología; sólo cabe leer a Einstein por ejemplo.

          Ahora bien, cabe defender otra postura muy distinta, que dice: la inteligencia no es la puerta hacia la “realidad”, sino un “instrumento” para elaborar una “realidad” a partir de la cual poderle sacar provecho.
          En tal caso, con la ciencia no conocemos como es realmente el mundo, o sea metafísicamente; lo que hacemos es generar un mapa, una representación un modelo artificial y humano capaz de satisfacer nuestros intereses, deseos, necesidades e inquietudes; nada más.

          En realidad, en el mundillo científico corre mucho metafísico, o sea, mucha gente que cree que las leyes creadas por los hombres con el fin de generar un mapa capaz de orientarnos de alguna manera en medio de la ciega y oscura experiencia son verdaderas, y por ello, nos reflejarían como es realmente el mundo. Sin embargo, es imposible demostrar que las leyes físicas son verdaderas (léase a Popper por ejemplo); ahora bien, sí se puede demostrar que son VALIDAS en base a nuestros CRITERIOS DE JUICIO. Nada más.

          En el método científico hay mucho: yo me lo guiso yo me lo como. Hay que reconocerlo señores.

          • Fandila

            No pensaba tener otra respuesta.Ya casi lo olvidaba. Pero, valga la redundancia, daré una respuesta a tu respuesta.

            Cada ser vivo, que aún permanezca, supone un diseño válido, porque funciona, ya sea el animal más primitivo o el más reciente.
            El diseño humano por tanto como funciona es válido. Cada ser vivo a su manera subsiste, lo que significa que su diseño adquirido a través del tiempo le vale. O al menos vive mejor o peor, como la “naturaleza” le permite.

            Quedamos entonces que el diseño humano es válido. No hablamos de animales, de protoporganismos u otras formas. El que estamos cuestionando es el del ser inteligente y sus demás funciones que lo personalizan, del humano.

            Olvidémonos del resto.
            Pongámonos a imaginar seres vivos más allá de nostros, en el Universo, pertenecientes a nuestro estado de evolución. Pensemos en las formas más variadas que se nos ocurran, todas ellas viables presuntamente, . ¿Algunas serían posibles? En principio sí. Por qué no, si las hemos pensado como viables.

            Ahora, enumeremos las estructuras “conocidas” del universo, desde las más simples a las más complejas. Todas ella, en principio, obedecen a las mismas leyes físicas, es decir, que en esencia son una repetición de unidades que en grandes aglomeraciones (masas) pueden adquirir características distintas de las anteriores. Los elementos base para la vida y para la materia normal en general, mayoritariamente son fabricados en la estrellas. Los elementos distintos a nuestra “realidad” no parecen darse en abundancia o aún no se conocen.

            Los materiales base de “criaderos de vida” como la nuestra o similares probabilísticamente han de darse en innumerables sitios.
            Pensemos en qué estructuras se darían y donde surgir la vida del tipo que conocemos, que es de lo que se trata: planetas o astros similares con unas condiciones no muy lejanas a las nuestras.

            Ahora bien, los resultados evolutivos o no, en tales condiciones ¿serían similares o totalmente distintos?. La probabilidad sería más faborable al parecido con la nuestra, dada tanta similitud, por lo que la probabilidad de semejanza de tales seres vivos será mucha.

            Es esa mi medioafirmación que no es rotunda ni mucho menos.

            Por supuesto que podría haber seres vivos en vaya usted a saber dónde y en que estructuras con particularidades muy distintas.

            Claro que las visicitudes, catátrofes, y que sé yo de nuestro planeta no tendrían porque repetirse, ni proporcionar seres exactos. Pero hablamos de probabilidades de que ocurra. Sigo pensando que el diseño humano es un buen diseño y que tal vez en condiciones parecidas de esos otros mundos un ser equivalente pudiera tomar las mismas directrices para no perecer en el intento.

            Después de toda esta perorata y mi atrevimiento en expresar una cuestión tan peliaguda, ante tal desmán hay dos salidas: no hacer ni puñetero caso a una ocurrencia tan tan perentoria, o elaborar una enmienda sustituta en iguales o parecidos términos.

            No creas, suelo leer con atención tus comentarios desde que coincidimos en este foro.

          • Fandila

            No hay más verdad que la que dices, pero esas leyes que son tan subjetivas e irreales nos sirven en la práctica, porque aún trtándose de conceptos abstractos se plasman en la realidad de nuestra tecnologia u otros ámbitos con una precisión impensable. Facilita la vida tanto al débil como al poderoso, si la sociedad es justa, y gracias a esas elucubraciones y teorías tan raras del conocimiento podemos avanzar hacia otros “confines”.
            Pensar que todo eso sea negativo porque nos reduce o somete y nos debilita sólo es un tópico. Depende de como se entienda y el uso que que le decidamos, y no todo el mundo lo hace de esa manera “esclavizante”.

            • Fandila

              Lo de que “yo me lo guiso y yo me lo como” es muy relativo. Como en todo, la competencia científica es atroz, y los poderosos, los que tienen la sartén por el mango, proponen y disponen como quieren y a quienes quieren. No todo lo bueno sale a luz, que normalmente suele requerir de unos padrinos.
              Se lo guisan y se lo comen aquellos que hagan lo que hagan no tienen la fortuna de ser escuchados, y cuanto menos considerados para poder perfeccionar aquello que esbozan. Pero todo es razonable, y el que no llora no mama.
              Ni, por otra parte, no todo científico o aficionado es un genio, aunque la genialidad es tan relativa como la de su ocasión y los medios para que se “induzca”.

              • El tonto del pueblo

                Fandila, la frase “yo me lo guiso yo me lo como” no lo decía en este sentido sino en el hecho de que la ciencia es algo elaborado por el hombre para uso humano. Nada más.

                • Fandila

                  Assí me lo temía, lo que pasa que es tan literal, que es fácil interpretarla de esa otra forma.
                  La otra interpretación es muy propia de la filosofía nietzscheliana. Pero él no era científico.
                  Naturalmente que la mente está enfocada a satisfacerse así misma pues ella es nuestro centro de consciencia donde todo control y satisfacción o dolor es. Un ser vivo sin cerebro (Mente) sería autómatico. De qué podrá ser consciente para satisfacerse de nada.
                  Cada cual ve la realidad según el color que le interesa.
                  Por eso en ciencia o en cualquier otra disciplina se requiere del consenso, que más ven muchos ojos que dos. Otra cosa ha de ser que en ello exista el engaño, pero se puede engañar a algunos por un tiempo pero no a todos todo el tiempo.

            • El tonto del pueblo

              Perdona Fandila, ¿dónde he dicho yo que las leyes de la física elaboradas por nosotros sean subjetivas? A ver, no nos confundamos: La distinción objetivo-subjetiva es metafísica, eso es lo primero que se aprende leyendo las “meditaciones metafísicas” de Descartes, quien precisamente introdujo en occidente ese mito de que existe una realidad objetiva (la que intentaría alcanzar la ciencia) y una realidad subjetiva y falsa.

              Cuando digo que las leyes son una elaboración humana no le doy una connotación de irreal, de mentira, de aparente y subjetiva, en fin, como si fuera algo negativo: no lo digo desde un punto de vista moral. Cuando digo que la ciencia sólo es una representación humana es que es como una pintura; lo que pasa que el científico no pretende reproducir dentro de nosotros unos sentimientos y sensaciones, sino que pretende que podamos reproducir ciertas experiencias exteriores. Por ello, es un artilugio creado por los hombres y para los hombres, de la misma manera que una chaqueta es elaborada por los hombres y para los hombres; a un perro muy posiblemente no le iría bien.

              • Fandila

                En eso consiste el artificio de lo “digamos artificial”. Y tanto monta. También poseemos esa inteligencia emocional, que pudiera ser más “placentera” por aquello de ser más automática y “menos trabajosa” en la “satisfacción del ego” según el sentido que cada cual quiera darle . Pero ello tiene su contrapartida, pues ocurre que el sentimiento de un día puede resultar distinto al siguiente, al ser un producto global de la mente que más obedece a los sentidos. La inseguridad de esa lógica es patente por muy práctica que sea.
                ¿Pero a qué viene todo esto?
                Ah. Esas dos formas son complementarias y suelen darse indiscriminadamente en cualquier individuo, aunque hay quien piensa de otra forma. La una sin la otra sería la mejor manera de negar la esencia del humano. Su distinción.
                El científico tambien comunica sensaciones y sentimientos porque los experimenta. Pero cada cosa tiene su tiempo, su lenguaje y su oportunidad. “No son las ideas lo que mueve a los hombres sino los sentimientos”, que daría mucho para hablar.

      • Dr. Gould

        Yo pienso que sí te he entendido (puede ser que no, naturalmente), y no me parece que chochees. Simplemente yo pienso (bueno, si se me permite la arrogancia xD: estoy convencido) que las cosas no son así y opino, pero nunca a costa de insultar a nadie.

        Una forma interesante de ver las cosas es pensar que dentro de 100 años, cuando estemos todos criando malvas, y con mucha probabilidad todo aquello que nos interesa, nos preocupa, o lo que amamos, quizá ya ni exista y probablemente no le interese ya a nadie (o ni se recuerde siquiera), pues… esa es realmente la medida del tiempo y del cosmos. Así que no vale la pena nunca apasionarse hasta el punto de ofender a nadie, y mucho menos insultar.

        Además, diciendo cada uno lo que (cree que) sabe es como se aprende. Los unos de los otros.

        • Fandila

          Esos insultos sólo constituyen maldades pequeñas. Y ya se sabe, sin oposición no hay juego. No insulta quien quiere sino quien puede. Y hay insultos que más parecen piropos, como otros advertencias.
          El pequeño insulto más puede ser una broma o una forma de no explicar el por qué del comportamiento o expresión de alguien, como la manera de desviar el asunto que nos parece incomprensible.
          La profundidad del insulto depende de como lo interprete el insultado y el sentido que tenga.
          En el caso de mi consideración, de que algunos comentarios no aportan nada nuevo, como puede colegirse no es cierto, cualquier opinión tiene algo que decir, y será nuevo porque ninguna es igual a otra.
          La tal, iba enfocada a que con relación a mí personalmente y a mi cuestión a debate, esas opiniones validas se iban por otros derroteros.
          Tales cuestiones “archisabidas” no lo serán tanto pues en cada opinión adquieren un sentido nuevo. Tambien es difícil que no se expresen datos o apartados que no serán del dominio de cualquiera.
          No hay para tanto.
          Leo tus enfoques y tus puntos de vista y nada tienen que envidiar a otros. Pero el enfoque mio y el tuyo de principio eran diferentes.
          La importancia es ninguna, “que a quien cuece y amasa de todo le pasa”

          Saludos.

          • Amigo Fandila, lo has dicho bien: No insulta el que puede…, y, hay veces (esta es una de ellas) en la que lo mejor, es no prestar atención ni darle valor, a lo que, realmente, no lo tiene. Expresarse de manera insultante contra otra persona, lo único que puede significar es que, la persona que emite el insulto sigue aún, en el camino para poder conseguir el título de persona que, precisamente, por ese comportamiento, no ha podido lograr aún.

            Dejarlo pasar y no darle la importancia que no tiene, es lo mejor.

            Un saludo amigo y sigue emitiendo libremente tus valiosas opiniones que, de ninguna manera, pueden minosvalorar el primero que se crea con derecho a ello sin tenerlo, una cosa es la crítica constructiva y, otra muy distinta, el insulto y la mala educación que sólo denotan falta de respeto que, en un lugar como este, no se debería consentir.

            Saludos.

  13. MR

    Dr. Gould, sólo un par de matices. Mi perro no ve “mal”, por el contrario ve normal, olfatea bien y oye bien. Tiene una actitud cenestésica y empática considerable que le permite adaptarse a este primate sin cola que soy yo xD.

    El otro matiz. Dices que “la evolución no ha avanzado nada, de hecho a nivel metabólico no ha avanzado pero absolutamente nada”. Esto no lo entiendo, así que me aventuro a razonar lo siguiente. Si por nivel metabólico se entiende la ingesta dietética observamos diferentes dietas en diversas partes del mundo. Hay estudios que ensalzan la dieta vegetariana como productora de longevidad y de un carácter más pacífico. El avance en la producción de productos dietéticos sintéticos permite obtener aminoácidos, vitaminas y minerales en batidos, cápsulas y otros formatos. Así, podemos obtener una parte del colágeno que necesitamos sin necesidad de exterminar el ganado vacuno, caprino y aviar o sin necesidad de esquilmar los mares para obtener proteínas.

    Cuando vemos a Bolt correr los cien metros en menos de diez segundos, no me queda claro tu comentario acerca de que corremos mal. Claro, si Bolt volase acortaría el espacio tiempo, pero todavía no es el caso, la evolución lleva su tiempo.

    • Dr. Gould

      Todas las rutas metabólicas y metabolitos que existen ya existían hace eones. No se ha inventado nada nuevo. Bioquímicamente, hasta donde podemos rastrear, ya estaba todo inventado cuando la vida aparece en escena. Es como las piezas del Lego: puedes hacer lo que quieras con ellas, pero siempre han sido las mismas, no hay ninguna nueva (déseme licencia para el ejemplo).

      Y la cosa es que podría haber cosas nuevas. Pero nunca las ha habido. No tenemos ni la más puta idea de qué quiere decir todo esto, pero evidentemente es importantísimo.

      Lo de las dietas es una chorrada. Yo cuando en un tema sacan “estudios definitivos” diciendo A “no por mucho madrugar amanece más temprano” y B “al que madruga Dios le ayuda”, clasifico el tema como ultraverde y paso. Aparte, tema con una conexión tan directa con la alimentación, negocio fundamental donde los haya (no podemos vivir sin comer), como para fiarse de nada.

      Bolt no es un especímen normal (en el sentido gaussiano) ni representativo del promedio de un ser humano. Ha tenido una educación y se ha dedicado exclusivamente a ser lo que es. De cada tantos miles que empiezan por ahí, sólo llega él. Obviamente, Bolt no puede correr como un caballo, ni como una gacela, ni desde luego le ganaría una carrera a un leopardo o a un león. Creo que la evolución no apostó mucho por esa vía, y sí porque en el pasado alguien cogiera un palo (resistente), lo afilase en la punta, o mejor aún, le pusiese una piedra afilada, y entre varios cosieran a puñaladas al bicho de ahí arriba que tú prefieras. Como estrategia evolutivamente estable, está claro que con la de Bolt no íbamos a llegar muy lejos.

      Dicho sea de paso, lo que hace Bolt es una mariconada. Es una carrerita de mierda. Está probado (de hecho se corre), que los heraldos griegos corrían 300 km sin parar. Esa historia que cuentan de la Maratón, de que un mensajero griego corrió los 43 km entre Maratón (donde tuvo lugar una batalla victoriosa para los griegos) y Atenas, y cayó muerto, es una leyenda falaz. Lo que sucedió de verdad, fue que ANTES de la batalla, Atenas envió un heraldo a Esparta (un correo, sabemos hasta su nombre: Filípides) que se fue corriendo SIN DETENERSE los 246 km entre ambas ciudades para llevar un mensaje de solicitud de refuerzos al ejército espartano, distancia que el heraldo cubrió en 36 horas según cuentan contemporáneos. Y era una distancia normalita para un heraldo (y te recuerdo a mayores que en aquella época, había leones en Grecia).

      Durante siglos, los historiadores no se creían que un ser humano pudiese correr 250 km, así que pensaron que la historia era un chanchullo. En 1982 oficiales en la reserva de la RAF británica decidieron comprobarlo por su cuenta y corrieron efectivamente la distancia sin parar. Desde entonces se corre y el récord del mundo está en 20 horas y media (!!!), que nos da la bonita cifra de más de 12 km/h SOSTENIDOS. Y a pesar de la salvajada que es todo esto (imagínate los kg que se pierden durante la carrera y el estrés al que se somete a todo el organismo), evolutivamente es más rentable domesticar un caballo, un dromedario o una llama o lo que quieras y subirse encima.

      Por cierto, los espartanos no llegaron a tiempo, pero Atenas ganó igualmente la batalla de Maratón. Los heraldos les parecería una mariconada molestarse en correr 43 km de mierda.

  14. El tonto del pueblo

    En la línea de lo que ha comentado Dr. Gould tengo las siguientes dudas: por un lado es cierto que el animal “hombre”, comparado con otros animales, parece un ser débil, pero astuto (prefiero el adjetivo astuto a inteligente). Y lo cierto es que, incluso entre los seres humanos, la inteligencia es una virtud de los débiles, enfermos y necesitados; al menos de los que sufren. Los hombres felices y afortunados suelen ser estúpidos, al menos suelen cometer estupideces.

    La cuestión es: ¿cuánto ha tenido que llegar a sufrir el ser humano a lo largo de su largísima y oscura evolución prehistórica hasta convertirse en un ser lo suficientemente astuto y malicioso como para dominar a los demás hombres, animales, las plantas, la Tierra entera a través de su espíritu: su imaginación (metáforas, mitos, símbolos, abstracciones, idealizaciones, en fin, sus relatos) y su astucia?

    Puede que durante largísimos períodos de tiempo antes del desarrollo del “homo sapiens” nuestros antepasados fueran largamente “esclavizados” o “sometidos” por “homínidos” más fuertes y rudos, acaso Neanderthales por ejemplo (esto es solo una suposición). Esta sumisión los hizo degenerar físicamente aún más si cabe, de la misma manera que todo animal domesticado degenera físicamente; pero ello provocó una reacción imprevista: incentivó que los pre homosapiens potenciaran de forma espectacular sus capacidades interiores o espirituales: su imaginación, su lenguaje, su simbolismo, su capacidad de engaño y camuflaje. Su potencia muscular disminuyó a costa de su potencia mental.

    Después de muchas generaciones de degeneración física y domesticación, aparece de repente el homosapiens: un homínido físicamente inferior pero con una arma terrible: la inteligencia. Un arma que parece ser eminentemente gregaria, o sea, social. ¿Cómo podía haber salido la inteligencia de un animal salvaje, libre, terriblemente fuerte y solitario? ¿No parece más plausible pensar que tenía que haber salido de un animal sometido en masa y obligado a vivir acorralado con los suyos durante largas generaciones? Bueno, es sólo una suposición.

    Me gusta leerte Dr. Gould.

    • Dr. Gould

      Muchas gracias :P

      Esos mecanismos que sugieres no creo que sean así. Si los débiles, enfermos o necesitados fuesen más astutos, el mundo estaría gobernado por débiles (que no sé exactamente a qué te refieres), enfermos y necesitados, y lo que está gobernado es por gente que más bien no vacila en romper reglas sociales imprescindibles para la supervivencia, lo que sugiere que nuestra especie se ha desmadrado fuera de los límites biológicos para los que está equipada.

      Aparte, igual que “mejores” o “peores” no hay “débiles”, “enfermos” o “necesitados”. Un necesitado hoy puede volverse un poderoso hijo de la gran puta mañana. La naturaleza humana es compleja.

      La astucia tampoco me atrevería a describirla. Noam Chomsky (que es un científico antes que otra cosa) describió, creo que acertadamente, el problema de la inteligencia humana, que parece contradictorio: por un lado es capaz de deducir acertadamente verdades impresionantes a partir de datos fragmentados y aparentemente inconsistentes; pero por otro es incapaz de ver obviedades como una catedral estando delante de sus narices.

      Los seres humanos ya fuimos así desde el principio. Nuestra “debilidad” morfológica es una ventaja evolutiva frente a los neandertales, por ejemplo, por dos razones: primero, porque a similitud de inteligencia necesitamos muchísimas menos calorías diarias para sobrevivir (liarse a hostias con un oso no es barato), y segundo, porque precisamente al ser tan débiles, estamos *obligados* a depender los unos de los otros para la supervivencia, *forzosamente*, incluso contra nuestra voluntad y emociones (tema además recurrente en literatura y cine); si fuésemos más robustos como los neandertales no sé si este último punto funcionaría igual.

      • Fandila

        Eso de que la fortaleza de los neandertales ya no existe, solo es bulo, en el conjunto de las razas humanas actuales hay individuos igual o más fuertes aún. La variabilidad es mucha, y por otra parte en ella radica la “riqueza” de la especie.
        Nuestra debilidad, física se entiende, ha constituido una opción más o menos inconsciente para subsistir a los extremos cambios del clima y las condiciones difíciles de las selvas y el medio ambiente, y porque no decirlo ante la propia competencia humana y el dominio de los más fuertes. Todo está “dormido” en nuestros genes pero puede despertarse, no hay que darse mala vuelta para decir cómo. El comportamiento humano puede y debe cambiar si no quiere derivarse hacía una constitución enclencle, con desarrollo en desatino, de una cabeza prominente. Pero aún así le sería válido si le sirve para no fenecer. No hay canón. Ni los dioses del Olimpo ni de cualquier otra montaña existen, no hay más dioses que los reales y que se dieron, como refieres, de de forma natural en nuestra especie. Algo más de ir por tierra. Pero la “deidad” de ahora tienen otro signo. Antes admito al atlante corriente y moliente que aningún idelizado y falso de ninguna otra de las “mitologias”.

  15. MR

    Considera otra hipótesis. Imagina una época prolongada de la Tierra donde ésta estaba cubierta por una niebla que impedía ver a dos metros de distancia. Esto obligó a los humanos a orientar su aparato sensorial y cognitivo hacia dentro, a cultivar facultades que estaban inexploradas. Cuando cambió el ciclo ambiental cambiaron aquellas facultades; ahora las llamamos zonas cerebrales dormidas, fíjate en la predominancia de las ondas beta de funcionamiento cerebral en detrimento de las alfa y otros elementos similares que pueden indicar que la evolución de la especie está sujeta a contingencias difíciles de imaginar.

  16. El tonto del pueblo

    Dr. Gould: convengamos que estar enfermo es degenerar (el organismo sucumbe al entorno, se desestructura y la entropía le parte por la mitad), y en seres “inteligentes” ello se interpreta como sufrimiento. Pues el dolor es un “estado de consciencia”, quizás el más primario.

    Una vez dicho eso, podemos mirar qué mecanismos educativos hemos desarrollado consciente o inconscientemente a lo largo de la historia con el fin de formar hombres más “inteligentes”. Por ejemplo, ¿cómo se ha potenciado la memorización a lo largo de los siglos? (Y sin memoria no hay ciencia) Con crueles ejercicios, y así bien lo dicta la famosa sentencia: “la letra con sangre entra”. Hecho es que las escuelas desde la época medieval han consistido en coger a la bestia humana, sacarla de su holgazanería y vagabundeo para sentarla en un pupitre durante largas y pesadas horas encadenada a unos horarios y temarios; con ello se la ha hecho degenerar física y corporalmente, pero a su vez, y paradójicamente, se la ha vuelto más apta para trabajar mentalmente con abstracciones, símbolos, definiciones y conceptos. De modo que, a base de crear cuerpos más enclenques se han generado cerebros más robustos.

    En tal sentido, no parece nada raro que el pueblo más inteligente actualmente sea el pueblo judío (sólo cabe observar que más de la mitad de los premios nobel dados desde sus inicios pertenecen a judíos, y sin embargo el número de judíos respecto a la población mundial es ridícula). Es sabido que el pueblo judío ha sido de los más sufridos y esclavizados de la historia. ¿A quien le extraña entonces que sea el más inteligente y culto? Y muchos dicen que, hoy por hoy, dominan el mundo (el club Bilderberg). Opinión que yo no participo.

    Por eso digo, que la aparición de la inteligencia, o de las facultades interiores, en detrimento del desarrollo del cuerpo físico y sus facultades físicas quizás puedan explicarse a través de una prolongada domesticación o esclavitud. Aunque MR tiene razón: bien pudieron ser factores climatológicos los que llevaron a ciertos reductos de homínidos a adquirir una metabolización más precaria, más doméstica ¡O quizás fueran condiciones totalmente inversas! Quizás fuera un exceso de bienestar, de recursos alimenticios propiciados por climas demasiado benignos, lo que hizo degenerar fisiológicamente a nuestros ancestros; pues se puede degenerar debido a la mala fortuna o a la buena fortuna, por decirlo de alguna manera. Pero ya he dicho, que la felicidad y la satisfacción suelen ser la madre de la estupidez.

    En todo caso, que en el animal hombre, al revés que en todos los demás animales, el aparato mental gaste más energía que el aparato digestivo es inquietante. ¿Por qué degeneramos digestivamente, mientras expandimos nuestro aparato mental?

    Fuera como fuera, hay que tener en cuenta que de bien seguro tuvieron que pasar centenares de generaciones hasta que la inteligencia humana pudiera convertirse en un arma de dominio, como lo son los cuernos de un toro o los colmillos de un tigre. Parece ser que durante muchas y muchas generaciones la inteligencia sólo era un defecto, un error y un síntoma de degeneración que delataba que el homínimos ese estaba enfermo, deliraba, ya como síntoma de llevar una forma de vida precaria ya al revés: por una forma de vida de excesos.

    En definitiva: que la inteligencia humana haya acabado por dominar la Tierra y aspire, ahora, a dominar el sistema solar no refuta la suposición de que para surgir hubiera precisado de condiciones de existencia de degeneración, esto es, de enfermedad y deformación.

    PD/ De las enfermedades pueden surgir nuevos futuros… si se superan. ¿Por qué no suponer entonces que la inteligencia humana, su astucia, su capacidad por simular, fingir e imaginar, no haya aparecido como una enfermedad? Y si en efecto eso pareciese ser así, ¿acaso ya estamos curados y gozamos, hoy por hoy, de todos los beneficios de esa larga curación? Porqué hay algo que en este post nadie a comentado: puede que la inteligencia sea muchas veces perjudicial para nuestra vida; que para prosperar y tener éxito, en numerosas ocasiones, sea más preciso actuar de forma estúpida, mediocre e inconsciente: escuchando más a nuestro estómago que a nuestro cerebro; siendo más viscerales que cerebrales.

    • Fandila

      Y yo digo: sí señor. Chapó.

    • MR

      Respecto de la energía consumida por el cerebro hay que matizar que el consumo es de glucosa que, cito de memoria, viene a ser el 20 por 100 del total corporal. Ahora bien, el que el cerebro necesite glucosa no quiere decir que todos los humanos necesiten comer dos, tres, cuatro, cinco o más veces al día. Todos conocemos personas que sólo hacen una comida fuerte al día y están como rosas.

      Yo diferencio la inteligencia del pensamiento, entiendo que es el pensamiento con su presión para sobrevivir en un entorno competitivo y a veces agresivo el que se vuelve astuto. Cuando el papel del pensamiento disminuye aflora, o puede aflorar, la inteligencia. En el dominio de la inteligencia aparecen la emoción y la sensibilidad y una relación con el entorno más armoniosa. Pero si el entorno es agresivo predominará el pensamiento antes que la inteligencia. Tampoco descubro nada nuevo.

      • Fandila

        No entiendo mucho la distinción que hace, MR.
        ¿Entiendes por pensamiento el “trabajo” mental necesario habitual y por inteligencia el pensamiento más libre?
        Entonces lo de astuto sería un recurso a conveniencia.

        Gracias

  17. MR

    Extenderme en este asunto desborda mi función de comentarista de un blog ajeno. Además, mi opinión es eso, una opinión. Saludos.

    • Fandila

      Pues usted lo pase bien. Qué otra casa podría decirle.

      No obstante yo mismo avanturaré una respuesta.
      Se lo explicaré yo si me lo permite. A lo mejor acierto.
      La respuesta es muy simplista. Todo depende del grado de astuted adquierida.

      /Cómo meterse en camisa de once varas/

  18. Durruty

    Sin ser un erudito en matemáticas, física, química o astronomía, se puede hacer una comparación simplona:

    Si solo hay un planeta con vida en la vía láctea, extrapolamos resultados a 1 planeta con vida por cada galaxía de 100.000al de diametro y ya nos salen un porrón de colegas en el universo…

    jeje, ya se q esto dista mucho de ser un comentario con argumento, pero de verdad que el universo es tan grande q si somos los únicos seres vivos, sería la mayor chapuza y despilfarro de toda la historia

  19. Crítico experto

    Los científicos afirman que la vida surgió en la tierra a los 1.000 millones de años, conociendo que esta tiene una longevidad de 4.500 millones años, la vida germinó muy rápidamente. Dicho esto se podría afirmar que la vida aparece ágilmente en todo aquel planeta que posea las condiciones favorables. Pero estos hechos contrastan con los conocimientos que hoy poseemos, aun tenemos una amplia laguna acerca de cómo lo “no-vivo” se transforma en “vivo”.

    Si el fin del universo es que aparezca la vida en todo entorno idóneo, entonces la universo estaría repleto de vida, y es posible que haya en los lugares menos imaginados, y no deberíamos de tardar en toparnos con algún organismo extraterrestre (esperemos los resultados de la búsqueda de bacterias del Curiosity en Marte).

    Pero más me inclino por el caso contrario, la vida es un accidente casual del universo y solo ha surgido una vez o pocas veces, la vida fue “sembrada” en la tierra ya sea por una civilización avanzada anterior a nosotros o por la teoría de la Panspermia.

    • Fandila

      El Universo está lleno de variadas estructuras, desde lo cuántico hasta los cúmulos estelares. El Universo (La Naturaleza) tiende a las formas más sencillas, es decir, a las más eficientes en sus transformaciones (Tiempo no le falta), y no suele “aniquilarlas”. Todas permanecen aun si se complican en la formación de otras más complejas. Pero cada nueva transformación supone que las nuevas estructuras presenten nuevas propiedades derivadas.

      La vida en cuanto que un compendio de estructuras complejas no lo es menos.
      Según esto, podría decirse que el Universo (Naturaleza) tiende a repetirse en su transformación como la forma de evolucionar. Y todo ello, en principio no obedecería a nunguna intención organizadora. Todo lo organizan sus propias leyes. Otra cosa será las creencias de cada cual y el sentido que les den.
      Sería como que la evolución va encontrando sus claves y de ellas se val valiendo en su progresión.

      Según esto la vida se originó por una serie de acontecimientos de tipo natural, donde fuese y como fuese. Si hemos de ser fieles a ese principio de que el Universo “se repite” como base de su extensión, expansión, o en definitiva, su manera de “ser”, su norma de existencia, la vida no lo será menos
      Pero algo puntual no sería una forma de repetición precisamente. En comparación con resto de unidades estructuralmente iguales o casi iguales abundandantísimas estaría en desventaja.
      No por su complejidad, la vida (Su soporte material) tendría que ser más compleja que otras estructuras “inanimadas” cuyas claves son distintas. Aunque sea más seguramente más frágil. Podría aparecer y fenecer.
      La presentación de la vida como una unidad de origen, pudiera ser muy variada, como también haberse extendido en alguna de sus formas según la Panspermia.
      Lo que sí es seguro que cada forma de vida habrá requirido de un “caldo” adecuado en consonancia a sus características, según los márgenes de resistencia que según la única que conocemos pueden darse. No sería lógico que “nuestra” vida prosperase en una estrella o en Neptuno. La adaptación requiere larguísimos periodos de tiempo y será posible siempre que los componentes químicos esenciales para la vida no se destruyan. Sin embargo no podemos desestimar los poderes de la inteligencia para soslayar en lo posible muy grandes inconvenientes.

      La evolución consigue nuevas formas, pero dentro de un margen, de una manera natural. No pensemos por tanto que la vida tal como la conocemos, en el presente presentará grandes diferencias en otros lugares, si en ellos existe.
      Consideraciones de otro tipo, como formas de vida anteriores, que sí permanezcan y ya no están en nuestro presenten, u otras basadas en químicas distintas, no se precerán mucho a la nuestra, ni tampoco sabemos si se han dado o pueden darse. No se trata del principio antrópico si no de aquello, que cada oveja con su pareja, lo que no niega por otra parte, el posible conocimiento intervidas.
      Pese a tanto, todo esto no deja de ser un supuesto. Una lúdica intención de encontrar respuesta a lo que ignoramos.

  20. ¡Hola, amigos!

    Leo lo que decís los unos y los otros y, cada cual, tiene sus razones para expresar sus ideas que, sin excepción (al menos para mí) son respetables. Pero el tema es peliaguado y hasta el día de hoy, es lo cierto que nadie, ha pòdido explicar como, a partir de la materia “inerte”, pudo surgir la vida. Se nos vienen en tropel a la mente mil y una preguntas:

    ¿Cómo empezó exactamente? ¿Qué procesos físicos y químicos pueden transformar la materia “inerte” hasta constituirse en un organismo vivo? Está claro que, contestar a cualquiera de estas preguntas no resulta nada fácil y, el peliagudo problema, persiste en nuestros días como uno de los más importantes retos con los que se enfrentan los científicos.

    Siendo un tema que siempre me ha fascinado, he leído cuanto en relación a ella ha caído en mis manos, y, verdaderos ejércitos de químicos, biólogos, astrónomos, astrofísicos y hasta matemáticos se han visto implicados en el estudio de su origen y han tratado de abrirse camino hacia ese comienzo remoto de aquella primera célula replicante. No en pocos casos, algunos llegaron a pensar que, el Universo, o, mejor la Naturaleza, tenía amañados los parámetros y las leyes a favor de la vida que, en circunstancias inauditas, se hace presente en contra de toda lógica.

    Muchos son ya los que piensan que la Vida, en sus múltiples formas, puede estar presente, no ya en la Tierra, sino en cualquier lugar del Universo y, si me apuráis mucho, a no tardar podría aparecer en algún tubo de ensayo. Si eso es así (como creo que lo es), significaría que la Vida formaría parte de un Orden Natural y que nosotros, no estamos tan solos como algunos creen.

    Esta manera de ver y entender la presencia de la Vida en el Universo, al ser expuesta por mí en muchas ocasiones y lugares, no ha dejado de encontrar una enconada réplica de parte de la religión (con la que no quiero cuentas y pienso que, cada cual es libre de pensar y tener sus creencias que, respeto como a las mías propias), es bien conocida la tesis de que la Vida es fruto de un universo concebido para contener criaturas vivas y, aunque muchos científicos puedan despreciar tales ideas, e insisten en que el origen de la vida fue un accidente anómalo de la química que sólo se dio en la Tierra y que, organismos complejos (entre los que están los seres conscientes como nosotros), es, así mismo, el resultado fortuito de un Azar, o, de una “Lotería Cósmica” que vino a caernos, precisamente, en este planeta.

    La materia, descompuesta en sus constituyentes básicos por el tremendo calor reinante en aquellos primeros momentos, estaba en un estado de tremenda simplicidad. Si fuese posible volver hacia atrás en el tiempo, contemplar aquel panorama y emitir un veredicto sobre el futuro, no creo, que ningún observador hubiera podido conjeturar a partir de aquel estado presente lo que más tarde, con el paso de más de diez mil millones de años, sucedería, y, desde luego, no podría haberse percatado de las inmensas potenciales que estaban presentes en aquel universo temprano.

    Ninguna clave podía desvelar que, algunos miles de años después, billones de estrellas fulgurantes, se organizarían en miles de millones de galaxias espirales repartidas por todo el Universo; que aparecerían multitud de mundos, cristales, nubes y océanos, montañas y glaciares y que, al menos uno de esos planetas (es lo que sabemos de momento) sería habitado por plantas y árboles y, sobre todo, por bacterias que, durante miles de millones de años, cambiaron la faz de la Tierra y transformaron su atmósfera, más tarde, aparecieron peces en los océanos y diversos animales en tierra y, finalmente, se pudieron oír sonidos guturales, gemidos y risas. Nada de todo eso podría haber sido predicho al ver aquel universo primero.

    ¡La Vida! ¿Quién puede decir lo que es?

  21. El_tonto_del_pueblo

    @Emilio, primero: que todas las opiniones te son, sin excepción, respetables simplemente es mentira. Te podría soltar algunas que seguramente serías incapaz de tolerar ;)

    Bueno, sobre la vida y lo inerte. PAra empezar, la vida y la muerte no existen, como no existe lo caliente y lo frío; estamos ante dos mitos, acaso útiles para elaborar un relato de lo que vivimos, pero por “sí mismos” no existen -Esta ya era la crítica de Epicuro a todos los movimientos místicos que predicaban una vida después de la muerte. Esto para empezar.

    Visto así, pues, me parece que nos encontramos más bien ante un problema de lenguaje (de definiciones, categorizaciones, etc), antes que de realidad propiamente. Lo cierto es que este tipo de problemas lingüísticos son muy y muy comunes: son problemas que no existen más allá de que los hemos generado nosotros mismos. La historia de la cultura occidental está llena de estos problemas lingüísticos; se llama hipóstasis.

    Definir donde empieza la vida y donde acaba resulta arbitrario, y los problemas que emergen de tal clasificación y definición son, por lo tanto, arbitrarios. Ahora bien, si nos preguntamos: cómo se han generado las estructuras de ARN y ADN y con ellas las primeras células a partir de material orgánico (que sabemos que abunda en el universo: como proteínas o azúcares), la cosa cambia.

    ¿Podemos encontrar otros planetas abundantes en estructuras de ARN o ADN capaces de generar células a su vez, capaces de generar organismos pluricelulares complejos que metabolizan el entorno para potenciarse, precisamente, como organismos complejos? Esta sí es una pregunta precisa y pertinente. En cambio, preguntar si existe o no existe vida en el universo es una gilipollez, hablando en plata.

    La cuestión radica ahora en cómo responder a esta pregunta. Y por lo que veo gusta mucho de buscar respuestas a través del cálculo de probabilidades, el cual se base sobre un prejuicio (sí, la ciencia se asienta sobre prejuicios, cabe admitirlo); a saber: el principio de razón suficiente, es decir, que todo tiene una razón de ser y por tanto, todo depende de sus razones (sus condiciones).

    Visto así, la respuesta a la pregunta “es posible que existan otros organismos basados en ARN y ADN en el universo?”, se da en términos probabilísticos y ello implica reducir la explicación a una casuística. Pues la probabilidad (el azar) no es más que un TIPO de determinismo.

    Tal y como lo veo yo es que nuestros relatos físicos se fundamentan, ya lo he dicho, en el principio de razón suficiente o principio de causalidad -Todo depende de sus condiciones. Y conceptualmente eso implica que el presente depende exclusivamente del pasado de la misma manera que éte del futuro. Sin embargo este es el más viejo prejuicio moderno (Aristóteles por ejemplo no pensaba así). Y ciertamente sobre este viejo prejuicio se ha llegado muy lejos. Pero lo cierto esté que está muy lejos de ser demostrado y por tanto de ser un principio irrefutable.

    Puede ser que el presente dependa del futuro y tengamos que elaborar una especie de “causa formal” como decía Aristóteles por ejemplo. Es decir, podemos concebir el mundo físico de otro modo: que lo que tenga que venir condicione de algun modo lo que hoy está sucediendo. A bote pronto ello nos abre la siguiente pregunta: ¿Implicaría ello una teleología? No tiene porqué, de la misma manera que una visión estrictamente causal y lineal de eventos no tiene porqué implicar una teleología.

    En fin, quizás en la tierra se desarrollaron los procesos básicos del ARN y ADN porqué de caras al futuro la tierra reunía las condiciones necesarias para generar una gran biodiversidad, aunque al principio las condiciones no fueran las más indicadas.

    • Estimado contertulio:

      Parece que siempre tenga ganas de ir en plan guerrillero. ¿Quizá la Juventud? Así lo parece por el lenguaje que, de vez en cuando utiliza y, la verdad, es una lástima que, denotando ser inteligente, sea tan propenso al “iinsulto” fácil y sinrazón hacia los demás que, por lo general, no se han metido con usted y se limitan a expresar, mejor o peor, lo que piensan del tema a debate.

      “Emilio, primero: que todas las opiniones te son, sin excepción, respetables simplemente es mentira. Te podría soltar algunas que seguramente serías incapaz de tolerar.”

      Es posible que lleve toda la razón, pero cuando digo tal cosa, me refería a todas las opiniones que estaban enmarcadas en un ámbito del respeto y la educación a los demás, y, si hablamos de algunas de sus opiniones, seguramente, no las podría tolerar, toda vez que, la mala educación me crispa.

      Un saludo cordial.

      • El tonto del pueblo

        @Emilio: si voy tan directo es porque me parece muy soso ese bonismo de “yo lo respeto todo”. Simplemente quería destacar que es mentira, nada más ;)

        Por otro lado, déjeme reflexionar sobre esas palabras suyas:
        “Es posible que lleve toda la razón, pero cuando digo tal cosa, me refería a todas las opiniones que estaban enmarcadas en un ámbito del respeto y la educación a los demás, y, si hablamos de algunas de sus opiniones, seguramente, no las podría tolerar, toda vez que, la mala educación me crispa.”

        Por tales palabras Don Emilio resulta evidente que su pretensión de que todo sea respetable, amable y considerado, incluso rozando a la indulgencia, refleja simplemente una necesidad egoísta y fisiológica suya: intentar proteger sus “nervios”. En fin, se trata de un inconsciente mecanismo de autoconservación ¡Curioso eh! Su exigencia de “educación” sólo responde a una necesidad de autoconservación de un hombre con los “nervios” poco desarrollados como los suyos; otros, acaso con una sensibilidad más dura y vivaz, no se crisparían sino que encontrarían mi tono enérgico e interesante ;)

        Venga pues, saludos y a por unos valiums para pasar la tarde tranquilito Don Emilio.

        • Bueno, al menos me ha hecho sonreir, el detalle de los valiums ha sido bueno. En cuanto a lo demás, cada cual puede pensar y actuar como quiera, siempre que, respete el terreno de los demás.

          Un saludo cordial.

  22. Fandila

    Me cachís con “el listo del pueblo” (Con perdón). Para él no existe nada. Nada que no pase por su cabeza.

  23. Fandila

    “No existen lo caliente y lo frío”, menudo descubriento, existen ondas energéticas de mayor o menor frecuencia, que en la relatividad y según dos puntos de observación, el uno será más energético por este motivo y el otro lo será menos. Al de más se le dice con más calor y al de menos con menos calor o frío. Na hay más que poner la mano.
    “La vida y la muerte no existen” El tonto del pueblo, se refiere a que no puede definirse la vida como algo concreto pues lo mismo una partícula que un animal poseen el fundamento de la existencia, el movimiento. Igual se habla de la muerte de una estrella que la de un caracol. Pero en relatividad nuestro yo se distingue a si mismo: antes de nacer no era, después de destruirse será otra cosa. Su destrucción es la muerte, “su sentirse yo es la vida”, la suya. ¿Dónde está nuestro yo antes y después?, cualquiera sabe, como tal, en ningún sitio, o al menos en nuestro presente, nuestro “ser” de ahora, no podemos constatarlo.

    “Todo depende de sus razones”. Con eso niegas la matemática, la probilistica y cualquiera otra anexa. Dos más dos y su evidencia de que son cuatro, en otra posible dimensión podrían ser cinco, porque las leyes de esa otra dimensión dieran con ese resultado. Pero estamos en esta. Ya sé que te refieres a otra cosa, pero las causas físicas y la matemática se conjugan, de lo contrario no servirían para nada, o casi.

    “una gilipollez, hablando en plata” Ahí no sabría que responderte que la imaginación hace milagros.
    En pasado y futuro mejor no entrar, que como elucubraba el propio Nietzsche, por seguir en tu línea, con lo del eterno retorno, el tiempo es relativo.
    Aunque yo no comparto esa idea del filósofo de manera tan poco convincente, en la teoría de los universos infinitos “casí” podría cumplirse la influencia pasado futuro y viceversa, para qué hablar ya en la cuántica, que de desconocida, hasta puede entreverse cualquier cosa.

    Concluyendo, estimado tonto del pueblo, la filosofía es la base de la ciencia pero la ciencia en general puede dar certeza de si lo filosofado va acorde, no ya con la razón sino con lo tangible, con aquello que podemos experimentar “directamente”, que al cabo nunca será una conclusión.
    El ideal griego del hombre completo, implica la búsqueda o forma de conseguir personas equilibradas y tal vez con autosuficiencia. Pero pienso que una cosa así sería muy aburrida, aparte de imposible, por la esencia profunda del individuo que al ser unico no da para que todos puedan seguir las mismas tendencias. Sería absurdo. Por eso las disciplinas del saber se reparten indefectiblemente. Pero dentro de eso las unas se apoyan en las otras, para de otra forma para cumplir con ese ideal. Es inevitable que existan compartimentos en el saber y la ciencia. No pretendemos dominar aquello que ignoramos, inmersos en ver pequeño mundo, que al tener sus propios confines no nos permite vislumbrar más allá acerca de los otros. Si todo se “embarruña” solo se obtiene un caos. No es ningún reproche, que más hablo conmigo mismo. Necesitamos que en la puesta en común sean respetados los puntos de vista, sobre todo si no nos son comprensibles y esperar que ese aporte común nos aclare y nos enriquezca.

    Pelillos a la mar.

    • El tonto del pueblo

      Creo que no me has leído bien el comentario Fandila ;)
      De todos modos me quedo con esto que dices “la filosofía es la base de la ciencia”.

      Me da la sensación que sabes poco de filosofía, me equivoco? ¿Realmente sabes la diferencia entre un filósofo y un científico?

      Venga, te daré algunas pistas:
      -El científico cree que sus opiniones sobre el mundo reflejan como es realmente el mundo. Pero lo que hace, simplemente, es seguir el método científico: busca opiniones que puedan ser validadas a través de ciertos criterios empíricos.
      -El científico cree que algún día será posible poderlo explicar y comprenderlo todo, absolutamente todo.

      -El filósofo intenta “ver” en qué medida el científico con sus opiniones nos revela como es realmente el mundo, o como funciona y por tanto, si sus opiniones son verdaderas o son una opinión más del mundo. Obviamente, si son una opinión más del mundo entonces el filósofo se pregunta de qué manera, a través de qué vías y métodos se podría conocer realmente el mundo.

      -A partir de Kant el filósofo empieza a entreveer que el método científico conlleva ciertos problemas que le impiden alcanzar el conocimiento absoluto, es decir, alcanzar una “ecuación del todo”. Esto es lo que Kant llama el problema de la metafísica y que no es más que el problema por alcanzar una explicación de todo.

      Bueno, no me enrollo más.

      • Fandila

        Tanto monta, que lo primero y lo segundo, no han de seguir este orden.
        No soy filósofo, si por filósofo se entiende tener grandes conocimientos de Filosofia.Practicamente solo poseo los concimientos normales y los filósofos que se nos impartieron cuando las enseñanzas medias.
        Yo he leído y leo cualquier cosa que cae en mis manos, y en ese punto mi autoeducación en filósofia y filosofia de la vida me dan una visión más que aceptable paraa desenvolverme. No pretendo ir más allá de los límites que mis estudios y mi profesión me sugieren, aunque a veces puedo y me marco otros.
        Pese a tantos estudios Tecnicos más que otra cosa, adoro la Literatura y hago mis pinitos, más grandes o más pequeños, que eso lo diran mis lectores, al escribir, creo que con un estilo personal que no tiene que envidiar a otros.
        Yo no me he dedicado a la enseñanza de la Fisica y ni siquiera a la experimentación, tampoco a las Telecomunicaciones de alto nivel. Yo sencillamente me he dedicado, y aún me dedico, entre otras cosas a la Electrónica práctica(Reparaciones de electrónica, y electrodomésticos si se tercia). No veo la conveniencia de seguir narrando, lo que a tí con seguridad ha de importarte bien poco, hasta tanto tú no me correspondas con algo equivalente. Pero en lo más granado, casi me lo imagino, que “la experiencia es la madre de la ciencia”.

        Que no te he leído bien el comentario… pero alguien puede apurar tanto…

        Perdona, pero ahora que vuelvo sobre tu excelso comentario, no puedo menos que acordarme del pequeño emperador de la casa de sus padres, y de lo de “perdío al río”. Me entiendes perfectamente, pequeño déspota, y para que seguir… Y no te insulto, porque tengo la certeza. Tú ni eres filosofo, ni creo que lo serás nunca. Si me contestas te diré por que. Una carga para tu familia, y si no, demuestrame lo contrario.
        ¡Cómo se puede ser tan cínico!

  24. Fandila

    La teleología, aunque yo no esté muy puesto en esas lides, en lo físico se ha evitado y se evita con la renormalización, es decir retranquearse de los infinitos, hasta posiciones válidas muy aproximadas, que nos siven perfectamente para andar por casa. Ya se decía que el universo se cerraba en si mismo, que hubo un pricipio y habrá un final. Pero al cabo no convence, pues contradice los propios principios físicos. Una teleologia es necesaria, pues nuestro existir no es un capullo de mariposa. Nada aislado puede subsistir por siempre.

  25. El tonto del pueblo

    Teleología: que todo tiende a un mismo fin, a un final determinado, a un efecto último.

    • Fandila

      Esa no es exactamente la teleología que nosotros entendemos, sino la que se refiere a los infinitos de cualquier orden. Bien poco intuitivos y más difíles de concebir.
      Nos hacemos una idea equivocada del significado de los infinitos. Solo pensamos en lo que nos “aqueja”, el espacio y el tiempo, pero más allá pudieran darse lo que se dice otras dimensiones en que las variables, fuerzas y que sé yo pueden ser diferentes o incluso distintas. Podrían estar aquí o alli o en cualquier parte. Como todo, el concepto de infinitud tambien podrá ser relativo.
      Como su versión más asequible y fácil de concebir se diría que cualquier parte de un todo infinito ha de ser también infinita. Se pueden negar los infinitos, pero, por ejemplo, no tendría sentido hablar de espacio sin el vacío “hecho” de nada, pues la nada nada es, o de lo imperecedero de la energía.

  26. El tonto del pueblo

    Fandila, no te entiendo

    • Fandila

      Nosotros vivimos en un universo determinado cuyo espacio tiemo(Es una forma de de expresar un estatus, pero cambiante de una manera que le es propia, según sus leyes) se define por esas variables precisamente espacio (tres tendencias o dimensiones de volumen, de una manera simplicada) y una dimension tiempo (Se confunde a veces el hablar de dimensiones en esos dos sentidos) mejor se hablaría quizas de dimensionados. Cada dimensión ha de tener leyes diferentes o casi distintas de las otras posibles, aunque podrían o deberián poseer algo común un punto de encuentro. Cada dimensión podría tener una teleología propia, aunque como decimos pueda existir puntos de encuentro.
      El espacio y el tiempo no tendrían porque ser generalizados para todas las dimensiones al menos de forma que los conocemos. Dificil saber cuales serían los dimensionados o variables fundamentales para cada una.
      No es una una simple expeculación, los indicios de las dimensiones existen y se consideran en la Fisica, casi pueden tocarse, no esas que se suponen mayores sino no otras más de andar por casa

      • Fandila

        T de P, echaría de menos tus respuestas.

        • El tonto del pueblo

          Es que me sorprenden tus comentarios y tengo otras cosas que hacer.

          A ver, ¿cada dimensión podría tener una teleología propia? ¿Qué me estás contando? ¿Sabes qué es una dimensión o te has flipado?

          Repito: teleología= los sucesos tienden a un mismo fin, una misma meta o una misma causa final. Esto no sólo implica determinismo, sino que todo tendría un sentido profundo.

          En fin, Fandila, me parece que lo mezclas todo y chocheas ;)

          • Fandila

            El mismo perro con distinto collar.

            • Fandila

              De todas formas, te vas y te vienes a tu conveniencia, mi último comentario no es el que comentas
              Sabrías decirme, en un todo ilimitado, cual es la generalidad y cuál la parte. Tampoco parece que distingas entre materia y no materia, ni lo que puedan significar “mundos” o “universos” paralelos Tú teleologia que para tí sea un concepto ultimísimo para un servidor está pasado y bien pasado.
              Pero… qué fin ni que causa final, ni que ocho cuartos. Lo que es, es, y siempre en presente. Adonde va o de donde viene. Es, porque de alguna forma habría de ser. Te metes en unas abstracciones a las que valoras como razones, casi casi, que de validez absoluta. Ante la duda recurres a los primos de la Filosofía, como si ellos albergasen la verdad y la vida o una porción igualmente equivalente.
              Es seguro que lo digo te parecerá, más que un chocheo (Menudo verbo)un canto de sirena, o por no ser tan cursi, un devarío, que no hay peor locura que la cordura, pero al menos te tengo entrenido, para qué estamos si no.
              Corto y cambio.

              • El tonto del pueblo

                ¿Mi teleología? Quien ha empezado a chochear con el término “teología” eres tú chaval; yo sólo comenté que la causalidad no tiene porqué seguir una línea temporal, como se ha pensado desde los inicios de la física moderna; pudieran darse casos que aquello que tiene que suceder en un futuro sea precisamente la causa de que ahora sucede lo que sucede. Y ello no tiene porqué implicar necesariamente una teleología. Pero lo repito una vez más: no me has leído bien. De hecho, me parece que no sabes leer. Además lo tergiversas todo. Tío, te falta mucho ;)

  27. jotaxl

    Sería más lógico volcar más esfuerzos en buscar la vida en nuestro sistema solar. Aunque existiera solo en modo de fósiles ya sería algo revolucionario que cambiaría nuestra concepción y nos permitiría establecer posibilidades, estadísticas, probabilística de la existencia en otros sistemas…

    • Fandila

      Lo que pasa que encontar fósiles en tan largos periodos de tiempo, tal vez miles de millones de años seguramente no podría ser.
      Las transformaciones de un planeta como Marte por ejemplo, debieron ser tan variadas y catastróficas que no dejarían títere con cabeza. Si en Marte hubo vida, variada y evolucionada como la que conocemos, como algunos suponen, cuando el sol era más energético, y podrían haberse dado condiciones similares a la Tierra en la actualidad, hará ya tanto tiempo, que ahora posiblemente solo quede lo mas resistente y primitivo o pequeños organismos que pudieran aguantar y adapatarse.
      Aunque realmente no sabemos si en el subsuelo marciano más protegido de catátrofes, pudieran permanecer hoy vestigios y fósiles de una vida más evolucionada.
      Y puestos a imaginar, a lo mejor los marcianos consiguieran una tecnología que les permitió abandonar el planeta cuando sus condiciones ya no les eran propicias…

  28. El tema me pareció sumamente interesante y también las respuestas alusivas al mismo, pero creo que estamos como los ciegos con el elefante de la parábola india, cada quien percibe una parte y cree que esa es la verdad.

    Yo tampoco concuerdo con el dichoso Joice y apoyo la noción del señor Emilio Silvera que desde el principio me pareció la más “sensata”. Desconozco lo que piensen los demas lectores acerca de las posibles causas del origen de la vida, pero la teoría de la abiogénesis (siendo la más aceptada) no me la trago ni con puños de sal, solo basta encontrar una molécula de DNA extraterrestre (cuestión de tiempo) para tumbar esta hipótesis, con el supuesto de que es imposible encontrar una molécula similar al DNA terrestre en otra parte porque su creación se debe a cuestiones azarosas y estadísticamente es imposible que un suceso de este tipo se repita casí identicamente en el mismo Universo (teoría del caos) donde solo una probabilidad puede suceder y no dos simultáneamente según la mecánica cuántica cierto? o no?

    Si eso es verdad, entonces la vida la trajeron de alguna otra parte (donde previamente se formó). Solo debemos mirar el registro fósil ya todos sabemos que la tierra tiene un tiempo estimado de 4,600 MA desde su formación y a partir de ese entonces el agua se acumuló para conformar los oceános (4,400 MA) y apareció vida Procarionte (bacterias extremófilas) autotrófas, después aparecieron los procariontes fotosintéticos que excretaban Oxígeno al medio acuático que posteriormente invadió la atmósfera durante al menos 3’000,000 MA…

    Si, si ok y eso que? Eso significa que durante mucho pero mucho tiempo, las cosas no cambiaban ni evolucionaban solo hasta la aparición de los Eucariontes y aún así el “status quo” permaneció hasta ya finales del Eón Proterozoico cuando aparecen los fósiles de los primeros seres pluricelulares (metazoarios) hace 600 MA.

    Pero lo más revelador fue que la vida repentinamente apareció de la nada, el fenómeno es mejor conocido como la “explosión del cámbrico” hace 542 MA iniciando el Eón Fanerozoico y la era Paleozoica pero es tan extremo que en tan solo 5 MA todas las formas de vida (mayoría de Phylum) que habitan o alguna vez habitaron este planeta aparecieron como si las hubiesen arrojado a los oceanos y desde luego que las bacterias siguieron existiendo…

    Para mí que hay gato encerrado y no creo que se deban a fenómenos “azarosos” como la mayoría cree porque la vida se presenta donde las condiciones lo permiten y la pregunta no es ¿hay vida en otro planeta? la verdadera pregunta es: ¿como es que llega hasta ahí?…

  29. La presencia de la vida, y, sobre todo, de la vida inteligente aquí en nuestro planeta, nos plantea una pregunta que, de momento, nadie ha sabido contestar y, desde hace mucho tiempo, estamos emitiendo opiniones y conjeturas que, de ninguna manera, son reflejos de la realidad que tratamos de conocer.

    La Vida, amigos míos, sigue siendo un misterio para nosotros que, sorprendentemente, somos los portadores de tal maravilla.

    Alguien llegó a decir alguna vez que:

    “La creciente distancia entre la imagen del mundo físico y el mundo de los sentidos no significa otra cosa que una aproximación progresiva al mundo real.”

    Es posible que agún día lleguemos a comprender. Sin embargo y aunque parezca paradógico, la incomprensibilidad del universo, está dada, precisamente, por nuestra presencia aquí que, formando parte de él, no somos capaces de explicar.

    Sabemos que nuestra realidad no es la realidad del mundo y, poco a poco, con descubrimientos en las distintas disciplinas del saber humamno, nos vamos acercando a la comprensión de esa Naturaleza creadora que permitió aquí nuestra presencia y que ahora, nosotros tratamos de llegar a comprender.

    Una de las paradojas de nuestro estudio del universo circundante es que a medida que las descripciones de su funcionamiento se hacen más precisas y acertadas, también se alejan cada vez más de toda la experiencia humana. Es a lo que antes me refería cuando decía que nuestra realidad no coincide con la del mundo real. La nuestra, está conformada por nuestras mentes a través de los sentidos y de las experiencias que están guardadas en nuestros archivos mentales y, desde luego, nadie recuerda como llegamos aquí.

    Recuerdo aquellas palabras de Marco Aurelio: “Quien ha visto las cosas presentes ha visto todo, todo lo ocurrido desde la eternidad y todo lo que ocurrirá en el tiempo sin fin; pues todas las cosas son de la misma clase y la misma forma”.

    Claro que él, quería significar que todo, desde el comienzo del mundo, ha sido igual, sigue unos patrones que se repiten una y otra vez a lo largo del transcurso de los tiempos: el día y la noche, el hombre y la mujer, el frío y el calor, el río muerto por la sequía o aquel que, cantarino y rumoroso ve correr sus aguas cristalinas hasta que desembocan en el océano. La bondad y la maldad…Así ha sido siempre y, así continuará siendopero, ¿qué pasa con la vida?

    Claro que, si pensamos con la lógica que nos puede proporcional la racionalidad de la experiencia y de los logros conseguidos hasta el momento, tenemos que dar la razón a Leibniz cuando decía:

    “Todo estado presente de una sustancia simple es naturalmente una consecuencia de su estado anterior, de modo que su presente está cargado de su futuro.”

    Si nos guiamos de ese pensamiento (que por otra parte es cierto), llegaremos a la conclusión de que, la vida, amigos míos, es la consecuencia de la evolución de la materia que alcanzó su más alto estadio: ¡Los pensamientos!

    Ya sabéis que en las Nebulosas han sido halladas más de cien moléculas complejas y algunas, son azúcares y complejos ingredientes que son necesarios para la vida. Así que, podemos sospechar que la vida prolifera por esos mundos lejanos, que la vida está presente en todas partes y que, el único problema que tenemos es: ¡Nuestra Ignorancia! y, ¡La inmensidad del Universo!

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *