La geoingeniería es ‘comparativamente barata”

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Artículo publicado por Jon Cartwright el 31 de agosto de 2012 en physicsworld.com

Investigadores de los Estados Unidos han estimado que la modificación del albedo estratosférico – una técnica de geoingeniería ampliamente debatida para contrarrestar algunos de los efectos del cambio climático – podría costar apenas 5000 millones de dólares al año. Aunque esto es solo una pequeña fracción del producto interior bruto de la mayor parte de los países occidentales, el equipo enfatiza que hay muchos riesgos potenciales al realizar geoingeniería en el planeta de esta forma.

La geoingeniería tiene como objetivo mitigar el cambio climático antropogénico  realizando modificaciones a gran escala en la superficie de la Tierra o de la atmósfera. Una de las principales propuestas debatidas por los científicos es la modificación del albedo estratosférico: cambiar la potencia de reflexión de la atmósfera a 10-50 kilómetros sobre la superficie de la Tierra de forma que se refleje más radiación solar de vuelta al espacio. Tal modificación se lograría bombeando diminutas partículas conocidas como aerosoles hacia la atmósfera superior.

cielo © by rrss_ntae.es


El precio del bombeo

Ahora,  el experto en tecnología y política Jay Apt de la Universidad Carnegie Mellon en los Estados Unidos junto con sus colegas, han puesto un precio a dicho bombeo de aerosoles. Usando métodos estadísticos, estiman el coste de varios sistemas de envío de entre uno y cinco millones de toneladas de dichas partículas, tales como compuestos de azufre, a altitudes de 18–30 km. Estos sistemas incluían el uso de naves ya existentes, nuevos aviones o dirigibles, nuevos cohetes y armas, y tuberías de gas colgantes.

El grupo de Apt encontró que ya existe la tecnología básica para enviar suficiente aerosol a la estratosfera como para contrarrestar el calentamiento antropogénico esperado para los próximos 50 años. De hecho, varios de los sistemas considerados podrían realizar esta hazaña por menos de 5000 millones de dólares al año – apenas un 0,03% del PIB de Estados Unidos.

Algunos de los sistemas más baratos implicarían dirigibles, según hallaron los investigadores, aunque el coste de desarrollo y rendimiento a gran altitud no está claro. Las tuberías de gas ofrecerían un coste recurrente bajo, aunque su coste de desarrollo sería alto y tendría que demostrar una gran fuerza de tensión. Los sistemas de cohetes y armas, de acuerdo con los cálculos, serían los más caros.

Persisten los problemas ambientales y políticos

El grupo de Apt se apresura a señalar que el coste estimado no debería verse como una bandera verde para la modificación del albedo estratosférico, dado que los investigadores no han considerado ni sus posibles riegos ambientales ni las tensiones morales. Su estudio “simplemente significa que un atributo  [la modificación del albedo] es comparativamente barato”, dicen.

Es más, los científicos y expertos en política han descubierto muchas desventajas de la modificación del albedo estratosférico. Un problema es que en distintas regiones del mundo se necesitarían diferentes cantidades de modificación, dado que el calentamiento global no se espera que tenga lugar de manera homogénea. Otro problema es que la alteración del albedo podría afectar a aspectos del clima, tales como las precipitaciones. De hecho, algunos modelos climáticos sugieren que la modificación del albedo podría acelerar las sequías que se espera que induzca el cambio climático.

Aún peor, sin embargo, es el conocimiento de que una vez iniciada, la modificación del albedo debe mantenerse indefinidamente. “Una parada brusca en el envío de partículas a la estratosfera provocaría cambios climáticos muy rápidos”, señala Apt.

La investigación se publica en Environmental Research Letters.


Autor: Jon Cartwright
Fecha Original: 31 de agosto de 2012
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *