Un estudio sobre virus gigantes sacude el árbol de la vida

Artículo publicado por Diana Yates el 13 de septiembre de 2012 en la Universidad de Illinois

Un nuevo estudio sobre virus gigantes apoya la idea de que los virus son organismos vivos antiguos, y no remanentes moleculares inanimados y desbocados, como algunos científicos han defendido. El estudio puede cambiar la forma del árbol familiar universal, añadiendo una gran cuarta rama a las tres que la mayor parte de los científicos están de acuerdo que representan los dominios fundamentales de la vida.

Los nuevos hallazgos aparecen en la revista BMC Evolutionary Biology.

El árbol de la vida © by AJC1


Los investigadores usaron un método relativamente nuevo para investigar el pasado lejano. En lugar de comparar las secuencias genéticas, que son inestables y cambian rápidamente con el tiempo, buscaron pruebas de eventos pasados en dominios tridimensionales de proteínas. Este diseño estructural, llamado plegamiento, es un fósil molecular relativamente estable – como los huesos animales o humanos – que ofrece pistas de antiguos eventos evolutivos, dice el profesor de Ciencias de los Cultivos de la Universidad de Illinois y el Instituto de Biología Genómica Gustavo Caetano-Anollés, que lideró el análisis.

“Como los paleontólogos, observamos las partes del sistema y cómo cambian con el tiempo”, dice Caetano-Anollés. Algunos plegamientos de proteínas aparecen solo en un grupo o en un subconjunto de organismos, dice, mientras que otros son comunes a todos los organismos estudiados hasta el momento.

“Hacemos unas suposiciones muy básicas sobre que las estructuras que aparecen más a menudo y en más grupos son las más antiguas”, comenta.

La mayor parte de trabajos de documentación de las relaciones entre todos los seres vivos han dejado a los virus fuera de la ecuación, dice Caetano-Anollés.

“Siempre hemos estado buscando ese último ancestro común universal comparando células”, dice. “Nunca añadimos los virus. Por lo que los pusimos en la mezcla para ver de dónde procedían”.

Los investigadores llevaron a cabo un censo de todos los plegamientos de proteínas que tuvieron lugar en más de 1000 organismos que representaban bacterias, virus, los microbios conocidos como arqueas y todo el resto de seres vivos. Los investigadores incluyeron virus gigantes debido a que son grandes y complejos, con genomas que rivalizan – y en casos superan – la herencia genética de las bacterias más simples, dice Caetano-Anollés.

“Los virus gigantes tienen una maquinaria increíble que parece ser muy similar a la que tienes en tus células”, dice. “Tienen cierta complejidad y tenemos que explicar el porqué”.

Parte de esta complejidad incluye a las enzimas implicadas en la traducción del código genético en proteínas, dice. Los científicos quedaron impresionados al encontrar estas enzimas en virus, dado que los virus carecen de la maquinaria de creación de proteínas y deben incautar las proteínas del huésped para que haga el trabajo por ellos.

En el nuevo estudio, los investigadores cartografiaron las relaciones evolutivas entre la herencia proteica de cientos de organismos y usaron la información para construir un nuevo árbol universal de la vida que incluía los virus. El árbol resultante tenía cuatro ramas claramente diferenciadas, cada una representando un “supergrupo” distinto. Los virus gigantes formaron una cuarta rama del árbol, junto con las bacterias, las arqueas y las eucariotas (plantas, animales y el resto de organismos con células con núcleo).

Los investigadores descubrieron que muchos de los plegamientos de proteínas más antiguos – los encontrados en la mayor parte de los organismos celulares – también estaban presentes en los virus gigantes. Esto sugiere que estos virus aparecieron en la evolución en una etapa bastante temprana, cerca de la raíz del árbol de la vida, dice Caetano-Anollés.

El nuevo análisis se añade a las pruebas de que los virus gigantes originalmente eran mucho más complejos de lo que son hoy y experimentaron una drástica reducción en sus genomas con el tiempo, señala Caetano-Anollés. Esta reducción probablemente explica su adopción final del estilo de vida parasitario, dice. Él y sus colegas sugieren que es más probable que los virus gigantes sean los ancestros originales que los virus más pequeños con genomas reducidos.

Los investigadores también encontraron que los virus parecía ser la clave “diseminadores de información”, dice Caetano-Anollés.

“La estructura de proteínas que otros organismos comparten con los virus tienen una cualidad concreta, está (más ampliamente) distribuida que otras estructuras”, dice. “Cada una de estas estructuras es un increíble descubrimiento de la evolución. Y los virus distribuyen esta novedad”, comenta.

La mayor parte de los estudios sobre virus gigantes “apuntan en la misma dirección”, dice Caetano-Anollés. “Y este estudio ofrece más pruebas de que los virus están incrustados en el tejido de la vida”.


Autor: Diana Yates
Fecha Original: 13 de septiembre de 2012
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (24)

  1. buse

    Siguiendo este razonamiento
    Una persona construye un edificio -> el edificio es una persona.

    Por mucho que les guste a algunos, un virus no posee vida propia, venga de donde venga, evolucione como evolucione, el universo tambien ha evolucionado, las estrellas se reproducen, ¿son seres vivos por ello? Si es que vamos a decir tonterias…

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Artículo publicado por Diana Yates el 13 de septiembre de 2012 en la Universidad de Illinois Un nuevo estudio sobre virus gigantes apoya la idea de que los virus son organismos vivos antiguos, y no remanentes moleculares ina……

  3. [...] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Un estudio sobre virus gigantes sacude el árbol de la vida http://www.cienciakanija.com/2012/09/18/un-estudio-sobre-virus-g…  por enxebere hace [...]

    • Fandila

      El principio de vida, ¿No será una acumulación de otros principios de vida?.
      De ser así, ¿por qué no habrían de prevalecer todos, cada cual por su lado? ¿no podrán calificarse todos de vida?

  4. Es cierto que, con mucha frecuencia, aparecen aquí trabajos que versan sobre la vida, ese misterio que nos lleva a querer buscar sus orígenes y a saber, cómo y para qué surgió aquí en el Planeta Tierra. Nos interesamos por cada uno de pasos evolutivos y nos llama la atención ese larguísimo ciclo que llevó la vida desde aquella célula replicante hasta los seres humanos. Pero, ¿hay algo más interesante que la Vida para poder estudiarlo? Seguramente con la Física, la Química y la Astrofísica, sean las cuestiones más interesantes para el ser humano. ¡Ah! sin olvidarnos de las matemáticas.

    Muchas son las fases por las que tuvieron que pasar los elementos químicos que, junto a la materia prebiótica, dieron lugar, finalmente, al surgir de la Vida en nuestro Planeta, la Tierra. En la formación que finalmente podemos contemplar de la Tierra no intervinieron únicamente los procesos cósmicos. Los animales, las plantas y los microorganismos influyeron de manera decisiva en las estructuras planetarias durante el curso de la historia de nuestro Planeta. Sin ellos no exitiría una atmósfera con oxígeno, ni islas de coral, ni tierras fértiles, ni materias primas como el petróleo o el carbón.

    En algún momento del pasado de la Tierra, estimado en aproximadamente 2.500 – 3.500 millones de años, tuvo lugar lo que denominamos revolución oxigénica, durante la cual las cianobacterias produjeron tanto oxígeno que la atmósfera y los océanos quedaron literalmente saturados de este nuevo compuesto químico. Tal producción de oxígeno afectó drásticamente a la biósfera del planeta. Antes de la revolución oxigénica, pocos organismos estaban adaptados para vivir en presencia de oxígeno abundante; las moléculas de oxígeno actuaban como un veneno, reaccionando con las moléculas orgánicas complejas y degradándolas. Debido a esto, la mayor parte de la vida existente en ese momento debió quedar exterminada; las cianobacterias serían responsables de una gran extinción masiva.

    Por otro lado, los elevados niveles de oxígeno que se acumularon en la atmósfera dieron como resultado una capa de ozono, de vital importancia para la vida como la conocemos. El ozono filtra los perniciosos rayos ultravioletas, que tienen un efecto especialmente perjudicial para los ácidos nucleicos, impidiendo que lleguen a la superficie de la Tierra. Si lo miramos desde esa perspectiva, es muy probable que el desarrollo de la vida fuera de los océanos y más aún, de toda la vida como la conocemos, incluso la nuestra, haya sido posible solo gracias a la capa de ozono, y por ende, a las cianobacterias que aportaron el abundante oxígeno para generarla.

    El consenso es que la vida apareció en el planeta hace entre 3,900 y 3,800 ma. Los primeros organismos fueron procariotas, células muy simples que carecen de núcleo. Hasta el momento, han sido tres dominios los que han prevalecido en el reino de la vida: Bacterias Archaea y Eucarya, es posible que pueda haber algún otro que salga a la luz a medida que la ciencia avanace.

    Un hecho común por lo que vemos en la historia del universo es la unión. Las partículas elementales se unen formando átomos, que se unen para formar moléculas que se unen creando la materia macroscópica que conocemos. El mundo está formado por átomos y moléculas que conforman la materia de los mundos y de los seres vivos.

    Es posible que tuviera un comentarista de este lugar cuando dijo: “Amigos, la materia es simplemente vida dormida”.

    Este hecho al que arriba me rfería es factible también en la materia orgánica, creando una rama del arbol de la boda universal de la que colgamos nosotros. La unión de diversos componentes químicos, la teoría de la sopa prebiótica y un buen salto de años, con alguna chispa de originalidad, se formaron las células primitivas.

    Mientras seguimos investigando sobre lo que la Vida es, amigos míos, procuremos preservar su cuna: ¡La Tierra! Este “mar” de tranquilidad y perfecta simetría en el que, se producen los precisos sucesos para que todo siga igual. Movimientos tectónicos, erupciones volcánicas, terremotos…Todo tiene un por qué y, me estoy oliendo que ese por qué, tiene mucha relación con el hecho de que la Vida, siga presente aquí, en un planeta privilegiado que, situado en la parte interior del Brazo de Orión, a 30 000 a.l. del Centro Galáctico, hace posible que eso que llamamos vida, persista para que, observe el Universo y llegue a comprenderlo.

    De la vida sabemos poco. A medida que avanzamos nos podemos ir sorependiendo con nuevas y asombrosas verdades a ella realcionadas y, tenemos que tener las mentes abiertas a nuevas perspectivas que subyacen en el misterios de la vida que, siendo lo que más cerca tenemos, también es, lo que menos conocemos.

    He hecho, sabemos más de las Galaxias y estrellas lejanas que de nuestra propia vida.

    Saludos

  5. sandoval99

    No será , que sin querer el hombre esta cada vez mas cerca de reconocer la existencia de un creador inteligente, lo digo por que contra mas avances técnicos tienen los científicos,mas apunta la lógica a una creación que a una evolución,o seguimos pensando en una serie de casualidades con números infintos para poder intentando explicar , por que estamos aquí…..etc

    • pwt

      ¿De verdad que todavía hay gente que piensa así? ¿Qué ser tan inteligente, omnipresente, omnisciente y todo lo que le quieras poner, puede haber creado a todos los seres vivos y no vivos de este planeta? E imagino que también habrá ideado los métodos de reproducción que permiten la combinación de genes y también habrá previsto las mutaciones para que esos organismos que ha creado puedan evolucionar… Es capaz de hacer todo eso, pero en su infinita sabiduría, permite situaciones que son inconcebibles, al menos a como está escrito en los libros “sagrados”. En fin, que si no has entendido nada de lo que se ha escrito aquí quizá sea por tu falta de conocimiento, no porque no sea posible

      • ikerug

        A tu primera pregunta: Si, muchas. A la segunda y desde el punto de vista de Sandoval99 la respuesta es clara: Dios. El problema es que Sandoval99 junta churras y merinas oponiendo la evolución (Ciencia) a Dios (Teología). Sandoval99, este es un blog de ciencia (por si su titulo no te ha dado alguna pista) y basa sus criterios en el metodo cientifico consistente, entre otras cosas, en que sus experimentos son reproducibles. Para los experimentos no reproducibles hay infinidad de paginas en internet desde teología a esoterismo pasando por homeopatias, ovnis y demas.
        Un saludo

        • Fandila

          El problema estaría en qué se entiende por Dios. Sobre esto hay tantas ideas que sería difícil enumerarlas:el Todo, el Panteismo, el Ser primero, la Dimensión suprema, el Ser aparte del espacio y el tiempo, la Conjunción de todo lo que existe, el Dios a la manera humana…

      • Fandila

        ¿Por qué NO, si hay tantas ideas de Dios como personas? Seguro que Averroes se refiere a que lo que es es, pero quién puede comprobarlo, quién puede tener una certeza plena ni de eso ni de nada, si lo que pensamos, nuestra mente no es la relidad.

  6. pwt

    Gracias por responder a las preguntas retóricas que he escrito antes ;P
    Lo único que quería enfatizar, y quizás el problema es que no me haya explicado del todo bien, es que escudarse en un Dios para explicar lo que no se ha podido explicar todavía o lo que uno no entiende es una posición un tanto cómoda como ingenua

  7. sandoval99

    respondiendo un poco a cada uno:

    “Los momentos más significativos y gratificantes de mis investigaciones científicas son aquellas ocasiones en las que descubro algo y me digo a mí mismo: ‘Ah, así es como lo hizo Dios’.” (HENRY SCHAEFER, PROFESOR DE QUÍMICA)
    LA CIENCIA contribuye en gran medida a nuestra comprensión del mundo natural, pues nos revela un grado de orden, precisión y complejidad que, en opinión de muchas personas, señala a la existencia de un Dios de inteligencia y poder infinitos. Para ellas, la ciencia no solo proporciona detalles sobre la naturaleza, sino que también les permite conocer cómo es Dios.
    La Biblia da un amplio respaldo a ese punto de vista. Por ejemplo, Romanos 1:20 asegura: “Las cualidades invisibles de [Dios] se ven claramente desde la creación del mundo en adelante, porque se perciben por las cosas hechas, hasta su poder sempiterno y Divinidad”. Así mismo, Salmo 19:1, 2 afirma: “Los cielos están declarando la gloria de Dios; y de la obra de sus manos la expansión está informando. Un día tras otro día hace salir burbujeando el habla, y una noche tras otra noche manifiesta conocimiento”. Con todo, las maravillas de la creación solo nos revelan algunas características de nuestro Creador
    Durante el tiempo en que se estaba escribiendo la Biblia, muchas personas creían que cosas como el Sol, la Luna, el estado del tiempo y la fertilidad estaban controladas, no por leyes naturales, sino por dioses que habitaban este mundo. Pero los profetas hebreos de la antigüedad no compartían ese punto de vista. Ellos sabían que Jehová Dios podía controlar las fuerzas de la naturaleza, y que así había hecho en determinadas ocasiones (Josué 10:12-14; 2 Reyes 20:9-11). Con razón John Lennox, profesor de Matemáticas de la Universidad de Oxford (Inglaterra), señaló que a aquellos profetas “no les era necesario desdivinizar [de dioses míticos] el universo, por la sencilla razón de que nunca habían creído en los dioses. De esas supersticiones les había librado su fe en un Dios Verdadero, Creador del cielo y la tierra”.
    ¿Cómo los libró su fe en Dios de la superstición? Para empezar, el Dios verdadero les reveló que él regía el universo valiéndose de estatutos concretos, o leyes. Por ejemplo, hace más de tres mil quinientos años, Jehová le preguntó a su siervo Job: “¿Has llegado a conocer los estatutos de los cielos?” (Job 38:33). En el siglo VII antes de nuestra era, el profeta Jeremías también escribió en cuanto a “los estatutos de cielo y tierra” (Jeremías 33:25).
    Por lo tanto, todos los que en ese tiempo tenían fe en los escritos de los profetas bíblicos sabían que el universo se rige por leyes racionales, no por caprichosos dioses míticos. De ahí que aquellos fieles siervos de Dios no adoraran cosas que él había creado —como el Sol, la Luna o las estrellas— ni abrigaran supersticiones en cuanto a tales creaciones (Deuteronomio 4:15-19). Más bien, consideraban que las obras divinas son objetos dignos de estudio que reflejan la sabiduría, el poder y otras cualidades de Dios (Salmo 8:3-9; Proverbios 3:19, 20).
    Al igual que muchos científicos de nuestro tiempo, los hebreos de la antigüedad creían que el universo tuvo principio, pues Génesis 1:1 dice: “En el principio Dios creó los cielos y la tierra”. Además, Dios le reveló a Job que la Tierra está “colgando [...] sobre nada”, es decir, suspendida en el espacio (Job 26:7). Por último, más de dos mil quinientos años atrás, el profeta Isaías escribió que la Tierra tiene forma de círculo, o esfera (Isaías 40:22).
    Como hemos visto, la Biblia sí concuerda con las verdades científicas en cuanto a la naturaleza. De hecho, la ciencia y la Biblia no solo son compatibles, sino que se complementan perfectamente. Descartar cualquiera de las dos es dejar cerrada una puerta que conduce al conocimiento de Dios (Salmo 119:105; Isaías 40:26).

  8. sandoval99

    ¿Ha acabado la ciencia con Dios?
    EL FILÓSOFO británico Antony Flew fue durante cincuenta años un ateo de gran prestigio entre sus colegas. Su trabajo “Theology and Falsification” (Teología y falsificación), que apareció en 1950, “se convirtió en la publicación filosófica más reimpresa del siglo [XX]”. En 1986 se dijo que Flew era “el más agudo de los críticos contemporáneos en contra del teísmo” (la creencia en Dios o en deidades). De modo que muchos se escandalizaron cuando, en 2004, anunció que había cambiado de parecer.
    ¿Qué lo impulsó a dar ese paso? En pocas palabras: los avances científicos. Flew se convenció de que el universo, las leyes de la naturaleza y la vida misma no pueden haber surgido por pura casualidad. ¿Se trata de una conclusión lógica?
    ¿Cómo se presentaron las leyes de la naturaleza?
    El físico y divulgador científico Paul Davies señala que la ciencia realiza una magnífica función explicando fenómenos físicos como la lluvia. Pero matiza: “Cuando se trata de [...] planteamientos como ‘¿Por qué existen las leyes naturales?’, la cosa cambia. Los descubrimientos científicos específicos no inciden demasiado en estos tipos de cuestiones: muchos de los grandes interrogantes continúan inmutables desde el principio de la civilización y todavía nos preocupan”.
    “Lo importante no es que haya regularidades en la naturaleza —escribió Flew en 2007—, sino que estas regularidades sean matemáticamente precisas, universales e interdependientes. Einstein las llamó ‘la razón encarnada’. Lo que debemos preguntarnos es cómo fue posible que la naturaleza tuviera estas características. Hombres de ciencia, desde Newton hasta Einstein pasando por Heisenberg, se han planteado y respondido esta cuestión. Su respuesta es la Mente de Dios.”
    Lo cierto es que muchos científicos reputados no consideran acientífico creer en una Primera Causa inteligente. Por otro lado, decir que el universo, sus leyes y la vida se presentaron por casualidad no satisface el intelecto. La vida diaria nos dice que el diseño, en especial si es altamente complejo, exige la existencia de un diseñador.
    ¿Qué tipo de fe escogerá ?
    Aunque a los nuevos ateos les guste enarbolar la bandera de la ciencia, el hecho es que ni el ateísmo ni el teísmo se apoyan exclusivamente en ella. Tanto uno como otro exigen fe en algo: el ateísmo en el ciego azar y el teísmo en una Primera Causa inteligente. Los nuevos ateos promueven la idea de que “toda fe religiosa es fe ciega”, señala John Lennox, profesor de Matemáticas en la Universidad de Oxford (Inglaterra). Y añade: “Debemos subrayar con insistencia que están equivocados”. La cuestión es entonces la siguiente: ¿qué fe se mantendrá en pie, la del ateo, o la del creyente? Pensemos, por ejemplo, en el origen de la vida.
    Los evolucionistas admiten sin reparos que el origen de la vida sigue siendo un misterio, a pesar de las innumerables y contrapuestas teorías. Un destacado nuevo ateo, Richard Dawkins, afirma que en virtud de los incontables planetas que deben existir en el universo, es lógico que la vida apareciera en alguno de ellos. Pero muchos científicos renombrados no están tan seguros. John Barrow, profesor de la Universidad de Cambridge, dice que la creencia en “la evolución de la vida y de la mente” llega a “callejones sin salida en cada estadio evolutivo. Hay tantas formas en que la vida puede cesar de evolucionar en un entorno complejo y hostil que sería pura arrogancia suponer que, simplemente contando con carbono suficiente y tiempo suficiente, todo es posible”.
    Conviene también recordar que la vida es más que una amalgama de componentes químicos; está basada en información de extrema complejidad, que se halla codificada en el ADN. Por tanto, cuando hablamos del origen de la vida también nos referimos al origen de la información biológica. Y ¿qué se requiere para generar información compleja? En una palabra: inteligencia. ¿Sería posible que el azar produjera información compleja como la de un programa de computadora, una fórmula algebraica, una enciclopedia o una simple receta de cocina? Por supuesto que no. Sin embargo, su complejidad palidece ante la sofisticación y la eficacia de la información almacenada en el código genético de los organismos vivos.
    ¿Es científico llamar al azar la Primera Causa?
    Paul Davies explica que según los ateos, “el universo es como es, misteriosamente, solo que permite la vida”. “De ser diferente —argumentan ellos—, no estaríamos aquí hablando del tema. Puede que el universo tenga o no una unidad subyacente profunda, pero desde luego no tiene diseño ni propósito, por lo menos ninguno que nosotros veamos.” Davies puntualiza: “La ventaja de esta postura es que es fácil de sostener, tan fácil que se puede utilizar para escurrir el bulto”, es decir, se trata de una manera conveniente de eludir la cuestión.
    En su obra Evolution: A Theory in Crisis (La evolución: una teoría en crisis), el biólogo molecular Michael Denton expone que la teoría de la evolución “se parece más a un principio de astrología medieval que a una teoría científica seria”. Asimismo, tilda a la evolución darwiniana de ser uno de los mayores mitos de la historia moderna.
    La realidad es que suena a ciencia ficción llamar al azar la Primera Causa. Imaginemos que cierto arqueólogo viera un pedrusco más o menos cuadrado. Seguramente atribuiría su forma a la casualidad, y es lógico. Pero si luego encontrara el busto de un ser humano esculpido con todo detalle, ¿diría que es obra de la casualidad? No. Su mente lógica le diría: “Alguien ha hecho esto”. Utilizando un razonamiento semejante, la Biblia asegura: “Toda casa es construida por alguien, pero el que ha construido todas las cosas es Dios” (Hebreos 3:4). ¿Está usted conforme con esta afirmación?
    “Cuanto más sabemos del universo [...], la idea de un Dios Creador que lo diseñó inteligentemente adquiere mayor credibilidad como inferencia a la mejor explicación de por qué estamos aquí”, admite el profesor Lennox.
    Por desgracia, entre las cosas que socavan la creencia en Dios figuran los abusos perpetrados en su nombre. Como consecuencia, hay quienes han llegado a la conclusión de que la humanidad estaría mejor sin religión.

    RESUMIENDO CIENCIA Y CREADOR INTELIGENTE NO ESTA TAN DISTANCIADOS COMO PODRIA PARECERNOS, OTRA COSA ES COMO NOS QUIERAN HACER VER LAS COSAS , PERO ESE ES OTRO TEMA
    MUCHAS GRACIAS POR PERMITIRME ESCRIBIR ESTAS LINEAS EN SU PAGINA

    • Fandila

      Creer o no creer, esa es la cuestión.

    • Guillermo Cano

      No suelo responder cuando se presentan argumentos religiosos, pero esta es una excepción ante lo que escribe sandoval99, pues considero que se ha equivocado de sitio para sus extendidos comentarios.
      Como buen testigo de Jehová, dices verdades a medias. Característica muy particular en esta secta religiosa.
      Antony Garrard Newton Flew, nacido el 11 de febrero de 1923, y según un articulo en la revista New York Times, estaba disminuido mentalmente cuando su supuesta conversion. La neurociencia ha demostrado hasta la saciedad que el decrecimiento del estado mental de un ser humano puede darse por diferentes causas y sus manifestaciones son muy variadas. En el año 2004, cuando anunció que había cambiado de parecer contaba por lo tanto con 81 años de edad.
      A el filosofo ateo Jean Paul Sartre (Paris, 21 de Junio de 1905- 15 de Abril de 1980), se le atribuyó también la creencia en dios al final de su existencia. Cosa que explicó el ser más cercano a él; Simone de Boauvoir, mostrando que presentaba una etapa de deterioro mental.
      Un rumor de la conversión o creencia en un dios de Carl Sagan un abanderado de la ciencia y escéptico acérrimo, fué difundido en la web y desmentido públicamente por su esposa Ann Druyan quien lo acompañó en su lecho de muerte hasta el último instante de vida.

      Ahora bien, suponiendo que todos aquellos que han sido ateos se convirtieran a cualquier tipos de religión, no significa necesariamente que se opere un milagro divino y pueda ser esgrimido como argumento contundente. La recuperación de una enfermedad de cáncer, es presentado como un milagro divino, por los ruegos de aquellos que se ven afectados por esta enfermedad. Conozco algunos ateos que han padecido la enfermedad y han sido incluso desahuciados. Hoy están sanos y siguen siendo tan ateos como antes. Esto tampoco demuestra, obviamente nada.
      Hablas de tu religión como la única y verdadera. Una característica de las religiones es que todas, absolutamente todas son excluyentes. Todas dicen ser portadoras de la verdad. La diferencia de la verdad en la ciencia es que, la verdad es de por sí cambiante, no es eterna, sólo sirve mientras llega una verdad nueva que derrumba las viejas verdades.

      Mencionas a Job quien era ajeno a todas las supersticiones. Cito y lo conoces muy bien: 1:6 Un día vinieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Dios, entre los cuales vino también Satanás.
      1:7 Y dijo Jehová a Satanás: ¿De donde Vienes? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: De rodear la tierra y de andar por ella.
      1:8 Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal?

      De la narración bíblica de este pasaje se ve sin ninguna incertidumbre que Dios concede (autoriza, le da permiso) a Satanás el probar la integridad de Job.
      Pregúntate, este “Dios de inteligencia y poder infinitos” no sabia de antemano (por su omnipotencia) que Satanás fracasaría a pesar de ensañarse produciéndole enfermedades, pobreza, atacando a sus criados, matando a su ganado, siendo repudiado por su mujer e incluso asesinando a todos sus hijos?
      La vida a Job no se la podía quitar debido a que fué la única prohibición divina y se ve con claridad que Satanás no cruza ese limite, fiel al acuerdo sostenido entre Ellos.

      Esgrimes la biblia como pruebas de verdad, como un libro de verdad absoluta.

      En Juan capitulo 14 versículos del 12 al 14, Jesús nos dice lo fácil que puede ser la oración:
      De cierto os digo: El que en mi cree, las obras que yo hago, el también las hará; y aun
      mayores hará, porque yo voy al Padre. 13 Todo lo que pidáis al Padre en mi nombre, lo
      haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. 14 Si algo pedís en mi nombre, yo lo
      haré.
      Por favor pídele que cure el cáncer en la humanidad.
      La ciencia creó la vacuna contra la viruela, y por medio de una campaña mundial erradicó dicha enfermedad que significaba la muerte entre 300 y 500 millones de personas en el mundo durante el siglo XX.

  9. Crítico experto

    Respeto al comentario sandoval99, creo que esta en todo su derecho de compartir sus ideas creacionistas.

    En pleno siglo XXI con los avances en tecnologia y ciencias dificilmente Dios encuentra cabida en el mundo contemporaneo, los creyentes suelen decir que el hombre atraviesa una crisis de fe y la iglesia catolica hace hasta lo imposible para adaptarse a los cambios. Hoy podemos mirar hacia el pasado y podemos decir con certeza que Dios a muerto, Dios no aprueba en ninguna asignatura:

    Filosofia: Si es Omnipresente, ¿que pasa con el libre albedrio?; Omnipotente, pero somos imperfectos, Misericordioso pero permite el sufrimiento.

    Historia: A pesar de todas las menciones que se hacen en los textos antiguos de las apariciones y hazañas de Dios nunca se ha comprobado con certerza ninguna de ellas ni siquiera el controversial personaje de Jesus. No hace falta decir que las escrituras estan llenas de contradicciones e inexactitudes temporales.

    Ciencias: Han ido restando “facultades” a Dios, hoy podemos explicar el origen del universo, la evolución de las especies, fenomenos naturales, enfermedades, etc…

    Politica: La epoca oscura que vivio europa por 1.000 años es considerada como el bache de la civilización por el estancamiento de las ciencias y las artes además del retroceso moral. La iglesia impuso el patriarcado y la mujer quedo relevada de la sociedad, hechos que aun hasta hoy perduran impregnados en el machismo (por no hablar de los paises musulmanes). Hoy la iglesia se aferra desesperadamente a las esquirlas de aquel poder que un dia tuvo aliandose con dictaduras y mafias.

    Antropologia: No hay nada que haya hecho mas mal a la especie humana que las religiones, el concepto de Dios es la causa de mayor mortalidad en la historia

    Piscologia: Numerosos estudios han afirman que la religiosidad cohibe el raciocinio y la imaginación, por lo que en la media los ateos son mas inteligentes. http://www.tendencias21.net/Una-investigacion-profundiza-en-la-relacion-entre-inteligencia-y-religiosidad_a4730.html

    Dime solo una cosa buena que haya aportado Dios a la humanidad, y no me digas que la capilla sixtina.
    Lo peor de Dios es que no sabemos nada de el, porque como tal no sabemos lo que es, simplemente creemos que existe, y lo unico que hacemos es crear una imagen (o ilusion) de lo que pretendamos que sea creandonos a nosotros mismo el antagonista, Dios nace en nuestros temores e ignorancia y se hace fuerte en nuestra incomprensión de la vida y el universo. Dios es el remedio facil y adsequible de la crisis existencial que sufre el hombre, él todo lo creo, el conoce la verdad, el es el bien, el es la perfección etc… pero todo es mentira, Dios tapa el hueco que el hombre todavia no ha podido rellenar con la verdad científica.

    Los creacionistas se escudan en las piezzas del puzzle que quedan por resolver para argumentar una intervención divina, como el eslabon perdido, el misterio del origen de la vida, las constantes universales etc. Si miramos el Universo, parece que hay un orden lógico preestablecido, cúmulos de galaxias, galaxias, sistemas solares, planetas, zona habitable y finalmente vida (nosotros). Es fácil pensar que hay un Gran Diseñador detrás de todo, que si existimos es porque hay una razón de que todo esté perfectamente ubicado… la verdad es que sería bastante poético que así fuera, pero no, al parecer, todo se rige por fuerzas naturales y lo demas se cuestión de números y probabilidades ante la inmensidad del cosmo, somos del caós.

    Por ultimo, tambien Dios reprueba en Ética: El nos fuerza una visión egoista y egocentrica de la vida al hacernos creer que el hombre es especial en la mitad del infinito. Saludos.

  10. ¡Hola, amigos!

    Simplemte decir que, me asombra que, a estas alturas, todavía podamos perder el tiempo hablando de Dios que, ha quedado bien retratado por el contertulio Crítico experto.

    Dios ha sido el escudo tras el que muchos se han escondido para medrar y gozar de privilegios que a otros le eran negados y…todo sigue igual.

    Ahora sabemos del Universo, de la materia y hasta un poquito de la mente. Todo ello ha ido evolucionando en nosotros con el paso del tiempo y, ahora hemos podido llegar a comprender que no lo podemos comprender todo, sin embargo, si estamos capacitados intelectualmente hablando para discernir entre la ficción de un Dios “conveniente” y un Universo presente.

    El Dios conveniente (los que lo pregonan) sigue oculto tras el misterio y la fe, nada es demostrado nunca. El Universo presente, nos va desvelando sus secretos a medida que nuestras mentes evolucionan.

    Seamos realistas de nuestras consciencias y, dejemos de una vez por todas a “los dioses” dormir tranquilos en sus Olimpos, su tiempo ya pasó, el mundo tiene que despertar a otras cuestiones más del hoy y del futuro que se nos viene encima y, ahí, no tiene cabida ningún Dios que, nunca podrá solucionarnos nada.

    Mil años de oscurantismo y de terror, de muertes y de injusticias, eso es lo que nos trajo ese Dios que muchos pregonan.

    Prestemos atención a la Ciencia, la única que, en los momentos difíciles, nos sacará de apuro si sabemos comprender que, no somos dioses, sino simples seres que, aunque conscientes de ser, están aún en ese camino del aprendizaje del que no saldrá en mucho tiempo y, los voceadores de Dios, pretenden que así sea por todo el tiempo, es la única manera para que ellos, sigan gozando de prebendas y privilegios que por medio de su Dios, consiguen.

    Hablar de Dios a estas alturas me parece…una aberración.

  11. [...] Un estudio sobre virus gigantes sacude el árbol de la vida [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *