Se realiza un experimento para resolver “un verdadero misterio” de la mecánica cuántica

Artículo publicado el 1 de noviembre de 2012 en la Universidad de Bristol

¿De qué está hecha la luz, de ondas o de partículas? Esta pregunta básica ha fascinado a los físicos desde los primeros días a de la ciencia. La mecánica cuántica predice que los fotones, partículas de luz, son tanto ondas como partículas, simultáneamente. Según se informa en Science, físicos de la Universidad de Bristol han ofrecido una nueva demostración de esta dualidad onda-partícula de los fotones, conocida como “un verdadero misterio de la mecánica cuántica” por el ganador del premio Nobel Richard Feynman.

La historia de la ciencia está marcada por un intenso debate entra las teorías ondulatoria y corpuscular de la luz. Isaac Newton fue el principal defensor de la teoría corpuscular, mientras que James Clerk Maxwell y su tremendamente exitosa teoría del electromagnetismo, daban apoyo a la teoría ondulatoria. Sin embargo, las cosas cambiaron drásticamente en 1905, cuando Einstein demostró que era posible explicar el efecto fotoeléctrico (que había seguido siendo un misterio hasta ese momento) usando la idea de que la luz está hecha de partículas: los fotones. Este descubrimiento tuvo un gran impacto en la física, dado que contribuyó enormemente al desarrollo de la mecánica cuántica, la teoría científica más precisa jamás desarrollada.

Quantum Physics for Dummies © by Shiny Things


A pesar de su éxito, la mecánica cuántica presenta un gran desafío a nuestra intuición cotidiana. De hecho, la teoría predice con una notable precisión el comportamiento de objetos pequeños, tales como átomos y fotones. Sin embargo, cuando se echa un vistazo más de cerca a estas predicciones, tenemos que admitir que van totalmente contra la intuición. Por ejemplo, la teoría cuántica predice que una partícula (por ejemplo, un fotón), puede estar en distintos lugares al mismo tiempo. De hecho, incluso puede estar en infinitos sitios al mismo tiempo, exactamente como una onda. De aquí la idea de la dualidad onda-partícula, que es fundamental para todos los sistemas cuánticos.

Sorprendentemente, cuando se observa un fotón, se comporta como onda o como partícula, pero nunca se aprecian ambos aspectos a la vez. De hecho, el comportamiento que presenta depende del tipo de medida que se realice sobre el mismo. Este asombroso fenómeno se ha investigado experimentalmente en los últimos años, usando dispositivos de medida que pueden cambiar entre las medidas ondulatorias y corpusculares.

En un artículo publicado en la revista Science, los físicos de la Universidad de Bristol dan un nuevo giro a estas ideas. Los doctores Alberto Peruzzo, Peter Shadbolt y el profesor Jeremy O’Brien del Centro de Fotónica Cuántica se unieron a los teóricos cuánticos, el Dr. Nicolas Brunner y el profesor Sandu Popescu para idear un nuevo tipo de aparato de medida que pudiese medir a la vez el comportamiento corpuscular y ondulatorio. Este nuevo dispositivo funciona gracia a la no localidad cuántica, otro impactante efecto cuántico poco intuitivo.

El Dr. Peruzzo, miembro investigador en el Centro de Fotónica Cuántica, dice: “El aparato de medida detectó una fuerte no localidad, certificando que el fotón se comportaba simultáneamente como onda y partícula en nuestro experimento. Esto representa una sólida refutación de los modelos en los que el fotón es una onda o una partícula”.

El profesor O’Brien Director del Centro de Fotónica Cuántica, dice: “Para llevar a cabo esta investigación, usamos un chip fotónico cuántico, una novedosa tecnología desarrollada en Bristol. El chip es reconfigurable, por lo que puede programarse y controlarse para implementar diferentes circuitos. Hoy, esta tecnología es un enfoque principal en la búsqueda de la construcción de un computador cuántico y, en el futuro, permitirá nuevos y más sofisticados estudios de aspectos fundamentales de los fenómenos cuánticos”.

Una prometedora perspectiva para resolver un verdadero misterio de la mecánica cuántica. ¡Permanece atento!


Artículo de Referencia:

‘A Quantum Delayed Choice Experiment’ by Peruzzo et al. in Science

Fecha Origina: 1 de noviembre de 2012
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (26)

  1. Y luego está lo que dice la teoría del todo de Valdeandemagico, que quien realmente crea la partícula es el medidor, por lo que siempre que se vaya a medir una partícula, se va a medir, ya que es el medidor en sí quien la crea… http://youtu.be/a_goxNi2cuA

    • reneco

      Hay que tener cuidado con las palabras que se usan, “crear” es como decir sacar de la nada pero en el experimento de la doble rendija el electrón ya existe entonces no se puede crear, lo que se puede decir es que el observador define su estado

    • Zeek

      Lo más gracioso de la física cuántica es que son conceptos tan raros y difíciles de entender que es sencillísimo deturparlas para explicar las teorías más disparatadas :)

      • Dr. Ehrenfest

        Como todo, el punto de vista se modifica bastante -mucho- según a la escala desde que miremos, o sea, más cerca, o más lejos, abarcando más y siendo más generales, o siendo más concisos y centrándonos. Mirando de cerca es todo tal y como lo dices. Al pie de la letra.

        Mirando un poco más lejos… más raros que que existan los átomos y los electrones, o que sea una realidad la conservación del momento angular, no son, y este par de ejemplos para alguien que viviera en 1650 (no es tan lejos, podrías mantener una conversación con él, te sonaría rara su fonética y su léxico, pero sería peor bajarse en Mediolanum en 394 por ejemplo xD) le serían no raros, probablemente herejías peligrosas y te pegaría en la cabeza con algo xD.

        Lo que pasa es que los átomos y la conservación del momento angular (bueno, esto seguro que no tanto xD) ya forman parte de nuestro transfondo cultural, la mayoría de la gente realmente no entiende nada ni sabe mucho, pero la idea es familiar. En cambio, los conceptos de la MC no son familiares, y deberían serlo, porque estamos hablando a través de un medio que funciona gracias a la MC. Es cierto que estoy haciendo trampa, porque la mecánica clásica “explica” cosas que pueden percibirse directamente a través de nuestros sentidos, pero es que la MC también lo explica (mejor), la diferencia es que la cuántica abarca muchísmo más y es más consistente (porque la clásica no lo es).

        Difíciles de entener, en sentido estricto, tampoco son (también estoy haciendo un poco de trampa). Las matemáticas son algo raras porque no usan el álgebra cotidiana con la que todo el mundo se familiariza en la enseñanza básica y media, suele haber follones con el abordaje de muchas cosas porque no conocemos las soluciones analíticas (si es que las hay), y usamos aproximaciones, pero no son difíciles de entender. De hecho todo el proceso se entiende perfectamente, es el resultado lo que asombra xD.

        Ahora, parte del problema viene en lo que ya he dicho: ya tenemos asumidas muchas cosas de la mecánica clásica (que nunca fueron obvias, para un antiguo no tenía nada de obvio que caminemos por la superficie de una esfera cual moscas “sin caernos”, y es interesante subrayar que el concepto de “caerse abajo” desde una esfera es todavía más incomprensible que que la esfera te atraiga), en cambio no se ha asumido prácticamente nada de la MC, y es interesante subrayar que muchas de las “asombrosas implicaciones” que tiene son “asombrosas” porque violan nuestra imagen mental clásica, pero para un griego probablemente sería tan rara una como otra.

        Vamos, raras sí son, viniendo de donde venimos, pero no tanto como para que la gente se obsesione tanto. Tampoco pasa nada si no entendemos nada: ya es más que suficiente saber que es así, en el precio de la entrada no ponía nada de entender xD. Y el espectáculo desde luego está garantizadísimo.

        Y sí, de todo este berenjenal saca tajada mucho elemento descontrolado.

        • Doña Paquita

          Jajajaja, XDDDDD.

          • OzzyBulla

            Tengo un sobrino de 6 años. El domingo pasado me mostraba que si enrollaba el columpio y luego se dejaba girar, podía controlar la velocidad: “si estiro la piernas gira mas lento, eso es para que mis zapatos no salgan disparados y le peguen a alguien”. Solo para decir que me parece que la conservación del momento angular nos es bastante familiar, aunque casi nadie sepa nombrarla todos saben que es mas rápido tomar la curva por dentro.

            • Dr. Ehrenfest

              ¡Buena! xD

              También lo sabían los caballeros medievales que usaban “estrellas de la mañana” (una especie de nunchakus para enfermos), los ingenieros de catapultas, y obviamente constructores varios de catedrales duchos en el uso de poleas y polipastros, o sin ir más lejos, en toda Europa existió de una forma u otra (y aún como tradición en muchas partes) formas de lucha con cayados o bastones, también esta gente tuvo un conocimiento empírico de la conservación del momento lineal. De donde colegimos que los limites no son exactamente nuestros sentidos, o mejor dicho nuestro campo sensorial, sino también el modo de vida. Tampoco es fácil determinar hasta qué punto un compositor de Ars Nova o simplemente unos cantantes montañeses podían intuir (inferir) leyes de la acústica. A fin de cuentas, los animales “saben” las leyes, quién mejor que un ave para la aerodinámica o un bicho del mar para la hidrodinámica.

              Pero obviamente, para quien no estaba familiarizado, quien no tenía ese conocimiento empírico, está claro que cualquier fenómeno, pueda percibilrlo más o menos directamente por sus sentidos, o pueda entenderlo a través de un estudio formal abstracto, todo es muy raro, porque a fin de cuentas, “raro” es exactamente lo mismo que “no familiar”.

              También apuntas a un fenómeno muy curioso: con ciertas salvedades, los niños tienen menos prejuicios, o para ser más exactos, “menos culturales” que los que tenemos de adolescentes o adultos. Lo cual también es digno de estudio, porque lo de que sean más observadores no tiene por qué estar relacionado con esto (a fin de cuentas, toda la niñez es un proceso de aprendizaje con una intensidad brutal, aprender aprendemos toda la vida, pero no de esa manera), y a fin de cuentas, igual que se van impregnando del lenguaje que aprenden (o los lenguajes), también van absorbiendo el transfondo cultural. Me pregunto en qué punto se pasa de identificar una regla social y asumiarla pasivamente (o no asumirla) a interiorizarla acríticamente como un elemento existencial más.

  2. Fandila

    A fin de cuentas toda partícula se compone de elementos que no son más que ondas. El fotón sería una onda partícula concreta, casualmente la de dimensión menor en lo macro.

  3. Dr. Bohr

    Lo de definir el estado es una interpretación también, no sabemos aún si es real (aunque tiene buenas probabilidades).

    De todos modos, lo que sí es un misterio, doble además, es uno pequeño; cómo es posible que los humanos nos aferremos a interpretaciones de la realidad completamente abstrusas y cuando conseguimos otras mucho más próximas a la realidad, ¡lo catalogamos de misterio! xD; y el otro grande: cómo es posible que con tanta mierdecilla que tenemos en nuestras cabezas, seamos capaces de llegar tan lejos… incluso abriendo la boca durante todo el viaje.

    A todo esto, el artículo se ha expresado cojonudamente en el diseño del experimento.

    • Fandila

      Pese a todo podemos llegar tan lejos por nuestra perseverancia, nuestra voluntad en perseguir quimeras. Y porque, aunque sea un tópico: “Todos los caminos conducen a Roma…”

    • reneco

      La realidad objetiva independiente del observador es un concepto que se debe desechar porque el observador influye en lo que se observa, desde ese punto de vista cuando se mide una propiedad o un estado de la partícula lo que hace el que mide es definir algo que hasta que no se realiza la medición estaba en una condición incierta. No existe un mundo real del cual debemos conocer sus propiedades si no que al observar lo estamos definiendo

  4. La luz es importante en nuestras vidas, tan importante que hasta hemos inventado luz artificial para alumbrar nuestras casas y ciudades y escapar de la fea oscuridad. Es una forma de radiación electromagnética a la que el ojo humano es sensible y sobre la cual depende nuestra consciencia visual del universo y sus contenidos.

    La velocidad finita de la luz fue sospechada por muchos experimentadores en óptica, pero fue establecida en 1.676, cuando O. Röemer (1.644 – 1.710) la midió. Sir Isaac Newton (1.642 – 1.727) investigó el espectro óptico y utilizó los conocimientos existentes para establecer una primera teoría corpuscular de la luz, en la que era considerada como un chorro de partículas que provocaban perturbaciones en el “éter” del espacio.

    Sus sucesores adoptaron los corpúsculos, pero ignoraron las perturbaciones con forma de onda hasta que Thomas Young (1.773 – 1.829) redescubrió la interferencia de la luz en 1.801 y mostró que una teoría ondulatoria era esencial para interpretar este tipo de fenómenos. Este punto de vista fue adoptado durante la mayor parte del siglo XIX y permitió a James Clerk Maxwell (1.831 – 1.879) mostrar que la luz forma parte del espectro electromagnético.

    En 1.905, Albert Einstein (1.879 – 1.955) demostró que el efecto fotoeléctrico sólo podía ser explicado con la hipótesis de que la luz consiste en un chorro de fotones de energía electromagnética discretos, esto es, pequeños paquetes de luz que él llamó fotones y que Max Planck llamó cuanto. Este renovado conflicto entre las teorías ondulatoria y corpuscular fue gradualmente resuelto con la evolución de la teoría cuántica y la mecánica ondulatoria.

    Aunque no es fácil construir un modelo que tenga características ondulatorias y cospusculares, es aceptado, de acuerdo con la teoría de Bohr de la complementariedad, que en algunos experimentos la luz parecerá tener naturaleza ondulatoria, mientras que en otros parecerá tener naturaleza corpuscular. Durante el transcurso de la evolución de la mecánica ondulatoria también ha sido evidente que los electrones y otras partículas elementales tienen propiedades de partícula y onda.

    El fotón es una partícula con masa en reposo nula consistente en un cuanto de radiación electromagnética (cuanto de luz). El fotón también puede ser considerado como una unidad de energía igual a hf, donde h es la constante de Planck y f es la frecuencia de radiación en hertzios. Los fotones viajan a la velocidad de la luz, es decir, a 299.792.458 metros por segundo. Son necesarios para explicar (como dijo Einstein) el efecto fotoeléctrico y otros fenómenos que requieren que la luz tenga carácter de partícula unas veces y de onda otras.

    El conocimiento de la luz (los fotones), ha permitido a la humanidad avances muy considerables en electrónica que, al sustituir los electrones por fotones (fotónica) se han construido dispositivos de transmisión, modulación, reflexión, refracción, amplificación, detección y guía de la luz. Algunos ejemplos son los láseres y las fibras ópticas. La fotónica es muy utilizada en telecomunicaciones, en operaciones quirúrgicas por láseres, en armas de potentes rayos láser y… en el futuro, en motores fotónicos que, sin contaminación, moverán nuestras naves a velocidades súper-lumínicas.

    Si recordamos aquí aquel famoso Primer Congreso Solvay (1911), financiado por el “rey de la sosa cáustica”, el belga Ernest Solvay y en el que tomaron parte todas las luminarias de la ciencia del momento, recordaremos que, ferminado el Congreso, Marie Curie relató a Louis de Broglie los debates sobre el fotón y su naturaleza dual, de onda y partícula. De Broglie, ante los resultados de Compton, se preguntaba en la tesis doctoral que presentó en 1924 si acaso la inversa del efecto Compton sería cierta:

    “¡Si las ondas son partículas ¿no serán ondas las partículas? Al recibir el premio Nobel en 1929, Louis de Broglie diría: “Para ambas, materia y radiación, la luz en especial, es necesario introducir los conceptos de partícula y de onda a la vez. En otras palabras, se tiene que suponer siempre la existencia de partículas acompañadas por ondas.!”

    Aunque bien está profundizar en los misterios de la mecánica cuántica, el tema de la dulaidad anda partícula del fotón…parece superado.

  5. mariano gomez

    Lacuantica esta equivocada como lo explico en mi libro.
    http://gomezdeolea.com/

    • Amigo mío, en una primera mirada a los contenidos que exhibe para dar a conocer su libro, algunos conceptos me parecen algo pretenciosos y, van más allá de los conocimientos que actualmente tenemos. No creo que sea acertado escribir asegurando cuestiones que, en los ámbitos científicos están en controversias y debates y que no han podido ser, hasta el momento, comprobados.

      Hablar por hablar (escribir por escribir) lo podemos hacer todos pero, hacerlo con propiedad…, es otra cosa. Y, por otra parte, entrar en un lugar como éste para no hacer ningún comentario respecto al artículo expuesto, y, aprovechar el chance para hacerse publicidad gratuita…, no parece lo más ortodoxo.

      Pero, eso sí, tiene un mérito (valor) publicar un libro en el que se diga que todo es materia o energía oscura (no recuerdo exactamente como lo enuncia), cuando, en realidad, la “materia oscura” más que un hecho es una suposición.

      Bueno amigo gómez, cuando entre en lugares como éste, si no piensa hacer comentarios al respecto, lea en silencio y haga mutis por el foro…sin hacerse propaganda.

      No me ha parecido bien. Perdone mi atrevimiento al hacerlo notar.

      • mariano gomez

        El espacio en los comentarios es demasiado breve para que pueda exponer todo los nuevos conceptos que mi teoría describe. Es por eso que pongo un enlace a mi pagina y libro donde explico mi teoría endetalle.

  6. Hesus

    La extraña dualidad del fotón me causa gran curiosidad como a la mayoría y me aterra un poco que algunos se deciden por un camino o por otro por el favoritismo a ciertas teorías y personajes. El comentario de emilio silvera es una breve cronología de los debates del fotón. Muy breve pero buena.
    Aunque a mi me parece que el no superar este tema como se menciona al final, es bastante benefico y¿ qué tal si no es particula ni onda si no otra cosa?

  7. Tom Wood

    Cuando uno mira la física ya ditactizada, y su leyes físicas-matemáticas expresadas ya en formulas, uno exclama. ¡Que genio!; por ejemplo Maxwell. Pero detrás y delante de Maxwell; esta Faraday (hay otros) y sus aceptada imaginación física. Y tal y como se exaltan las figuras actuales y su importancia en la física, es a eso a los que nos lleva y que después en su vida profesional, extrapolan al investigar El asunto es que la enseñaza actual, por razones económicas se ha inclinado más hacia la física teórica y se ha olvidado de la física y sus razones. Es decir, el problema fundamental de la física actual esta:
    En las dificultades de los físicos para interpretar los fenómenos físicos que les son contemporáneos, no se enseña ha hacer eso, ha hacer física primero que todo. Y su enajenación hacia otros asuntos que serán responsabilidad de los físicos del futuro; con las bases que les leguemos los físicos actuales, bases que no se están creando, porque no nos estamos dedicando a ellas. Eso crea un agujero cognitivo, que irremediablemente traerá consecuencias.
    Es que tan solo dan dos pasos, ya están mezclando la física, con conceptos matemáticos que no vienen al caso y pasan con una asombrosa ingenuidad de la física, de lo real y natural, a lo matemático conceptual. Lo que produce una mezcla insípida y confusa, que hace de sus explicaciones algo irracionales, desde el sentido común y desde la realidad. Y esto lo justifican, como que la quántica no es intuitiva y una ristra de estupideces parecida, y preñadas de ignorancia; para justificar lo que nos falta por entender, y que así ellos nos quieren hacer creer que entienden o explican. Nos creen tontitos que no sabemos que cosa es física, y que cosa es ciencia, y que ha pasado a lo largo de su evolución,… a ya los que se dejen castrar por ignorantes mal “preparados”.

    • Tom Wood

      Fíjanse que casi nunca hace falta la física-matemática; hasta el final.
      Ella sale solita cuando ya entiendes la física del fenómeno o alguien encontrara la matemática (exista o no) que la ajusta a una teoría física y ese alguien, alguien ignorantemente dirá que es un genio. Pero hay descubrimientos que han requerido del primero aparezca un genio físico que sepa arrancarle a la naturaleza sus mas ocultas propiedades, las que esconde con tanto celos de los humanos y después es que otro genio las hace física-matemática (Tycho-Kepler; Galileo-Descarte-Newton; Faraday-Maxwell). Si el primero falla o no ha aparecido; no aparecerá el segundo genio, lo que demuestra que la física esta primero. Otras veces existe la matemática, existe el experimento y existen teorías físicas-matemáticas incompletas; pero hay una mezcolanza en todas ellas; hasta que aparece el genio físico que lo interpreta todo desde la física y le da lugar a todo; agregándole los elementos esenciales que nadie ve. (Riemann-Michelson/Morley-Lorentz-Mach-Einstein). Incluso, en el caso que tengan un fenómeno físico bien interpretado y no tengas su física-matemática, si no existe; en algún momento esta será creada por alguien, o el mismo fenómeno te la gritara de algún modo, que no podrás evitar. (Kirchhoff-Wien-Rayleigh/Jeans-Planck.)
      Ahora, si tienes un fenómeno físico y no sabes interpretarlo correctamente, nunca encontraras la física-matemática que lo modelara y mucho menos podrás tener su ley física. Puedes inventarte cosas confusas que no se entiendan del todo, y postularlas de forma bonita y lógicas; pero siempre saldrán por algún lado las paradójicas contradicciones. Lo que demuestra que primero esta la física; y después lo demás. Claro, ni los filósofos mas eruditos han podido extraer una regularidad histórica que le permita seguir un derrotero exitoso para investigar en física, a los físicos
      http://cuentos-cuanticos.com/filosofia-y-ciencia/
      Siempre hay matices distintivos y esenciales diferentes. Ahora, lo que si me queda claro, es que siempre si hay que tener una interpretación física clara de los fenómenos, sino te quedas con muchas ambivalencias interpretativas; que te conducen a la especulación y a la pseudociencia.
      Cuando yo me percate de estas cosillas; trate de desprogramarme y regresar mas a la física, a la forma natural y racional de ver el mundo desde la física. No es tan fácil, pero si es posible. Se disfruta mas así la vocación, no se pierde el entusiasmo por sobresaturación informativa y te permite orientarte mas rápido en este mare nuestro de artículos que nos bombardean a diario. Vez la lógica física y si no la tiene; pues a la basura. Evitas la sobresaturación informativa y te centras en lo esencial. No tienes que dedicar una vida al masoquismo de entender un sin numero de teoremas y relaciones matemáticas, que al final descubres, que son como aprenderte cada lenguaje de computación que sale al mercado, o estudiarte cada software; para ver en que te sirven para tu trabajo. Es decir, si entiendes de interpretaciones físicas, escoges los atajos maximizados. Otra ventaja de la física, para que el físico actual la priorice.

      • Tom Wood

        Demostrar que un fotón o una onda electromagnética, como gusten (yo prefiero, para mi tema de la interacción Luz-Luz, y hasta que la física no aclare el asunto, decir: fotón electromagnético) es un corpúsculo o una onda; con algo que programas de una forma y luego de otra; es como demostrarlo con dos instrumentos diferentes, solo que ahora gracias a microelectrónica están fundidos en uno solo (un teléfono actual, es radio, televisión, computador, GPS,…) y puedes conmutar el instrumento o hacer algo parecido (no conozco el novedoso invento), que en el fondo no cambia nada. Además no creo que puedas “sondear” un fotón o una onda electromagnética SOLA, por separado, con un instrumento que esta creado de muchos estados ligados, semiconductores dopados y demás, supongo; y dar una conclusión veras de que estas midiendo un solo ente y obteniendo dos resultados diferentes.
        En resumen:
        Tendrías que hacer ser una sola medida y tener dos repuestas, una con propiedades corpusculares y otra con propiedades ondulatorias. Y eso es descabellado totalmente desde la física y todo lo que se desee imaginar. Pero eso no es todo; debías tener al fotón electromagnético aislado totalmente, no dentro de ninguna sustancia, como suspendido y lo peor de todo en reposo espacial (Energía en reposo. Y esto me recuerda algo: una energíacampo, “confinada” como energíamasa). Lo que es de una demencia total que en la naturaleza puedas hacer una medición y obtener para un mismo ente dos conjunto de propiedades diferentes de forma simultanea. Estos señores sabrán de física; pero no saben nada de interpretación de fenómenos, de experiencia física inviolables y mucho menos de filosofía. Si la naturaleza funcionara así; eso se llamaría física por sobre el caos y nada tendría existencia por loco, he impredecible. Es decir, no han demostrado nada interesante, que ya no este demostrado de otras miles de maneras. Otra cosa seria que discernieran; porque se comportan de un forma u otra o que son una cosa u otra; eso si seria una novedad para Nobel. Pero en fin; la física que haces con la metafísica-matemática actual, mezclas de sus paradojas y con instrumentos a los que solo acceden un circulo serrado de científicos, interesados en llegar a lo que suponen de antemano (la del CMB) y nadie con una opinión critica diferente puede revisarla; es publicable así, por misteriosa, pero no por veras. Así estamos funcionando y prostituyéndonos los físicos; pero a la larga (no se cuan larga podrá ser esta pesadilla) eso no trasciende.

        • Tom Wood

          La FISICA trabaja con lo que se conoce como entes físicos, ya sean energíasmasas o energíascampos. Un ente físico tiene que tener propiedades FISICAS bien definidas, moverse como ente, como “bolita” (esto le molesta a muchos ignorantes que han convertido la física-matemática en metafísica-matemática y total, para nada,…) de energíacampo o energíamasa; no hay de otra en física. Y esas propiedades físicas pueden ir enriqueciéndose, o agregándosele con el devenir de nuevas maquinas físicas. Un ente físico puede tener otras propiedades, pero estas pueden no ser propiedades físicas y entonces no caen en su campo de estudio. De esto uno se da cuenta muy bien, cuando uno le habla a un estudiante por primera vez del trabajo físico que realiza una fuerza física, ahí vez las confusiones normales, entre física, he intelecto). Tienes que explicarle muy bien que trabajo y fuerza en física son conceptos bien estrechos, claros y definidos en base a otras aproximaciones, como podrían ser la de cuerpo rígido, trayectoria,… pero que trabajo no es trabajo como tal y fuerza no es fuerza física como tal… pero que un humano puede ser considerado un cuerpo físico y realizar trabajo físico si lo hacemos bajo determinadas condiciones, dentro de las definiciones de la física. Esto hace, desde el punto de vista de su espectro conceptuar y contrario a la ignorancia que muestran muchos físicos incultos; que la física, sea una ciencia muy restringida, para explicar la compleja y rica vida del hombre y la naturaleza. Por eso existen muchas ciencias, y humanidades,… con diferentes objetivos bien definidos, todos útiles, he importantes; y eso solo para tratar de suplir en conjunto y siempre esquemáticamente, un mundo concatenado y dialéctico en sus relaciones. Aun así, y con tantos recursos y superordenadores, muchas cosas se nos escapan al entendimiento (no sirve la física), y nos cogen de sorpresa; como podría ser la actual crisis mundial. Las simpatías, deudas de gratitud y el campo donde desarrollamos nuestras actividades, hacen que exageremos la importancia de cada esfera, y las pongamos como la clave para resolver todos los problemas; pero eso no es una realidad; sino una batalla ideológica por pura ignorancia. La realidad es que todas nos ayudan y todas son imprescindibles, insustituibles por otra, he insuficientes.
          http://gaussianos.com/en-orden-de-pureza/#comment-55536
          Todo lo que existe y no desaparece; cumple alguna función, sea social o natural. En sentido general las propiedades físicas están bien definías; aunque en ocasiones, cuando se esta en la frontera del conocimiento físico, no las podemos racionalizar muy bien, pero eso es normal en cualquier campo del saber humano que no este estancado, que este evolucionando; que no este desapareciendo.
          Ahora un ente físico, para que sea un ente físico real en la naturaleza, es decir, que exista como tal, tiene que ser único en propiedades, además de que no exista otro ente con igual numero de propiedades; y estas propiedades no pueden ser ambivalentes o con contradictorias entre si en espacio y tiempo; o ya seria en ese espacio y en ese tiempo, otro ente físico. Por ejemplo, dos electrones o dos fotones son indistinguibles entre si; porque presentan exactamente hasta el infinito que podemos asegurar; propiedades físicas iguales y únicas; por tanto un electrón o un fotón primero que todo es un ente físico natural, real. Tal vez por eso Feynman decía, que solo existe un electrón en el universo. Aunque desde nuestras interminables en el tiempo, ambiciones humanas, de saberlo todo de la naturaleza en detalles, seria bueno hasta eso, distinguirlos; pero eso se va hasta de nuestras perspectivas humanas bien lejanas, pero nunca se sabe bien que cosa es un humano,…
          Si esas propiedades son, ambivalentes; como físicos hay que encontrar las causas lógicas de esas contradicciones: y mientras esa explicación no exista de forma clara, esa ciencia, como ciencia para humanos, no entiende a plenitud ese ente físico único; que si es real y no ambivalente en su estado natural.
          Es decir, una cosa es que no podamos explicar las causas de las contradicciones, con nuestros recursos experimentales y teóricos actuales; y otra bien distinta: es que si es un ente natural, con identidad propia, como “bolita” de energía, como tal existe y solo puede existir en la naturaleza, sin ambivalencias.
          Ahora las propiedades, corpusculares y ondulatorias; tal y como las tenemos definidas teóricamente son diferentes, bien diferentes y el ente físico que las muestre, esta mostrándosenos con ambivalencias. Eso esta claro para todo el que las entienda; son dos cosas distintas, dos conjuntos de propiedades distintas y de lógicas formales distintas. ¿Que las hace distintas, la teoría física-matemática de ambas o las formas en que hemos definidos los experimentos desde que comenzó ha hacerse física?
          Me parece que en un principio lo experimental condicionaban (ponían las condiciones) mas a las teorías. Pero en la actualidad, muchos experimentos, adquieren personalidad, a través de la teoría que tratan de comprobar. Imaginemos los que tratan de detectar ondas gravitacionales, por decir uno. ¿Es esto correcto físicamente? ¿Esta bien o mal, que sea así? No puedo dar una respuesta con rotundidad. Pero creo que si usamos el sentido común, entendemos que la ciencia fue creada por necesidades exclusivas de los humanos, que la ciencia es para hacer que las cosas se entiendan lo mejor posible por sus creadores. Y si dejamos la incultura y los fanatismos, y entendemos que eso le importa un comino a la naturaleza, ella existe tal y como es, independientemente de nuestros malos, regulares o buenos esquemas intelectuales; entonces, al final pueden pasar cien anos o mas, usando unos métodos u otros, suponiendo que una teoría esta acabada o que un ente esta totalmente descrito y al final algún curioso, he inconforme humano, demostrara que la naturaleza tenia otra agenda bien distinta. Pensemos en Copérnico; para no desilusionar a muchos quánticos.
          Y como estamos claros y seguros de que un fotón es un solo ente; no dos, de ahí que todos nos demos cuenta y este claro desde el sentido común (otra cosa es la ignorancia y la estreches intelectual de muchos físicos) que nos falta comprensión de que es intrínsicamente, en su esencia misma ese ente físico. Por eso yo prefiero llamarlo en mis escritos fotones electromagnéticos; que es lo que mas se me ajusta por el momento, para quitarme esa dualidad; aunque decirlo así, tampoco arroja luz física sobre este complejo problema.
          Mi idea es que actualmente no existe ninguna técnica EXPERIMENTAL,
          http://francisthemulenews.wordpress.com/2012/10/09/premio-nobel-de-fisica-2012-serge-haroche-y-david-j-wineland-por-sus-trabajos-en-optica-cuantica/
          ni se vislumbra a largo plazo que aparezca alguna que sea capaz de “explorar” o “sondear” un fotón electromagnético. Supongamos, como lo hizo por primera vez Rutherford con el modelo del pudín con pasa de Thomson u otros anteriores: para decirnos el átomo increíblemente es algo sin ninguna lógica (para los de su época), un núcleo cargado, rodeado de electrones; pero con casi toda su energíamasa en un centro tan pequeño; que prácticamente un cuerpo materia tiene mas energíacampo, que energíamasa en su volumen, esta vacío.
          Mi criterio es que el orden esquemático de los próximos avances trascendentales en física, será así:
          -6to paradigma físico: Primero debemos dilucidar que tiene el electrón, demás leptones, en general las energíasmasas adentro. Considero esto resuelto cuando acabemos con la vieja cadena de más partículas “elementales”, dentro de más partícula “elementales”. Es decir, cuando lleguemos a que una partícula es energíacampo “confinada” como energíamasa y expliquemos teoericamente como es que la percibimos asi desde el exterior, o medimos asi, como energíamasa, siendo energíacampo en si.
          -7mo paradigma físico: Segundo debemos explicar que es la luz o fotones electromagnéticos (las energíascampos) en su misma esencia intrínseca y poerque desde el esterior le medimos, lo que le medimos.
          -8vo paradigma físico: Tercero debemos explicar que cosa es en su esencia intricica eso que llamamos desde la física energía, algo sin polaridad, sin campo,… ni otras propiedades; Eso que al trasformarse de un tipo en otra; nunca ni se crea, ni se destruye, sino que en ese cambio, en su totalidad, se conserva integra.
          Aunque muchas cosas de un paradigma, puedan parecer primero que las del otro, eso es normal y a sido así con los demás paradigmas. Esto se ve claro al analizar el origen del paradigma quántico (1900), que fue primero que el relativista (1005); pero después hasta 1916 la relatividad aventajo en desarrollo teórico a la quántica y posteriormente la quántica, por ser fácilmente accesible, incluso para cualquier laboratorio escolar, termino desarrollándose mas, irrumpiendo mas en nuestra vida actual y ademas de forma contundente. La relatividad es la física del futuro, de la conquista del universo y de otros mundos extremos, muy diferentes a nuestro pequeño confortable cascaron esférico, de unos pocos kilómetros de altura (ya el monte Everest es inhóspito, aunque algunos privilegiados llegan allí). La relatividad requiere que aprendamos a medir tiempos con exactitud y métodos diferentes; para así saber que nos dice “c” en realidad, cerca de las partículas. Pero eso lo hacemos mal, o no sabemos como hacerlo mejor, hasta en unos 730Km; recuerden OPERA. Y eso no es culpa de la relatividad; sino de la quántica. Que la quántica se halla desarrollado mas (por lo que explico), conduce a los incultos a suponer, que ella debe particularizar a la relatividad, que debe cuantiarse el espaciotiempo y demás suposiciones estancadas. No, primero antes de hacer antas conjeturas físicas, hay que saber, hay que estar seguro si existe el ente espaciotiempo juntos; que después mides con espacio y tiempos por separado (cuando desglosas los instrumentos hasta sus niveles primarios, la pistola del policía registra velocidad, pero en desglose no es así,…); lo que es una clara y evidente contradicción física, que todos quieren saltarse para seguir en su borrachera teórica, intrascendente y de casi ningún rendimiento físico explicativo. Es decir no se ha visto y por tanto no se sabe, que cosa es juntar dos magnitudes físicas fundamentales, primarias, independientes y después medirlas con ellas mismas por separado. Para que se entienda de otra forma, supongamos que tienes una magnitud llamada masatiempo (masalongitud o masaespacio) y la tienes que medir al final con una balanza y un reloj por separado. Eso es paradójico físicamente y creo que sale de extrapolar la teoría tensorial y demás, a la realidad; pero no es real o que necesitamos para muchas cosas físicas, otras explicaciones mas convincentes y menos contradictorias. Pero la realidad, para nosotros, siempre será lo que no es ambivalente, lo que podamos explicar con exactitud entendible, comprobable, demostrable y con aplicabilidad tecnológica; si cumple al menos con eso, no le cabra duda a nadie que estas en presencia de algo real.

          • A la extensa exposición que nos deja el amigo Tom, se me ocurre dejarle aquí, algo que he dejado esta mañana en mi blos y que, pudiera dar algunas respuestas.

            Generalmente las llamamos partículas elementales pero, lo cierto es que, algunas son más elementales que otras. Los físicos experimentadores hicieron un buen trabajo en aquellos antiguos aceleradores de partículas por despejar la incognita y saber, de una vez por todas, de qué estava hecha la materia.

            Los núcleos de los átomos están formados por protones y neutrones, alrededor de los cuales orbitan los electrones. Estos tres elementos (protones, neutrones y electrones) constituyen prácticamente toda la materia de la Tierra. Mientras que el electrón se considera como una partícula “sin tamaño”, el protón, que está compuesto de quarks, es un objeto con tamaño específico. Hasta ahora, sólo dos métodos se han utilizado para medir su radio.

            Basándose en el estudio de las interacciones entre un protón y un electrón, ambos métodos se centran en las colisiones entre uno y otro o sobre el átomo de hidrógeno (constituido por un electrón y un protón). El valor obtenido y que es el utilizado por los físicos, es 0,877 (+ / – 0,007) femtómetros.

            Una de las formas como los científicos miden el tamaño de algo es a través de su masa. Los científicos pueden incluso medir cosas muy minúsculas como los átomos. Una medida del tamaño de un átomo es su “masa atómica”. Casi toda la masa de un átomo (más del 99%) está en su núcleo, de manera que la “masa atómica” es realmente una medida del tamaño del núcleo de un átomo.

            Los protones son practicamente del mismo tamaño que los neutrones, y ambos son mucho más grandes que los electrones. Un protón tiene una masa aproximadamente 1.836 veces mayor que la masa del electrón, pero las masas de los protones y neutrones se diferencian menos de uno por ciento.

            Un protón tiene una masa de 1.6726 x 10-24gramos. Los protones tienen una carga eléctrica positiva, conocida a veces como carga elemental, carga fundamental o carga de +1. Los electrones tienen una carga del mismo valor pero de polaridad opuesta, -1. La carga fundamental tiene un valor de 1.602 x 10-19 coulombios.

            El núcleo de un átomo contiene protones y neutrones. Cada elemento (como el carbono, oxígeno o el oro) tiene diferente número de protones en sus átomos. Los científicos tienen un nombre especial para el número de protones en un átomo. Lo llaman “número atómico”.

            ¿Por qué es importante el número atómico? Los átomos normales tienen el mismo número de electrones que protones. El número de electrones es lo que hace que cada elemento se comporte de cierta manera en reacciones químicas. De manera que el número atómico, que es el número de protones y electrones, es lo que hace que un elemento sea diferente a otro.

            Hace algunos años ya que los físicos se preguntaban: ¿Podrían los protones ser puntos? Y, tratándo de saberlo, comenzaron a golpear los protones con otros protones de una energía muy baja (al principio) con el objeto de explorar la fuerza electromagnética entre los dos objetos cargados.

            El Acelerador Lineal de Stanford. El SLAC, ubicado al sur de San Francisco, acelera electrones y positrones a lo largo de sus 2 millas de longitud (algo mas de tres kilómetros), hacia varios blancos, anillos y detectores ubicados en su finalización. Este acelerador hace colisionar electrones y positrones, estudiando las partículas resultantes de estas colisiones.

            Construido originalmente en 1962, se ha ido ampliando y mejorando para seguir siendo uno de los centros de investigación de física de partículas mas avanzados del mundo. El Centro ha ganado el premio Nobel en tres ocasiones.

            La Ley de Coulomb nos dice que esta fuerza se extiende hacia el infinito, disminuyendo su intensidad con el cuadrado de la distancia. El protón que hace de blanco y el acelerado están, claro, cargados positivamente, y como las cargas iguales se repelen, el protón “blanco” repele sin dificultad al protón lento, que no llega nunca a acercarse demasiado.

            Con este tipo de “luz”, el protón parece, efectivamente, un punto, un punto de carga eléctrica. Así que se aumentaron la energía de los protones acelerados y, pudieron comprobar que ahora sí, las desviaciones en los patrones de dispersión de los protones indican que van penetrando con la hondura suficiente para tocar la llamada interacción fuerte, la fuerza de la que ahora sabemos que mantiene unidos a los constiutuyentes del protón.

            La interacción fuerte es cien veces más intensa que la fuerza eléctrica de Coulomb, pero, al contrario que ésta, su alcance no es en absoluto infinito. Se extiende sólo hasta una distancia de unos 10-13 centímetros, y luego cae deprisa a cero. Al incrementar la energía de colisión, los experimentos desenterraron más y más detalles desconocidos de la interacción fuerte.

            A medida que aumenta la energía, la longitud de onda de los protones (acordémonos de De Broglie y Schrödinger) se encoge. Y, como se pudo ver, cuanto menor sea la longitud de onda , más detalles cabe discernir en la partícula que se estudie.

            Robert Hofstadter, de la Universidad de Stantanford, tomó en los años cincuenta algunas de las mejores “imágenes” del protón. En vez de un haz de protones, la “luz” que utilizó fue un haz de electrones de 800 MeV que apuntó a un pequeño recipiente de hidrógeno líquido. Los electrones bombardearon los protones del hidrógeno y el resultado fue un patrón de dispersión, el de los electrones que salían en una variedad de direcciones con respecto a su movimiento original. No era muy diferente a lo que hizo Rutherford.

            Al contrario que el protón, el electrón no responde a la interacción nuclear fuerte. Responde sólo a la carga eléctrica del protón, y por ello los científicos de Stanford pudieron explorar la forma de la distribución de carga del protón. Y esto, de hecho, reveló el tamaño del protón. Claramente no era un punto.

            Se midió que el radio del protón era de 2,8 x 10-13 centímetros; la carga se acumula en el centro, y se desvanece en los bordes de lo que llamamos el protón. Los experimentos se repitieron muchas veces y los resultados, siempre fueron parecidos al hacerlos con haces de muones, que también ignoran la interacción fuerte al ser leptones como los electrones.

            Aquí en este mismo lugar, en uno de los magnificos trabajos que se exponen, pude leer: “Medidas más precisas llevadas a cabo en nuestro tiempo, han podido detectar, diminutos cambios en el radio del protón que tienen enormes implicaciones. El protón parece ser 0,00000000000003 milímetros más pequeño de lo que los investigadores habían pensado anteriormente, de hecho, y según han comentados los físicos del equipo que hizo el trabajo, las nuevas medidas podrían indicar que hay un hueco en las teorías existentes de la mecánica cuántica y algo falla en alguna parte.”

            Pero sigamos con la historia. Hallá por el año 1968, los físicos del Centro del Acelerador Lineal Stanford (SLAC), bombarderon los protones con electrones de mucha energía -de 8 a 15 GeV- y obtuvieron un conjunto muy diferente de patrones de dispersión. A esta “luz dura”, el protón presentaba un aspecto completamente distinto. Los electrones de energía relativamente baja que empleó Hofstadter podían ver sólo un protón “borroso”, una distribución regular de carga que hacía que el electrón pareciése una bolita musgosa. Los electrones del SLAC pudieron sondear con mayor dureza y dieron con algunos “personajillos” que “correteaban” dentro del protón. Aquella fue la primera indicación de la existencia real de los Quarks.

            Todo avance ha requerido de muchísimo esfuerzo y de lo mejor de muchas mentes. Como podéis ver por la escueta y sencilla explicación aquí contenida, hemos aprendido muchas cosas a base de observar con atención los resultados de los experimentos que la mente de nuestra especie ha ideado para poder descubrir los secretos de la Naturaleza. Hemos aprendido acerca de las fuerzas y de cómo originan sus estructuras complejas, como por ejemplo los protones que no son, tan elementales como en un principio se creía. Los protones (que son Bariones) están formados por tres quarks y, sus primos (los Mesones) están compuestos por un quark y un anti-quark.

            Como nos decía el Nobel León Lederman: “Uno no puede por menos que sentirse impresionado por la secuencia de ¡semillas dentro de semillas!. La molécula está formada por átomos. La región central del átomo es el nucleo. El núcleo está formado por protones y neutrones. El protón y el neutrón están formados por… ¿hasta dónde llegará ésto?

            No es fácil conformarse con la idea de que, en los Quarks termina todo. Uno se siente tentado a pensar que, si profundizamos más utilizando energías superiores de las que ahora podemos disponer (14 TeV), posiblemente -sólo posiblemente- podríamos encontrarnos con objetos más pequeños que… ¡como cuerdas vibrantes! nos hablen de la verdadera esencia de la materia que, habiéndonos sido presentada ya, es posible que esconda algunos secretos que tendríamos que desvelar.

            Lo cierto que, de momento, sólo es un sueño y, la energía de Planck está muy lejos de nuestro alcance. Poder contar con la energía de Planck, por el momento y durante mucho, mucho, muchísimo tiempo, será sólo un sueño que algunos físicos tienen en la mente.

            Una regla universal en la física de partículas es que para partículas con energías cada vez mayores, los efectos de las colisiones están determinados por estructuras cada vez más pequeñas en el espacio y en el tiempo.

            El modelo estándar es una construcción matemática que predice sin ambigüedad cómo debe ser el mundo de las estructuras aún más pequeñas. Pero existen varias razones para sospechar que sus predicciones pueden, finalmente (cuando podamos emplear más energía en un nivel más alto), resultar equivocadas.

            Vistas a través del microscopio, las constantes de la naturaleza parecen estar cuidadosamente ajustadas sin ninguna otra razón aparente que hacer que las partículas parezcan lo que son. Hay algo muy erróneo aquí. Desde un punto de vista matemático no hay nada que objetar, pero la credibilidad del modelo estándar se desploma cuando se mira a escalas de tiempo y longitud extremadamente pequeñas, o lo que es lo mismo, si calculamos lo que pasaría cuando las partículas colisionan con energías extremadamente altas. ¿Y por qué debería ser el modelo válido hasta aquí? Podrían existir muchas clases de partículas súper pesadas que no han nacido porque se necesitan energías aún inalcanzables. ¿Dónde está la partícula de Higgs? ¿Cómo se esconde de nosotros el gravitón? y, por no dejar nada en el tintero… ¿Dónde estarán las cuerdas?

            Parece que el Modelo estándar no admite la cuarta fuerza (Gravedad), y tendremos que buscar más profundamente, en otras teorías que nos hablen y describan además de las partículas conocidas de otras nuevas que están por nacer y que no excluya la Gravedad. Ese es el Modelo que necesitamos para conocer mejor la Naturaleza. Los nuevos padigmas que postula Tom, están gritando ¡queremos salir a la luz!

            Claro que las cosas no son tan sencilla y si deseamos evitar la necesidad de un delicado ajuste de las constantes de la naturaleza, creamos un nuevo problema: ¿cómo podemos modificar el modelo estándar de tal manera que el ajuste fino no sea necesario?

            Está claro que las modificaciones son necesarias, lo que implica que muy probablemente haya un límite más allá del cual el modelo tal como está deja de ser válido. El modelo estándar no será nada más que una aproximación matemática que hemos sido capaces de crear, de forma que todos los fenómenos que hemos observado hasta el presente están reflejados en él, pero cada vez que se pone en marcha un aparato más poderoso, tenemos que estar dispuestos a admitir que puedan ser necesarias algunas modificaciones del modelo para incluir nuevos datos que antes ignorábamos.

            Más allá del modelo estándar habrá otras respuestas que nos lleven a poder hacer otras preguntas que en este momento, no sabemos ni plantear por falta de conocimientos. Si no conociéramos que los protones están formados por Quarks, ¿cómo nos podríamos preguntar si habrá algo más allá de los Quarks?

            Se han estado inventando nuevas ideas, como la supersimetría y el technicolor. Los astrofísicos estarán interesados en tales ideas porque predicen una gran cantidad de nuevas partículas superpesadas, y también varios tipos de partículas que interaccionan ultradébilmente, los technipiones. Éstas podrían ser las WIMP’s (Weakly Interacting Massive Particles, o Partículas Masivas Débilmente Interactivas) que pueblan los huecos entre las galaxias, y serían así las responsables de la masa perdida que los astrofísicos siguen buscando y llaman “materia oscura”.

            Que aparezcan “cosas” nuevas y además, imaginarlas antes, no es fácil. Recordemos cómo Paul Dirac se sintió muy incómodo cuando en 1931 dedujo, a partir de su ecuación del electrón, que debería existir una partícula con carga eléctrica opuesta. Esa partícula no había sido descubierta y le daba reparo perturbar la paz reinante en la comunidad científica con una idea tan revolucionaria, así que disfrazó un poco la noticia:

            “Quizá esta partícula cargada positivamente, tan extraña, sea simplemente el protón”, sugirió. Cuando poco después se identificó la auténtica antipartícula del electrón (el positrón) se sorprendió tanto que exclamó: “¡Mi ecuación es más inteligente que su inventor!”.

            Este último comentario es para poner un ejemplo de cómo los físicos trabajan y buscan caminos matemáticos mediante ecuaciones de las que, en cualquier momento (si están bien planteadas), surgen nuevas ideas y descubrimientos que ni se podían pensar. Así pasó también con las ecuaciones de Einstein de la realtividad general, donde Schwarzschild dedujo la existencia de los agujeros negros.

            Claro que, como dice Tom, antes de las ecuaciones tiene que estar situada la física que nos obligará a buscar esas ecuaciones para explicarla de manera autoconsistente. (Einstein y el Tensor métrico de Riemann en la Relatividad General).

            Claro que, a todo esto, tenemos que pensar en un Universo muy vasto y muy complejo que está dinamizado por leyes y energías que, aunque creemos conocer, nos puede estar ocultando muchas “cosas” que aún no sabemos y, llegar más allá de los Quarks…¡No será nada fácil!

            Si pensamos detenidamente lo que hasta el momento llevamos conseguido (aunque nuestros deseos se desboquen queriendo ir mucho más allá), tendremos que convenir en el hecho cierto de que, haber podido llegar al átomo y también a las galaxias es, al menos ¡asombroso!

            Sabemos de lugares a los que, físicamente (probablemente) nunca podamos ir, la física nos lo impide…al menos de momento en lo relacionado con las galaxias y, de manera irreversible para el “universo cuántico” que sólo podremos sondear con inmensas energías en los aceleradores que nos dirán, lo que queremos saber.

            Y, mientras todo esto ocurre, no debemos dejar de pensar en la necesidad de que, nuevos paradigmas y nuevas maneras de enfocar la Física, deben venir pronto, ya que, desde hace más de un siglo estamos estancados con lo que tenemos y, las cosas, tienen que ser renovadas.

            ¡La Física también!

  8. Excelente artìculo que a su vez genera controversia por el tipo de tema tratado, y es que la mecànica cuantica enriquece por sus variadisimo contenido.

    • Fandila

      Una cosa Tom:
      Dices que todos los electrones y todos los protones serían iguales porque presentan las mismas propiedades. Ahora bien, ¿De cuantos elementos se componen? Si ocurriese que su número fuese ilimitado(¿?) o muy grande, el que dos protones o electrones variasen en algunos de esos componentes, pienso que no sería nada drástico para que sigan siendo tales partículas, forzosamente habría un pequeño margen (Los cuantos no son “redondos”). Por otro lado basta con que las localizaciones sean distintas e incluso ligeramente distintas para que la cuantificación de sus propiedades también lo seo. Creo que no hay dos partículas idénticas.

      Muy bueno el enfoque haces y el contenido de tus comentarios.

  9. tttttttttttttttooooooooooooooooooooonnnnnnnnnnnnnnnnttttttttttttttttttooooooooooooossssssssssss

  10. tttttttttttttoooooooooooonnnnnnnnnnttttttttttoooooossssss

  11. Leyendo los pensamientos de los aquí concurrentes, que dejan sus opiniones, no pocas veces de un gran interés, me paro en algunas que llaman la atención:

    Fandila, por ejemplo, entre otras cosas nos dice:

    “Pese a todo podemos llegar tan lejos por nuestra perseverancia, nuestra voluntad en perseguir quimeras. Y porque, aunque sea un tópico: “Todos los caminos conducen a Roma…”

    Lo del amigo Tom Wood, con toda su carga de mehemencia, es digno de ser analizado y leído de manera pautada y sin prisas, llevan sus pensamientos una buena carga de “verdad” en lo concerniente a los conceptos que podemos tener de las cuestiones físicas y que, no siempre van en la buena dirección, o, están confundidos, entremezclados y conceptuados de manera tan paradógica que no parecen ni racionales, auqneu suenen bien.

    Él nos expone sus puntos de vista personales que, según mi criterio están muy bien encaminados y tiene ideas muy claras sobre cosas importantes que llama “energía-mada” o “energía-campos” pero que, definen de una manera muy literal lo que son las cosas miradas desde la perspectiva de la física real.

    Recuerdo aquí, aquel dicho de Heisenberg, cuando comentaba que, el día que se pudiera saber lo que encierra alfa (la constante de estructura fina), se secarían todas las fuentes de nuestra ignorancia.

    Y, efectivamente, alfa que es 2pi por e- al cuadro y que lo podemos reflejar como 1/137 (137, ese número puro y adimensional que no inventaron los hombres, sino que, está en la Naturaleza y, seguirá siendo el mismo para cualquier físico de cualquier planeta situado lejos de nosotros en el Universo). Resulta que dentro de la constante de estructura fina, están encerrados los secretos del electromagnetismo (e), de la relatividad espacial (c) y de la constante de Plancn (h). Es decir, ahí residen las teorías que rigen el mundo de la física y, no podemos decir, a ciencia cierta, que las conozcamos.

    Muchas son las cosas que nos quedan por saber pero, como dejó dicho Hilbert en su Tumba de Gotinga en Alemania: “Tenemos que saber, sabrémos”.

    Ya veremos si el hombre tenía razón. Viendo los telediarios y las noticias del mundo, no parece que seámos mucho más racionales que aquellos parientes nuestros que mataban Mamuts para comer.

    ¡La Humanidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *