El efecto placebo va más allá de los seres humanos

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Artículo publicado Karen Rhodenizer el 27 de noviembre de 2012 en la Universidad de Florida

Según un nuevo estudio de la Universidad de Florida, las ratas y los humanos tienen, al menos, una cosa en común: ambos reaccionan de la misma manera a un placebo.

“Este fue el gran descubrimiento – que los animales que esperaban un alivio del dolor, en realidad recibieron ese alivio al darles una sustancia inerte”, comentó el coautor John Neubert, especialista en dolor y profesor asociado del Departamento de Ortodoncia de la Facultad de Odontología de la Universidad de Florida. “Esto ayuda a confirmar nuestro modelo de que, como creemos, lo que hacemos en las ratas es un buen ejemplo de lo que se ve en los seres humanos”.

Placebo © by epSos.de


La investigación de los efectos del placebo podría conducir a la identificación de nuevas dianas terapéuticas en el cerebro, y de nuevas estrategias en el tratamiento de una gran variedad de enfermedades.

Una respuesta placebo es una aparente respuesta a un tratamiento que en realidad no se ha administrado. Para este estudio, los investigadores examinaron las respuestas placebo en referencia al dolor y al alivio del dolor evaluando cómo responde un animal cuando “piensa” que está consiguiendo un analgésico.

Los investigadores de la Universidad de Florida condicionaron a las ratas para esperar morfina o agua salada aplicando inyecciones de una u otra en dos sesiones. Luego, durante la tercera sesión, los investigadores dieron a ambos grupos la inyección de solución salina. Alrededor del 30 al 40 por ciento del grupo que había recibido previamente morfina actuaban como si hubieran recibido morfina de nuevo y mostraron alivio del dolor.

“El significado de esto es que podemos seguir avanzando y hacer más estudios mecanicistas y farmacológicos dirigidos a receptores diferentes”, comenta. “Podríamos realizar diferentes procedimientos y tratar de aplicar ese conocimiento a lo que creemos que sucede en los seres humanos”.

El estudio, de dos años de duración, publicado en la revista PAIN en octubre fue el resultado de la colaboración entre Neubert y Niall Murphy, especialista en adicciones y profesor asociado adjunto de la Universidad de California en Los Ángeles. Ambos decidieron examinar las respuestas al placebo ya que trabaja con las rutas y mecanismos relacionados con el dolor, la recompensa y la adicción.

“Sabemos algunas cosas básicas sobre la respuesta al placebo, pero el estudio que hemos hecho es importante porque ahora podemos observar la respuesta al placebo de una manera que no es posible realizar en los seres humanos debido a cuestiones prácticas y éticas”, indica Neubert. “Se pueden realizar diferentes manipulaciones en un modelo preclínico que no se podrían hacer en los seres humanos”.

Los primeros resultados de otro estudio realizado por los investigadores han demostrado resultados similares en ratones.

“Fue un hallazgo realmente emocionante, debido a que hemos utilizado nuestro novedoso sistema de prueba desarrollado aquí, en la Universidad de Florida, con el apoyo de mi departamento, la Facultad de Odontología, y la financiación del Instituto Nacional, sobre el Abuso de Drogas del Instituto Nacional de la Salud (NIH)”, comentó Neubert.“Esto nos permitirá ahora realizar modelos más ajustados de lo que vemos en los seres humanos. Estos estudios preclínicos e investigación traslacional aumentan nuestra confianza, y a partir de estos estudios básicos tratamos de aplicarlos a la condición humana”.

El Dr. Jianguo Cheng, profesor y director del Programa de Becas de la Clínica de Medicina del Dolor de Cleveland, indicó que el estudio ha establecido un modelo novedoso y útil para investigar los mecanismos del efecto placebo. El efecto placebo merece un mayor estudio, comentó Cheng, que no participó en el estudio.

“Debería felicitarse a los autores por su innovador diseño experimental y el análisis riguroso y sofisticado de los resultados”, comenta. “Esta combinación constituye una sólida base para la credibilidad de sus descubrimientos. Este elegante modelo demostró convincentemente las características esenciales de las respuestas del placebo al tratamiento simulado o al control de intervención que se observa frecuentemente en los seres humanos”.


Autor: Karen Rhodenizer
Fecha Original: 27 de noviembre de 2012
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *