Einstein tenía razón: El espacio-tiempo es liso, no espumoso

Artículo publicado el 10 de enero de 2013 en Space.com

El espacio-tiempo es liso en lugar de espumoso, según sugiere un nuevo estudio, anotando una posible victoria a Einstein sobre algunos teóricos cuánticos que llegaron tras él.

En su teoría general de la relatividad, Einstein describe el espacio-tiempo como algo fundamentalmente liso, curvándose solo bajo la tensión de la energía y la materia. Sin embargo, algunas interpretaciones de la teoría cuántica no están de acuerdo, viendo el espacio como algo compuesto de un espuma de minúsculas partículas que aparecen y desaparecen constantemente.

Gravity Probe B

Gravity Probe B y espacio-tiempo Crédito: NASA.


Parece que Albert Einstein estaba de nuevo en lo cierto.

Un equipo de investigadores llegó a esta conclusión tras seguir el largo camino de tres fotones a través del espacio intergaláctico. Los fotones se lanzaron en una gran explosión conocida como estallido de rayos gamma, que tuvo lugar a unos 7000 millones de años luz de la Tierra. Finalmente llegaron hasta los detectores del Telescopio Espacial de Rayos Gamma Fermi, de la NASA, en mayo de 2009, llegando con apenas una separación de un milisegundo.

Este empate en la llegada apoya sólidamente la visión Einsteniana del espacio-tiempo, dicen los investigadores. Las longitudes de onda de los fotones de un estallido de rayos gamma son tan pequeñas que deberían poder interactuar incluso con las “burbujas” más diminutas que proponen los teóricos cuánticos para esta espuma espacio-temporal.

Si realmente existe esta espuma, los tres fotones deberían haber sido golpeados un poco durante su épico viaje. En tal escenario, las posibilidades de que los tres alcanzaran el telescopio Fermi virtualmente al mismo tiempo, son muy bajas, dicen los investigadores.

Por lo que el estudio es un golpe contra la existencia de la espuma tal como se piensa actualmente que es, aunque no un golpe mortal.

“Si después de todo existe la espuma, creemos que debe ser a una escala mucho menor que la longitud de Planck, lo que indica que podría haber implicada una física distinta”, dice el líder del estudio Robert Nemiroff, de la Universidad Tecnológica de Michigan (Michigan Technological University), en un comunicado. (La longitud de Planck es una distancia casi inimaginablemente pequeña, aproximadamente una billonésima de billonésima del diámetro de un átomo de hidrógeno).

“Existe la posibilidad de que sea una fluctuación estadística, o que la espuma espacio-temporal interactúe con la luz de forma diferente a como imaginamos”, añade Nemiroff, que presentó sus resultados el 9 de enero en la 221 reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Long Beach, California.

Si el estudio resulta ser cierto, las implicaciones son muy grandes, dicen los investigadores.

“Si futuros estallidos de rayos gamma confirman esto, habremos aprendido algo muy fundamental sobre nuestro universo”, dice en un comunicado Bradley Schaefer de la Universidad Estatal de Louisiana (Louisiana State University).


Fecha Original: 10 de enero de 2013
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (16)

  1. Gustavo

    Genial este blog, felicito mucho a su(s) autor(es)

  2. mariano gomez

    Este descubrimiento ya lo había predicho yo en mi libro y teoria http://gomezdeolea.com/

    • Algún comentarista ha emitido este comentario con mi nombre, y usando mi correo.
      En ningún sitio, ni en mi libro: “La materia, energía oscura”, ni en mi web ni en mi artículo ·Teoría Cuántioca de la Energís Oscura” he escrito que yo he predicho ese descubrimiento.
      En el próximo comentario, daré a conocer las bases de mi teoría.
      Saludos de Mariano

  3. Así que, finalmente, Einstein tenía razón contra los que muchos opinaban y, si nos acordamos de aquellas célebres batallas mantenidas con Bhor y otros -en las que supuestamente salió vencido-, recordaremos que, la mecánica cuántica, tal como era formulada, no convencía al maestro.

    Acordaos de los trucos ingeniosos descubiertos por Werner Hesinberg, Paul Dirac, o, Schrödinger que vinieron a mejorar y completar las reglas generales de la mecánica cuántica. Sin embargo, algunos de aquellos pioneros (Einstein y el mismo Schrödinger), sin embargo, presentaron serias objeciones a dicha interpretación de la naturaleza de lo muy pequeño.

    Podríamos formular una simple pregunta que pondría en un brete a más de uno: ¿Dónde está realmente el electrón, en el punto x o en el punto y? En pocas palabras, ¿dónde está en realidad? Si prestamos atención a Bohr, no tiene ningún sentido buscar tal realidad. Las reglas de la mecánica cuántica, por sí mismas, y las observaciones realizadas con detectores serían las únicas realidades a las que deberíamos prestar atención y de las que podemos hablar.

    Muchas veces me sorprende oír a muchos “científicos” que hablan con una “seguridad” de lo que dicen (como si de una verdad inamovible se tratara), que nos lleva a pensar en que son menos científicos de lo que pretenden ser. Ellos (en realidad), creen que saben y, no llegan a darse cuenta de que están hablando de un simple modelo que ha sido construído matemáticamente hablando, para poder explicar eso que, nosotros, los humanos, creemos que es la realidad del mundo. Sin embargo, más de una vez hemos tenido que cambiar esos modelos y rectificar esa “realidad” por otra que, resultó ser “más real”.

    Así parece que ha resultado del caso aquí presentado en el que, finalmente, le vienen a dar la razón a aquel que antes ¿no la tenía?

    Siempre será de esa manera y, sólo el tiempo viene a dar o quitar la razón a los que los pensadores imaginativos como Einstein, nos transmiten de lo que ellos piensan que el mundo es.

    Acordáos de Aristarco de Samos, habló del Modelo Heliocéntrico siglos antes que Copérnico y, finalmente, fue ´ñeste el que se llevó los honoires, ya que, en tiempos de Aristarco, ¿quién lo podía comprender?

    ¡Espuma cuántica! ¡Materia oscura! ¡Fluctuaciones de vacío! ¡Bpsopnes que reparten masa!… Y tantas cosas que imaginamos.

    SAludos amigos.

    PD.

    Me resulta extraño el nuevo formato de la página… Habrá que acostumbrarse.

  4. Carlo

    Un errorcito, en el quinto párrafo dices protones cuando debería ser fotones; los protones si habrían interactuado, y mucho ;)
    Y si mi humilde opinión vale de algo, echo de menos los links a artículo siguiente/anterior, eran muy cómodos para leer las últimas noticias (aunque me gusta el nuevo diseño del blog)

  5. Carlo

    Acabo de ver los botones, que están abajo en vez de arriba. Mis disculpas.

  6. Jllavina

    No conozco los promenores del estudio, pero que 3 fotones lleguen casi a la vez a un detector no implica que salieran a la vez de la fuente, ¿no? ¿Cómo podemos estar seguros de eso?

  7. Fandila

    Pues a qué se refería Einstein con lo de espacio tiempo.

    Ese espacio tiempo más parece que sea algo abstracto. No olvidemos que en tiempos de Einstein la cuántica desarrollada era aún muy incipiente.
    Desde luego hablar de un espacio tiempo liso no va mucho con la idea de algo volumétrico. ¿Se trataría de un “compacto” o de algo compuesto de granos o filamentos infinitamente pequeños? O a lo mejor se tratase de una otra dimensión continua.

    Pienso que hemos de desligar el espacio tiempo abstracto de Einsteín, como a espacie de una geometría volumétrica lisa, de lo que entendemos como vacío material.
    “”Las longitudes de onda de los fotones de un estallido de rayos gamma son tan pequeñas que deberían poder interactuar incluso con las “burbujas” más diminutas que proponen los teóricos cuánticos para esta espuma espacio-temporal”"
    Nos olvidamos que la velocidad de los fotones en el vacío es una media equivalente a c, y que es c y no otra mayor o menor porque el impedimento del vacío debido a su densidad interactiva es esa y no otra. Las burbujas cuánticas (O vórtices, o lo que sean)en el vacío presentarán dimensiones diversas con arreglo a una cuantificación. Es lógico que las tales burbujas sean menores y más numerosas en el “vacío profundo” que en el más inmediato.
    Establecer la densidad media o impedimento para los campos del fotón que además es neutro eléctricamente y que se han movido en 7000 millones de años c, es poco menos que muy aventurado. La media para los desplazamientos será de una homogeneidad que roze la identidad para todos ellos.
    Por otro lado la penetrabilidad de los atomos casi vacíos (Para una longitud de onda de una billonésima de billonésima deldiametro del átomo de hidrógeno) sería practicamente del 100%, o en su defecto de escasas interacciones aleatorias.
    Otro punto a tener en cuenta es, que la transformacines en el vacío habrán de ser progresivas desde lo más profundo, lo que unido a la uniformidad general casi aburrida del vacío, harán que la luz una dimensión superior se mantenga constante o casi constante en su velocidad.
    El experimento debería ser revisado hacia otro más casero y fácil de comprobar: el océano cósmico(Para vacío normal se refiere) será tanto más uniforme cuanto más luengo y extenso.
    Creo que justificar un espacio tiempo continuo en aras de una teoría geométrica de la gravedad es como quedarse solo en la superficie (Como hizo Einstein).

  8. Vicente

    Me gusta el nuevo formato. Tras los dos puntos ese “El” debe ir con minúscula inicial.

  9. Dr. Ramanujan

    Bueno, me hace gracia que digan que implica una física distinta el hecho de que la “espuma” sea más pequeña de lo necesario para interactuar con fotones. No sé de dónde sale eso: si eso no fuera así, entonces a partir de una distancia X no veríamos nada, porque todo sería un borrón cósmico… oh, wait xDDD

    Pero si quieren todavía salvar la creencias actuales, de uno u otro lado (o ambos, en este caso), Super-Ockham ataca de nuevo: “que la espuma espacio-temporal interactúe con la luz de forma diferente a como imaginamos”, en sus propias palabras.

    Vamos, otra vez interpretando todo desde la nada más incómoda xD.

  10. OzzyBulla

    “Si realmente existe esta espuma, los tres fotones deberían haber sido golpeados un poco durante su épico viaje” Pero la probabilidad de estos golpes con las burbujas de la espuma es igual para los tres fotones. Por lo tanto, a lo largo de 7.000 millones de años (o lo mismo de años/luz recorridos) la cantidad de eventos ocurridos en ellos tenderá a igualar la probabilidad; es decir, a ser casi idéntica para los tres; casi idéntica, o sea, con una diferencia algo así como un milisegundo entre uno y otro.

    • JD

      El estudio se basa en indicar que las posibilidades de que llegaran al mismo tiempo los tres fotones son muy bajas. Una de dos: o bien los expertos que han realizado el experimento desconocen estadística básica, o su comentario es errado y por haberlo transmitido en modo aseverativo sin atenuantes, mentiroso.

  11. JD

    El experimento llevado a cabo puede que sea útil para poder acercarnos un poco más al conocimiento de nuestro universo y de las leyes que lo gobiernan, pero de ninguna manera es concluyente en cuanto a la controversia existente entre la mecánica cuántica y la relatividad general. Si acaso se confirmara que debe descartarse la hipótesis de “la espuma”, cosa que no me extrañaría, eso no daría por tierra con toda la teoría cuántica. Nos guste o no, el univeros observado a escalas ínfimas resulta ser de un comportamiento paradójico en relación a nuestra intuición.
    Einstein, no lo olvidemos, también fue más allá de nuestra intuición al sentar las bases de su teoría. Ha cabalgado en un rayo de luz, procuró observar al universo tal y como se observaría yendo a la carrera de una onda electromagnética. Y ciertamente, el universo que se le presentó resultó ser diferente a lo que la intuición por entonces señalaba.
    Esta característica de la teoría de la relatividad es común con la mecánica cuántica: también la MC surge de tomar posición fuera de lo meramente intuitivo, implica salir de los parámetros de nuestra experiencia corriente. Y lo cierto es que allí nos encontramos un universo que no reponde a las leyes que conocíamos: para poder explicar el universo observado desde la experiencia de una partícula, han debido formularse otras leyes que para nuesta intuición forjada por nuestra experiencia como seres humanos resultan paradójicas.
    Tal vez en el futuro encontremos explicaciones que nos dejen más conformes por estar más de acuerdo con lo que hoy consideramos aceptable o digerible. Pero, por otro lado, acaso no tengamos más remedio que ampliar el espectro de lo que consideramos aceptable.

  12. Curro

    Desde mi ignorancia de simple aficionado, creo que parece un resultado acomodado a una idea previa. Solo tres fotones y con una separación que tanto podría justificar las interacciones como no hacerlo, no me parece suficiente.

  13. Carlos M

    No soy cosmólogo, pero no sería lógico que aunque la estructura microscópica del espacio-tiempo fuera irregular, si hacemos una suma de todos los posibles caminos éstos se mantengan aún así rectos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *