Betelgeuse se prepara para una colisión

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Artículo publicado el 22 de enero de 2013 en ESA

En esta nueva imagen del observatorio espacial Herschel, de la ESA, se muestran arcos alrededor de Betelgeuse, la estrella supergigante roja más cercana a la Tierra. La estrella, y sus arcos en forma de escudos, podrían colisionar con un intrigante “muro” de polvo dentro de 5000 años.

Betelgeuse se sitúa en el hombro de la constelación de Orión, el Cazador. Puede verse fácilmente a simple vista en los cielos nocturnos del hemisferio norte como una estrella anaranjada-rojiza, encima y a la izquierda del famoso cinturón de Orión, compuesto por tres estrellas.

Betelgeuse se prepara para una colisión

Betelgeuse se prepara para una colisión Crédito: ESA


Con, aproximadamente, 1000 veces el diámetro del Sol y 100 000 veces más brillante, las impresionantes estadísticas de Betelgeuse tienen un coste. Esta estrella está, probablemente, camino de una espectacular explosión de supernova, habiéndose ya hinchado para formar una supergigante roja, y arrojado una fracción significativa de sus capas exteriores.

La nueva visión de Herschel del infrarrojo lejano muestra cómo están impactando los vientos de la estrella están impactando contra el medio interestelar, creando un arco de choque cuando la estrella se mueve a través del espacio a velocidades de alrededor de 30 km/s.

Una serie de arcos de polvo rotos por delante en la dirección del movimiento de la estrella, atestiguan una turbulenta historia de masa perdida.

Más cerca de la propia estrella, una envoltura interna de materia muestra una pronunciada estructura asimétrica. Las grandes células convectivas en la atmósfera externa de la estrella han dado lugar, probablemente, a eyecciones localizadas y agrupadas de restos de polvo en distintas etapas pasadas.

También se observa una interesante estructura lineal más lejos de la estrella, más allá de los arcos de polvo. Aunque algunas teorías previas propusieron que esta barra era el resultado del material eyectado durante una etapa previa de la evolución estelar, el análisis de la nueva imagen sugiere que es, o bien un filamento lineal vinculado al campo magnético de la galaxia, o el borde de una nube interestelar cercana que se ve iluminada por Betelgeuse.

Si la barra es un objeto completamente distinto, entonces, teniendo en cuenta el movimiento de Betelgeuse y sus arcos, y la separación entre ellos y la barra, el arco más externo colisionará con la barra en apenas 5000 años, y la propia supergigante roja lo hará 12 500 años más tarde.


Fecha Original: 23 de enero
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *