El estudio SETI de exoplanetas habitables no arroja ningún resultado para Jill Tarter

Artículo publicado el 7 de febrero de 2013 en The Physics ArXiv Blog

Los exoplanetas de mayor interés no muestran señales de civilizaciones inteligentes – por el momento.

El descubrimiento de un número creciente de exoplanetas potencialmente habitables, añade un poco de pimienta a la búsqueda de inteligencia extraterrestre. Por primera vez, los astrónomos pueden dirigir la búsqueda hacia estos planetas, con mayores probabilidades, en lugar de apuntar hacia las estrellas sin rumbo fijo.

Hoy, Jill Tarter, del Insituto SETI, y famosa por Contact, junto con un grupo de compañeros, revelan los resultados de su primera búsqueda directa, llevada a cabo entre febrero y abril de 2011.

Estos chicos apuntaron el telescopio de Green Bank, en Virginia Occidental, hacia 86 estrellas que alojan exoplanetas, descubiertos por el telescopio espacial Kepler. Escogieron estos objetivos debido a que tienen exoplanetas en la zona de habitabilidad y tenían cinco o más exoplanetas, o super-Tierras, con órbitas relativamente grandes.

Kepler-22b

Kepler 22-b


Tarter y compañía observaron señales en el rango de los 1-2 GHz, la región usada por los teléfonos móviles e inalámbricos en la Tierra. En particular, buscaban señales que cubriesen un espectro no mayor de 5Hz, dado que no hay ningún mecanismo natural conocido que produzca unas señales en una banda tan estrecha. “Las emisiones de apenas unos pocos Hz de anchura espectral son, hasta donde sabemos, un indicador inconfundible de ingeniería por parte de una civilización inteligente”, dicen.

El gran desafío con este tipo de observaciones, es descartar los falsos positivos generados en la Tierra. Tarter y sus colegas desarrollaron una técnica basada en la simple idea de que una señal solo puede ser interesante si aparece en los datos mientras el telescopio están apuntando a la estrella objetivo, pero no cuando el telescopio apunta hacia cualquier otro lugar. “Esto excluye el 99,96 por ciento de las señales candidatas”, comentan.

Esto nos dejó 52 señales candidatas, que Tarter y compañía estudiaron buscando signos de un origen terrestre.

Sus conclusiones son directas. “No se encontraron señales de origen extraterrestre”, señalan.

Sin embargo, hay algunos avisos importantes. En particular, la cuestión de la potencia de las señales que puede captar el telescopio de Green Bank.

Tarter y sus colegas consideran, en particular, el haz más potente que pueden emitir al espacio los humanos: el Radar Planetario de Arecibo, en Puerto Rico. Dicen que, si se apuntase hacia la Tierra un haz similar, lo habrían observado a una distancia de hasta 10 000 años luz. Por supuesto, la probabilidad de una coincidencia tan feliz, es pequeña.

Las civilizaciones más avanzadas podrían tener más potencia disponible, y ser más fáciles de observar. En particular, las civilizaciones que hayan aprovechado toda la energía de su estrella – las conocidas como civilizaciones de Tipo II Kardashov – deberían ser fácilmente observables.

Los resultados permiten que el equipo establezca límites restrictivos a las civilizaciones de Tipo II Kardashov. Tarter y compañía dicen que el resulta negativo implica que el número de estas civilizaciones que emiten en el rango de 1-2GHz rdebe ser menor a uno en un millón por cada estrella similar al Sol.

Esto nos deja aún mucho campo de estudio, y el equipo señala que la rápida mejora de la tecnología en sensores de señales de radio, indica que los investigadores deberían ser capaces de estrechar estos límites significativamente en un futuro no muy lejano.


Artículo de Referencia: arxiv.org/abs/1302.0845: A 1.1 to 1.9 GHz SETI Survey of the Kepler Field: I. A Search for Narrow-band Emission from Select Targets

Fecha Original: 7 de febrero de 2013
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (12)

  1. reneco

    Una de las debilidades del proyecto seti es que una civilización avanzada no desperdicia energía, la eficiencia es una cosa deseable en la comunicación lo que induciría a pensar que la señal de origen es débil y no detectable con nuestros medios, pero ciertamente no es inútil seguir escuchando el espacio

    • Totalmente de acuerdo. Lo que define el progreso tecnológico es la eficiencia y, de hecho, los humanos ya lo estamos viendo. Los sistemas de comunicación digital, como la TDT, transmiten a potencias mucho menores que los sistemas analógicos con lo que su alcance también es menor.

      Y, para redondear el problema, los sistemas digitales usan técnicas de modulación muy complejas que hacen que la señal sea mucho mas frágil, con lo que sus probabilidades de sobrevivir a un viaje interestelar son también mucho menores.

      En resumen, que las civilizaciones mas avanzadas es mas que probable que sean indetectables no porque hayan dejado de usar las comunicaciones por radio, sino porque sus señales nos llegan tan deterioradas que resultan irreconocibles.

  2. No he leído a lo largo del artículo que estos científicos hayan pensado en que, los planetas estudiados estén habitados por Civilizaciones como las de los Sumerios… Por ejemplo, en cuyo caso, detectar esas señales que buscan sería un método estéril, infructuoso.

    Quizá lo que deben buscar sean otros parámetros distintos como los de la atmósfera del planeta y similares que sean indicadores de la presencia de vida que, no necesariamente, tiene que ser inteligencia…todavía.

    Siempre que se habla del tema de la vida inteligente en otros mundos nos hemos encontrado con los mismos problemas… ¡falta de resultados! Sin embargo, debemos insistir en ese modelo de búsqueda que es el más lógico y racional, ya que, pensar en el otro…

    “Se podía buscar la vida más allá del Sistema solar viajando a las estrellas, pero hacerlo dentro de un período razonable es realmente mucho pedir. Las estrellas están demasiado lejos: una nave espacial capaz de viajar a algo más de un millón y medio de kilómetros por hora –que sería una nave asombrosamente rápida, pues podría volar desde la Tierra a Marte en menos de dos días- tardaría casi tres mil años en llegar a Alfa de Centauro, la estrella más cercana. Si los astronautas avanzaran hasta la siguiente estrella prometedora –Delta del Pavo, de clase espectral F8, sería una elección razonable- y luego se dirigiesen, digamos, a Beta de la Hidra para después marchar a Zeta del Tucán antes de detenerse para un bien ganado reposo, habrían logrado visitar sólo una cienmillonésima parte de las estrellas de la Galaxia, una muestra estadística menos significativa que tratar de comprender todos los escritos de Shakespeare examinando sólo dos letras de uno de sus sonetos. Más aún, el viaje llevaría más de treinta mil años, que es un período demasiado largo; hace treinta mil años nuestros antepasados paleolíticos tallaban los primeros tambores de madera de nuestro mundo.”

    Las distancias que tenemos que vencer son una auténtica locura y, de momento al menos, tenemos pocas herramientas fiables, para que, con seguridad, podamos hallar lo que buscamos.

    ¡Paciencia!

  3. Carlo

    En los últimos párrafos es escala de Kardashev o de Kardashov, ¡no de Kardashian! Que esa es una modelo de USA. http://es.wikipedia.org/wiki/Escala_de_Kardashov

    Además, justo antes de la foto, dice “super-Tierras, con órbitas relativamente largas”. Creo que debería ser “super-Tierras, con órbitas relativamente grandes”, que tiene más sentido.

  4. JANE BOWLES

    Hay una variable, un factor que nunca he escuchado ni leído en los blogs, foros y debates que he mantenido o a los simposios que he asistido. ¿Cuántos años de comunicaciones mediante frecuencias hemos tenido? Vale no es original pero sí lo es esta cuestión: ¿Cuantos años más nos quedan de comunicaciones mediante frecuencias? La implementación de las comunicaciones cuánticas está a la vuelta de la esquina. China, la ESA, etc.; están compitiendo para lograr las comunicaciones mediante transportación cuántica satelital. ¿Nos quedan diez, quince o veinte años más de comunicación con ondas? No solo ha de coincidir que la civilización haya avanzado hacia los descubrimientos de las ondas y sus frecuencias, no solo hay que sopesar que no se haya autodestruido esa civilización; también, al apuntar con nuestros radiotelescopios ternemos que “esperar” que la civilización emisora se encuentre en el impasse de tiempo entre este tipo de comunicaciones y las comunicaciones cuánticas. ¿Cuán breve ha sido (va a ser) nuestro impasse? ¿Setenta, cien años?
    Soy partidario de ampliar los fondos del SETI, pero hay que volcarse en los métodos de detección atmosféricas y en la creación de telescopios mucho más potentes.

    Espero vuestras opiniones.

    • Gerardo

      Creo que incluso es mas complejo, que tal si estan usando neutrinos para la comunicación? esos no estamos buscandolos por que nosotros mismos no sabemos usarlos en masa ahora, pero es posible como ya se dijo antes en este mismo blog.

      Además por que usar como referencia las frecuencias celulares? ya se estan vendiendo los Samsung Galaxy SIII en eta carinae?, no creo que unos rangos de frecuencia decididos por cuestiones historicas o politicas sean referencia para la busqueda extraterrestre

  5. Dr. Lorentz

    Bueno, lo que es tremendo es cómo funcionan las cosas. Un señor, producto totalmente cultural de esta época histórica, se saca de la chistera, sin la menor base empírica ni ningún fundamento sólido teórico, una clasificación de civilizaciones tecnológicas en función de su consumo de energía, aplicando aquello de se cree el ladrón que todos son de su condición.

    La propia taxonomía aplicada a la propia especie humana no sirve para nada. Por esa regla de tres, la cultura hispánica (subcivilización occidental, el sub- sin ningún propósito peyorativo y sólo para indicar que es parte de un todo mayor) consumía, de lejos, muchísima más energía que por ejemplo la estructura social que giraba en torno a la Hansa o por ejemplo, la naciente potencia inglesa. O, si se prefiere, el imperio Otomano, que era todavía más despilfarro. Ni uno ni otro de los ejemplos de consumos energéticos claramente un orden de magnitud por encima de sus rivales revelan ninguna superioridad tecnológica especial, ningún nivel de vida especialmente mejor que el de sus vecinos (al contrario), ni ningún tipo de sociedad especialmente avanzada. Extendiendo este ejemplo más en la historia, lo que parece es que cuánta más energía se consume tanta más rapidez hacia la autodestrucción y tanta más agresividad.

    Entendamos esto en su correcta medida: obviamente no es aplicable a civilizaciones extraterrestres por las mismas razones aducidas arriba (que son comportamientos específicamente humanos), pero la idea que subyace tras la clasificación estriba en una especie de control del entorno, que aparentemente una civilización más avanzada “necesita”, y para eso un consumo de energía mayor.

    A mí me parece un argumento falaz, y además erróneo. En cualquier caso, esto no está probado en ninguna parte, no se ha modelizado siquiera con seriedad, y técnicamente hablando, esa clasificación es una pura magufada.

    Pues se usa como si fuera palabra de Newton.

    Yo es que me quedo acojonado.

    Qué cojones esperan encontrar partiendo de esas premisas.

    • Dr. Lorentz

      Ah, y por descontado, si son seres que no se parecen físicamente en nada a los humanos, y cuando digo en nada digo en nada, es posible que no necesiten sistemas de telecomunicación. Y que para el tratamiento masivo de datos, opten desde el principio por cableados y no por emisión en abierto. Un planeta con una atmósfera densa no es precisamente un chollo para comunicación radioeléctrica (y si no tiene ionosfera, no vale para nada más allá del horizonte), otro totalmente cubierto de agua cuatro cuartos de lo mismo.

      Por favor, por lo menos imaginación. No tienen Nokias, mujer. No les va a dar por ahí, no van a tener esa pulsión de estar conectados todo el día.

  6. Nicolas

    Las probabilidades de encontrar vida inteligente que utilice ondas de radio es muy pero muy baja… nuestro planeta tiene vida inteligente (homo habilis) desde hace unos 2.5 millones de años… pero solo se han emitido ondas de radio en los ultimos 120 años… y nos deben quedar unos 100 años mas de ondas de radio… es decir, que si el proyecto SETI encuentra señales de radio deberiamos considerarnos sumamente suertudos… ya que habriamos captado a una especie en su ventana de 200 años de emision de ondas de radio.

    Ahora bien, de encontrar planetas que emitan ondas de radio, estos deberian estar a menos de 200 años luz de distancia, ya que si se encuentran a mayor distancia (y considerando que justo los captamos cuando empiezan a transmitir sus primeras ondas de radio) nuestro mensaje deberia llegarles antes de que ellos cierren su ventana de 200 años (y suponiendo que ellos tambien estan buscando ondas de radio provenientes del espacio)

    Por otro lado, al ser tan baja la probabilidad de contrar vida inteligente de esta manera, de encontrarla, seria una prueba irrefutable de que el universo esta lleno de vida en todas las galaxias.

  7. Chapu

    Nuestro problema, como siempre, es que no tenemos imaginación, o la tenemos demasiado amoldada a cánones humanos. Existen muchas, muchísimas posibilidades de que una civilización extraterrestre (sobre todo si es avanzada) utilice otros medios de transmisión de datos, p.ej. canales de neutrinos, transmisión cuántica, etc. Pero lo más importante ¿quieren comunicar con el exterior? ¿Están interesados en hablar con sus vecinos? Ahí lo dejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *