Se revela el origen de la leucemia

ComparteTweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someoneShare on Google+8Share on Reddit0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Tumblr0Print this page

Artículo publicado el 19 de octubre de 2015 en Universidad de Cambridge

Científicos del Instituto para Investigación Médica de Cambridge, perteneciente a la Universidad de Cambridge, y el Laboratorio del Consejo para Investigación Médica en Biología Molecular (LMB) han aprovechado los revolucionarios avances en imagen microscópica para revelar el origen de la leucemia.

Los investigadores estudiaron las minúsculas fábricas de proteínas, conocidas como ribosomas, aisladas de las células. Sacaron el máximo provecho a las mejoras realizadas en el LMB a una técnica de imagen conocida como microscopía crioelectrónica de partícula aislada.

Leucemia Linfocítica Crônica

Leucemia Linfocítica Crónica Crédito: Dione Silva


Los microscopios, capaces de lograr un detalle casi de nivel atómico, permitieron al equipo vincular el origen molecular de un raro desorden hereditario que predispone a la leucemia, conocido como ‘síndrome de Shwachman-Diamond’, y una forma más común de leucemia aguda, con una ruta común implicada en la construcción de los ribosomas.

La investigación, patrocinada por el organización benéfica contra la leucemia Bloodwise y el Consejo de Investigación Médica (MRC), se publica en línea en la revista Nature Structural and Molecular Biology.

Los ribosomas son la maquinaria molecular de las células que producen proteínas “traduciendo” las instrucciones contenidas en el ADN mediante moléculas mensajeras intermedias. Los errores en este proceso se sabe que desempeñan un papel en el desarrollo de algunos trastornos en la médula ósea y leucemias. Hasta el momento, los científicos no habían logrado estudiar los ribosomas con detalle suficiente para comprender exactamente qué iba mal.

Los ribosomas se construyen siguiendo una serie de pasos discretos, como una cadena de montaje. Uno de los pasos finales implica la liberación de un bloque básico clave que permite que el ribosoma se haga completamente funcional. El equipo de investigación demostró que un mecanismo subyacente corrompía este último y fundamental paso, evitando un adecuado ensamblaje del ribosoma.

Esto proporciona una explicación a cómo los procesos celulares funcionan incorrectamente tanto en el síndrome de Shwachman-Diamond como en 1 de cada 10 casos de leucemia linfoblástica aguda de células T. Esta forma de leucemia, que afecta a unos 60 niños y preadolescentes al año en el Reino Unido, es más difícil de tratar que la forma más común, la de células B.

Los hallazgos de los científicos de Cambridge, que trabajaron el colaboración con científicos de la Universidad de Rennes, en Francia, abren la posibilidad de poder diseñar un único medicamento dirigido a este fallo molecular para tratar ambas enfermedades.

El Profesor Alan Warren, del Instituto para Investigación Médica de Cambridge en la Universidad de Cambridge, comenta: “Estamos empezando a encontrar que muchas formas de cáncer de sangre pueden rastrearse hasta defectos en los procesos básicos de trabajo doméstico en la maduración celular. Las mejoras pioneras en los microscopios electrónicos allanan el camino para la creación de un mapa detallado de cómo se desarrollan estas enfermedades, de una forma que nunca antes fue posible”.

La microscopía crioelectrónica de partícula aislada conserva los ribosomas a temperaturas por debajo de cero, permitiendo la recolección y acumulación de múltiples imágenes de ribosomas madurando en distintas orientaciones para, finalmente, proporcionar más detalle.

La técnica se ha refinado en el LMB mediante el desarrollo de nuevos ‘detectores directos de electrones’, para percibir mejor los electrones, dando como resultado unas imágenes con una calidad sin precedente. También se desarrollaron nuevos métodos para corregir los movimientos en las muestras inducidos por el haz, y métodos de clasificación para separar varias estructuras distintas.

El Dr. Matt Kaiser, Jefe de Investigación en Bloodwise, apunta: “Los nuevos enfoques en la biología sobre los cánceres de sangre y los desórdenes que se originan en la médula ósea sólo han sido posibles gracias a los últimos avances en la tecnología. Aunque la tasa de supervivencia en la leucemia infantil ha mejorado drásticamente en los últimos años, esta forma de leucemia es más difícil de tratar, y aún depende en exclusiva de la quimioterapia. Estos hallazgos ofrecerán una esperanza de que puedan desarrollarse nuevos tratamientos más focalizados”.

Referencias


Weis, F et al. Mechanism of eIF6 release from the nascent 60S ribosomal subunit. Nature Structural and Molecular Biology; 19 Oct 2015

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *