Cómo mejorar el pensamiento crítico de los estudiantes

Artículo publicado por Bjorn Carey el 17 de agosto de 2015 en la Universidad de Stanford

Físicos de las Universidades de Stanford y de la Universidad de Columbia Británica han encontrado que animar a los estudiantes a tomar decisiones repetidamente sobre los datos recopilados durante los cursos introductorios de laboratorio, mejora sus habilidades de pensamiento crítico.

Los cursos  introductorios de laboratorio aparecen en todas partes en la educación científica, pero se han hallado pocas pruebas de cómo, o si, contribuyen al aprendizaje. A menudo se ven, principalmente, como ejercicios de tipo “libro de cocina” en los cuales los estudiantes simplemente siguen las instrucciones para confirmar los resultados dados en los libros de texto, con poco aprendizaje.

Péndulo oscilante

Péndulo oscilante

Seguir Leyendo…

Respuesta a: ¿Son responsables los famosos de la publicidad que hacen?

Esta mañana, mientras hacía mi repaso habitual por las noticias publicadas en los medios que sigo, apareció un post que llamó mi atención especialmente. El amigo José Manuel López (@ScientiaBlog) escribía un post en su blog, absolutamente recomendable, por si no lo conocían, titulado ¿Son responsables los famosos de la publicidad que hacen?

Mi respuesta por twitter tras leer el post, en un alarde de prosa, fue:

A lo que obtuve una respuesta que me hizo recordar mis años de estudiante:

Traducción, “justifique su respuesta”. Y bueno, a eso voy.

Antes de nada, sugiero que se pongan en antecedentes leyendo el post original, que enlazo más arriba. En él, se lanzan dos preguntas:

¿Tienen responsabilidad los famosos en los productos que publicitan? ¿Se les puede culpar de que los alimentos o complementos alimenticios a los que ceden su imagen no cumplan lo que prometen y puedan confundir al consumidor?

En cierto modo, supongo que todos hemos asumido que la publicidad es mentira, lo cual no quita para que nos estén mintiendo descaradamente.

Power Balance D-Rose

Aquí tenemos a Derrick Rose, el fenomenal base de los Chicago Bulls, gran estrella de la NBA, anunciando la nunca suficientemente denostada Power Balance.

¿Es responsable el señor Rose de la publicidad de Power Balance? ¿Es responsable de que Power Balance fuese una tira de plástico con un holograma que no sirviera para mucho más que ganar un montón de dinero a sus creadores?

¿Por qué?

Pues porque está ofreciendo su imagen, y no sólo su imagen, sino todo un pack que lo acompaña. Es un deportista de élite vendiendo un producto que publicita un mejor rendimiento físico. El señor Rose, al aparecer publicitando este producto, explícitamente está dándole el visto bueno. “Yo, deportista de élite, uso este producto y funciona. ¡Cómpralo!”. Estás asociando no ya sólo tu imagen, sino tu propia marca personal, a un producto, y, con ello, avalándolo, generando ventas, y obteniendo un beneficio de las mismas en concepto de contrato de publicidad.

Cuando yo, humilde bloguero, recibo una oferta de publicidad para este espacio, tengo dos opciones. Decir a todo que sí, coger la pasta y correr, o tener un poco de decencia, informarme del producto que voy a publicitar y, una vez llego a una conclusión, promocionar o no el producto.

Ojo, no estoy hablando de que tengamos que ser expertos en todo. Estoy hablando de recabar información, de tener sentido crítico, de ser HONESTO, y, por qué no, de exigir una demostración de las bondades del producto.

Una señora vendiendo una crema antiarrugas no tiene por qué ser experta en bioquímica, ni estar al tanto de la normativa europea, podría simplemente decir: “Déjame que pruebe el producto durante un mes, si funciona como dices, te lo vendo”. Podríamos caer en el efecto placebo, en el amimefuncionismo, pero al menos sería un anuncio honesto de una persona que está vendiendo algo que considera realmente beneficioso.

No estamos hablando de una responsabilidad legal, ni siquiera de un conocimiento profundo de cada producto que se venda. Estamos hablando de responsabilidad moral. Y no sólo responsabilidad con aquellos compradores que han adquirido el producto porque tú lo estás vendiendo, sino incluso con tu propia marca.

¿Ven ustedes a Derrick Rose de la misma forma desde que han visto la publicidad de arriba? Posiblemente, sí, ya que asumen que ni se ha molestado en saber si funcionaba o no el plástico en cuestión, simplemente ha cobrado por poner la cara, sin embargo, en otros casos puede llevar al hundimiento de su imagen.

Puede ser que, cuando las cifras aumentan, la honestidad quede en un segundo plano. Que pienses que quizá no es tan importante, que no hace mal a nadie pero, en mi caso, no me gusta que aparezca mi nombre asociado a nada en lo que no crea.

#DefensorRTVEDimisión

Actualización 03/02/2015: Hemos abierto la recogida de firmas en el siguiente enlace https://www.change.org/p/radio-televisi%C3%B3n-espa%C3%B1ola-rtve-dejen-de-promocionar-pseudociencias-contra-la-salud-p%C3%BAblica para solicitar la dimisión del Defensor del Espectador, así como que no se siga promocionando pseudociencia en un espacio público como es RTVE. Gracias por las adhesiones y la difusión.

– ¿Tiene usted hora?

– Manzanas traigo.

Con este diálogo de besugos podemos resumir el intercambio que se ha mantenido en los últimos días entre el grupo de espectadores que denunciaron la continua promoción pseudocientífica en el programa “Saber Vivir” de RTVE, y el Defensor del Espectador, el señor Ángel Nodal.

#DefensorRTVEDimisión
Seguir Leyendo…

RTVE promueve la pseudociencia

La promoción de pseudoterapias y estafas varias en la televisión nacional es un hecho tan lamentable como extendido. Sin embargo, en ciertas ocasiones resulta tan flagrante y reiterativo que exige una movilización.

Esto es lo que pensaron los amigos de ¿Qué mal puede hacer? cuando, día tras días, veían como desde el programa “Saber Vivir“, integrado en Las Mañanas de La 1, la televisión pública nacional, se promovían terapias sin contrastado valor terapéutico.

qmph-sello-medio-promotor-pseudociencias-RTVE
Seguir Leyendo…

Vida y Legado de Carl Sagan como científico, profesor y escéptico

Carl Sagan

En este nuevo recuerdo de Carl Sagan, que murió hace diez años, un renombrado científico planetario y colega (y antiguo estudiante de Sagan) recuerda las inmensas contribuciones de Sagan a la investigación planetaria, la comprensión pública y el movimiento escéptico.

Carl Sagan era el científico más conocido en el pasado siglo XX, sirviéndonos como guía a los planetas durante la época dorada de la exploración del Sistema Solar. Fue un visionario y un comprometido defensor del pensamiento científico racional. Sagan murió el 20 de diciembre de 1996, cuando sólo tenía 62 años, y se le ha echado mucho de menos en la pasada década. Además de mi propio conocimiento y comprensión sobre sus contribuciones científicas y escépticas, he hecho un uso extensivo de dos excelentes biografías narrativas de William Poundstone (1999) y Keay Davidson (1999). Poundstone se centra más en la ciencia de Sagan, Davidson en su historia personal. Ninguno de los dos, sin embargo, enfatiza su papel como escéptico.
Seguir Leyendo…