Un nuevo método para estudiar el inicio del universo

Artículo publicado por Christine Pulliam el 25 de enero de 2016 en CfA

¿Cómo empezó el universo? ¿Y qué pasó después del Big Bang? Los cosmólogos se han realizado estas preguntas desde el descubrimiento de que nuestro universo se expande. Las respuestas no son fácilmente determinables. Los inicios del cosmos están ocultos a la visión de los telescopios más potentes, aunque las observaciones que realizamos hoy pueden dar pistas del origen del universo. Una nueva investigación sugiere una novedosa forma de estudiar el inicio del espacio y el tiempo para determinar cuál de las teorías propuestas es la correcta.

El escenario teórico más ampliamente aceptado para el inicio del universo es la inflación, que predice que el universo se expandió a un ritmo exponencial en la primera fracción de segundo. Sin embargo, se han sugerido una variedad de escenarios alternativos, algunos prediciendo un Big Crunch anterior al Big Bang. El truco está en encontrar medidas que puedan distinguir entre estos escenarios.

Relojes primordiales estándar

Relojes primordiales estándar Crédito: Yi Wang y Xingang Chen

Seguir Leyendo…

Desvelado el momento posterior al Big Bang

Artículo publicado el 13 de enero de 2016 en EurekAlert!

Un primer paso hacia la comprensión de los inicios del universo.

Tras el Big Bang, el universo se expandió y, al enfriarse, la materia tomó forma progresivamente. Las primeras estrellas y galaxias se formaron unos cientos de miles de años después. Mil millones de años después, se aprecia que el universo volvió a calentarse y el hidrógeno, el elemento más abundante, se ionizó de nuevo, como sucedió poco después del Big Bang. ¿Cómo fue posible esta importante transformación, conocida como reionización cósmica? Los astrónomos pensaron durante mucho tiempo que las galaxias fueron las responsables de este fenómeno. Ahora, un equipo internacional que incluye a investigadores de la Universidad de Ginebra (UNIGE) ha validado en gran medida esta hipótesis. Han descubierto, en efecto, una galaxia compacta que emite un gran número de fotones ionizantes, que son responsables de esta transformación del universo. El artículo, publicado en la revista Nature, abre una importante vía nueva para comprender los inicios del universo.

Galaxia guisante verde

Galaxia guisante verde Crédito: Ivana Orlitová, Astronomical Institute, Czech Academy of Sciences (Prague)

Seguir Leyendo…

Una segunda inflación explicaría el exceso de materia oscura

Artículo publicado el 14 de enero de 2016 en BNL News

Los físicos sugieren que un segundo periodo inflacionario en los momentos posteriores al Big Bang podría explicar la abundancia de la misteriosa materia.

La cosmología estándar – es decir, la Teoría del Big Bang con su periodo inicial de crecimiento exponencial, conocido como inflación — es el modelo científico predominante para nuestro universo, en el cual todo el espacio y el tiempo se hinchó a partir de un punto muy denso y caliente para formar una vastedad homogénea en eterna expansión. ¿Pero qué sucedería si no todo se debiera a la inflación?

Big Bang

Big Bang

Seguir Leyendo…

Antiguas estrellas contienen huellas del inicio del universo

Artículo publicado por Sarah Collins el 11 de noviembre de 2015 en Universidad de Cambridge

Los astrónomos han descubierto algunas de las estrellas más antiguas de la galaxia, cuya composición química y movimiento podría revelarnos el aspecto del universo poco después del Big Bang.

Un equipo internacional de astrónomos, dirigidos por investigadores de la Universidad de Cambridge y la Universidad Nacional Australiana, han identificado algunas de las estrellas más antiguas de nuestra galaxia, las cuales podrían contener pistas vitales sobre los inicios del universo, incluyendo una señal de cómo murieron las primeras estrellas.

Almighty Milky Way

La Vía Láctea Crédito: Pedro Ferrer

Seguir Leyendo…

Un nuevo modelo del cosmos: un universo que empieza una y otra vez

Artículo publicado por Michael D. Lemonick el 14 de septiembre de 2015 en Cosmos 

La incapacidad, hasta el momento, de encontrar ondas gravitatorias ha hecho que algunos cosmólogos se pregunten su la teoría inflacionaria del Big Bang es correcta. Michael D. Lemonick  lo explica.

En 17 de marzo de 2014, el Centro Harvard-Smithsonian para Astrofísica (CfA) dio una rueda de prensa para anunciar un “gran descubrimiento”. No era una exageración. Un equipo de astrofísicos había detectado pruebas de ondas gravitatorias procedentes de una época en la que el universo era casi indescriptiblemente joven.

Fue la confirmación más poderosa hasta el momento de la teoría de la inflación, de 30 años de antigüedad, que explica por qué el cosmos tiene el aspecto que tiene. La distribución de las galaxias, las proporciones relativas de materia común y materia oscura, la curvatura del espacio-tiempo, el hecho de que el cosmos, básicamente, tenga el mismo aspecto sin importante dónde se mire – todo esto puede comprenderse si se asume que todo el universo visible se expandió, durante el periodo de tiempo más breve, del tamaño de un protón a algo del tamaño de un pomelo a una velocidad más rápida que la de la luz, cuando apenas tenía una mil millonésima de billonésima de billonésima de segundo de antigüedad. En palabras del cosmólogo de la Universidad de California en Santa Cruz, Joel Primack: “Ninguna teoría de belleza similar ha estado equivocada”.

CMB por Planck

CMB por Planck Crédito: ESA

Seguir Leyendo…