El rover Curiosity de la NASA no detecta presencia de metano en Marte

Artículo publicado el 19 de septiembre de 2013 en JPL

Traducción realizada por José Antonio Llorente Lomikovsky

Nuevos datos recogidos por el rover Curiosity de la NASA indican que el ambiente marciano es pobre en metano. Esto es una sorpresa para los investigadores, ya que datos anteriores aportados por la comunidad científica internacional y por científicos estadounidenses indicaban determinaciones positivas.

El itinerante laboratorio ha realizado exhaustivos controles en busca de trazas de metano marciano. A pesar de que una cuestión muy debatida durante los últimos años ha sido si la atmósfera marciana contiene trazas de este gas, al ser el metano un posible indicador de la existencia de vida en el planeta, hay que tener en cuenta que también puede producirse a partir de procesos no biológicos.

Mars the Mysterious (NASA, 1997)

Marte Crédito: NASA

Seguir Leyendo…

Curiosity revela que los exploradores de Marte absorberían altas dosis de radiación

Artículo publicado el 30 de mayo de 2013 en SINC

A lo largo de su vuelo hasta Marte, el róver Curiosity fue registrando la radiación cósmica y solar que actuó sobre la nave. Los datos han permitido calcular que, con los sistemas de propulsión y protección actuales, la dosis recibida en un viaje de ida y vuelta al planeta rojo rondaría los 0,66 sievert, un dato de gran interés para las futuras misiones tripuladas al planeta rojo. Las agencias espaciales proponen que las tripulaciones no superen dosis de 1 sievert.

Durante la mayor parte de los 253 días que duró el viaje a Marte del rover Curiosity, que salió de la Tierra en noviembre de 2011, su medidor RAD –Radiation Assessment Detector– fue registrando la radiación dentro de la nave.

Curiosity

Curiosity Crédito: NASA

Seguir Leyendo…

De los siete minutos de terror a los siete meses de ciencia

Artículo publicado por Jeff Foust
 el 18 de febrero de 2013 en The Space Review

Cuando la misión del laboratorio científico de Marte de la NASA logró aterrizar con éxito el róver Curiosity en la tarde del 5 de agosto, fue aclamada como un gran éxito, tanto para la NASA como para la exploración de Marte en general. Llevar al robot de una tonelada con seguridad hasta la superficie obligó a afrontar el peligroso proceso de entrada, descenso y aterrizaje (EDL en el acrónimo inglés), que se dio a conocer, gracias a un vídeo producido por la NASA antes de la llegada, como los “siete minutos de terror”. El exitoso aterrizaje dio lustre a la reputación de la agencia y convirtió a algunos de los involucrados en el proyecto en una especie de celebridades.

Curiosity Robot Curiosity Crédito: NASA Seguir Leyendo…