Primera prueba de un proceso similar a la fotosíntesis en insectos

Artículo publicado por Kathryn Lougheed el 17 de agosto de 2012 en Nature News

Los áfidos podrían tener un rudimentario sistema de aprovechamiento de la luz solar.

Unos pigmentos que pueden recolectar la energía del Sol desempeñan un papel en el metabolismo de los pulgones del guisante.

La biología de los áfidos es extraña: pueden nacer embarazados y los machos a veces carecen de boca, provocando que mueran poco después de aparearse. Para añadir a esta larga lista de anomalías, el trabajo publicado esta semana indica que también pueden capturar la luz del Sol y usar la energía para propósitos de metabolismo.

Los áfidos son unos animales únicos por su capacidad de sintetizar un pigmento llamado carotenoide. Muchas criaturas dependen de estos pigmentos para una variedad de funciones, tales como mantener el sistema inmune y crear ciertas vitaminas, pero otros animales deben obtenerlos a través de su dieta. El entomólogo Alain Robichon del Instututo Agrobiotecnológico de Sophia en Sophia Antipolis, Francia, y sus colegas sugieren que, en los áfidos, estos pigmentos pueden absorber energía del Sol y transferirla a la maquinaria celular implicada en la producción de energía1.

pulgón en habas © by Huerta Agroecológica Comunitaria “Cantarranas”

Seguir Leyendo…

This page is wiki editable click here to edit this page.